Desde mi Tronera

Fiestorros y sainetes cinegéticos y de pesca

Al paso que vamos, en España no va a quedar pueblo, ciudad o villorrio donde no se celebre un evento cinegético o de pesca a costa del erario público. Lo que no me parecería mal si cada asistente pagara la parte alícuota que permitiera devolver a las arcas de la administración el coste de estas francachelas, pero no, detrás de todas ellas está algún listillo que promete promocionar el evento a nivel mundial, no se lo tomen a broma, no, lean y verán el pétreo rostro de cada cual.

03 mar. 2016 - 4.639 lecturas - 12 comentarios

¿Quién está detrás de esos eventos?

En muchas ocasiones uno o varios caraduras que cobran a quienes van a exponer creyéndose la propaganda. Caraduras que también cobran a los patrocinadores, a los anunciantes, a los expositores, al público asistente, etc. etc. Y por si todo ello fuera poco, le pasan la bandeja a la administración con lo cual el negocio es redondo aun cuando tenga que repartir con algún tapado. Negocios redondos, repito, que no se auditan en su debida forma. Pues los muy ladinos —los caraduras— invitan a los políticos a que suelten una soflama, les obsequian con alguna chuche comprada con el dinero de todos y si les invitan a algún ágape, les dicen a los hosteleros que tengan cuidado con el precio, que además de la asistencia de gente muy principal, él o los embaucadores les van a hacer propaganda hasta digital en el mundo entero y verdadero. ¡Toma ya!


¿Quiénes son los ponentes o los delincuentes?

Pues los licenciadillos o doctorcillos especialistas en arreglar lo nuestro a cuyos resultados me remito —la caza menor en total disminución y en la mayor reinando el descontrol—.

Los especialistas en hacer planes cinegéticos, planes que todos sabemos que son un paso burocrático más que no ha impedido que la caza menor se vaya al traste, la mayor se desmadre y que las granjas repueblen sin permiso, además de un largo etcétera de aparentes sabios sumisos y chivatos con la administración que se tienen que dedicar a estos menesteres debido a que en su día no pudieron entrar en la administración ni en ninguna institución de prestigio debido a su falta: de vocación, de formación y de ganas de trabajar. Pero ojo, que además de a los políticos de turno, también invitan a los funcionarios que pueden influir en darles ese trabajo que, por desgracia para España entera, la administración externaliza en empresas que en muchos casos pertenecen a funcionarios de la cosa o a esos ponentes que sueltan pogromos a fin de ganar clientes. O sea, gana el que monta el teatrillo, los ponentes y algún que otro espabiladillo.

No olvidemos que hay ponentes —tanto funcionarios como empresarios trabucaires— que a punto estuvieron de descubrir el Bosón de Higgs o las ondas gravitatorias, pero se les adelantaron…


¿Quiénes son los paganos de los charlatanes y demás rufianes?

Sin lugar a dudas el más perjudicado es el erario público; luego, están los empresarios que llevan el stand y no ganan ni para pagarse el viaje, los centros donde pernoctan o comen a precios de promoción o multiplicados por diez si paga la administración, en cuyo caso también pilla cacho el organizador. Y por si lo percibido fuera poco, suelen cobrar hasta a quienes vamos a hacer bulto para que el promotor y sus cómplices llenen la buchaca a cuenta ajena. Vuelvo a repetir que esos montajes no están lo suficientemente auditados por quienes corresponde.

De todas las maneras en estos eventos siempre hay un receso para coger fuerzas y salir a la calle por no aguantar a semejantes sujetos, pues esos refrescos y algo sólido para aguantar el tirón también los cubre la administración, o el organizador tima al restaurador de la forma antes aludida.


¿Qué puede ganar un funcionario, un profesor o un empresario que no cobra nada por su prédica?

Por regla general todos estos eventos tienen un merchandising falaz y grandilocuente donde hasta expiden diplomas a quienes pasan por la acera de enfrente. Diplomas y acreditaciones que el funcionario trabucaire expone como si se tratarán de doctorados por la University of Oxford. Es más, el organizador tiene tanta jeta que deja la puerta abierta para que al año siguiente vengan los jefes del ya citado funcionario trabucaire para, de esta manera, ser añadido en las acreditaciones propagandísticas y darle al evento peso de cargos relevantes y currículos importantes que, aun cuando Sabina dice que no son la lámpara de Aladino, suelen ser el comodín de algún cretino.

