Desde mi Tronera

El Gobierno se desentiende del grave problema de la perdiz roja

Harto ya de escribir sobre un tema de sobra conocido tanto por cazadores como por toda aquella persona física o jurídica relacionada, de forma directa o indirecta, con el campo, posiblemente sea este el último artículo que escriba al respecto. PUES YA ESTOY HARTO.

23 ene. 2013 - 5.811 lecturas - 13 comentarios

No obstante, conociendo el paño de muy primera mano, en mis posts anteriores ya preví yo la contestación que le iban a dar los suyos a don Teófilo. Este gran diputado está legitimado para decir eso de: cuerpo a tierra, que vienen los nuestros. Ahí está la perdiz roja española, ahí está su declive poblacional cuando no su desaparición. De los motivos prefiero no repetirme una vez más para que no me líen con serenatas seudo científicas quienes no encontraron colocación ni ganaron una oposición. No obstante, me aferro a la vieja expresión latina: Cui prodest (¿quién se beneficia?). La respuesta tiene una fácil contestación:

  • Las granjas y todo su entorno de piensos, aperos de supervivencia al aire libre, mejora de ejemplares, fomento de la cría en granja, etc. etc.

  • Las industrias químicas agrarias que ya no tendrán testigos molestos.

  • Las grandes empresas agrarias a quienes no se les obligará a respetar hábitat y mucho menos se les condicionará el criminal laboreo. Lo malo es que no mueren sólo las perdices. ¿Pero a quién le importa?



EL PP SE PREGUNTA A SI MISMO EN EL CONGRESO POR EL DESASTRE DE LA PERDIZ EN ESPAÑA Y LO HIZO DE ESTA MANERA:


BOLETÍN OFICIAL DE LAS CORTES GENERALES
CONGRESO DE LOS DIPUTADOS
X LEGISLATURA
SERIE D: GENERAL
20 DE DICIEMBRE DE 2012
Núm. 198
Página 46


184/012710
A la Mesa del Congreso de los Diputados
Don Teofilo de Luis Rodríguez, Diputado por Madrid y pertenecientes al Grupo Parlamentario Popular en el Congreso, al amparo de lo dispuesto en el artículo 185 y siguientes, del Reglamento de la Cámara, tiene el honor de formular las siguientes preguntas de las que desean obtener respuesta por escrito.
Recientemente la Comisión de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente del Congreso de los Diputados ha aprobado una iniciativa del Grupo Parlamentario Popular en donde se resaltaba una vez más el valor de la actividad cinegética en el conjunto de las actividades que se desarrollan en el medio rural de nuestro país. En ese debate entre otros elementos, se destaco por mi parte el factor diferencial que ofrecían algunas modalidades de nuestra caza respecto a la oferta de otros países del continente europeo.
Entre las modalidades de caza menor con más predicamento esta la caza de la perdiz roja, especie emblemática de la Península Ibérica. Sus poblaciones se han visto afectadas por la intensificación de prácticas agrarias, desequilibrios entre poblaciones de fauna que comparten un espacio con la consiguiente lesión a nuestra riqueza natural y perjuicio a la capacidad para generar riqueza y empleo por la caza de la perdiz roja en nuestro país.
Por todo ello se formulan las siguientes preguntas de las que desea obtener respuesta por escrito:
1. ¿Qué información tiene el Gobierno sobre la perdiz roja en España y la evolución de sus poblaciones entre los años 2010 y 2012?
2. ¿Cuáles son los factores que en opinión del Gobierno inciden negativamente en la evolución de la perdiz roja en nuestro país?
3. ¿Qué medidas piensa adoptar el Gobierno a los efectos de mejorar la población de la perdiz roja e incrementar el número de individuos en las distintas partes de España?
Palacio del Congreso de los Diputados, 4 de diciembre de 2012.-Teófilo de Luis Rodríguez, Diputado.


(Pinche aquí para ver el hipervínculo a la pregunta en el CONGRESO)

NI CORTO NI PEREZOSO, EL CONGRESO DE LOS DIPUTADOS, CON MAYORÍA ABSOLUTA DEL PP, SE DIO ESTA RESPESTA A SÍ MISMO:


Respuesta del Gobierno
CONGRESO DE LOS DIPUTADOS
SECRETARÍA GENERAL
REGISTRO GENERAL
21 dic. 2012 14:17:46
ENTRADA 39687


(184) PREGUNTA ESCRITA CONGRESO
184/12710 04/12/2012 37474
AUTOR/AUTORA: LUIS RODRÍGUEZ, Teófilo de (GP)

RESPUESTA:
El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente no dispone de datos a escala nacional sobre evolución de poblaciones. Solo dispone, a esa escala, de datos de capturas que pudieran dar una idea de las variaciones poblacionales (no de las poblaciones). En ese sentido, durante el decenio 2001 -2010, se constata una variación interanual de capturas creciente hasta el año 2007 a partir del cual se invierte la tendencia con tasas de descrecimiento anual del 4 al 9%.
Los factores que con mayor probabilidad inciden negativamente en las poblaciones de perdiz, están ligados básicamente a las modificaciones de su hábitat. La perdiz es un ave fundamentalmente esteparia y por tanto muy vinculada a los terrenos agrícolas-
Otro factor que puede incidir en la evolución de la perdiz roja, especialmente en el ámbito de la genética si no se realizan controles adecuados, son las sueltas de perdices procedentes de granjas cinegéticas. El riguroso control de estas granjas es un factor decisivo para garantizar el patrimonio genético de la población salvaje de la perdiz roja autóctona.
La prelación natural, que no constituye ningún riesgo especial para las poblaciones a escala nacional, sí podría tener cierta incidencia a escalas muy locales.
En definitiva, son los cambios más estructurales de nuestro sector agropecuario los que propician una evolución negativa de especies antes muy extendidas, como la perdiz roja.
Las mejoras que pueda adoptar el Gobierno para la mejora genética de poblaciones cinegéticas son muy limitadas por cuanto la caza es materia de competencia exclusiva autonómica. No obstante, se pretende promover la creación de un instrumento que favorezca un marco de coordinación con las Comunidades Autónomas y entre ellas, en actuaciones de gestión encaminadas a la mejora de las poblaciones. En ese sentido se enmarca la propuesta de elaboración de la Estrategia Nacional de Aprovechamiento cinegético.
Madrid, 18 de diciembre de 2012


