Diario de Caza

De nosotros depende

Desde que cazo, y ya han pasado algunas décadas, pues bastantes años antes de cazar con escopeta ya lo hacía acompañando a mi padre, he vivido temporadas de caza menor mejores y peores y también he visto cómo todas las especies de caza menor han ido disminuyendo con el paso del tiempo. Sin embargo, he de reconocer que nunca antes me había sentido tan preocupado por el futuro de perdices, conejos y liebres, los tres pilares sobre los que se sustenta la caza menor española, como durante la temporada que acaba de cerrarse.

06 feb. 2014 - 2.594 lecturas - 7 comentarios

Y es que la 2013-2014, que antes de iniciarse parecía que iba a ser excelente, ha sido en general decepcionante y me ha hecho recordar más que ninguna otra que las poblaciones de caza menor disminuyen alarmantemente. Unos cazadores piensan que la precaria situación por la que pasan las especies se debe a que hay demasiados predadores; otros culpan de la situación a los pesticidas y al laboreo agrícola o al exceso de presión cinegética.

Yo no creo que exista una sola causa, sino que todas las mencionadas en conjunto, así como la torpeza (desidia, falta de profesionalidad…) de la Administración y seguro que otras causas más que se escapan a mi ignorancia, están debilitando poco a poco a todas las especies menores, si bien cada día estoy más convencido de que los pesticidas agrícolas tienen mucho que ver en el problema.

En el artículo de Jaime Valladolid, que publicamos en el número de febrero de Trofeo y que trata sobre la importante labor que realiza la Unidad Canina de Detección de Venenos de Castilla-La Mancha, podrán leer que uno de los productos más usuales que utilizan los delincuentes del medio ambiente para envenenar en los cotos, porque es fácil de conseguir, es el Temik: nombre comercial de un fitosanitario cuyo producto activo es el Aldicarb (que se encuentra también en otros pesticidas) que lleva unos ¡25 años! comercializándose como desinfectante de suelos en horticultura y otros cultivos, entre ellos la vid. Increíble, así nos va de bien.

Como al conejo, que además del veneno «legal» y de los predadores sufre el azote de una nueva cepa de la neumonía, conocida con el nombre de variante francesa, que está volviendo a reducir a la mínima expresión sus poblaciones y que es la causante de que esta temporada no lo hayamos visto muchos en nuestros cotos.

También publicamos un extenso reportaje sobre su origen y cómo minimizar sus efectos, algo que me temo no va ser muy fácil en muchas zonas de Castilla y León. En esta comunidad ha reaparecido la plaga de topillos y con ella la «sutil» forma de combatirla a base de ingentes cantidades de veneno, pegándole fuego a los campos hasta arrasarlos y destrozándolos con maquinaria pesada. Seguramente no se podrá combatir de otro modo, que en este tema no entro, pero está claro que en Castilla y León es donde conejos, perdices y liebres lo van a pasar peor y que contra las prácticas agrícolas agresivas el cazador no puede luchar, ni al parecer tampoco Medio Ambiente.

Lo que sí podemos hacer los cazadores interesados en seguir cazando especies salvajes es tomar buena nota del estado en que han quedado las poblaciones de perdices, conejos y liebres en nuestros cotos y, más que cuidarlas, mimarlas antes de que comience y durante la próxima temporada. Sembrarles comida, procurar que no les falte el agua y cazarlas lo justo o incluso no hacerlo.


Publicado en el número de febrero de Trofeo

 

7 comentarios

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

07 feb. 2014 11:50
Fuente Andrino  
Ya era hora de que se dijera la verdad lisa y llana sobre la temporada en lo que a perdices se refiere.
Habrán criado bien, no lo dudo, pero al desvedarlas brillaron por su ausencia. Hubo, eso sí, excepciones que confirmaron la regla. Pero dada la burda apología de su gran cría se cazaron más de las debidas con el respaldo de la mala o interesada información, no lo sé.
Mal se puede arreglar un problema si no se comienza reconociendo que lo es.
Mi enhorabuena por ponerte al lado de los cazadores de a pie. SOS PERDIZ ROJA y todos quienes estamos con su presidente te lo agradecemos de corazón.