En el viaje el funcionario le dice al político lo mal tratado que está por quienes le critican. Convirtiéndose así en delator y chivato de quienes le hacen sombra. Luego, el organizador propina obsequios a los políticos y similares que enseguida los periódicos de provincias —que, en parte, viven de los anuncios oficiales— lo tratan de forma fraudulenta diciendo que los sinvergonzones de los administradores han participado como personas relevantes por haber sido invitados a tales eventos. Todo es una cadena fraudulenta. Todo es un montaje. Todo es un cambalache. El negocio del organizador consiste en estimular el ego de unos y de otros en beneficio propio. Pero los viajes, dietas, comilonas y excursiones los pagamos todos y ellos se llevan las mieles de los triunfos virtuales.

Pero aún hay más…

El organizador alicienta a los asistentes significados para que inviten gratis a sus pares de otras administraciones a fin de meterles en el rollo de: «tú me invitas, yo te invito» de gratis y encima nos buscamos entre todos usuarios o clientes de nuestros servicios muy importantes para ellos, que no para el resto.


¿Todo evento es un montaje del trinqué?

No. Ni mucho menos. En España hay eventos consolidados que merecen la pena. Pero malo cuando en las mesas figuran ponentes tales como el ‘Presidente de la asociación de la rana colorada, del pato asesino o del club del tordo vespertino’. Malo. Pues la mayoría de ellos hacen planes cinegéticos o tienen algún cambalache de venta de tarjetas de cotos, de perros o son unos meros trapaceros. Lo que no quiere decir que no haya excepciones, pero les invito a analizar el asunto y a no creer en esos vendedores de crecepelo que les dicen que el evento va a salir en todo el mundo.


Nota final

Todo evento que lleve en el programa el discurso de un político, por regla general es un montaje o un cambalache, pero como hay excepciones, les ruego que lo analicen primero y se informen después adecuadamente. Y si les piden dinero para insertar publicidad en el citado programa, les den con un canto en los dientes.

Miren ustedes, la picaresca en España es, fue y será tan habitual, que hasta tiene su propio género literario. Género que no ha variado ni un ápice en siglos, lo que ocurre es que los perillanes saben acomodarse a los tiempos.

Y ojo con los edecanes de los políticos, que esos son peores como consecuencia de estar en fase de hacer méritos.

No se fíen jamás de las empresas o particulares que dan servicio a los cazadores o pescadores, a los ecologistas y sus pares, ente otros. Esos suelen ser unos negreros del siglo XXI receptando trabajos que externalizan las administraciones y precarizando sueldos (body shoping o outsourcing) depende de lo que se trate. Y no se lo pierdan, que lo mismo se venden como especialistas en la vida y milagros del lagarto mofletudo que de la mariposa escarlata con pintas negras.

 

