Diario de Caza

La defensa de la caza

Iniciamos otra nueva temporada con la ilusión reverdecida como esos brotes que nacen en las rastrojeras con las primeras lluvias. ¿Cuántas temporadas llevaremos los cazadores a nuestras espaldas desde que los somos? Pues tantas como años tiene el hombre, y sin embargo, quién lo iba a decir, muchos están empeñados en desterrar de la tierra esta ocupación innata, consustancial a nuestra especie y culpable en gran parte de lo que somos.

04 oct. 2007 - 4.168 lecturas - 3 comentarios

Ya dijo acertadamente el filósofo Ortega y Gasset en el prólogo al libro Veinte años de caza mayor, del conde de Yebes —prólogo que todos deberíamos leer— que la caza «fue la primera forma de vida que ha adoptado el hombre, y esto quiere decir –entiéndase radicalmente– que el ser del hombre consistió primero en ser cazador».

Cierto que el «ser cazador» de hoy poco tiene que ver con el «ser cazador» del hombre que habitó Altamira, aunque nuestro paisano cántabro era ya exactamente como nosotros: amaba, reía, se enfadaba y creaba arte como hoy lo podría hacer cada uno de nosotros. Y por supuesto cazaba con tanta pasión y disfrute como lo puede hacer Tragacete, desde luego con armas mucho más rudimentarias, pero también con un conocimiento del campo y los animales que no podemos ni imaginar.

Hoy la caza, que algunos llaman deporte, arte o afición, pero que yo aún no sé cómo calificar, ha cambiado en todos los órdenes, pero en esencia, como el sentimiento religioso, sigue siendo la misma. Estoy seguro que si cualquiera de nosotros pudiésemos juntarnos con una cuadrilla de bosquimanos o cromañones, nos entenderíamos perfectamente.

La caza, por tanto, puede ser una remisniscencia genética —¿por qué unos sí y otros no en los mismos ambientes familiares?—, o una herencia, un patrimonio natural a la que todos, cazadores y no cazadores, le debemos nuestra propia evolución.

Sin embargo, muchos darían lo que fuese por erradicarla. Y de ahí esas campañas de desprestigio, esos programas de televisión en los que sólo se aborda para denigrarla y prostituirla porque ya está condenada de antemano.

Y ante esto, las asociaciones cinegéticas no son capaces todavía de liderar una contraofensiva, esa gran campaña de imagen que explique, con argumentos y ejemplos, los beneficios culturales, sociales, económicos y medioambientales de la caza.

Tampoco existe ese gran estudio multidisciplinar que aborde la caza desde éstos y otros puntos de vista, ese manual cargado de argumentos irrefutables con el que cerremos la boca al bocazas que, de oídas, arremeta contra la actividad cinegética y nos llame «asesinos».

Mientras esto no ocurra y mientras los cazadores no aprendamos a defendemos con la fuerza de la palabra y los argumentos, seguirán insultándonos y riéndose de nosotros en cualquier lugar, ya sea en la puerta de nuestra casa o en un debate televisivo en los que, además, siempre van a cazarmos.

 

3 comentarios

AntiSpam: Para enviar el comentario, por favor,
escribe la palabra de la coordenada C2:

  A B C D
1 conejo zorro elefante corzo
2 liebre zorzal urraca paloma
3 lobo perdiz oso rebeco
4 codorniz ciervo becada torcaz

¿Por qué debo hacer esto?

Al tener que introducir la palabra que aparece en la coordenada nos estás ayudando a evitar los post automatizados realizados por spambots —robots publicitarios que llenan los foros de mensajes no deseados—.

El funcionamiento es muy sencillo: sólo tienes que escribir en el cuadro de texto la palabra que aparece en el cruce de la columna y la fila especificadas. Para más facilidad puedes seleccionar la palabra con el puntero del ratón y arrastrarla hasta el cuadro de texto.

Los usuarios registrados de Club de Caza no necesitan dar este paso.

10 oct. 2007 10:08
Mª Carmen
Hola,
soy una gran defensora de los animales, pero no por ello veo bien en ningún caso a la gente extremista que tratan a los cazadores de "asesinos". Pero no podrán negar que hay cazadores y "cazadores", estos últimos personas sin escrúpulos que van arremetiendo contra todo lo que ven y disparan a lo primero que se mueve en el campo. Mi padre era cazador, y con él aprendí el respeto por la naturaleza, pues él me enseñaba cuándo se podía o no disparar sobre un animal, explicándome cosas que por ser pequeña no entendía, pero que ahora las tengo bien grabadas en la memoria. Por eso no me gusta que se generalice y se hable de la caza sin apenas un poco de conocimiento. Pero aquél que ame la caza de verdad es el primero que tiene que luchar contra todos esos "colegas" de afición, que sólo salen al campo a exterminar.
Y me gustaría ver más a menudo protestas de los buenos cazadores sobre el trato que dan a sus perros aquellos que parece que los buenos sentimientos de tan escondidos, no los tienen. Porque, ¿que opinión os merecen algunos galgueros? La forma en que los crían, hacinados en zulos, atados con cadenas al suelo, comiendo sólo pan y agua,¿para qué? ¿para cuando ya no les sirven darles la muerte que les dan? Ahorcados, quemados vivos, tirados a pozos....en fin, las más horribles de las muertes las encuentran estos pobres animales, a manos de esos a los que sí considero verdaderos asesinos por cometer actos tan crueles.
Así que ante hechos de este tipo es lógico que la gente ni se moleste en informarse sobre los beneficios de la caza, porque rápidamente lo que hacen es protestar ante todos aquellos que salen al campo con una escopeta.
A mí personalmente me gustaría ver a más cazadores defendiendo lo vuestro, el buen cuidado del medio ambiente, el justo y respetuoso trato con vuestros perros y, en definitiva, que salga a la luz que también los cazadores aman la naturaleza.
Un saludo
23 oct. 2010 22:14
juanguitar
juanguitar  
hola soy juan de ARGENTINA,quiero decirles que aqui en mi pais pasa lo mismo y coincido plenamente con carmen,yo soy cazador y amo a los animales,eso es algo que mucha gente no comprende,pero creo que le damos letra a los anticaza (muchos pseudos ecologistas)cuando mostramos fotos de una camioneta con 2000 o mas palomas,cuando subimos videos a internet de algunas cacerias crueles que realizan algunos que de cazadores tienen muy poco,aqui en mi pais sufrimos los atropellos constantes de extranjeros que traen dolares o euros y hacen verdaderas y penosas matanzas de palomas patos y hasta especies protegidas,estan imagenes le dan mucho poder a los anticaza,creo que los verdaderos cazadores tenemos muchos argumentos valederos para defender nuestra actividad,pero debemos ser los primeros en cuidar respetar y hacer conocer los verdaderos valores de la caza.
14 ene. 2011 03:53
jajaja
Soy cazador y estoy totalmente convencido de que las restriccines a que nos someten provienen de nuestra desunión, el legislador encuentra fisuras, críticas, envidias, rivalidad e intransigencia entre los propios cazadores lo que nos lleva a la autodestrucción legal...
es muy dificil convencer al cazador de que la caza es muy diversa y toda es respetable...
Todos quieren que prohiban cazar a su vecino , !ojo¡ a mí no porque yo soy el más ético porque aprendí de mi padre,
y no nos paramos areflexionar que quiza nuestro padre no es perfecto o que nació hace muchos años.
Dejen de criticar modalidades de caza desconocidas...
Tolerancia más que nunca!!!!!!!!!
José Ignacio Ñudi José Ignacio Ñudi es cazador y periodista.

Conversaciones Activas

RSS