Diario de Caza

Veneno institucional

Decía el mes pasado en una sección habitual donde escribo en FEDERCAZA que había un protocolo automático mediante el cual el Servicio Territorial de cada provincia de Castilla y León trasladaba al Ministerio Fiscal la existencia de envenenamiento y de los posibles indicios de responsabilidad penal del titular del coto donde apareciera un animal envenenado.

30 abr. 2007 - 3.479 lecturas - 5 comentarios

Una veintena de casos en mi provincia vallisoletana se había ajustado exactamente a ello y otros tantos titulares de cotos habían tenido que presentarse ante el juez, como imputados. Recientemente en Burgos, cinco cotos situados alrededor de uno donde han aparecido cebos envenenados, porque algún bestia no se desasna del todo, han sido cerrados dos años «para que las especies predadoras se puedan recuperar», según resuelve el director general de medio ambiente.

Perdonen, pero no era exacta mi referencia en lo del protocolo automático, como vuelvo a aclarar en aquella revista. La Consejería de Medio Ambiente sólo actúa con ese protocolo cuando sospecha que fue mano cazadora quien echó la ponzoña. Si la mano airada es otra, el asunto se echa a humo de pajas, como podrán leer.

Una plaga de topillos, semejante a la que invadió estas tierras en 1987 y 1997, asola los campos de pan llevar. Nuestros agricultores que están totalmente en el límite ven tambalear un año más la cosecha y reclaman a la Consejería de Agricultura medidas y soluciones, porque las plagas son situaciones anormales de la naturaleza que no amparan los seguros agrarios. Yo entiendo la desesperación del agricultor porque cifran las pérdidas por la plaga en treinta millones de euros y han pedido indemnizaciones ya que la propia Junta ha considerado oficialmente la eclosión de topillos como plaga sobre unas veinte mil Has de Tierra de Campos.

Lo que no entiendo es que el Consejero de Agricultura —que ya no recuerda que en 1987 y1997 se nos murieron liebres a manta por la clorofacinona— saque de nuevo un protocolo y pida a los del agro, ¡guerra santa al topillo! a base de cebada impregnada en aquel veneno que subvenciona la propia Consejería. La distribución en campo del rodenticida debe hacerse con precauciones medioambientales pero, ante la proliferación masiva de roedores, bien porque el topillo destapa el grano o porque el agricultor asustado haya podido distribuir el grano a boleo —que era un método histórico para sembrar y abonar—, el caso es que el veneno quedó al aire, expuesto para toda la fauna. En Herrín de Campos, según decía ayer el presidente de la junta agropecuaria en un periódico vallisoletano, «el reparto de veneno no ha sido equitativo pues sólo han aplicado en su pueblo seis toneladas (6.000 Kg), cuando era uno de los principales focos».

Liebres y conejos —para los que el producto es muy llamativo—, palomas, perdices y demás aves, incluidas las protegidas, se han puesto ciegas de cebada en un momento en que en el campo ya no quedaba un sólo grano desde febrero en que se sembró el cereal de ciclo corto. Como consecuencia, han aparecido cientos de palomas muertas, (solamente en un palomar de Autillo de Campos- Palencia, 118), emponzoñadas por este veneno, algunas con dosis entre nueve y veintisiete veces superiores a la letal, según hemos podido contrastar. Y no aparecen más liebres porque ya estaban muy escasas por la Tularemia, ni perdices porque desde hace años están medio ausentes. Nos figuramos que estas últimas, en su escasez, morirán ignoradas en medio del campo para satisfacción de zorros, córvidos y rapaces y para que podamos certificar ya, su ausencia definitiva. La Junta de Castilla y León, dice la prensa de ayer de Valladolid, que no descarta repartir más veneno contra los topillos.

En esta comarca de Tierra de Campos habían puesto en marcha desde hace unos diez años una industria especial: la del palomino. En Cuenca de Campos y Manganeses hay dos mataderos industriales donde se sacrifican 55.000 palominos anuales en cada uno. Además, se había creado una cultura gastronómica alrededor del palomo volandero, que es una delicia. En la mayoría de los pueblos de la comarca han nacido restaurantes especializados en palominos estofados y el turismo rural, en esta parte deprimida de Castilla y León, ya no requería ir a las cabeceras de comarca para comer suculentamente a base del producto estrella de la tierra. La recuperación de los derrumbados palomares está subvencionado por la Junta y daba gusto verlos encalados o embarrados, con el bando revoloteando. Pues se ha fastidiado una actividad importante ya que los servicios sanitarios de la propia Junta de Castilla y León, piden que no se consuman palomas en la zona.

