Diario de Caza

El método genético promovido por FEDENCA se empieza a aplicar

La Diputación Foral de Álava ha regulado por decreto la obligación de que cualquier perdiz roja echada al campo, para repoblación o suelta, debe contar con una certificación que garantice su pureza genética y su estado sanitario. Además, es obligatorio anillar esas perdices para conocer el origen y año de la liberación.

10 dic. 2011 - 2.103 lecturas - 2 comentarios

El Decreto Foral 48/2011, de 28 de junio, sigue todas las recomendaciones hechas por el Consorcio Perdiz Roja FEDENCA- Laboratorios de Genética®, para hacer los análisis genéticos y sanitarios y expedir las certificaciones que el decreto orienta hacia los laboratorios del Consorcio, que enumera como de referencia.

El decreto regula la producción y transporte, así como las sueltas y repoblaciones y otros muchos aspectos referidos a la perdiz roja y a estas especies de cría en granja: azulón, faisán, torcaz, paloma bravía y codorniz, además de jabalí, ciervo, corzo, liebres europea e ibérica, conejo y zorro. Todas estas especies deben ser controladas genética y sanitariamente y disponer de dispositivos de identificación individual, crotales, anillas, etc. en el caso de ser soltadas al campo. Enhorabuena para la Diputación Foral alavesa. Enhorabuena para Estefanía Beltrán de Heredia y Eduardo Aguinago, Diputada y director entonces de agricultura. Y para Carlos Cabanas, un técnico preocupado por la fauna, muy reconocido por los cazadores.

Estamos muy satisfechos con la actitud responsable de algunas administraciones que están dando una respuesta muy positiva a nuestras solicitudes de aplicación de los resultados de nuestro estudio genético y están desarrollando normas, como este decreto, que se acabarán aplicando en todo el territorio nacional. Desde primeros de noviembre el MARM está desarrollando una normativa, tras la reunión del Comité Técnico de Caza y Pesca, que refiere y refleja nuestro procedimiento genético y el método del Consorcio que ha sido publicado en revistas científicas, explicado en el IUGB celebrado en septiembre pasado en Barcelona y está divulgado en todos los ámbitos afectos. Los marcadores seleccionados por el proyecto han sido publicados en revistas científicas de prestigio. Ahora sólo queda que las administraciones desarrollen la normativa que exija el control genético en cada comunidad y que las granjas lo cumplan. Desde FEDENCA hemos mandado ya normas y recomendaciones a todas las granjas para que puedan conocer la situación genética de sus perdices. Para que esto se lleve a efecto, es necesario que los cazadores estéis pendientes y denunciéis si veis que eso no se cumple en vuestro entorno.

Hay varias comunidades que no sólo han colaborado en el proyecto inicial Estudio de los métodos genéticos para determinar hibridación en la perdiz roja, que se inició con el dinero de los federados, si no que están aplicando el método por diferentes caminos. Es el mejor pago que podían hacernos por un trabajo altruista y muy satisfactorio que hemos desarrollado en homenaje a la especie que más sensaciones de felicidad ha dado a los cazadores. Han sido cuatro años de mucha dedicación y desvelos para quienes lo hemos conducido paso a paso. Ha merecido la pena el esfuerzo de alguno y entiendo que también el dinero empleado por los federados para conseguir un trabajo meticuloso de todo el equipo federativo. Hay más motivos de reconocimiento a este proyecto de la RFEC, para estar satisfechos.