Miguel Ángel Romero Ruíz
10 feb. 2014 08:27
Quenoveo
Los pocos que trabajaban por la caza menor, su interés, casi de la mayoría, era económico y ya sabemos todos como es la economía, que puñetas hacen perdiendo tiempo en el campo si no obtiene ningún beneficio ! esto es lo poco que sustentaba la caza menor, pues lo demás, administraciones, agricultura ya tenemos claro lo que somos el mundo de la caza, para los primeros solo es recaudatorio y para el segundo somos un estorbo.
He bajado este año a Albacete y la cosa esta muy muerta, tanto en ofertas de caza, como en hostelería y hablo de Albacete.
Saludos.
10 feb. 2014 19:13
Luisito
Luisito   «La caza sin esfuerzo y sacrificio... nunca será caza.»
Nos seguimos engañando, y no entiendo porqué.. Hoy día la caza menor es un estorbo y en ocasiones como el conejo, además de estorbar a poco que levante cabeza es perseguido con intenciones de extinguirlo... Si el fururo de la caza es que los cazadores la mimemos y no cacemos.. Mal futuro es ese, en unos animales con una producción de crias importantes...
Lo de la perdiz, es nauseabundo y si nos quitásemos todos las caretas, y no se contase la granja, la perdiz nos asombraría por estar extinta en muchos parajes y en otros en real peligro de extinción.
Pero bueno podemos seguir con el cuento chino de el año que viene cazar solo una o si hace falta ninguna... Perdonarme pero comigo no conteis. La perdiz con este modelo agrario no tiene sitio y ni está ni se la espera.. Ni más ni menos
10 feb. 2014 20:42
rifle
LAMENTABLEMENTE YA NO DEPENDE DE NOSOTROS...

Es vergonzosa, lamentable, deprimente la situación en la que se encuentran las poblaciones de caza menor en nuestro país y lo peor todavía esta por llegar.
Ya no depende del sufrido colectivo de cazadores, que año trás año realiza un esfuerzo extra para mimar las escasas poblaciones. Un colectivo que, por voluntad propia, sufre en sus carnes recortes, cupos, limitaciones, aporta trabajo, esfuerzo y dinero y lo único que percibe es "cada día menos caza". Aquí o cada palo aguanta su vela o a esto le quedan dos telediarios o menos.
Los CULPABLES tienen nombre y apellidos y todos sabemos quienes son. Una ADMINISTRACIÓN pasota y despreocupada, unas REPRESENTANTES comprados por el poder, un HÁBITAT hostíl, una PREDACIÓN inasumible y unos INTERESES ECONÓMICOS galopantes que se saltan cualquier principio básico a cambio de sus beneficios. Señores ASÍ ES IMPOSIBLE...No les parece?

27 feb. 2014 19:21
joseli
Ha caido en mis manos un librito, el nº 34, publicado por "editorialSol90, S.L. de Barcelona de 2006 y que el diario EL PAIS lo entregaba junto con el periodico en la colección "mis animales favoritos"
Se trata de EL JABALI
No dice quien es el autor, mejor, pero sabiendo que esta patrocinado por ese periodico ya dice bastante quienes son.
La página 24 dice: Enemigos ¡cuidado con los cazadores!.... el principal enemigo del jabalí adulto es el cazador.....y que pocas veces sobrevive a una batida de caza.
La página 30 dice: ....el jabalí no goza de buena prensa, excepto entre los cazadores, pero con la condición de ser jabali muerto.....fuera de sus méritos como trofeo de caza.......
En la tapa posterior dice: Lástima que sea presa de los cazadores.
Pues bien, ante estos energúmenos, dignos de un premio Cervantes o Principe de Asturias a la discordia y a la insolidaridad, solo me cabe decirles que:
Gracias a los CAZADORES, viven numerosas familias y otras optienen unas ayudas suplementarias a sus maltrechas economías.
Que gracias a los CAZADORES existen fábricas de armas y complementos de todo tipo, que dan trabajo a muchas mas familias.
Que gracias a los CAZADORES, estamos fomentando las razas de perros autóctonos de España.
Que gracias a los CAZADORES, las fábricas de coches, talleres y estaciones de servicio, dan de comer a numerosas familias, es decir, que gracias a los CAZADORES el mundo vive.
Que gracias a los CAZADORES estamos manteniendo a un montón incalculable de funcionarios y administraciones con lo que pagamos de licencias, impuestos, sorteos, etc...
Por todo ello y dentro mi pequeño círculo, declaro mi animadversión a esta editorial y que espero que de una vez por todas, estemos unidos para defendernos de estos indocumentados que oscurecen el deporte de la caza.
Un saludo

27 feb. 2014 19:24
joseli
Se acercan las elecciones a Europa, ¿ no somos capaces de hacer algo positivo ?
28 feb. 2014 09:59
Parinueces
Joseli,
Todo lo que dices en tu primer correo es así. Y estará bien que así sea, no digo que no. Y seguro que podrían alegarse mil y un argumentos más en defensa de la actividad.
Pero según mi forma de ver las cosas nada de eso tiene que ver con la justificación de la caza. La caza se justifica por que sí.
Porque era el destino natural del hombre; y punto (que diría Fuente Andrino)
Luego cada uno que elija de entre todas las contradicciones propias de la condición humana, que si vegetariano, que si anti caza, que si bla bla bla.
Yo creo que es bueno que cada uno se engañe por su ojo.
A fin de cuentas, visto como se le pone el ojo a la yegua, lo de menos es que la gente de El País no sepa ni porque lado le da el aire (en asuntos de caza, campo y conservación quiero decir).
Si quieren vender periódicos sólo tienen que convertir en “héroe mediático” a Marcos Pedregal (que además pega muy bien en las fotos). Se iba a liar minina.
Juan Francisco París Juan Francisco París es director de la revista Trofeo

Conversaciones Activas

RSS