Desde mi Tronera

En Castilla y León aumentan los problemas del lobo, pero se atisban soluciones

Castilla y León es la comunidad autónoma ibérica que mejor tiene solucionado el tema del lobo sobre el papel, pero —por el momento— no así en el campo.

22 feb. 2016 - 5.394 lecturas - 7 comentarios

Allí se suceden las lobadas, las manifestaciones y todo tipo de acciones a la desesperada como consecuencia de una pésima gestión que empuja a los pastores a abandonar la ganadería extensiva y a los cazadores a no poder cazar el cupo de lobos asignado, aun cuando la cosa parece que está cambiando y todos tenemos la esperanza de que el asunto dé un giro de 180 grados.

De esta forma, por el momento, los únicos que salen ganando son quienes invaden las redes sociales con la careta de a favor del lobo, aun cuando ya andan a trompazos entre ellos. Si bien es cierto que quienes se llevan el gato al agua en esta clase de ríos tan revueltos son quienes van de «»cráneos privilegiados justicieros”, ejerciendo de bomberos pirómanos para seguir chupando del bote con cojonosoluciones de esas que uno siente vergüenza ajena al leerlas.

La Junta pone el dinero y los técnicos, mientras que ellos sólo aportan la piedra filosofal de antes, que la de ahora se llama Know-how. Oigan, que si les mandan que pongan ellos al personal, mucho mejor, pues experiencia en estas lides no les falta, por lo que precarizarían sueldos y con el diferencial de lo que no les pagan a quienes pisan monte se llevan un dineral sin pegar palo al agua, tal y como hacen en demasiados lugares.

Ellos, los cráneos privilegiados que sirven tanto al ecologismo como a los pastores o cazadores van a lo suyo, que es totalmente ajeno a lo nuestro. O sea, a: los pastores, cazadores, leñadores, y demás aprovechadores del monte. No obstante, muchos sabemos que están constantemente avivando el fuego del cazo virtual o tangible para la próxima ocasión o para que les contrate el vecino de al lado cumpliendo la misma función. Fuego que avivan a través de comisiones, coloquios, seminarios, nombramientos en mesas oficiales y mamandurrias por el estilo. Lo malo es que están involucrando a algunos funcionarios honestos que le están cogiendo gusto al tema, ignorando que practicando la tanatoestética no van a resucitar al muerto. Sobre todo, ahora que a Castilla y León se le ha caído o le han quitado la venda de los ojos y empieza a escuchar a los pastores, olvidándose de los falsos predicadores y demás impostores.


¿Cuántos lobos tiene una lobada?

Cuando cualquier ente autonómico o nacional hable de censos de lobos, está mintiendo descaradamente, pues no se ponen de acuerdo EN EL MUNDO los distintos científicos en determinar el número de componentes de una lobada, ya que depende de muchos factores, tales como los existentes antes de criar, después de criar, durante el invierno, el promedio de lo citado, el lugar, los lobos solitarios, etc. etc.

Hoy por hoy no existe una forma consensuada de valorar las manadas, motivo este por el que todo mal llamado censo se puede criticar e incluso manipular, pero es mejor hacer un inventario de lobadas del que luego salgan ESTIMAS, que no hacer nada. Ya sé, ya sé que para esto —qué casualidad— se piden certificaciones externas que estarían en la misma situación. Pues insisto en que —por el momento— no hay un método científico consensuado. Es por lo que los más honestos hablan de entre tantas y cuantas manadas en una zona determinada. Y eso de contar lobos uno por uno es prácticamente tan difícil como llevar a un rebaño de gatos por una carretera. Se multiplican las lobadas por un coeficiente bueno o malo y ahí se acabó todo, que no es poco, dicho sea de paso.


Los datos

Antes de opinar en un asunto de estos hay que saber, saberse documentar. Y hay que hacerlo a través de: documentos oficiales, oficiosos, generalistas, sindicales y de personas de reconocido prestigio alejándose de quienes hacen publirreportajes o venden humo para, al final, decirte que ellos pueden hacerlo… o hacer Bodyshopping de guardas, contadores o lo que sea que es donde tienen los susodichos otro de los chollos (son los esclavistas de nuestros días).


El problema se empieza a arreglar sobre el papel, que no es poco

A través de AGRODIGITAL y otros medios serios nos enteramos el pasado día 22-12-15 que el nuevo Plan de Conservación y Gestión del Lobo dice que:
- Al norte del Duero el lobo es una especie cinegética.
- Al sur del río Duero (que se le considera sumamente protegido) de acuerdo a lo establecido en la Ley 42/2007 de 13 de diciembre, del Patrimonio Natural de la Biodiversidad. O sea, que se podrá llevar a cabo el control poblacional por la propia Junta.
- Se aclara el régimen de compensación de daños a la ganadería, incorporándose la indemnización directa al sur del río Duero cuando no concurra negligencia por parte del perjudicado.
- Se informa que la Consejería trabaja desde hace semanas en la puesta en marcha de un seguro de responsabilidad suscrito por la Junta que permitirá agilizar notablemente el pago de las indemnizaciones por los ataques a la ganadería, y que se pondrá en marcha durante los cinco primeros meses de 2016.
- En el nuevo plan también se modifican los órganos de participación y asesoramiento, creándose una Mesa del Lobo en Castilla y León donde no están todos los que son, ni son todos los que están, pero tarde o temprano ella misma se depurará.


