En la Senda de Diana

La caza bajo el felpudo: ¡nos obligan a negarnos!

Serán pocos los cazadores que no se percaten de que estamos asistiendo a una verdadera «caza de brujas», donde nosotros somos las víctimas acusadas de fomentar el aquelarre. Tanta sensibilidad hipócrita nos relega al oscurantismo.

05 abr. 2016 - 4.259 lecturas - 3 comentarios

Nos quieren obligar a escondernos haciendo alarde de un buenismo que ni siquiera les corresponde en actitudes, sólo hace falta darse una vuelta por ciertas páginas y muros para ver los comentarios, las consignas, las vejaciones y las amenazas.

Hoy, viendo el programa Espejo Público de Antena 3 sobre la foto vilipendiada en las redes sociales de uno de Los Morancos y las exculpaciones del protagonista… se pone más de manifiesto que nunca que para escapar de la quema lo mejor es negarse. Se deja claro que es «inocente» porque no es cazador ni caza, simplemente se puso en la foto (¿?) porque así se lo requirieron los verdaderos ejecutores del lance, y el organizador pide perdón por sacarla a la luz. ¡Cuánto opinador «sobradamente preparado y cualificado» por las redes, por las tabernas y en los platós de tertulianos! ¡Cuánto iluminado sabedor! ¡Cuánto cobarde también!

Sigamos cruzados de brazos en el lado oscuro… acobardados y callados. Tiempo habrá de lamentarse…

La ley mordaza del miedo bajo la amenaza del que más alza la voz repitiendo mentiras hasta hacerlas verdad para la plebe intolerante y mal educada en naturaleza que les acredita como poseedores de la verdad absoluta.

Sociedad hipócrita que se jacta de ser sensible… pero más violenta que nunca. De seguir así ya sólo les queda marcar nuestras casas… y todo por dedicarnos a una actividad legal que contribuye a la sostenibilidad y el equilibro de la naturaleza, que ha sido rota por la sociedad del bienestar que no quiere, ni va a renunciar, a sus comodidades. Mejor que nos escondan bajo el felpudo, que nos hagan dudar, que nos perviertan, que nos juzguen… eso sí, se seguirán aprovechando de nuestros dineros. Por un lado cobran de nosotros, por otro evitan hacerse la foto a nuestro lado.

Hubo una vez un rey que pidió perdón por cazar un elefante… desde entonces se abrió la veda…

Y resulta… ¡que somos nosotros los que damos asco!

 

3 comentarios

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

05 abr. 23:13
bala2
bala2
Cuando prohíban la caza, contratarán a funcionarios-como ya los hay- que maten a escondidas y en horario de oficina. Son totalitarios y más nos vale que les denunciemos, como por ejemplo sacando a la luz quienes les les financian.
06 abr. 11:31
JANET  
Bravo, así, sin ninguna vergüenza y siempre con orgullo y honor de sentirse cazador. La humanidad no existiría de no ser por la caza y la pesca. Esto hay que sostenerlo con decisión, unión de todos los cazadores, educando desde la niñez ; No muy lejos, en muchos estados de Europa, las licencias de caza aumentan, aquí nos estamos extinguiendo a pasos agigantados. Por favor, ya va siendo hora de ver la realidad de la situación, que se nos escapa de las manos por momentos
12 abr. 12:48
cargandoaire
No soy nuevo en la caza-ya me gustaría-, pero sí en el Club, y ahora en tu "Senda". Leí el Artículo, éste me llevó a otros anteriores y supongo que eso ya es seguirte. Y lo hago porque dices lo que hay que decir ahora, ahora que soplan malos vientos- parece que la diferencia de presión entre imbécil e imbécil de un tiempo a esta parte es alarmante- y es ahora más que nunca, cuando hay que dar la cara, dibujar la situación tal como se presenta y escribir con aplomo. Yo tenía que soltar , muy “originalmente” algún convencimiento agrio de ironía a base de sentencias con pantalón de pana. Sin embargo, ha sido una satisfacción que toda esa “mi originalidad” en realidad sea sentir compartido, que ya está bien plantado en tus artículos, con mucho más filo y atino de lo que yo, humildemente, hubiese conseguido. Ahora me refiero a algunas de esas denuncias que realizas en tus publicaciones, no me ciño sólo a ésta.

Claro que sí, aciertas!!!, y si no...¿ Cómo se denomina cuando unos cuantos iluminados, reinventan los valores de la “raza del hombre superior” y las miserias de la inferior? Hombre claro, los Ecologistas, animalistas, progresistas todos ellos de auto proclama y pose de salón, son primeros, los elegidos, los de moda. Nosotros los cazadores, los parias, la raza inferior, los del estigma asesino, lo somos por estar tan pasados de moda como nuestro sentir cavernario. Y como ya recordabas, o te escondes o te linchan y como ya recordabas, contra mas regio o notorio sea el “señalado”, más regio o notorio también el linchamiento.

