Diario de caza

02 ene. 2013 19:41

10 comentarios
3.849 lecturas

¡Reflexionemos, por favor!

Joaquim Vidal

Hola amigos lectores del Club. No he dejado de leer ningún día esta página aunque no he intervenido en ningún foro ni tampoco he dejado mi huella en este blog, y no ha sido por falta de ganas.

Hoy por fin me decido y, cómo no, aprovecho para felicitar a todos los usuarios del Club estas fiestas. Animado por mi querido amigo Kodiak, que me susurra… «Joaquim, escribe lo que quieras, enseña lo que sabes y escribe para los que te lean».

Bueno pues dado que no concilio el sueño esta mañana del día 28 de diciembre —por un tema de hospital con mi padre de 91 años, cazador el hombre como su padre y su abuelo— voy a comentar algunos temas en los que no ha cambiado nada a mejor.

Edu me pasa una foto de esas típicas de móvil con un chaval y una percha con 150 zorzales. Raúl, un chico de Tarragona con 21 años novel cazador desde hace dos (él bajó 118) y su compañero abatieron esos Turdus philomelos en un coto de Lérida.

¿Es necesaria tal matanza? ¿Todo eso se va a comer? ¿Lo va a vender, regalar o echar al contenedor? ¿Es que no lo para nadie? Y a su edad, cuando solo cace cuatro o cinco zorzales, ¿qué va a hacer, ir al bar a ponerse ciego de cubatas? Nadie va a poner remedio a esta situación en un momento en el que sobre el zorzal se escribe tanto y realmente preocupa su estatus. Les comentaré que en un pueblecito —mi pueblo— de Castellón hace unos cuantos años, un día 15 de noviembre, calculo que se abatieron —a tiros— 40.000 tordos. Elías, un chaval de 18 años —yo lo llevaba de secretario cuando no tenía aún escopeta— mató él solo 250 y, con otros cuatro cazadores, pasaron de 1.000 capturas.

El coto contaba con 400 escopetas con permiso, más deslindes, más furtivos, más amiguitos medio escondidos entre lentiscos y jaras, en fin; para mí, que soy del pueblo… para llorar. Yo, que iba a zorzales, con 8 o 12 tenía suficientes para saborearlos a la brasa, con aceite ajo y perejil. Claro, el Ayuntamiento sacaba siete millones de pesetas, para arreglar caminos decían… Ahora no hay ni perdices, ni liebres, ni conejos, se llevan las aceitunas, las piedras de los márgenes, la leña… ¡y no hay tordos! Estuve antes de Navidad para saludar a la familia y ni disparé el arma. Sí, ya sé que es un ave migratoria y ya se sabe de sus movimientos, de que varía sus querencias, pero insisto, nos hemos PASAO.

En el Consejo de Caza de Catalunya se propone un cupo de captura de 20 zorzales por cazador/día. La Comunidad Valenciana tiene ya un cupo de 15. De qué sirve si en Toledo, Guadalajara, Baleares o Córdoba pueden hinchar la percha hasta agotar los tiros, me imagino. Según se desprende del I FORO INTERNACIONALES SOBRE CAZA SOSTENIBLE DE AVES MIGRATORIAS (Sevilla 2004), la caza de migratorias tiene que estar sujeta a cupos de captura de forma global. Localmente no sirve para proteger a la especie. Desde mi punto de vista de protector de la caza, prohibiría totalmente el comercio/negocio con la caza de aves migratorias con cierto riesgo, según su estado de conservación. Hoy día todas las especies animales tienen un estudio serio y científico de su estatus. La Administración y los cazadores tenemos la obligación de escuchar las recomendaciones de estas instancias científicas.

Voy a comprar una caja de cartuchos de 6ª para buscar esas perdices de sierra en diciembre; claro, que con cuatro o cinco tiros tengo suficiente; sé que con un poco de suerte tendré una o dos oportunidades de tiro. A los cazadores nos gusta comprar cartuchos, aunque tengamos, yo soy de los que acumula cada año más tiros sin usar que luego los obsequio a los compañeros. Bueno, pues todo un señor armero él (vendedor) saca foto el móvil… venga —dos perdices, un conejo y cinco becadas—. Digo ¡caray! Qué buena percha. ¿Y eso entre cuantos? Yo solo, me invitaron el domingo a un coto. Digo, pero si en Catalunya solo podemos cazar tres becadas. Va… es que soy un matarife je, je, je, je. ¿Lo digo?… ¡Sinvergüenza! No te compro más.

Otro; Luis, cazador de zorzales sin perro, tiene mérito porque en mi zona no hay apenas tordos y él los caza al salto yendo de aquí para allá toda la mañana. Pero llega al coche con 22 tordos y dos becadas. ¿Y eso de las becadas sin perro? Bueno, dice, al apuntar el día me pongo a contraluz entre el bosque y los avellanos y siempre cae alguna al paso. ¡Por Dios!, si en Catalunya lo tenemos prohibido en la orden de vedas, fuimos los pioneros del Estado y a propuesta de los propios cazadores, de no tirarlas en el suelo ni al paso. Otro ¡sin vergüenza! A éste lo echaba del coto.

