Diario de caza

03 sep. 2009 13:11

4 comentarios
2.557 lecturas

Precintos y fotografías

Santiago Segovia

Son varios los casos que conozco en que alguien protesta escandalizado por la exhibición pública que se suele hacer, en los medios de comunicación especializados, de cazadores que posan ufanos ante la cámara, con sus trofeos sin portar el pretendidamente obligado precinto. Esta suele ser una discusión muy reiterada en los foros de Internet, donde es frecuente leer como algún exaltado protesta vehementemente y solicita explicaciones sobre la presuntamente dudosa legalidad de tal o cual consecución cinegética.

Por otro lado, es creciente la preocupación que se empieza a remover en nuestras conciencias sobre la imagen que la caza proyecta ante el resto de la sociedad, y en esto tienen mucho que decir las imágenes que nosotros mismos presentamos en medios de comunicación tanto especializados como generalistas. Son varias las asociaciones que se preocupan de ello e incluso llegan a editar y hacer públicos códigos de conducta para la publicación de imágenes de caza.

La Asociación del Corzo Español creó hace bastante tiempo unas normas para la difusión de fotografías en sus publicaciones en las que se ponía como condición que las piezas deberán mostrar un aspecto limpio, sin sangre, sin presentar la lengua fuera de la boca, heridas abiertas o vísceras a la vista. También se evita la publicación de fotografías de cabezas cortadas y si en la fotografía aparecen humanos estos deben mostrar una actitud de respeto, no publicándose aquellas en las que se adopten posturas inadecuadas, se porten armas en actitudes amenazantes, se esté arrastrando a la pieza muerta por los cuernos, orejas o patas, y todas aquellas que denoten falta de respeto al animal cazado o puedan ser consideradas ofensivas o desagradables por otros observadores, por supuesto salvando las ocasiones en que por motivos científicos o técnicos la imagen lo requiera.

Tampoco se publican fotografías de corzos colgados, salvo que con ello se quiera aportar información relevante y otra serie de condiciones que pretenden elevar en cierta medida, el concepto que de los cazadores posee la sociedad en general, y ofrecer a nuestro animal un último honor y muestra de respeto que en muchas ocasiones se les pierde. Las normas no sólo aportan prohibiciones sino que terminan ofreciendo consejos para obtener unas buenas imágenes lo más correctas posibles y en donde la ética y el respeto engrandezcan la situación.

No obstante, me estoy yendo del propósito de mis meditaciones de hoy. La verdad es que el recriminar el mostrar en público la fotografía de un animal cazado sin el pertinente precinto, me parece a mí que es más propio de una mente calenturienta y un poco desquiciada, que fruto de algún razonado concepto.

Para empezar no se tiene en cuenta que en determinados lugares, generalmente gestionados por la administración, y en otros casos gestionados por sociedades particulares, no se coloca precinto al animal. En alguna comunidad autónoma el precinto no se ha de colocar a menos que el ejemplar salga del coto donde fue abatido, y en otras el preceptivo precinto sólo ha de colocarse cuando se vaya a mover del lugar donde se capturó. Tampoco se tiene en cuenta que el precinto es totalmente antiestético fotográficamente hablando y con un poquito de tiempo y algo como el Photoshop el inconveniente estético se soluciona. Nunca he visto a nadie antes de lanzar sus furibundos ataques al autor del supuesto desaguisado, interrogarle con antelación para intentar averiguar si la foto en cuestión ha sido procesada para maquillarla previamente.

Siguiendo un poco más lejos voy a llamar la atención sobre hechos que supondrían un delito superior y sobre los que nadie dice nada. Por favor, cojan ustedes el folleto de un automóvil. El folleto está cargado de imágenes del estupendo vehículo y todas con una placa de matrícula ficticia, es decir falsa, e incluso con un modelo inexistente en la legislación de cada país. Las fotos exhiben el coche no sólo en un estudio, sino que se puede observar el vehículo circulando por una vía pública, y eso es delito (o como quiera que sea legalmente) y ninguno de esos que levantan la voz con nuestros trofeos dice nada de esto.

Esta forma de pensar que intentan imponer estas personas supondría que cuando viésemos unas fotos de un edificio en construcción, deberíamos poder ver en la imagen una copia de la licencia de la obra, o cuando viésemos la foto de un conductor éste debiera exhibir el permiso de conducir.