Claro que sí aciertas!! Y si no…¿Cómo se denomina cuando los “elegidos” redescubridores de aquel “Super Yo” nietchano a medida, capaces y legitimados para matar a Dios, imponen un nuevo orden sobre lo que está bien o está mal? Vemos como “Estos” acometen la función divina de decidir que seres son “pobres animalitos” con más derecho a la vida que sus propias madres, y que otros , por el contrario, son especies invasivas, y como basura “ecológica”, solo merecen el exterminio total ( Es el sino por morar en los riscos de Sierra Espuña, tener barba y no ser hípster…).

Son ellos los que, entronizados como creadores y destructores divinos, le pueden dar varios significados a un mismo verbo, matar, y simplificar también el contenido de otro, cazar, haciéndolos sinónimos. Así, la sangre en un lance de caza es roja y espesa como la humana, y mancillada por la crueldad de quien la derrama. Sin embargo, parece ser que “estos” entienden que la erradicación de una especie- lo que viene a ser matar a miles de animales-, solo es una entelequia sin sangre e incruenta, pues no en vano va santificada asépticamente por una sentencia de nuestro Altísimo Tribunal, cada vez más alto, cada vez más a la moda…. También conocemos bien la doble acepción de vivir: La de unos pocos y pobres animalitos que son asesinados a manos del cruel “señorito”, aunque toda su especie nazca, crezca, se reproduzca y muera en su hábitat, y la de todos los demás, cuya historia vital y muerte , se olvidan y eliminan bien con “kepchu y mostaza”.

Claro que sí aciertas… ¿Cómo se denomina a encerrar en guetos para su posterior extermino- intelectual entiéndase- a todo aquel que no sea “superior”? Pues “estos”, nos tienen ya en el gueto social de los “moralmente incorrectos”, y el exterminio de nuestra afición, nuestra vida en gran parte, hace tiempo que se inicia desde un gobierno y un legislativo que se deja vapulear por lo políticamente correcto marcado desde los gritos de moda. También por sentencias “escrupulosamente” legales con “café con leche para todos”- sin azúcar para nuestro arruí-, cargadas de complacencia al que más grito y cuyo fundamento jurídico fundamental ya desvelaba el noble Hidalgo de la Mancha: no hay mayor razón, que la sinrazón… amigo Sancho, amigo cazador.

Claro que sí…. Claro que sí: Todo esto, esto que sufrimos a diario, son el marchamo de un régimen muy “entrañable y simpático” al que tu aludías: Nacismo. No sé si da para tanto, o queda sólo en “puerilidad radico-fascistoide”, pero lo que no dudo es que unos pocos van consiguiendo imponer un pensamiento o valor social,( mas bien descalabramiento racional) único, exclusivo y excluyente, frente al resto. Es la dictadura de la necedad supina por odios a símbolos que ya no existen, a males que no sufrieron; es la dictadura de la ignorancia histriónica, de la moda “ecoprogreantitodo”…

Y sñi, claro que tienes razón: Solo hay una cosa más peligrosa que un tonto, y es un tonto con licenciatura. Pero aún hay algo más dañino aún que un tonto con licenciatura, y es el listo que vive de él. Pero no nos engañemos, que lo letal lo tenemos en casa… sí, también lo denuncias: Nuestra pasividad, nuestro estoicismo, la incapacidad efectiva para de organización, representación y presión. Nuestro egoísmo en definitiva: A quel día en la Castellana, ¿que hubo, un grupo de presión, o un conjunto de individualidades?

Mientras “estos” gritan hasta dejar sordos al político y al juez, mientras estos se manifiestan y se hacen ver cada dos por tres por cualquier gilipollez, mientras estos invaden espacios y redes insultando y vilipendiando, mientras saltan noticias cada X tiempo que directa o indirectamente nos criminalizan, mientras estos cuentan con “pamplinas televisivos”, “políticos enjaezados en la estética de moda” , famosetes todos, que se dan golpes en el pecho por la noble, loable y prioritaria “causa animal” …. Nosotros mientras……, mientras nosotros….. “metidos en el armario” con la cabeza en los corzos de fin de semana, y sacando fotos en las redes en poses majestuosas con nuestros terribles trofeos, eso si… haciendo la V por el aquello de reivindicar.

No sé si puedo estar orgulloso de ser cazador. Tengo la sensación que para poder estarlo, tendría que hacer más …
Muchas gracias y no dejes de escribir… por los que no lo hacemos.

M ngeles Marcos Alonso
Mª Ángeles Marcos Alonso… Me confieso predadora sin ningún sentimiento de culpabilidad, forma parte de nuestra naturaleza humana, sin falsos pudores… ¡soy de verdad!
La Senda de Diana en Facebook

RSS