Se sigue utilizando el casette para el zorzal y se oyen más de tres tiros seguidos. NO TENEMOS REMEDIO. ¿Falta vigilancia? ¿Denuncias de los propios cazadores? En cambio observo más respeto por las rapaces y aves no cinegéticas.

El mes pasado asistí al 10º encuentro de Club de Caza en Huesca. De maravilla. La compañía, la organización por parte de los compañeros, el entorno, el espacio, el clima, el alojamiento —aunque echo de menos de las anteriores ediciones el momento de la comida, más cercano… no sé—. Pero bien. Y cómo no, las capturas —ver encuentros del Club—. Bien, pues en la postura siguiente a la mía, un chaval lugareño abatió un corzo precioso, casualmente vi incluso el momento del fogonazo del disparo. Lo sacamos y lo pusimos en el vehículo del perrero. Luego juntaron un pequeño jabato también. Bueno, pues a la mañana siguiente seguían en el remolque del perrero el jabalí y el corzo, así que pasaron allí toda la noche. Lo siento, lo tengo que decir. ¡No lo entiendo! ¡QUÉ COÑO ESTAMOS HACIENDO! ¿Cómo sacamos dos preciosos animales del bosque y no los aprovechamos? Si yo solo los avío y despiezo para su reparto y consumo. El perrero dijo que sin precinto no se llevaba el corzo, bastante tiene con el rollo del transporte de animales, los chips y la leche, para ir de ilegal con un bicho que ni le va ni le viene.

Todos ustedes que leen este post tienen en sus lugares habituales de caza ejemplos como los que describo. Tenemos la responsabilidad de corregir estos casos. No solo los presidentes de cotos y su junta —los hay más sinvergüenzas si cabe en las juntas, ¿o no?—.

Lo tenemos bien jodido con todo el follón de la RFEC y sus elecciones, vacuna del conejo, munición alternativa al plomo, dimisiones —vicepresidentes, secretario—, Fedenca. La mejor institución para la defensa del cazador y la caza… haciendo aguas, y nosotros los náufragos —la mayoría sin saber nadar—.

Queridos los del Club-Caza, este portal tan nuestro, pidámosle a sus Majestades los Reyes Magos esa magia que necesitamos para que se arreglen nuestros problemas y a nuestro santo patrón San Hubertus —se celebra el 3 de noviembre— que saque esa vara y reparta santos varazos a los imbéciles que se apartan del buen camino cinegético.

Un fuerte abrazo a todos, salud y sentido común y conservador para una futura caza en paz.


Joaquim Vidal, Grivettes

 