(Pinche aquí para ver el hipervínculo a la pregunta en el CONGRESO con datos de la respuesta, pero sin su texto a las 19 horas del día 19-01-13)

De todas las maneras, si usted no se fía de mí o, pasado un tiempo tan dilatado como este quiere acceder a lo que arriba le he trascrito, pueden hacerlo de la siguiente manera. Teclean en Google: Congreso de los Diputados. En la columna de la derecha pinchan en INICIATIVAS. En la selección tecleen en texto libre: perdiz Teófilo —Pulse BUSCAR— y le aparecerá el enunciado de la pregunta que es: Evolución de las poblaciones de perdiz roja en España, así como medidas previstas para su protección. BIEN. Pasen el ratón sobre el citado enunciado y hagan clic sobre él con el botón derecho. Entonces les aparecerá el workflow relacionado con la pregunta y sus textos en PDF. La respuesta aparecerá si la han colgado, claro. Pero será la que yo les he trascrito. De todas las maneras, no termino de entender el tiempo de respuesta que tiene en su web el Congreso de los Diputados. No me extraña que las empresas extranjeras se vuelvan locas ante la informática de una nación en la que se ha gastado en este concepto millones y millones de euros. Habrán sido bien empleados. Claro. Viendo los medios de comunicación todos los días, es de suponer. Faltaría más. ¡¡¡En España no hubo cazo jamás!!!


SAQUEN SUS PROPIAS CONCLUSIONES

  • En España existe el Comité Interautonómico de Caza y Pesca Continental formado por todos los funcionarios jefes de caza y pesca de las provincias y autonomías del Estado.

  • En el Inventario Español de Especies Terrestres del Ministerio de Agricultura Alimentación y medio ambiente ponen la imagen de una perdiz roja en el inicio de la página web. ¿Porqué? Si no saben y no contestan. ¿Qué pinta la perdiz ahí?

  • El Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos (IREC) es un centro de investigación multidisciplinar de ámbito nacional, con sede en el Campus Universitario de Ciudad Real. Se trata de un centro mixto dependiente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), la Universidad de Castilla–La Mancha (UCLM), y la Junta de Comunidades de Castilla–La Mancha (JCCM). Cuenta con personal perteneciente al CSIC y a la UCLM, estando ubicado parte de este último en el Campus Universitario de Albacete. El IREC es el único instituto español de investigación que integra de forma equilibrada conocimientos de ecología, sanidad animal y producción animal. Esta variedad le confiere una gran competitividad frente a los centros más tradicionales. O sea: que el IREC depende del CSIC y este último del Ministerio de Economía y Competitividad de España.

  • La Agencia Estatal Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) es la mayor institución pública dedicada a la investigación en España y la tercera de Europa. Está adscrita al Gobierno a través del Ministerio de Economía y Competitividad, Secretaría de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación.

  • La Fundación para el Estudio y la Defensa de la Naturaleza y la Caza (FEDENCA), de la Real Federación Española de Caza, tiene como objetivos principales la conservación de la Biodiversidad, y la defensa de la actividad cinegética sostenible como herramienta de gestión. Les hipervínculo a algunos estudios de carácter nacional sobre la perdiz roja.

  • Miren ustedes, se me está atragantando este artículo a la vista de la respuesta que da el gobierno de España a un tema de esta magnitud, aun cuando reconozco que el señor de Luis (don Teófilo), no es quien para hacer tal pregunta ni para ir de conseguidor a la RFEC. Pues se trata de un diputado que se metió en el tema de los accidentes y de los daños de la fauna y salió una ley peor de la que había. Lejos de decir un: «no he podido más» (y entonces sí que sería uno de los nuestros). Le veo en los fiestorros de la RFEC subirse, con descaro y sin complejos, unos chabacanos y altísimos calcetines que le definen perfectamente.

  • La Real Federación Española de Caza está pasando por momentos duros y nunca hice leña del árbol caído. Y no lo haré porque en el fondo subyace el acoso y derribo por sus iguales. ¡¡¡Si fueran mejores los otros, todavía, pero de eso nada, son más de lo mismo!!! Y el señor diputado de marras, creo que ya tiene bastante con lo que contesta su partido, aun cuando a decir verdad, yo, jamás hubiera esperado una contestación tal.

