Diario de Caza

Hoy toros y dehesas, ¿mañana caza?

Hace unos días leía en la prensa la siguiente noticia: «La Coordinadora Verde y Berdeak-Los Verdes abogan por la supresión de todos los espectáculos sangrientos que incluyan tortura, maltrato o muerte de animales. La presunta tradición no justifica las bajezas morales». Para conseguir la prohibición definitiva de las corridas de toros han promovido una ILP —Iniciativa Legal Popular—, a través de la cual pretenden recoger firmas para «prohibir que se mate por divertimento».

28 abr. 2010 - 2.066 lecturas - 9 comentarios

Que algunos grupos ecologistas y partidos políticos, como Izquierda Unida, pretendan prohibir las corridas de toros no es una novedad; como tampoco lo es que antes o después promuevan otra ILP, o como se llame, para intentar prohibir la caza.

Lo que verdaderamente me llamó la atención fueron las declaraciones de los responsables de esta coordinadora verde justificando su petición, y que no tienen desperdicio: «Manifiesto mi respeto por los seres vivos obligados por su propia naturaleza a matar para alimentarse, pero no es ético ni aceptable como personas que somos el matar por divertimento, ya que estos espectáculos nos degradan. La Iglesia prohíbe desde hace siglos de manera tajante la promoción y participación en festividades taurinas, y también se ha pronunciado favorablemente a esta iniciativa legal popular el Dalai Lama».

La verdad es que no sabía que la Iglesia se había pronunciado desde hace siglos contra los toros, ni tampoco que nada menos que el Dalai Lama ha apoyado esta curiosa iniciativa legal popular. En todo caso, no creo que pase de ser un pecadillo venial comparado con otros temas que estos mismos grupos defienden con total vehemencia.

Sin embargo, mucho más preocupante me ha parecido la afirmación de uno de ellos cuando le preguntaron por el destino que habría que dar a los muchos toros que quedarían en España, si finalmente su iniciativa prosperaba y conseguían acabar con las corridas de toros. La respuesta fue tajante: «Proponemos que las dehesas donde habitan los toros, espacios actualmente ya protegidos, se ofrezcan al turismo, como oportunidad única de observación en libertad del toro. Así, se ahorraría dinero público suprimiendo la subvención a espectáculos crueles y dedicándolo a otras funciones más sociales».

Es decir, que según esta coordinadora, como las dehesas son espacios protegidos —cosa que no es cierta, ya que unas lo están y otras no—, a partir de ahora habrá que destinarlas a que cualquiera pueda ir allí a ver cómo viven los toros en libertad.

Imagino que la opinión del propietario de la dehesa o del ganadero —que les da de comer— no cuenta, ya que, en definitiva, estamos ante un espacio protegido, que al parecer ya es de todos.

 

9 comentarios

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

29 abr. 2010 16:42
Alihot
Alihot  
No puedo dejar de esbozar una sonrisa socarrona cuando leo tus palabras.
No puedo decir que no estoy de acuerdo con lo que dicen. Pero yo voy un poco más allá. Vamos hacer "publica" no solo las dehesas, sino que además, participemos todos de las ganancias de dicho turismo, ¿la idea no ha sido de todos? Ellos son el pueblo ¿no?
¿Al dueño?, al dueño... que le den! total ya está acostumbrado a que le estrujen, por un poco más…. que mas da...
De paso, va a ser muy emocionante:
Hacer públicos los campos, (de cultivo digo) a nadie nos dolerá de esta manera que los Jabalís, corzos y otros levanten toda la cosecha.
Hacer publicas las encinas, girasoles, etc etc para que los pobres millones de palomas coman a gusto… eso sí se me plantea una duda, con el cerdo ibérico de bellota que vamos hacer??? Quizá que sea cerdo ibérico de paloma, de esta manera podremos usar la cadena alimenticia para mejorar el género…

Joder es que a veces se escuchan una gilipolleces.
29 abr. 2010 19:29
JC  
Totalmente de acuerdo contigo estimado Jorge, solo me queda añadir algunas cosillas, ¿Que hacemos con esos miles y miles de toros que, con hasta cerca de veinte años de edad algunos de ellos, pulularían por el campo?, se supone que además llenos de cornadas por las peleas y con unos cabreos tremendos, sin control sanitario alguno y con la alimentación natural exclusivamente, el numerito va a ser para no vivirlo, ese día prometo cambiar todas mis aficiones agrarias por la del teatro y los conciertos de música clásica, aunque cada día estoy más sordo.

He visto toros de lidia asilvestrados en la Marisma y te aseguro que no sería yo quien se paseara a pie cerca de ellos, hace unos treinta años, cazando en berrea, en La Almoraima, el guarda me puso sobre aviso de la existencia por aquellos andurriales de un toraco cruzado de Charolais nacido de una vaca asilvestrada, al parecer el bicho tenía un carácter endemoniado, con el 8X68 S en guardia baja recorríamos los tramos espesos esperando la aparición de tan molesto sujeto, hacia las once de la mañana nos sorprendió una tremenda algarabía de berridos, mugidos y alaridos variados, acudimos al origen de aquello y allí estaba el toro, una mierda de toro con cinco años cumplidos que no llegaba a los 400 kilos, había caído en una trampa que los guardas tenían preparada para los cerdalíes, una fosa cubierta con maleza, bufaba, berreaba y hasta mordía las paredes de la fosa, por radio llamó el guarda para que vinieran a buscarlo y allí cerca nos quedamos nosotros a esperar, como sabes esa finquita tiene 16. 000 Has. y estábamos a más de tres horas de coche del Palacio, la llegada de los refuerzos fue gloriosa, un viejo camión de bomberos atronando el campo con su arcaica campana y su motor que sonaba como el de un barco pesquero de la costa malagueña. de esos que en las noches calidas de Marbella no te dejan pegar ojo, sacar al toro del agujero y atarlo en un lateral de la cuba del camión fue de sainete, a mi me encomendaron la labor del cazador blanco, cubrir con el rifle a guardas y bomberos por si soltaba el toro, cosa que dicho sea de paso estuvo a punto de suceder en varias ocasiones pues el bicho parecía cruzado de anguila además de charoláis, no pude presenciar la llegada del toro al matadero pero me figuro la cara de todos aquellos que vieran al toro colgado de un lateral de la cuba del viejo camión de bomberos, toro que berreaba hasta en verso con el acompañamiento constante de la dichosa campana y del bombo a cargo del motor.