No se abaten los cupos de lobos que determina la Junta

Tanto en batida como en espera, o de otras maneras, los únicos que conocen a fondo la forma de abatir los lobos son los pastores y no precisamente los expertos oficiales y oficiosos en el tema, pues a los pastores no se les permitía asistir a las capturas, siendo esta la única causa, y no otra, la de que no se hayan abatido los lobos asignados ningún año en Castilla y león.

La explicación y la solución, insisto, consiste en dejar participar a los pastores en las batidas. Es por ello por lo que los jóvenes de ASAJA en SALAMANCA y ÁVILA pidieron a la Junta de Castilla y León que autorice a los ganaderos de ambas provincias la participación en las batidas de control poblacional de lobos, al considerar que es la manera más segura y eficaz de actuar tal y como lo hacen en Vizcaya, sin ir más lejos. Así no ocurriría lo que en Salamanca, denuncia ASAJA, donde los celadores tardaron cuatro meses en abatir un lobo.

Los celadores entenderán de todo un poco o mucho, pero ni son pastores ni son agricultores y mucho menos cazadores, salvo excepciones, claro. Pero no es el caso, pues quienes se han dedicado a hacer trabajos particulares sobre el tema lo han hecho utilizando los medios de locomoción de la Junta, el tiempo de la misma y… alguna cosa más que por el momento me callo… Lo malo es que se siguen creyendo que los vehículos son suyos ya que, teniendo otros cuarteles, hacen gala de mando y VEHÍCULO OFICIAL en su pueblo natal. Pero por regla general, los celadores de Castilla y León, salvo pequeñas —¡mínimas!— excepciones, son verdaderos guardianes del campo que no dudan en atender a las personas cuando lo necesitan, pues por desgracia puedo dar fe particular de ello y agradecerles de por vida su comportamiento para con mi humilde persona.


Castilla y León, por fin, parece poner freno a la situación

El tema del lobo es muy largo de explicar y yo aquí sólo he tratado de dar unas pinceladas remitiéndome a noticias, estudios, censos, etc. etc. para que cada cual se haga una composición de lugar.

De momento la Junta ya no pone pegas a que acompañen a las batidas los pastores. Permite explícitamente el cebo en las esperas y quiere negociar con Bruselas. Pero mientras tanto quiere rebajar el censo de lobos a través de la caza en el norte del Duero en Castilla y León, y a través del control al mítico sur del Duero, dentro de su demarcación, claro. Y como con esto no va a ser suficiente, quiere cubrir el diferencial económico con un seguro explícito sobre el tema.

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha asegurado que permitiría abatir lobos al sur del Duero y ya se han abatido. Es de agradecer que no vaya a humo de pajas.


El detonante final

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones se ha encontrado con que la leche está por los suelos, el cerdo no tiene salida y hay miles de toneladas almacenadas. Y si lo antes escrito fuera poco, sabe de sobra que 56 ganaderos abandonan arruinados las ganaderías todos los días y focalizando el tema en Castilla y León ve la caída demográfica rural más acentuada ahora que nunca, que el tema del lobo ha propiciado que entre los grupos denominados ecologistas y similares anden a gorrazo limpio mientras atemorizan a los pastores. Que el exceso de lobos puede llevar a su extinción y ante las protestas, manifestaciones y otras acciones ganaderas sabe de sobra de lo que son capaces si se unen y ha puesto pie en pared. Eso es todo.

Pero debe de quedar bien claro que ni un solo ganadero quiere erradicar al lobo. No. Quieren que los haya en su justa medida y que les paguen los daños y, si de paso logran echar de la zona a esos ácaros bipedestantes convertidos en guías turísticos no habilitados ni titulados y propietarios de hides fotográficos no autorizados, mejor que mejor.