  • A pesar de lo citado, permítanme decirles que los temas arriba apuntados inherentes a la perdiz fueron llevados muchas veces a los más altos niveles del ministerio. De ello puede dar fe el presidente de FEDENCA, don José Luis Garrido Martín; el presidente de la OFICINA NACIONAL DE LA CAZA, don Juan Antonio Sarasketa Leguina y varias personas de especial relevancia de España. Señores, siempre hubo sucesivas reuniones con el MAGRAMA a los más altos niveles para tratar el asunto que nos ocupa. ¿Quién miente? Si esto es vox populi desde hace más de 10 años. ¿A qué intereses sirve el PP? Ya sé, ya sé que tampoco es el momento por la cantidad de presuntos que le están saliendo, pero es que siempre estamos en lo mismo. ¿En qué se diferencia doña Cristina Narbona del señor Arias Cañete en lo que a esto se refiere?: EN NADA. Hombre, tal vez doña Cristina no se zampe al amanecer yogures caducados… ni monte a caballo con el porte y señorío propios de Prim en las estampas de baratillo de finales del siglo diecinueve… ni cierre terrazas para tomarse un piscolabis.

  • ¿Cómo el gobierno de España puede tener el descaro de despachar el asunto con una información como la que les adjunto a través de este hipervínculo? Ahí tienen todas las capturas y algo más desde el año 2000 al 2011, ambos inclusive. De la veracidad de esos datos, yo no me hago cargo, pues a simple vista veo que se computan como perdices capturadas las de granja y esas ni son perdices, ni son nada que no atente contra la biodiversidad en todas sus formas. Algunos, muy señores míos gubernamentales de turno, nos leemos todo lo que ustedes publican. Es más, hasta nos leemos los anuarios estadísticos del MAGRAMA. Sabemos lo que escribimos. Ya ven, éste es el pecado de un pueblo que lee.

  • ¿No me digan que no es como para desesperarse cuando las principales organizaciones venatorias de España, que son muchas y algunas muy subvencionadas, pasan del asunto o se contentan con que les ajunte el politicastro de turno? ¡¡¡¡Menos reuniones y más soluciones!!!! Tengan en cuenta que para ser diputado o senador no hacen falta estudios de ningún tipo y mucho menos un currículum brillante. No se contenten con tan poco.



UNA HISTORIA MUY ELEMENTAL SOBRE PERDICES GENÉTICAMENTE PURAS

Hace unos cuarenta años, cuando vine a vivir a Vitoria (Álava), quedé intrigado por encontrarme con unas perdices diferentes tanto en comportamiento como en color y tamaño —muy diferente a las de mi pueblo—. Pregunté hasta aburrir y nadie me dijo el porqué. Luego en mis periplos a lo largo y ancho de España me he encontrado con cantidad de perdices del lugar diferentes. No he mentado, voluntariamente, el fenotipo y el genotipo. La última que me dieron gato por liebre fue en el desaparecido Game Fair de Madrid cuando vi unas perdices de reclamo que en vez de diferentes, resultaron ser de granja (se rieron de mí a mandíbula batiente). Luego, con las truchas autóctonas me ha pasado lo mismo incluso dentro de la misma provincia pero en diferente río. YO NO DIGO NADA. Pero pregunto: ¿QUÉ ES UNA PERDIZ GENÉTICAMENE PURA? Como no soy un zorreras les digo que la única perdiz GENÉTICAMENTE PURA es la que crece y se multiplica por ella misma en los diferentes y variados ecosistemas de España. No se crean a esos sacamuelas que crían las del lugar en un cobertizo ubicado in situ y luego las sueltan para solaz y disfrute de un cazador poco exigente. MIENTEN. Una perdiz en el momento que se la priva de su libertad se la ¿medicaliza? y eso la hace tan diferente, que matará a todas las demás existentes en el coto.

Ojo con los comederos y bebederos. Hoy les dirán eso. Pero mañana les aconsejarán echar tal o cual pienso y algún polvote en el agua. Y ya saben, lo primero es la seguridad y eso es arriesgarse a pelo, a ciegas y al azar.


POSIBLE SOLUCIÓN

En España tenemos una Real Federación Española de Caza (RFEC) cuyo funcionamiento se rige por la Ley del Deporte. Ir con lo de la perdiz al MAGRAMA es como si el sacristán de mi pueblo fuera quejándose al Vaticano de que falta cera del altar de su pueblo. Le dirían que esa no es su parroquia y no le recibiría el Papa. Ni siquiera un cardenal. Lo mismo le pasa a al RFEC cuando va al MAGRAMA. Y si se pone pesada le dirán que ellos se rigen por la ley del deporte, cuyo ministerio está cuatro manzanas más abajo. Qué se ha confundido el taxista al dejarles allí. No debiera de ser así, pero es.

Visto lo visto y dada la contumacia gubernamental y autonómica durante más de 20 años, creo sea un tema de denunciarlo en Europa y si se demoran en tomar medidas, ir subiendo escalones. Las organizaciones ecologistas y similares de España no nos van a sacar de ningún apuro. Y no se preocupen, que un ave puede estar en situación de rescate sin ser incompatible con su aprovechamiento. Se haría un aprovechamiento sostenible en función de la situación del medio en cada momento. Nada de reforzar el campo con perdices genéticamente puras, pues será ahí donde nos den la puntilla final caso de que nos dejemos aconsejar por los mismos trileros de hoy en día. Y la RFEC tiene, entre otras grandes funciones, lo de la codorniz a tubo o lo de la caza de faisanes con trillo tirado por semovientes. No obstante, FEDENCA ha hecho unos estudios fenomenales.