12 comentarios

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

06 mar. 18:39
+3
josemiguelmontoyaoli
La verdad, toda la verdad y nada más que la verdad. Como siempre en ti mi querido amigo D. MIguel Ángel. Lo confieso, con el arrepentimiento y la desazón propia del pecador, porque he pecado mucho en todo esto, y he visto pecar todavía más. No sé si soy autor, cómplice o cooperador necesario, pero sé que soy culpable. Tu escrito es liberador de penas y frustraciones para cuantos hemos participado y pecado a través de todos estos montajes. Gracias amigo.
06 mar. 19:43
Fuente Andrino  
Respetado profesor, mi querido amigo: “El que esté libre de pecado, que tire la primera piedra” (Jn 8, 1-11).
Éste tu viejo y torpe discípulo confiesa que ha pecado y además fue reincidente. Pero no sólo en el ámbito lúdico, no, pues en el profesional me llevo la palma. Si bien es cierto que en todo mi devenir vital y en situaciones tales los beneficiarios fueron otros. Qué yo me vine a casa muchas veces con una chuche de mal gusto a la que mi mujer, pasado algún tiempo, la encontró siempre el debido acomodo en el contenedor de la basura. Mientras, otros me utilizaron como una simple atracción de feria para sus inconfesables fines que ahora la edad y su devenir vital –por desgracia- me van abriendo los ojos. Pues te confieso, que en un principio me sentía halado y ni te cuento la de horas que he metido con la ofimática para hacer presentaciones que parecieran de nivel, para después ver desde la tribuna de oradores como la gente dormitaba o leía el periódico descaradamente. Y proceder de esta manera sin tener nada que vender o teniendo todo el bacalao vendido, es una forma fatua de proceder habida cuenta de que –insisto- está uno haciendo el juego al enemigo y encima los que salen para la foto (desde el ángulo mejor para que en la publicación se vea el llenazo habido en la sala), están en su mayoría por compromiso.
Resumiendo, esto se ha convertido en el negociete de cuatro sinvergüenzas, con excepciones, como en todo. Pero: los inmorales nos han igualao (Tango - Cambalache)
Y sin ánimo de otro asunto que el de poner las cosas en su sitio, reconozco con humildad Franciscana que no es lo mismo una conferencia tuya, que una mía. La tuya es la de un Doctor Ingeniero de Montes que además imparte clases en el corazón de la Ciencia. Y en la mía no faltara quien repita aquel estribillo de La Gota Fría que dice así: “Qué cultura, qué cultura va a tener, si nació en Fuente Andrino …”
UN ABRAZO DE CORAZÓN
06 mar. 20:13
Fuente Andrino  
Respetado profesor, querido amigo, te ruego que lo que te voy a contar no lo tomes como una falta de respeto, tómalo, si es el caso, como lo propio de un Castellano profundo que aun cuando lidió en muchas plazas de primera, jamás se olvidó de su época de maletilla a la luz de la Luna.
“En mi querida Castilla, era todo un acontecimiento cuando llegaban los comediantes o aquellos santones de la Semana Santa que lanzaban sermones similares a los de Fray Gerundio de Campazas (alias Zotes). En ambos casos, como no nos gustaran las comedias o se desmayaran las beatas con los dichosos sermones, se apagaba la luz y todos a una les poníamos morados a trompazos, lo malo era que en el clamor de la trifulca uno perdía el sentido de la orientación. Tanto era así, que algunos terminábamos peor parados que los destinatarios de nuestro reconocimiento. Pero bueno, el médico no nos cobraba ningún estipendio habida cuenta de que entendía que era una manifestación popular digna de encomio. Lo malo era el ciego de mi pueblo, un virtuosos del acordeón, quién siempre se empeñaba en participar y como lo hacía con la cachaba, repartía mambruta en todas las direcciones y nos ponía morados a todos. Ya le decía el capador de zona, no te matamos –cabrón- por lo bien que tocas los tangos. Ah, se me olvidaba, el señor cura de mi pueblo, que sin lugar a dudas era un Santo, también participaba en los eventos culturales … y hasta en las de las comedias …
¡¡¡Cuántas veces en mi vida me habrán venido a la memoria los recuerdos culturales de una época pasada al asistir a las charlas “INTERESADAS” de esos charlatanes de feria y vendedores de sus habilidades que en ambos casos cobijan falsedades y VENTAS DESCARADAS!!!.
Ahora vengo de Villafáfila, de Puebla de Sanabria y … perdiéndome en los pueblos para hablar con los nuestros a veces no me encuentro con nadie … Sí, también hago fotos y estoy al loro de ¿lo verde?. Sin bromas: nuestra gente mayor viviendo en precarias situaciones me encogen el corazón y me nublan la razón. ¿Quiere la Junta enfocar el turismo a que vengan a ver agonizar a los nuestros?. Pues no ponen remedio …
NO SIGO …
Un abrazo, mi querido amigo, y perdóname está confianza que me ha refrescado un amante de su Tierra que no se despegó jamás de ella aun cuando haya tenido que pagarlo caro.
07 mar. 09:09
+3
BARBAS
BARBAS  
Gracias Maestro.
Tus letras, tus reflexiones, nos animan -mal que les pese a los rufianes y malandrines- a seguir sintiendo la caza y el campo como algo nuestro, de los hombres.
07 mar. 10:18
Fuente Andrino  
Mi querido amigo BARBAS, no les gusta a esos hijos de los grandes villorrios (ahora hasta capitales autonómicas) que amemos a la naturaleza y que estén de nuestra parte los verdaderos sabios como por ejemplo el doctor Ingeniero de Montes Miguel Montoya Oliver, quién conociendo esta España cainita que nos niegan, nos comprende y se pone a nuestro lado no para darnos lecciones de nada, no, que se pone para ser nuestro representante ante los verdaderos: miserables , ladrones, irresponsables, vagos, USURPADORES DE LA SABIDURÍA POPULAR, y … ¿ qué calificativo utilizar para que una persona como tú haya visto con rabia y a veces sentido con verdadero dolor el despojo y la tergiversación de nuestros valores?. Valores que, en ocasiones, hay campañas organizadas para ridiculizarlos. Nuestro amor a los galgos, a las flores del campo, al discurrir del agua por nuestros regatos y contemplarla con verdadera devoción, tal y como hacía Santa Teresa, para terminar sintiéndonos parte de la cara y de la cruz de esa maltratada naturaleza que a veces parece dura como consecuencia de ser justa , no gusta a los de los cuatro años del titulillo en la materia sacado a trancas y barrancas para luego hacerse doctorcillos como consecuencia del tiempo que les sobra ya que no les quieren en ningún sitio para hacer algún trabajillo.
Una carrera, un doctorado y cien años de estudio no serían bastante para entender la obra de Dios aun siendo eclépticos . Les jode que los hijos de esa ruralidad Española (tan maltratada) estudiemos y no dejemos de hacerlo hasta de cuerpo presente.
Perdóname el rollo, pero hacía tiempo que no sabía de ti y me alegra mucho leer tu prosa.
UN ABRAZO DE CORAZÓN.
09 mar. 12:49
+3
valdi
valdi
"aparentes sabios sumisos y chivatos con la administración que se tienen que dedicar a estos menesteres debido a que en su día no pudieron entrar en la administración ni en ninguna institución de prestigio debido a su falta: de vocación, de formación y de ganas de trabajar"