10 comentarios
03 ene. 2013 13:09
+4
jmmontoyao@terra.es  
Estimado amigo:
Tienes más razón que un santo.
Las migratorias están en la cola de la extinción, una vez que hemos dejado "tiritando" a las sedentarias.
No podemos seguir hablando sólo de hipotéticos cupos por cazador y día (porque ni tienen sentido técnico ni se cumplen). Hay que regular, sobre todo, cuántos cazadores durante cuántos días en cada coto.
Puede hacerse, la tecnología está disponible; pero un carajo nos importa a todos los presuntamente interesados. Ya verás como nadie mueve ficha.
Un afectuoso saludo y a seguir en la brecha.
Miguel Montoya
03 ene. 2013 22:18
+3
montemonte
Mal asunto el que comentais, a mi parecer delicado por dos temas, el primero es una cuestión de imagen, por desgracia todavia hay quien cada dia da motivos de critica a los detractores de la caza, y ya se sabe...por unos pocos o no tan pocos, pagamos todos.
El segundo es la falta de conciencia, parece que las normas estan para saltarselas y el que no lo hace es porque es mas torpe o tonto que el campeon de la foto.
La falta de medios para luchar contra estos matarifes es evidente, chapeau por el artículo, solo cabe recriminar estas actitudes, la presión social poco a poco debe ir cambiando estas conductas.
De otra forma cada vez menos caza, cada vez peor vistos, mas ataques...en fin lo de siempre.
Un Saludo y gracias por exponer tan claro.
04 ene. 2013 00:43
+3
ttris
ttris
Como dice Joaquim es cuestión de sentido común el cual por desgracia es el menos común de los sentidos y a mi entender se debe a la educación que prima en nuestra sociedad donde se ha instalado la vida fácil y el quebranto de las normas.
A mí me enseñaron que solo del esfuerzo y el tesón se recogía la satisfacción pero por lo visto eso ya no se estila. Ahora se tiende a masacrar todo lo que se menea con el mínimo esfuerzo posible y si es con trampa mejor y así nos va.
Un saludo cordial a todos y especialmente a todos aquellos que disfruten con cada lance aun que el morral llegue vacío a casa.
04 ene. 2013 17:54
+4
Delibesino
Delibesino
La cuestión es, ¿cuantos pensamos como usted y cuantos son unos matarifes? Quien se atreve a contar. Se necesita mas unión entre los que abogamos por un concepto de caza ética como el que ensalza. No se puede construir nada decente con sinvergüenzas, son parte del problema no de la solución.
04 ene. 2013 19:57
-2
jep
Vamos a ver yo solo cazo al zorzal desde que empieza la veda,el año pasado hice una media de 13 tordos por dia de caza,con lo cual hubo dias que hice 30 O 40 tordos,pero muchos que solo 5 o 6, estamos hablando de migratorias que un dia estan y la mañana siguiente ni las ves,si que puede ser que un dia puntual se hagan una matanza,pero la mayoria de los dias no se llega al cupo,sea Valenciano o Andaluz,si en su pueblo natal no hay,no sera porque los cazadores nos hemos pasado, porque como ya de debe saber,las migratorias son muy caprichosas y en sitios que antes habia muchas ahora no hay y viceversa y no precisamente por la accion de los cazadores.
Es mi opinion
Saludos
04 ene. 2013 20:06
+4
troll6696
troll6696
Y se ha dejado cosas, muchas... En un lugar de cuyo nombre no quiero acordarme y dudo que vuelva a cazar nunca, es norma matar las crías y la hembra de jabalí, bajo el razonamiento simple de "si no lo hago yo lo hará otro", y encima es una verdad como un templo. Y para más vergüenza, te dicen "tira primero a la madre, con ella muerta podrás matar a los rayones a su alrededor"... Sé que es contraproducente decir esto en público, pero coño, más contraproducente es hacerlo y se hace...
05 ene. 2013 01:07
+4
lince
Tienes toda la razón en lo que dices. Pero es igual que hables de zorzales,perdices,codornices,corzos o jabalies. Titulaba anteriormente nuestros amigo "ttris" en su post"cuestión de educación". Yo añadiria..de educación,de concienciación.. de CULTURA en definitiva. Y contra este mal endémico, no es posible luchar en un espacio corto de tiempo. Estamos viendo que esto se acaba y no somos capaces por un lado de unirnos y luchar todos juntos (utopia) y por otro erradicar de nuestro colectivo las malas prácticas de no pocos que se hacen llamar cazadores cuando en realidad no son mas que "talibanes" en el sentido mas amplio. Sabeis cual es mi convicción ? que esto tiene que acabarse en su totalidad para que la gente de mueva y se conciencie.... Y este es el camino que llevamos.
Un saludo para todos
05 ene. 2013 21:36
+6
tatanka
tatanka   «Can de buena raza, si no hoy, mañana caza»
en todos los sentidos.Hace poco en una sobremesa hablando con un Holandes, me comentaba que no entendía como en un país se podía alardear y orgullecerse de defraudar a hacienda. Era una conducta que había visto en bastantes ocasiones. Entonces aproveché para indicarle que el plato que había comido en el restaurante era ilegal (becada con reducción de oporto y foie). No se creía que fuera posible. También le comenté que ese restaurante y otros, a pesar de de haber sido denunciados por cazadores, segian en absoluta impunidad.
Ofrecen los platos fuera de carta y es imposible acreditar la infracción. Es más, por un empleado del restaurante, se tenía la constancia de que cuando iba el inspector de sanidad solía pedir Becada, ave que por procedencia cinegetica, carecía de control y registro sanitario. Sencillamete el hombre alucinaba.
En fin.....
13 ene. 2013 13:20
PEPEJUAN  
Otra de las reflexiones que nos debemos hacer urgentemente, es el uso indiscriminado de plaguicidas en el campo ante la impasibilidad del colectivo de cazadores , agricultores y la administración. Esta semana presencie la muerte de un gato al que tenía mucho cariño, por envenenamiento indirecto al comer dos o tres gorriones que agonizaban por la ingesta de semillas de trigo tratadas, en una siembra de regadío junto a mi casa de campo.. Pude observar, como el gato cazaba los gorriones que revoloteaban y se retorcían en el suelo agonizantes por el veneno, al día y medio de este hecho murió con claros síntomas de envenenamiento.Desde aquí quiero denunciar estos hechos, y pedir al colectivo de cazadores que se centre en estos temas y no en quien ocupa el sillón.
27 ene. 2013 14:44
Igor24
Igor24  
Ver el capítulo FURTIVISMO Y EDUCACIÓN CINEGÉTICA del libro de Miguel Delibes "Con la escopeta al hombro", escrito allá por 1970.
Aquí se puede prohibir la caza de la becada a la espera e incluso poner el ridículo cupo de 3, pero en otros sitios se la caza A OJEO y en otros en LA CROULÉ, es decir, durante el celo...
Las tórtolas y codornices se masacran en Marruecos, mientras nosotros con nuestros cupos.
Está claro que todo debe tener un límite, pero no puede ser que se atice siempre al débil (que acaba convirtiéndose en furtivo) y se deje carta blanca al que tenemos miedo o nos da de comer. Hay que recuperar el último de los procesos cinegéticos: el gastronómico.
Joaquim Vidal Joaquim Vidal es especialista en gestión de Espacios Naturales y Fauna Silvestre

Conversaciones Activas

Archivo

RSS

Escaparate cinegético Ver más

Rasher se consolida como la correduría cinegética más importante de España
Línea Härkila Metso
Conjunto Excur de Seeland