 

13 comentarios

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

23 ene. 2013 19:27
+3
RAMOSGRACIA
Estimado Miguel Ángel, pido tu opinión, ¿crees que, LA CAZA debería de abandonar el deporte y pasarlo a ser una actividad de cualquier otro tipo?, y por favor, que interes tienen nuestros federativos presidentes y demás cobrasueldos, para seguir "erre que erre" diciendo, que la caza es UN DEPORTE¿?, sería bueno para LA CAZA, salir de ahí. Gracias y porfa, sigue deleitandonos con tus articulos. Un saludo
24 ene. 2013 09:37
jmmontoyao@terra.es  
Mi querido amigo D. Miguel Ángel Romero:

Mucho me temo el que forme parte de tus sabios silencios, el no nombrar cómo se hacen en la práctica las estadísticas de caza en España. Por mí parte y mientras tuve que hacerlas, siempre supe que eran mentira. Se copiaba lo del año anterior y se subía o se bajaba un poco, en función de lo que se decía "por ahí". Muy serio y muy "centrífico". Vaya, "hacer como si se hace" (Anexo primero de la Ley de Procedimiento Administrativo, apartado de cuestiones principales).

El Ministerio no sé a quien tiene, ni quien le queda tras la quema de funcionarios profesionalizados (allí no queda "ni viruta").

Sí les diré:

-Que la perdiz dicen que subió hasta 2007 por la misma burbuja que ahora nos ahoga. Como en las estadísticas no se separan las "paraperdices" de las perdices, resulta que se cazaban a cada vez más "perdices".

-Desde el 2007 baja el número de perdices, tal vez porque se vendan menos (estallido de la burbuja), tal vez porque se suelten en marcos menos controlados, pero más frecuentes (unas pocas por toda España).

Señores del ministerio:

-Déjense de rollos estadísticos, porque ustedes no tienen estadística ninguna válida, y como yo lo saben perfectamente. No hagan más como si hacen: ¡hagan!

-Por cierto: algunos andan "apilando" los datos de las Memorias anuales de caza de los cotos; pero no se presentan todas, ni se descuentan las de granja, ni se dice nunca la verdad: estamos igual.


Un fuerte abrazo y no desesperes. Cañete es cazador, y sólo tendremos que dar (eso sí mucho) la lata, bueno, espero. De todas formas no se mojan gran cosa los de este Gobierno. Habrá que mearles.

Un abrazo. Miguel
26 ene. 2013 21:14
Fuente Andrino  
Querido compañero RAMOSGRACIA.

La caza no es un deporte. PUNTO.

El deporte dentro de la caza, no ha lugar. PUNTO.

Las cazas tradicionales, en las que participo con la perdiz con reclamo, denominarlas deporte es un desprecio hacia ellas, pero no practicarlas con enjundia, es dejar que las prohíban como la contrapasa, el parany, etc. etc. Me refiero a las formas y modos de cazar de los más humildes de España, a cuyo tronco estoy orgulloso de pertenecer.

Todo el tinglado esperpéntico-deportivo, que ahora empieza a desbaratarse, es consecuencia del puro interés económico de unos pocos que se perpetúan en sus acomodos por dinero o por afanes desmesurados de protagonismo. Un protagonismo que jamás consiguieron en su vida laboral, social, etc. etc.. Unos cobran en euros y otros lo hacen en egos. Ambos son tóxicos para la CAZA.

No saldremos del atolladero mientras no se desmonte el tinglado, pero ojo con quienes están ojo avizor desde fuera o desde dentro de la Real Federación Española de Caza, que no son mejores. Hay que partir de cero con un sistema democrático totalmente al margen de los partidos políticos donde cada cazador sea un voto. Luego, ya elegiríamos los cazadores al equipo multidisciplinar que necesitemos. Pero a través de contratos transparentes y de paso, exigir al ministerio que ponga a nuestra disposición a los técnicos que tienen asignado a lo nuestro.

Si no me he expresado claramente, sabes que me tienes a tu entera disposición.

MUCHAS GRACIAS POR TUS ELOGIOS.

Un abrazo de corazón
26 ene. 2013 21:48
Fuente Andrino  
Mi admirado José Miguel Montoya Oliver:

Aun cuando lo he repetido muchas veces, yo, al lado de José Miguel Montoya Oliver, soy un aprendiz de monaguillo. PUNTO.

José Miguel Montoya Oliver es doctor ingeniero de montes, catedrático y un autor prolífico conocido en todo el Mundo. Es cazador. Es uno de los nuestros. Siempre ha defendido las causas de los humildes tanto desde su magna obra, hasta su presencia en lo nuestro para arrimar el hombro en agricultura, ganadería y montes, cuanto si más en caza y pesca.

Tú bien sabes, José Miguel, que en muchas cosas nos debemos de callar por una consideración que quienes se benefician de ella, no tienen consideración para con nosotros. Y en lo profesional, sigo siéndolo por encima de todo. Pero ante hechos palmarios uno salta. Y más ahora, que estoy en mi casa de Saldaña tras de la becada. Veo el panorama rural que hay y el que se avecina a los míos, y uno, querido profesor, se rebela. Yo, cuando estoy por aquí, mi tierra y la de todos mis antepasados, salgo mucho al campo a cazar, por supuesto, pero los días no hábiles so pretexto ahora de los berros o de la fotografía, pongo por caso, estoy muy orgulloso de ser uno más cuando entro en la cantina de cualquier lugar aun cuando no libe como ciertos sujetos de la RFEC. Para mi gente seré siempre el hijo de tal y el nieto de fulano. De eso, y que Dios me perdone, presumo pero cuando veo la situación de mi Castilla la Vieja, siento: dolor, impotencia, nostalgia, rabia, odio y un montón de cosas más que me hacen saltar. Pues sus heridas me duelen a mí tanto como las mías a ellos.

