Diario de Caza

Fuego en Castilla y León contra el topillo

Lo de la plaga de topillos en Castilla y León viene siendo noticia diaria desde hace meses. Comenzó la guerra al topillo a base de clorofacinona y puso a un buen consejero, que se equivocó, en el juzgado y el paro. Si hubiera metido el grano en cebadores y tubos, sin acceso para otra fauna, no habría tenido tantos problemas.

09 ago. 2007 - 4.727 lecturas - 4 comentarios

Pero el tubo-cebadero no lo quieren los agricultores, porque da mucho trabajo colocarlo. Ahora el fuego exterminador va a ser la herramienta, con autorización de la nueva consejera. Su manejo por el hombre primitivo cambió a las sociedades humanas que mantienen el culto de este elemento depurador que ahuyenta brujas y purifica los espíritus. Siempre ha tenido el fuego ese carácter y ha sido la herramienta utilizada por el hombre primitivo para la agricultura de rozas en África y Australia, para obtener los tercios de tierra de labor de manera rápida y con poco esfuerzo.

En esto de quemas forestales autorizadas solamente hay antecedentes en la Mesta, creada a finales del siglo XIII, precisamente por Alfonso X el Sabio, tan drástico con los fuegos. La Mesta fue responsable de la eliminación arbórea de Torozos, entre otros montes, para convertir el espacio forestal en zona ganadera de pastos y las vegas en herrenales y prados de guadaña. Ahora la consejera de agricultura de mi tierra autoriza a quemar los rastrojos en agosto. Es cierto que nadie sabe qué hacer con la plaga de topillos que llegan ahora a viñas sagradas de denominación de origen y la barbarie de la quema es pedida a gritos por los agricultores y avalada por algún Académico de la ingeniería de montes. A todo esto, los sindicatos agrarios, con la tractorada en bandolera, piden quema porque saben que es el método más rápido para hacer la labor de recogida de paja sobrante y, sobre todo, piden subvención por los daños de la plaga, que sin duda son cuantiosos. Ya les han ofrecido diez millones de euros. Creo que hacen muy bien en pedirlo, igual que los que nos quejamos de pagar tanto impuesto, porque siempre las subvenciones que da la administración —algunas veces muy justificadas— salen de los tributos de los ciudadanos. Algunos de los que tributamos para subvencionar daños por los topillos somos de un gremio maldito que, en caso de que la plaga fuera de conejos, no sólo no nos darían ninguna subvención, sino que nos hacen pagar, también, a ese mismo agricultor, los daños como cazadores.

Ha servido de animador para agricultores, sindicatos agrarios y consejería, que el fuego purificador que se avecina esté bendecido por un académico, Dr. Ingeniero de Montes, Fernando Franco Jubete, catedrático en la Escuela de Ingenierías Técnicas Agrarias, que tiene un amplio historial docente, de investigador y científico. Este señor ha escrito y dado la solución en un artículo: SÓLO LOS AGRICULTORES PUEDEN ACABAR CON LA PLAGA DE TOPILLOS, publicado en la web del Colegio: www.coiaclc.es.

Leído esto tan ortodoxo de un catedrático intelectual no extraña lo que piden ciertos agricultores —en este órdago tan irracional a alguno sólo le falta pedir Napal—, pero la mayoría, más sensatos, entienden que quemar no arregla la plaga, aunque alivie tareas, y lo de arar, recomendado por la señora consejera, prefieren hacerlo en su momento cuando haya tempero y no con el campo como una piedra por mucho que lo digan en el BOCYL o lo recomiende este ingeniero tan sensato. Además, la cebada que se tenían que comer los topillos ya se la han comido. Y el agricultor ya ha llenado la panera como pocos años porque el campo ha dado mucha. Creo que este eminente ingeniero de montes sabrá, con más autoridad que el que suscribe, que durante un incendio la temperatura de la superficie puede llegar fácilmente a los 200 ºC, y la penetración de calor alcanza 10 cm donde desaparece la micro fauna que propicia los procesos de aireado del terreno y la creación de bacterias que provoca la germinación. También se modifica la acidez con subida del pH. y, además, se requiere una aportación adicional de nitrógeno para equilibrar al carbono, por lo que hay que abonar más la tierra. El aumento del azufre implica medidas correctoras. La eliminación de lagartos, liebres o endrinos, que no han tenido un ingeniero de montes avalador, tiene peor corrección. Con lo que no acabarán las quemas es con los topillos, que incluso agradecerían la calefacción a 20 cm de profundidad de la hura.

A todos estos sabios de los montes que piden volver a la técnica de las rozas, usada por el hombre primitivo para abrir campo hace cinco mil años, dan ganas de ponerlos precisamente en manos de Alfonso X, El Sabio. «Mando que ninguno ponga fuego para quemar los montes y a los que hallaren haciendo que los echen dentro y si no los pueden haber, que les tomen cuanto hallen». Alfonso X (al Concejo de Ledesma).

La quema de rastrojos es responsable —como nos recuerdan diariamente por la TV— de uno de cada tres incendios forestales y era desconocida en los últimos siglos hasta la llegada de la cosechadora. La prohibición reciente de quemar rastrojos ha venido de la mano de la CEE (1). Las nuevas normas de las ayudas de la PAC, conocidas por el procedimiento de pago único, pagan más subvenciones —porque el fuego abarata muchas labores—, pero prohíben desde el año anterior quemar rastrojos. Ahora se saltan la norma con la autorización de la consejera. Aquí en Castilla y León se ha regulado por la Orden AYG/1642/2005, de 5 de diciembre de 2005 y normas concordantes.