Escenas como la que he contado pero con mucha menos gracia se repetirían de forma constante si esos verdes lograran el imposible que pretenden, como siempre en estos casos el único verde que conocen estos sujetos es el de la marihuana, y el único campo que habitan en su vida es al final de la misma, el camposanto.

Un abrazo, JC


02 may. 2010 04:06
Alfre2
Estoy hasta los mismísimos de tanto marico...,y de tanto lagartija que primero critica los toros y luego se come una hamburguesa en el Macmierda.Todo el que quiera criticar mi afición a la caza,primero que se haga vegetariano;y luego si tiene lo que hay que tener que se dirija a un bar de rudos moteros a pintarles las chupas de cuero.¿o debo decir de piel de vaca?
Yo os acuso desde aquí;sí,yo os acuso de no ser más que unos oportunístas del politiqueo,de Lerrouchistas e hipócritas que queréis un protagonismo con el único fin de enchufaros en cualquier institución para vivir del cuento y no teneis ningún reparo en comeros un buen entrecot o un pato a la naranja.Estoy casi seguro que entre vosotros se esconde más de un presunto pederasta.Ah,y pido perdón si mis letras ofenden a alguien,lo siento no era mi intención;pero me habian dicho que estabamos en una democrácia en la que todo el mundo podía expresar su opinion.
03 may. 2010 19:54
jep
verdes les ponia yo toda esta gentuza,que
parece porque se mate un animal tienes que pedir perdon hasta el papa de Roma,yo siempre digo que si quieren salvar vidas esos "senores",se vayan donde por desgracia pierden la vida muchas personas "humanas".pero se ve que para esa gentuza,tiene mas valor una paloma,por decir algo,que la vida de un niño por ejemplo,ya que veo que no se ponen nunca en la boca,todas esas muertes que salen por la tele,con guerras,desastres naturales e incluso asesinatos,asin que con esto esta todo dicho.
saludos sr.bernad de un cazador.
04 may. 2010 09:58
puya
La caza es necesaria, por daños a la agricultura, porque se producirían muchos más accidentes de tráfico, por el equilibrio de los ecosistemas; pero los cazadores tenemos que soportar el ataque diario de los que nada saben de gestión ni de conservación, con el único argumento de su superioridad moral y con una visión simplona de la caza, reducida al "matar por divertimento". Lo tenemos difícil; para que entiendan que hay una forma de ver las cosas distinta de la suya, y respetable, hace falta tolerancia y capacidad mental. Suelen ir unidas y tolerancia no muestran mucha. Por cierto, ¿de quién era el lema "prohibido prohibir"? Ahora, hasta leer a Blancanieves hay que hacerlo de forma clandestina.
06 may. 2010 15:09
super-x
super-x
Soy apasionado cazador, defenderé la caza pero bajo ningún justificativo entenderé las corridas de toros, martirizar y torturar a un animal hasta la muerte bajo ningún concepto es ético y moral, como cazador siempre he tratado de dar una muerte rápida y digna a un animal que con astucia y entereza defendió su vida, un buen cazador valora aquello, pero una corrida de toros es todo lo contrario. La caza respeta la vida animal, las corridas de toros no
06 may. 2010 17:55
albafp
No merecen que gaste ni un minuto de mi tiempo en descalificarlos, lo que si os digo es que el dia que acabeis con las corridas de toros, habreis acabado con el toro. El dia que acabeis con la caza habreis acabado con el sustento del medio natural y habreis acabado con el medio natural.Ecolomierdas.
19 may. 2010 02:33
Alfre2
No me seas hipócrita por favor.¿Cuantas piezas se te han ido tiroteadas y no las has podido encontrar?.
La tauromaquia es ·UN ARTE" y quien no lo vea así es que no tiene ni pajolera idea de lo que son nuestras tradiciones ni el más mínimo sentido de lo que es de verdad un lance entre la vida y la muerte;aún no he visto ningún conejo con escopeta.
28 may. 2010 10:19
tatanka
tatanka   «Can de buena raza, si no hoy, mañana caza»
tampoco nos pongamos dogmaticos. Soy cazador y no me gustan los toros. ¿tambien es posible mi opción no? Los respeto porque es una tradición de mi pais y además genera muchos puestos de trabajo y riqueza, por esa razón solamente jamás me opondré a ellos, pero no busquemos paralelismos entre la caza y la tauromaquia por que sencillamente no los hay.
saludos y sobre todo tranquilidad.
Jorge Bernad Jorge Bernad Danzberger es abogado experto en temas cinegéticos y de medio ambiente.

Conversaciones Activas

RSS