Vaya, siento lo de Arias Cañete. Qué conste que me gustó verle al lado de la ya casi extinta MESTA. Y ayer, que fui con mi mujer a Potes por Guardo y vine por Cervera de Pisuerga, paré en uno de esos bares (cantinas) y entablé conversación con un paisano de edad incalculable que me habló de la Mesta de antaño por aquellas tierras. Fue un detalle el de don Miguel, pero a caballo … Tal vez personalice los males del mundo rural en él cuando, posiblemente, el margen de maniobra que le han dejado los partidos anteriores sea pequeño. Si es cazador y monta a caballo (cosa que yo también hago como reminiscencia de mi niñez), por lo menos siente lo nuestro, que al lado de doña Cristina, será un señor MINISTRO.

Es para mi todo un honor que hayas escrito aquí una aportación que vale más que lo que yo he escrito.

MUCHAS GRACIAS

Miguel Ángel Romero Ruíz -
26 ene. 2013 21:49
Fuente Andrino  
Mi admirado José Miguel Montoya Oliver:

Aun cuando lo he repetido muchas veces, yo, al lado de José Miguel Montoya Oliver, soy un aprendiz de monaguillo. PUNTO.

José Miguel Montoya Oliver es doctor ingeniero de montes, catedrático y un autor prolífico conocido en todo el Mundo. Es cazador. Es uno de los nuestros. Siempre ha defendido las causas de los humildes tanto desde su magna obra, hasta su presencia en lo nuestro para arrimar el hombro en agricultura, ganadería y montes, cuanto si más en caza y pesca.

Tú bien sabes, José Miguel, que en muchas cosas nos debemos de callar por una consideración que quienes se benefician de ella, no tienen consideración para con nosotros. Y en lo profesional, sigo siéndolo por encima de todo. Pero ante hechos palmarios uno salta. Y más ahora, que estoy en mi casa de Saldaña tras de la becada. Veo el panorama rural que hay y el que se avecina a los míos, y uno, querido profesor, se rebela. Yo, cuando estoy por aquí, mi tierra y la de todos mis antepasados, salgo mucho al campo a cazar, por supuesto, pero los días no hábiles so pretexto ahora de los berros o de la fotografía, pongo por caso, estoy muy orgulloso de ser uno más cuando entro en la cantina de cualquier lugar aun cuando no libe como ciertos sujetos de la RFEC. Para mi gente seré siempre el hijo de tal y el nieto de fulano. De eso, y que Dios me perdone, presumo pero cuando veo la situación de mi Castilla la Vieja, siento: dolor, impotencia, nostalgia, rabia, odio y un montón de cosas más que me hacen saltar. Pues sus heridas me duelen a mí tanto como las mías a ellos.

Vaya, siento lo de Arias Cañete. Qué conste que me gustó verle al lado de la ya casi extinta MESTA. Y ayer, que fui con mi mujer a Potes por Guardo y vine por Cervera de Pisuerga, paré en uno de esos bares (cantinas) y entablé conversación con un paisano de edad incalculable que me habló de la Mesta de antaño por aquellas tierras. Fue un detalle el de don Miguel, pero a caballo … Tal vez personalice los males del mundo rural en él cuando, posiblemente, el margen de maniobra que le han dejado los partidos anteriores sea pequeño. Si es cazador y monta a caballo (cosa que yo también hago como reminiscencia de mi niñez), por lo menos siente lo nuestro, que al lado de doña Cristina, será un señor MINISTRO.

Es para mi todo un honor que hayas escrito aquí una aportación que vale más que lo que yo he escrito.

MUCHAS GRACIAS

Miguel Ángel Romero Ruíz -
27 ene. 2013 12:14
jmmontoyao@terra.es  
Mi querido amigo Don Miguel Ángel Romero:

Sí, todavía está viva la Mesta (gracias a Dios), entre nosotros, en nuestros corazones, en nuestra legislación, y en nuestro pastoralismo tradicional ¡Incluso en nuestro futuro!
Te paso una lección sobre la misma, incluida en la asignatura obligatoria que sobre pastoralismo imparto en la Escuela de Ingenieros de Montes de Madrid. Seguro que te va a divertir y que tendrás muchas vivencias que añadir. Aún les queda vida a nuestras tradiciones y a las universales aportaciones del universo rural español. Pero hay que seguir en la lucha, sin complejos y orgullosos de ser quienes somos.

Sale todo muy mal "organizado" y por lo que sea además falta un plano, pero bueno... ¡Menos da una piedra!

Un abrazo. Miguel Montoya


A.3. LA MESTA Y LA LEGISLACIÓN PASTORAL ESPAÑOLA

Antecedentes y legislación. La Mesta

¿Por qué?

1. Pese a su desaparición práctica, tres razones siguen haciendo aconsejable para el pastoralista el estudio de la trashumancia en general y de la Mesta en particular:
a. Conocer el marco espacial y legislativo en el que se enmarca hoy el pastoralismo en España.
b. Apreciar los conocimientos pastorales propios de nuestras culturas autóctonas, y valorar sus posibilidades de cara al futuro.
c. Conocer las oportunidades y realidades de empleo para el pastoralista en esta materia concreta.