No crean que tenga algo a favor de los topillos. Personalmente me producen rechazo total. Además, las plagas de presas de este tipo son nefastas para el resto de la fauna. Los predadores, que están que revientan de topos, parirán al año que viene repitiendo patrones, recordando lo que la naturaleza les presentó este año. Los topillos se acabarán muriendo todos, como marcan los ciclos biológicos, pero el exceso de zorros, cigüeñas, rapaces y resto de predadores comerán de donde puedan, y será terrible el acoso para todas las especies faunísticas que lleguen a la próxima primavera. Qué también las pille Dios a ellas confesadas porque, además, ante la permisividad pasiva de la administración se está vendiendo en la región y echando al campo clorofacinona, bromadifacum (altamente tóxico) y bromadiolona a espuertas. Hoy ya están sin stock de esos productos los vendedores de fitosanitarios de esta comunidad.


(1). Reglamento CE Nº 1782/2003 del Consejo de 29 de septiembre de 2003.

 

4 comentarios

AntiSpam: Para enviar el comentario, por favor,
escribe la palabra de la coordenada B2:

  A B C D
1 codorniz zorro conejo liebre
2 ciervo rebeco oso corzo
3 becada perdiz elefante urraca
4 torcaz paloma lobo zorzal

¿Por qué debo hacer esto?

Al tener que introducir la palabra que aparece en la coordenada nos estás ayudando a evitar los post automatizados realizados por spambots —robots publicitarios que llenan los foros de mensajes no deseados—.

El funcionamiento es muy sencillo: sólo tienes que escribir en el cuadro de texto la palabra que aparece en el cruce de la columna y la fila especificadas. Para más facilidad puedes seleccionar la palabra con el puntero del ratón y arrastrarla hasta el cuadro de texto.

Los usuarios registrados de Club de Caza no necesitan dar este paso.

10 ago. 2007 15:38
lork
si el que lo avala es este señor, no me extraña nada la nefasta decisión de la junta, yo le he sufrido como profesor y ya no me asombro por nada.
17 ago. 2007 09:51
Javier
Saludos. He visitado personalmente zonas muy afectadas por la plaga (Zamora), pudiendo observar (tengo fotografías que lo ilustran) que el 90 por ciento del grano envenenado es arrojado por estos pequeños roedores al exterior de los tubos de protección, quedando al alcance de cualquier otra especie, como por ejemplo de un bando de perdices que levanté en el viñedo donde hice las fotos. El paisaje es desolador. abundancia de cigüeñas y otras rapaces que deboran los topillos muertos después de ingerir el veneno, y desesperación de los agricultores que ven sus cosechas seriamente perjudicadas a largo plazo, pues los daños que produce el topo, mordisqueando la corteza de los tallos jóvenes de las viñas, tendrán serias consecuencias sobre las cosechas de años venideros... Una gestión vergonzosa, imposible de digerir, más aun viéndola en el propio escenario. No doy un duro por ese estupendo bando de perdices.
La quema de rastrojos, ahora que los topillos se han trasladado a los cultivos de regadío como la patata, la remolacha y el girasol (cosechas muy afectadas también)es completamente estéril. En las tierras segadas ya no queda ni uno porque no hay alimento. Detestable.
07 mar. 2008 20:33
ANGLOMOIS

¿ALGUNA VEZ HAS HECHO UN INVENTO QUE FAVORECERIA LA ECOLOGIA?
ENTONCES ESTA ES TU PAGINA PARA PUBLICARLO, CONTACTA: tatre@tatre.net
Publicar un nuevo mensaje



topillos plaga:
resulta que en españa hay una plaga de topos y lo que es peor topillos traidos de un entormo ecologico de 2000 kilometros de distancia concretamente de alemania.
los agricultores españoles engañados por los laboratorios quimicos no han hecho mas que enpeorar las cosas usando venenos que matan depredadores de los topillos como las culebras.
y tambien dañan el terreno pues matan las lombrices de tierra y otros insectos necesarios para impedir la desertizacion y la esterilidad de la tierra;
SOLUCION:
Hemos olvidado lamentablemente los trucos de nuestros abuelos; En este caso nuestros abuelos decian "que hay dos cardos llamados de los topos" porque los espanta y los envenena, si los plantas alrrededor de una tierra a una distancia no superior a un metro, ni los topos ni ningun roedor subterraneo pasara la barrera al interior del cercado que sera cada media fanega como muy mucho. la especie principal de esta planta es: la datura stramoniun, o estramonio, recordando que hay que lavarse las manos pues, es altamente venenosa, en especial la raiz y la flor por ingestion y su olor es muy desagradable al filtrarse en la piel con el sudor;
otra planta que se puede utilizar como repelente de roedores es: ruta graveolens, o ruda altamente efectivo sobre todo en ratones, las embarazadas deben tener precaucion con esta planta.
09 mar. 2008 01:58
Joseme
Otra vez que me veo en la necesidad de corregirle. Ya o hice anteriormente en su último artículo, al hacerle notar un anacronismo que cometió en el mismo, ¿se acuerda?. Espero que no se convierta en costumbre ni hábito, sería una pesadez. Y es que el autor técnico que cita aquí como ingeniero de montes, para nada lo es sino que sí es ingeniero agrónomo. Parientes, puede, pero cada uno calza número distinto, se lo aseguro de buena fe. He llegado a descubrirlo después de indagarlo (ha resultado muy fácil) movido por mi extrañeza de que un ingeniero de montes anduviera promoviendo la "quema de rastrojos", cuando desde siempre les duele la boca de clamar en contra de esta ancestral tradición del campo español tan dañina para todos y todo (y no sólo para el monte), sobre todo si se realiza sobre suelos más bien ácidos como es el caso.
José Luis Garrido José Luis Garrido ha ocupado destacados puestos en la estructura federativa.

Conversaciones Activas

RSS