¿Por qué nadie protesta de las fotos en las que aparece un tierno infante posando ante su primer bicho? ¿Debería exhibir en la imagen su DNI, permiso de armas, licencia, y demás? Y en este caso no se habla sólo de ir cumpliendo los requisitos administrativos para cazar, hablo de que ese jovenzuelo puede ser un peligro para sus vecinos de caza, y nadie dice nada. Nadie pregunta si el protagonista estaba correctamente tutorado en sus acciones por un mayor.

Y para terminar se puede comentar que en las películas en muchas ocasiones las situaciones, edades, etc. se alteran para obtener la ficción adecuada, y puede ocurrir que un joven sin edad legal para beber alcohol, en la ficción de la película lo esté haciendo y nadie pregunta si lo que se está bebiendo es una bebida alcohólica o un contenido trucado para que lo parezca.

Me parece que cuando se quieren sacar los pies del tiesto cualquier cosa es buena, pero lo malo no es eso, lo malo es prestar atención a ello, y sobre todo dar motivos a la legión de urbanitas que nos fiscalizan para denostar nuestra actividad.

 

4 comentarios

AntiSpam: Para enviar el comentario, por favor,
escribe la palabra de la coordenada D4:

  A B C D
1 perdiz paloma corzo zorro
2 liebre urraca becada ciervo
3 conejo lobo codorniz torcaz
4 oso rebeco elefante zorzal

¿Por qué debo hacer esto?

Al tener que introducir la palabra que aparece en la coordenada nos estás ayudando a evitar los post automatizados realizados por spambots —robots publicitarios que llenan los foros de mensajes no deseados—.

El funcionamiento es muy sencillo: sólo tienes que escribir en el cuadro de texto la palabra que aparece en el cruce de la columna y la fila especificadas. Para más facilidad puedes seleccionar la palabra con el puntero del ratón y arrastrarla hasta el cuadro de texto.

Los usuarios registrados de Club de Caza no necesitan dar este paso.

28 sep. 2009 18:00
Santiago Segovia
Santiago Segovia  
Como veo Legarcio que sigues siempre igual se trate del foro que se trate, y se hable de lo que se hable, no tengo más remedio que borrar este diálogo, y así lo seguiré haciendo mientras mantengas esa actitud en mi blog.

Estimado Tirete:
Te ruego que perdones el comportamiento de algunos que por aquí escriben, y que me perdones a mí por haber dejado que esto llegue hasta este punto, rogándote que comprendas que borre tus posts también, porque en ausencia de los comentarios de Legarcio, no tienen sentido. Muchas gracias por tus sensatos comentarios.

Santiago Segovia Pérez
28 sep. 2009 19:57
Tirete
A ver legarcio, no se si habras leido mas articulos de Santiago Segovia, pero yo si y te puedo asegurar que esta realmente informado sobre la legislacion y lo que menos quiere es amparar a delincuentes como usted dice. No quiero entrar en polemicas pero todo el mundo sabe que el precinto es para transportar el animal a si que si el animal esta donde se a abatido le podre sacar fotos tres dias seguidos sin ponerle el precinto, y por esto no tienen que cuestionarme si es legal o no. Una foto no prueba nada, y de todas formas tu crees que el furtivo de verdad va a ser tan bobo de fotografiar su trofeo y exibirlo en algun sitio... Un saludo a todos y Santiago, paciencia...
02 oct. 2009 20:33
Tirete
Pues eso, gracias Santiago, pero es que no soporto la gente que critica por criticar y se que debo ignorarlos pero es que me saca de mis casillas. Un saludo
05 oct. 2009 18:04
LEGARCIO
Por supuesto que sigo igual en todos los foros en los que intervengo y creo que no cambiaré. Yo no soy un veleta de los tiempos, ni bailo al son de la música que me tocan. Procuro ser serio, que no inflexible. Pero Santiago, los pocos que dais la cara en los medios por un colectivo cada vez más excluído teneis la obligacíón de ser escrupulosos en lo que expresais y no amparar ambiguedades ni comportamientos ambiguos. En otro caso mejor es que dejeis sitio a quienes lo hagan así.
Santiago Segovia Santiago Segovia es Ingeniero Técnico Agrícola.

Conversaciones Activas

Archivo

RSS

Escaparate cinegético Ver más

Línea Härkila Metso
Conjunto Excur de Seeland
Makers&Takers inaugura las rebajas en visión térmica y nocturna