Bosquejo histórico

2. Los primeros antecedentes de la trashumancia se remontan al tiempo de los iberos. Más tarde, en algunas ermitas se celebraban mestas, en las que se repartían las ovejas perdidas, o reses mostrencas, y se trataban otros asuntos de interés común. Mesta significa “reunión de pastores”. Se tiene constancia histórica de Mestas (o ligallos o juntas como también se llaman), desde antes de la llegada del Islam: desde los reyes godos.
3. Cuando hoy decimos Mesta, nos referimos al “Honrado Concejo de la Mesta de Pastores”, creado finalmente con tal nombre por Alfonso X “El Sabio” en 1.273. Otras organizaciones similares existieron en otros reinos de España (Aragón, Navarra, Valencia). La Mesta era pues la organización de Castilla. Por tanto no toda la trashumancia es mesteña. La Mesta era la organización de Castilla. La Casa de Ganaderos la de Aragón. También Navarra tenía sus organizaciones (facerías internacionales, Bardenas Reales...)
4. El ganado trashumante era merino. El resto del ganado ovino, el estante, era churro. Los beréberes benemerines parecen haber sido los importadores de las ovejas merinas, de lana blanca y fina, a principios del siglo XII.
5. Había trashumancia de vacuno y cabra. Además de la trashumancia existe la de menor alcance o transterminancia.
6. En 1.836 se refundieron todas esas organizaciones en la “Asociación General de Ganaderos del Reino”. La desamortización comunal de 1.855 marcó su declive. En torno a 1.900 comenzó la descomposición de la trashumancia y de esta última organización.
7. La incomprensión social hacia el pastoralismo, acentuada desde las perspectivas de los forestalistas tradicionales, propició su declive.
8. En los años 1970, prácticamente desapareció la trashumancia tradicional. No obstante, aún trashuman algunos escasos ganados ovinos, normalmente en camión. También hubo y hay aún trashumancias de vacuno. Subsisten igualmente abundantes transterminancias cortas entre sierras y llanos, y montes y cultivos (rastrojeras).

Fundamentos pastorales e impacto forestal

9. El sistema pastoral mesteño se basaba en la integración entre los espacios serranos o “estivaderos”, y los espacios más cálidos de invernada (dehesas o “defesas” acotadas al libre pastoreo del ganado mesteño: para pastar en ellas había que pagar); unidos entre sí por un complejo sistema de vías pecuarias.
10. Era un sistema de producción de lana fina de oveja merina, autónomo, eficaz, y plenamente sostenible, sin recurrir a aportaciones externas de materiales o energía.
11. Siendo los estivaderos los espacios limitantes (por más escasos), el sistema quedó finalmente dominado por los llamados serranos que los dominaban. Las limitaciones productivas de las sierras, los pastos de verano, limitaron el ganado de la Mesta a no más de unas 3.500.000 ovejas trashumantes.
12. La colisión de intereses con agricultores, ganaderos estantes, grandes propietarios y poderes feudales, fue una constante en la historia de la Mesta. “No le hagas mal porque es cristiano, pero no le hagas bien porque es serrano”. La ignorancia y a incuria fueron sus principales enemigos.
13. Uno de los prejuicios antimesteños que aún subsisten, versa sobre su presunta contribución a la deforestación de España. Nunca el ovino trashumante pudo agredir excesivamente al regenerado leñoso. Las ovejas no pasaban hambre y apenas ramoneaban por tanto. El buen pelo de los animales refleja siempre su buena alimentación; la oveja lanera no podía pasar necesidad nunca, para producir vellón de calidad. ¿Por qué iba a ramonear? Además, antes de la crisis del verano que obliga al ramoneo, se descargaban de ovejas las dehesas. Los mesteños, por si eso fuera poco, no eran de la cultura del fuego como los cabreros. Además, 3.500.000 ovejas nunca pudieron deforestar casi 50.000.000 de hectáreas. En realidad no eran tantas, respecto a la extensión de la que disponían, nunca hubo pues sobrecarga alguna de ganado mesteño.

El pastoreo mesteño. Aspectos técnicos

14. El producto buscado era la lana y no la carne. Incluso era perjudicial para el viaje que la merina pariera mucho o pariera doble. Los mesteños comían cerdo, como prueba de su condición de cristianos viejos. Todavía hoy la merina es poco prolífica. La calidad de su carne no se seleccionaba, en contraste con la churra; situación que persiste: el buen cordero sigue siendo el churro (lechazo).
15. Mezclar churras con merinas era mezclar lo inmiscible. Los procesos de selección genética eran muy intensos y depurados. La calidad de la lana y del ganado un orgullo. Poseían claros conocimientos de genética.
16. Realizaban, con los diferentes tipos y necesidades de alimentación de su ganado, clasificándolo, un cierto pastoreo rotacional (más bien sucesivo), en cañadas y en dehesas. Tenían pues conocimientos de alimentación animal y de ordenación racional de los pastos.
17. Se programaban los partos, uno al año y a fecha prefijada (programación de parideras). Se soltaban los machos para que la paridera se concentrara en noviembre, a poco de llegar a la dehesa. Así todavía no había corderos en el viaje de ida, y para el de vuelta estaban ya bien destetados y no constituían problema alguno.
18. Los rebaños tenían muchos machos en relación al número de hembras, y en buena parte eran castrados, pues daban lana y no daban tantos problemas como las ovejas (lo mismo se hace hoy con la lana merina en Australia). En realidad, bastaba con mantener sólo las hembras precisas para la reposición del ganado.
19. Se imponían fuertes “achaques” o multas a quien trashumara con ovejas enfermas o achacosas. La Mesta por tanto controlaba también la sanidad animal.
20. En el lenguaje de hoy diríamos que la mesta era plenamente sostenible de forma endógena, tanto en lo social, como en lo ecológico y en lo económico.
a. Ser mesteño estaba bien considerado socialmente, a diferencia de la actual consideración social de los pastores. Sus decisiones eran plenamente democráticas, hombres y mujeres tenían iguales derechos. Las contribuciones económicas eran igualitarias. Significó un fuerte freno a todo poder ajeno a la corona (nobleza e iglesia).
b. Ecológicamente era un proceso integrador (origen de fondo de la integración de España) entre espacios ecológicamente diferentes para conseguir su conservación y mejor uso, mediante el desarrollo de sinergias.
c. Económicamente fue clave para las arcas reales españolas. Durante siglos potenció nuestras exportaciones y la industria de la lana.