 

7 comentarios

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

23 feb. 16:51
+3
coli
Que gracia me hace eso de que en el norte del Duero se pueda cazar el lobo y en el sur hay control de poblaciones, que hipócrita es todo esto, que pasa que el balazo que les da un celador es más ético que el que le da un cazador. No he cazado nunca ni cazaré un lobo, pero entiendo que haya cazadores que si lo hagan, igual que yo cazo perdices, por eso pienso que es mejor que se cace de forma ordenada y controlada, en todos los lugares donde sea abundante y genere conflicto con la población rural, que a este paso si que va a desaparecer, por supuesto me refiero a la población tradicional (agricultores, ganaderos, etc), no a esa nueva población rural que se vislumbra que más parece urbanita disfrazada de lo contrario.
23 feb. 17:31
+3
josemiguelmontoyaoli
Mi querido y respetado amigo Miguel Ángel:

Estos angelicos, ni saben ni pueden aprender. No saben nada, porque nunca estudiaron lo que debían: se les daban mal las matemáticas y no querían trabajar más de lo mínimo para considerarse titulados "superiores" (Superiores ¿A quién?). No podrán aprender nunca, porque les falta la humildad y la constancia precisa para lograrlo. Alguna dimisión sí hace falta, sí.

Bien fácil es: existen unas poblaciones actuales y unas poblaciones ideales, por causa biológica o por causa de compatibilidad (caso del lobo). La cuestión es de cálculo estructural elemental (ingeniería biológica): hacer converger las poblaciones actuales hasta las ideales en un plazo de tiempo convenido, lo que exige captar los excedentes poblacionales precisos (al Norte como al Sur de no importa qué "raya-pija" que se nos ocurra ¡Menuda "coña" lo del Duero!). Y captar ese excedente de forma sostenible, exige generar los mayores beneficios sociales y económicos que puedan lograse a cada vez (o vivir del erario público, hasta que nuestra querida y pobre España aguante). Otra cosa será no decir que lo que se quiere es negar el "derecho-deber" de la caza (gracias "uanjmanuel", gracias tribunal constitucional alemán).

¿No va llegando la hora de llamar imbéciles a los que actúan como tales y dejarnos de tontadas? El problema es diferenciar entre el deber y el odio. Hacer lo que uno debe hacer, sin odiar al otro, a veces no es fácil, y ya han sembrado el bastante odio entre nosotros los que se olvidan de lo principal: que somos hermanos todos y compatriotas los españoles. ¿Habría una forma de llamarles lo debido, sin que el odio ensucie nuestras almas, sin que el odio genere más odio? Mala y odiosa hierba es esta del odio.

Algunos ecolojetas se han aprendido bien que todo aquello que no se caza, puede convertirse en pingües rentas para ellos (oso, lince, avutarda, urogallo), y el lobo es un candidato firme al eco-chollo ¿Y los ganaderos? ¡Ah! a esos que les pague otro, que bien poco importan en el negociete que nos traemos. Pregunta boba ¿Estos sabios de salón estudiaron pastoralismo dónde? ¿En la Universidad de la Vida? Porque hay que ver como de bien se explican sobre la nada más absoluta desde su verborrea "putesca". Lo dicho: la Universidad de la vida, la del "puntito rojo y azul" de la carretera.

Un abrazo con el afecto de siempre. Miguel
24 feb. 20:43
Fuente Andrino  
Don José Miguel Montoya Oliver es Doctor Ingeniero de Montes y profesor de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Montes (ETSIM) de la Universidad Politécnica de Madrid. Ha publicado unas decenas de libros cinegéticos y otros inherentes a su profesión. Conoce a la perfección nuestro mundo rural y lo quiere con todas sus fuerzas defendiéndole a capa y espada cuando tuvo la ocasión de hacerlo bajo la dirección política que ejerció. ES UN CAZADOR.
Queridos todos, mis textos son los de un hombre rural que amó y sigue amando al Mundo Rural que le vio nacer aun cuando fue castigado, ingratamente, con la emigración y con otra indecencia posterior por la que son otros quienes tienen que pedir perdón, qué no yo. Pues el tiempo ha puesto las cosas en su sitio sin que –por el momento- nadie haya pedido la mínima explicación. Durante más de un cuarto de siglo ejercí como directivo en un ente vinculado a la Administración cuyo puesto, NO POLÍTICO Y SIN PADRINOS, fue fruto de mi mucho trabajo y mayor dedicación. En definitiva, un hombre que ha trabajado como un condenado sin olvidar jamás las raíces a las que pertenece y pertenecieron sus antepasados. Motivo éste por el que en mi trabajo jamás estuve lejos del Sector Primario con todas sus connotaciones, si bien es cierto que también por eso fui criticado, pero escrito esto tengo que decir que jamás hice dejación de ninguna aplicación informática aun en pleno funcionamiento después de unos cuantos años.
Absolutamente todo lo que escribe el señor Montoya en mis post es para darles el valor añadido que no les doy yo. Si necesito un capote, no se esconde jamás en el burladero y sale a la plaza con un aplomo y entereza dignos de encomio. Motivos todos ellos por los que España no se puede perder un activo como éste. Pero esta España nuestra siempre fue una madrastrona para con sus hijos más queridos.
Miguel Ángel Romero Ruíz
24 feb. 20:52
Fuente Andrino  
Coli, te asiste la razón y creo seas un gran cazador que empatiza con ese nuestro mundo rural tan desprestigiado y castigado. Yo si que he cazado y abatido lobos y no tengo pesar alguno, pues nunca perjudiqué a la especie y conté con los permisos debidos. Ahora cuando leo en los ojos de algunos pastores la ruina a la que esta nueva organización de mercados les ha llevado, callo y aprieto los dientes, pero cuando cojo la pluma (el ordenador) hay artículos que tengo que romper tan solo por dar la imagen exacta de la triste realidad.
Me preocupa más la salud de la perdz roja de España, que la de los abundantísimos lobos. Dios quiera que sigas cazando perdices muchos años.
Quedo a tu disposición, muchas gracias por tu comprensión y por explicar tan bien semejante esperpento del norte y del sur del Duero.
24 feb. 20:55
Fuente Andrino  
Señor Montoya, respetado referente, amigo José Miguel: GRACIAS DE CORAZÓN EN NOMBRE DE LOS PASTORES Y EN EL MIO PROPIO.
Un abrazo de corazón y un cada vez mayor respeto por su dedicación en pro de un Mundo Rural que le necesita.
25 feb. 09:03
josemiguelmontoyaoli
Mi admirado y querido D. Miguel Ángel, de Fuente Andrino:

Gracias por tu respuesta. Solo en una cosa me vas a permitir que, con una sonrisa, te enmiende un poquitín. Yo nunca he ejercido una "dirección política" como se ha dicho tantas veces por ahí que hasta ha llegado a tus oídos. Unos dicen que fue con los socialistas (Leguina), otros que con el PP (Cospedal). La verdad es que nunca tuve cargo alguno, ni político ni de libre designación, ni tampoco participé jamás en un tribunal de oposición (por lo visto les da miedo la rectitud a algunos), ni en ninguna comisión de adjudicación pública (supongo que por lo mismo), y esto ni con los unos ni con los otros. Sólo he trabajado en la Administración como funcionario de "a pie" y solo en puestos ganados por concurso. Algunos han tratado de arrojar su veneno sobre mí (qué te puedo explicar a ti en todo esto); sobre todo ecolojetas, cazandangas, y algunos de mis compañeros de profesión, de algunos que son de Montes, pero no aman ni al campo ni a sus gentes (Incendio de Guadalajara).

Mi abuelo era agricultor en la Ribera de Navarra y me enseñó una cosa "La política todo lo envenena".

Un abrazo con mi afecto más sincero. Miguel
25 feb. 10:00
Fuente Andrino  
Mi querido y respetado amigo y referente José Miguel, te ruego aceptes mis disculpas, pero cuando digo lo que pienso sobre tu persona en alguna ocasión me dijeron que llegaste tan alto como consecuencia de tu militancia política, lo cual nunca lo vi mal, pues personas de tu valía muy contrastada por mí, no me parecería mal que echarán una mano a los nuestros desde los más altos puestos, que dicho sea de paso, sólo se accede a ellos mediante la política y si estás en ellos, duran tanto en cuanto te necesitan. Luego, antes de cesarte te vilipendian y desestabilizan mediante un acoso vil y torticero.
Tu mérito sin apoyo político es un bien intangible digno de encomio.
Si me lo permites, te diré que yo, con amplio pedigrí político de Izquierdas, jamás milité en partido alguno ni me relacioné con ellos jamás, pues la Izquierda fue una de mis grandes decepciones al no corresponderse con lo que me dijeron mis mayores. Y con la derecha por respeto a mi tradición, jamás acepté cargo o puesto alguno partiendo de unas ideas en las eu no creo. Es más, ya no creo en la política después de haberlos visto de cerca durante cuarenta años.
Una cosa es cierta, José Miguel, cuando me tocó dar servicio Informático a todos los ayuntamientos de la provincia, les di a todos por igual. Jamás reparé en si eran de un signo o de otro. Pero esta independencia se paga caro cuando está uno arriba y no obedece a mequetrefes ni se mancha las manos.
No puedo darte clases de nada, José Miguel, pero sí sé un poco de filosofía (como consecuencia de mi primer destierro). Por lo que me voy a permitir decirte que no debe de extrañarte que te envidien, dado tu curriculum vitae. Sigo pensando (con más y mejor base) que en España eres de los mejores y el autor favorito de la gran mayoría … todavía recuerdo cuando eso de leer era considerado como una mariconada …
TE PIDO PERDÓN Y TE RUEGO QUE ME SIGAS ACEPTANDO DENTRO DE TUS DISCÍPULOS
Miguel ngel Romero Miguel Ángel Romero Ruiz es colaborador habitual de publicaciones cinegéticas.

RSS