La Ley 42/2007, de 13 de diciembre, de Patrimonio Natural y Biodiversidad, ordena el control genético a las administraciones responsables de la caza (Art.62). Pero creo que si no damos el paso adelante los cazadores, estaríamos aún sin un método eficaz, riguroso y de resultados excelentes que se ha conseguido porque hemos sido capaces de coordinar y hacer colaborar codo con codo a los científicos más prestigiosos del país en genética de perdices. Y nos lo están reconociendo las administraciones

Es cierto que hay cazadores que consideran que el estudio deberían haberlo hecho las administraciones públicas que son a quienes obligaba ya la Ley 4/89, de 27 de marzo desde hace 22 años, pero no lo han hecho. También que podíamos haber optado por ir al Fiscal General del Estado a denunciarlo, también que el incumplimiento administrativo lo puede denunciar cualquier cazador en un juzgado. Creo que ante la inoperancia administrativa ha sido una buena decisión la que hemos tomado de iniciar la investigación, que ahora nos reconocen ya algunas administraciones.

Decía que había más motivos para la satisfacción. Nueve comunidades colaboran con el proyecto y con la aplicación práctica que hace en varias provincias con el Mapa genético y sanitario de la perdiz en España La administración andaluza ha hecho un convenio con FEDENCA y un laboratorio de la Universidad de Córdoba está ya realizando los análisis genéticos con el método del Consorcio del que ha pasado a formar parte como laboratorio colaborador. Esto mismo lo quiere iniciar Extremadura. En Murcia la granja de referencia de la administración va a pasar a ser de referencia, para dotar a las granjas de la comunidad de reproductoras que se están seleccionando por los laboratorios del Consorcio. En Castilla y León ya se han sondeado genéticamente todas las granjas por la administración y hay cuatro provincias que participan en el proyecto antes citado. Las comunidades de Galicia, Cataluña, Madrid y Castilla la Mancha están participando, esta última con dos provincias, con los análisis de genética y sanitarios que estamos haciendo en varias provincias. Además, se están haciendo otros estudios para saber en qué fecha nacen las perdices en un lugar. El dato se consigue con una precisión asombrosa de un par de días. Muy importante para conocer con método científico cuando se inicia el celo en el campo. Pero eso ya os lo contaremos otro día.

Estos trabajos entiendo yo que prestigian a los cazadores, porque demostramos un compromiso evidente con la fauna y el medio ambiente que es ejemplar en esta sociedad donde la caza y la naturaleza tienen muchos defensores, pero sólo si están en nómina o de pico. Nuestros trabajos evidencian que además de predicar, los cazadores deportistas, también damos trigo.


Ver Decreto citado en PDF

 

2 comentarios

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

12 dic. 2011 10:00
ALEPUS
ALEPUS ««“La suerte con un perro, también depende de si el can la encuentra en su amo” »»
Buen trabajo el de FEDENCA, actuando como motor para mover a las administraciones autonomicas en este sentido. Pero sin un compromiso político general unificado -de todas las comunidades- no tendrá la misma credibilidad, marchamo imprescidible para "vender" la patirroja en el exterior.
De todas formas un urra por FEDENCA y por los que se ha montado en este carro.

Un saludo.
15 dic. 2011 19:29
bala2
bala2
¡Qué bien suena todo! El papel lo aguanta todo, y no digamos leyes, decretos u ordenes. Y yo me pregunto: ¿Quién va a controlar esto? Los agentes medioambientales, el SEPRONA, los vigilantes de coto, el titular, el organizador de las sueltas, una empresa privada -que alguien tendría que pagar-, un funcionario inspector genético (especializado en ADN) o uno que pasaba por allí. ¿Acaso creen que no se conocen los que están haciendo sueltas indiscriminadas y sin control o porque no empiezan analizando a las granjas que tanto aparecen con titulares de pureza? Seamos serios, por favor. Lamentablemente no quedan ni cuatro perdices puras, y cuando en la encuesta la mayoría vota que aún quedan en amplias zonas, yo diría más bien que en amplias zonas quedan cuatro perdices puras. Es la realidad y nada se ha hecho hasta que ya es demasiado tarde. Si Miguel Delibes levantara la cabeza, aunque hasta él cazó perdices repobladas en los cotos sociales de la Mancha. Lo que no sé es si lo sabía.
José Luis Garrido José Luis Garrido ha ocupado destacados puestos en la estructura federativa.

Conversaciones Activas

RSS