Funcionamiento interno

21. Anualmente se celebraban dos mestas generales, para organizar los grandes viajes trashumantes: en torno al 5 de abril y en torno al 5 de octubre.
22. A primeros de octubre, tras la Mesta General, comenzaba el desplazamiento. Hasta unos 30 días, dormidas o andaduras, tardaban en alcanzar los pastos del Sur, tras 800 kilómetros y más de recorrido. A la llegada, ya a primeros de noviembre, los pastos tiernos de la otoñada y la cosecha de montanera estaban en su mejor momento. No obstante, diversas normas priorizaban al ganado local,
al de cerda y a los humanos, frente al ovino trashumante en el aprovechamiento de la montanera (excepto acuerdo económico en contra).
23. En primavera el viaje de regreso a las sierras era más corto, porque las ovejas ya no iban preñadas, y los corderillos de noviembre, ya destetados, marchaban y comían sin dificultad alguna. En unos 20 días se conseguía regresar, tal vez con la ayuda de la llamada de la querencia para hombres y bestias.
24. Se partía hacia las sierras a primeros de mayo, y para finales de este mes llegaban a sus sierras de origen, ascendiendo el ganado progresivamente hacia los finos pastos de los puertos: a los agostaderos o estivaderos. Al llegar, y a veces incluso a lo largo del camino, se esquilaba el “vellón” del ganado. El ganado estaba sí 6 meses en dehesa (noviembre-abril), 4 en puerto (junio-septiembre) y dos en trashumancia (octubre y mayo).
25. El ganado, se protegía frete al lobo con poderosos perros mastines, desorejados y armados con carlancas. Hoy los mastines mesteños, más o menos aligerados, se mantienen aún como perros funcionales de caza en las clásicas monterías a la española; otros apacientan directamente ganados (conducidos sin pastor) e incluso algunos todavía defienden al ganado estante del lobo.
26. Los mesteños tenían a deshonra el uso de perros carea en la guía de los animales, pues el pequeño perro carea era propio de cabreros y ovejeros churros. El carea es un perro pequeño y de pelo duro. Seleccionado por su inteligencia, como compañía, y como apoyo del pastor, existen en España diferentes razas de careas, bastante similares entre sí: que coman poco, que sean fuertes y que sean listos.
27. Los merinos protegían a los mesteños y sus entregadores a sus cañadas.
28. El ganado merino se guiaba con machos castrados (en general) o cabras-guía (peculiaridad de la “cuadrilla” soriana). La guía resulta siempre esencial con un ganado trashumante y, por tanto, sin querencias conocidas. No todo eran grandes rebaños (Granda, Infantado y El Paular llegaban a las 40.000 ovejas), también había hatos, manadas y pastorías; integrados frecuente como escusas en otros mayores. Algunos cabreros y vaqueros, también trashumantes, se integraban minoritariamente en la Mesta.
29. Los pagos por paso en los puertos (portazgos) financiaban íntegramente la organización, que para nada dependía de los poderes públicos.

Causas y efectos ambientales de la desaparición de la trashumancia

30. La mejora de las condiciones de vida de los pastores, la decadencia en España del mercado de lanas finas, el transporte mecanizado, y sobre todo el abaratamiento de los piensos, han propiciado finalmente la decadencia de la trashumancia y de la oveja merina (en España que no en Australia), y la aparición de una ganadería fundamentalmente distinta y estante.
31. Los principales efectos ambientales de estos cambios han sido:
a. Aparición de fenómenos de fosilización forestal, con pérdida de las posibilidades de regeneración del arbolado.
b. Mayor consumo de materiales, energía, abonos y pienso; en consecuencia mayor grado de dependencia del exterior. Todo ello acarrea que nuestros sistemas pastorales sean hoy mucho menos autónomos y sostenibles que antaño.
c. Deterioro de las tradiciones, conocimientos y culturas pastoriles ancestrales.
d. Simplificación notable de los ecosistemas y de su integración geográfica global.
e. Abandono de la ganadería en zonas y puertos de montaña, situaciones en las que la ganadería estante se hace difícil, al ser demasiado corto allí el periodo vegetativo y excesivo por tanto el periodo de complementación y sus inevitables costes.

Marco espacial legislativo. El pastoralismo en la historia, la cultura y el paisaje español

Representación esquemática de un término municipal típico en España

DEHESA CERRILDEHESA DOMADADEHESA PRIVADADEHESA PRIVADAVIÑASPRADOS DE GUADAÑACAMPOS DE PAN LLEVARHUERTASLIBRE DEL TÉRMINOVÍA PECUARIAVÍA PECUARIAVÍA PECUARIALIBRE DEL TÉRMINO

32. Paisaje pastoral básico. Entre las "cinco cosas prohibidas" al libre pastoreo del ganado de la Mesta (dehesas, viñas, huertas, prados de guadaña, y campos de pan llevar) se deslindaban las diferentes vías pecuarias (cañadas, cordeles, veredas, y elementos anexos) por las que transcurría el ganado durante sus desplazamientos. En todo lo demás "lo libre del término" podían pastar las ovejas libremente (las churras estantes y las merinas trashumantes), por lo que no se deslindaban cañadas de tránsito. En el término municipal aquí representado, parte de las dehesas fueron desamortizadas y vendidas, y son hoy grandes fincas privadas. El pueblo conserva aún dos dehesas (hoy o MUP o Montes de Propios), una tradicionalmente para el ganado de carne (abasto) la "Dehesa Cerril" y la otra, más cercana al casco, para el ganado de trabajo "Dehesa Domada" (o "Dehesa Boyal"). Las vías pecuarias se rigen hoy por la "Ley de Vías Pecuarias", el pastoreo en lo libre y campos tras la cosecha por la "Ley de Pastos, Hierbas y Rastrojeras", las dehesas, públicas o privadas, por la "Ley de Montes" y, en las particulares además de por Ley de Montes por contratos privados.