Nunca de forma tan breve se ha descrito mejor una situación endémica. Bravo.

PD: Seguirán proliferando, pues el postureo, el autobombo y el cazar por la "face" y gracias al face es parte del botín...de muchos/as.
09 mar. 14:21
Fuente Andrino  
Así es VALDI, así es. Este post lo escribí un poco deprisa y de mal humor al encontrarme con una web donde todo lo que publicaba se refería a fiestorros. Oigan, qué la perdiz roja agoniza. NI CASO. Oigan, que ... las aves esteparias están a punto de pasar a ser difuntas. NI CASO. Oigan, que muchos compañeros que han luchado durante toda su vida como cosacos para sacar adelante la España que ustedes saqueán, ahora no pueden cazar por falta de dinero. QUÉ LES DEN.
Tal vez me dé por analizar caso por caso siendo menos vehemente y más pragmático.
MUCHAS GRACIAS POR METER EL DEDO EN UNA LLAGA QUE LA ADMINISTRACIÓN Y SUS SECUACES MAQUILLA.
Quedo a tu disposición.
10 mar. 18:50
+3
JUANSINMIEDO
Miguel Angel, es usted un referente. Me encanta leerle. Anda que no hay vendedores de humo y políticos de cuarta fila sacando pecho. Es de risa. Siga usted dando estopa y desfaciendo entuertos. Hay demasiado caradura, politicucho diciendo que luchan y que consiguen cosas por la caza. Fijese quién está al frente de la Federacion Española en estos momentos, ... esos si que son unos buenos trabucaires y una recua de inútiles ... Deberían condecorarlos por hundir la institucion.
11 mar. 11:12
+7
valdi
valdi
Subyace una politización cainita tras la mayor parte de asociaciones, mesas y demás, donde prima el color de quién toma las decisiones y legisla, por encima del contenido de las leyes, una falta de objetividad total en detrimento de los cazadores, y los que es peor aún: de la propia caza. Lo que vale en Castilla (por poner un ejemplo), lo condeno iracundamente en Andalucía...
Me permito dar proclamas y decir que canal deben ver y dejar de ver los cazadores. En Andalucía digo que al pan pan y al vino vino, y soy muy valiente y digo desde otra comunidad las cosas por su nombre, oiga usted. Pero en mi casa, me pongo elegante, los lujosos zapatos, antítesis del monte y comparto mesa, risas y rindo pleitesía a los políticos que permiten que se envenene el campo, que nos han subido las tasas de forma exponencial, para los que el cazador de a pie, el cazador de coto, somos simples vasallos a los que hurtar un voto, ellos son de caza mayor, de grandes fincas, cerraditas con taco y corbata, nosotros cazamos a rabo con bota y hogaza…. lo demás como decía mi abuelo, es todo mentira.
Ahora organizo macro manifestaciones en Madrid, ahora espero a la sombra mientras cambia el color con ”los ojos siempre turbios de envidia o de tristeza, guardando mi presa y llorando la que el vecino alcanza; ni parando mi infortunio ni gozando mi riqueza.”, uno que es machandiano, parece haberlo visto todo ya a través de los ojos y el verso del andaluz enamorado de nuestra querida Castilla.
Y mientras espero cambio de color, el campo y la caza agoniza a mayor gloria de los oportunistas econazis desde sus acomodadas trincheras subvencionadas.
Y esto no lo cambia ni Dios, unos seguiréis luchando y denunciando, mi querido casi paisano, y otros seguirán trepando y medrando.
Mañana iré a Amurrio, a disfrutar del anual encuentro de cazadores de becada, porque hasta el momento es de esos encuentros, donde aún huele a barro, a perros, donde somos todos iguales y se percibe testosterona, añoranza, miradas de otoño y robles, gente corriente que sabe que al verdadero cazador, el monte en el sentido más amplio de la palabra (continente y contenido) lo pone en su sitio, el invierno lo pone en su sitio y el postureo lo único que hace es retratarlo, y si algún día cruzo la línea espero tener un amigo cerca, que me lleve a la barra de un bar, pida dos cervezas, me mire a los ojos y me dé un bofetón (o una buena hostia) de realidad.