No es ésta la única que nos hacen; el año pasado en Castilla y León las organizaciones agrarias solicitaron del Consejero de Agricultura que permitiera dulcificar las normas y recortar 15 días el calendario pudiendo cosechar a partir del 25 de junio a los acogidos al sistema de extensificación de Pago Único de la PAC —que subvenciona con primas especiales pero obliga, entre otras medidas, a recolectar a partir del 10 de julio y a no empacar de noche—. En esta región no se respetó por los agricultores acogidos a la subvención especial ni esas, ni otras exigencias de la normativa y nadie tomó medidas.

La Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, tan certera y dispuesta a cerrar cotos y llevar al juzgado a sus titulares cuando aparece veneno, da la impresión de que no se atreve con su homóloga de Agricultura. No sé si porque «entre bomberos…» ya se sabe, o es que el factor agrícola tiene demasiada densidad social para moverle a vuela pluma. El caso es que en esta comunidad de Castilla y León el medio ambiente está supeditado y sumiso ante la agricultura y cuando hablan los sindicatos agrarios, la Administración medioambiental se acongoja. Los cazadores no contamos en esta batalla, ni tampoco ante estos administradores, creo que porque tenemos alergia al juzgado. Y deberíamos curárnosla, sobre todo, para que nos tomen en serio.

 

5 comentarios

AntiSpam: Para enviar el comentario, por favor,
escribe la palabra de la coordenada C4:

  A B C D
1 conejo torcaz zorro paloma
2 ciervo elefante liebre zorzal
3 oso urraca lobo codorniz
4 corzo rebeco perdiz becada

¿Por qué debo hacer esto?

Al tener que introducir la palabra que aparece en la coordenada nos estás ayudando a evitar los post automatizados realizados por spambots —robots publicitarios que llenan los foros de mensajes no deseados—.

El funcionamiento es muy sencillo: sólo tienes que escribir en el cuadro de texto la palabra que aparece en el cruce de la columna y la fila especificadas. Para más facilidad puedes seleccionar la palabra con el puntero del ratón y arrastrarla hasta el cuadro de texto.

Los usuarios registrados de Club de Caza no necesitan dar este paso.

30 abr. 2007 14:07
+3
Joaquín
Cuanta indefensión!
La imposición de penas, cierres de cotos (con el correspondiente agravio económico y moral) y sanciones económicas para este tipo de casos, debería tener una mención y criterios de Ley especiales.
Valga el caso del vecino del coto que por discrepancias varias vierta productos toxicos en terrenos o dejar animales muertos previamente envenenados junto a caminos, que no son de su propiedad, perfectamente a la vista para que todo el mundo pueda verlo, y automáticamente "problemazo". ¿qué se puede hacer?
01 may. 2007 11:40
joheso
Siempre nos estamos metiendo con el P.S.O.E. porque decimos que no apoya la caza, pero en Casilla y León gobierna el P.P. y ya vemos, atrocidad tras atrocidad. Los agricultores y sus sindiatos parecen ser siempre los niños mimados de la película. ¿Hasta cuando va a durar esta situación? Unamos nuestras fuerzas, somos muchos, federémonos todos y a luchar desde la federación de caza. Fuera politiqueos y de momento pidamos la destitución del Conejero de Agricultura y ganadería de la Junta. Saludos. José Herrero Soria
01 may. 2007 19:35
Joaquim
José Luis ,tal y como nos tiene acostumbrados, con el talante de su pluma.Y mucha razón como dice mi tocayo Joaquin,indefensos ante una administración que no apoya ni tiene en cuenta los valores de la caza.Parece mentira que a estas alturas, con la cantidad de Técnicos de que dispone,con el dineral que se gastan en estudios (lince,aguila perdicera,lobo, buitre leonado,ect.) no estudien el alcance de la medida. Suena como a la desesperada, sin conexión ni comunicación entre ministrerios.
Un saludo José Luis.Joaquim Vidal Roig
02 may. 2007 12:55
LOLO
Tenemos unas palomas la mar de listas, sobre todo las 118 ya que ellas solitas han buscado y comido el veneno de mas de 2000 hectareas, y alguna que es una tragona a comido 50 kilos, sigamos asi y metamonos todos para matar a la gallina de los huevos de oro
18 jul. 2007 00:05
ROBERTO
Con casi todo lo dicho estoy de acuerso e nos lo relacionado con la política siempre hay alguien ....
Porque no nos sentamos todos y planteamos soluciones. No debemos olvidar que los animales del campo comen de los que los labradores siembran o de sus graneros.
Soy cazador e hijo de agriculator y desde los dos lados hay que poner soluciones.
saludos
Roebrto
José Luis Garrido José Luis Garrido ha ocupado destacados puestos en la estructura federativa.

Conversaciones Activas

RSS