Un fuerte abrazo, y no pares nunca de dar guerra tocayo.
11 mar. 13:58
+1
Fuente Andrino  
Valdi, me he leído tres veces, por el momento, tu acertadísima prosa y debo de reconocer que es más certera y mejor que la mía. PUNTO.
Tienes una visión de conjunto que me alegra el corazón, pues sé, que mientras haya personas como tú, quienes amamos a la Naturaleza en todas y cada una de sus formas no nos van a hacer pasar de moda, ni vamos a ser los morraleros de los dueños de las fincas con cercón casi palaciego (casi siempre compradas con el sudor ajeno). Pero si lo único que pedimos es que nos dejen en paz y que no nos masacren lo poco que tenemos para seguir adelante con nuestros viejos ritos. Lo malo es que van a la “manifa” y también quieren salir en la foto enganchados a la pancarta. Y hasta recibir reconocimientos a nivel de Estado.
Y no veas, mi dilecto Valdi, como amenazan los muy cobardes y como intoxican la opinión venatoria. Pretenden desestabilizar emocionalmente a quienes les decimos “esta boca es mía” para después tacharnos de orates. Su puta madre.
Dales recuerdos a los hermanos Ortueta. Al de la Armería y al otro, que es ingeniero de telecomunicaciones.
MUCHAS GRACIAS
17 mar. 13:15
+3
pactonatura
Coincido 100% con esta reflexión, es la verdad y la realidad.

Cuando salimos algunos técnicos interesados en la gestión cinegética de la Universidad, con ganas de trabajar, formados y con valores, nos dimos de frente con algunas de estas lacras.

Administraciones que cuando iba un titular de coto preguntando por como renovar o terratenientes que querían formar coto, cualquier trámite,... (aún se sigue haciendo en provincias como Cuenca),... hay están presentes los caciquillos de la Administración, que enciman que tiene su sueldo y se encargan de temas relacionados con la caza, cuando no directamente la caza, reciben, agasajan a estos titulares para arramblar con ese trabajo, en muchos casos, casi siempre un trabajo mal hecho para cumplir con ese trámite, pero eso si cobrar bien.

Encargarse de preparar los precintos, pedir los permisos, dejando a los técnicos en una posición muy por debajo, haciendo alarde de su trabajo en la administración, de quien mejor que yo xs llevarte estos temas,... un buen sobresueldo se sacan estos tipos y que dejan a técnicos válidos y con ganas en la estacada.

Me cabreo....
18 mar. 21:29
Fuente Andrino  
Pactonatura, muchas gracias por leer y más por comprender el calado de este post que no es baladí.
Pero como me da que eres una persona joven eclipsada por estos prebostes que van de especialistas, científicos y hasta de genios salvadores del medio ambiente (dependiendo de quién les pague), te voy a decir la verdad. Mi cabreo me hizo saltar cuando visité un célebre humedal Castellano y otros centros afines y me encontré con biólogos, ingenieros forestales y cantidad de hombres y mujeres de esos que aman de verdad la naturaleza y encima jamás dejaron de estudiar. Hombres y mujeres que no llegaban o los mil euros por subcontratas de subcontratas.
Como prácticamente toda mi vida laboral me ha permitido conocer a la administración en sus diversos estrados y en diferentes épocas, me pregunté que: ¿Cómo una sociedad como la nuestra puede permitir gastarse el dinero en comilonas y saraos en vez de pagar dignamente a quienes de verdad la defienden?.
¿Pero cómo el Estado puede darles trabajos a semejantes felones?
Sí … hay quien utiliza su puesto en la administración para hacer trabajos fuera. Pero esos suelen pertenecer a los partidos o a saber …
A mis 65 años, me rebelo y utilizo las herramientas que puedo para dar fe del crimen que se está cometiendo y del dinero que se está perdiendo no dejando ejercer a unos profesionales de verdad que tienen que emigrar?.
MUCHAS GRACIAS Y COLEGIAROS ANTE ESTA INJUSTICIA MANIFIESTA.
Miguel ngel Romero Miguel Ángel Romero Ruiz es colaborador habitual de publicaciones cinegéticas.

RSS