Ley de vías pecuarias

33. Origen. Tiene su origen en la trashumancia tradicional. La conservación de las vías pecuarias, y la libre y segura circulación por ellas, eran vitales para los merineros. Los llamados entregadores (topógrafos) las deslindaban, cuando pasaban entre alguna de las cinco cosas prohibidas. Fuera de ellas el ganado podía circular y pastar libremente. Por esto, porque en realidad no hacía falta, la mayor parte de las vías pecuarias no se deslindaron nunca, y esa ardua tarea todavía no ha concluido, siendo frecuente en nuestros días el intrusismo y hasta la completa desaparición de algunas de ellas.
34. Definición. Las vías pecuarias están definidas por la Ley de Vías Pecuarias como: “Bienes de dominio público, inalienables, imprescriptibles, e inembargables, cuya titularidad corresponde a las Comunidades Autónomas”.
35. Gestión. Su gestión técnica se concentra, conforme al mandato de dicha Ley, en:
a. Defender sus límites, mediante deslindes y amojonamientos.
b. Gestionar las diferentes ocupaciones autorizadas (mediante establecimiento de un canon valorado) y las posibles modificaciones de su trazado (permutas y valoraciones).
c. Promover nuevos usos, compatibles y complementarios.
d. Reducir las diferentes intrusiones y ocupaciones preexistentes.
36. Composición. La red de vías pecuarias está compuesta por:
a. Cañadas reales, con no más de 90 “varas”, es decir, 75 metros (Una vara = 0,83 metros). Suele usarse frecuentemente el término cañada como sinónimo de vía pecuaria.
b. Cordeles, con la mitad de anchura, no más de 45 varas (37,5 metros).
c. Veredas, aproximadamente la mitad de las anteriores, con no más de 20 metros.
d. Elementos anexos: coladas, abrevaderos, descansaderos, prados, majadas... Después de todo, los animales no sólo andaban a lo largo de las mismas, y era necesario asegurar su subsistencia: comida, agua, refugios...

Leyes de pastos, hierbas y rastrojeras

37. Origen. Aparte de las herencias merineras (trashumantes), de nuestras también relevantísimas tradiciones locales churras (estantes) hemos heredado modelos ejemplares de integración y uso comunal de la tierra, solidario y compartido por el pastoreo y la agricultura. Gracias a esos modelos pudo practicarse y se practica aún el pastoreo en amplias zonas de España con agricultura minifundista. No es igual la situación en otros países cristianos que no gozan de una herencia cultural similar.
38. Integración y composición. Se trata de las llamadas en el campo tierras "libres". La denominación usual de "libre" se opone tradicionalmente a la "dehesa", defesa o prohibido. En ellas el pastoreo se rige por las Leyes de Pastos, Hierbas y Rastrojeras, leyes autonómicas que regulan la administración y ordenación de los recursos pastables en los términos municipales. En principio son recursos pastables todos los existentes en el término municipal que puedan servir para la alimentación del ganado de pastoreo, con independencia de la propiedad del suelo.
39. Proyectos de ordenación. Los Proyectos de Ordenanzas Locales de Pastos se redactan en cada término municipal por, o para, las Comisiones Locales de Pastos y similares. Desdichadamente no está prevista aún la asistencia de técnicos pastoralistas en el proceso, lo que hace muy cuestionable la sostenibilidad de los modelos así diseñados (discriminación social, pérdida de ingresos, incompatibilidades ambientales, desintegración de usos múltiples...).
40. Instrucciones de ordenación. Las ordenaciones pastorales, conforme a estas leyes deben fijar como mínimo:
a. Espacios. Las condiciones para la exclusión de tierras del aprovechamiento comunal a lo largo del año pastoral (que se inicia a 15 de mayo). En principio todo el término es pastable, aunque se excluyen (lógicamente):
o Los montes de utilidad pública.
o Las fincas ganaderas viables (las que puedan mantener por sí solas el denominado “rebaño mínimo”).
o Transitoriamente los cultivos con cosecha pendiente.
o Los cultivos incompatibles con la práctica del pastoreo.
o Los terrenos cercados. Toda propiedad puede ser cercada, conforme al Código Civil. Paradójicamente el propietario que cerca sus tierras, conserva sin embargo sus derechos sobre los pastos comunes.
b. Tiempos.
o Derrota de mieses. Se entiende por tal la fecha para entrar el ganado en los campos de cereal. Tradicionalmente al acabar las labores de acarreo, trilla y espigado a 15 de agosto. Hoy se autoriza una entrada más temprana en razón de las cosechadoras, con claro impacto negativo sobre la fauna cinegética y esteparia.
o Plazos para levantar las cosechas (alzado o quema de rastrojos). Una quema o un alzado demasiado tempranos significan un claro perjuicio pastoral y también para la fauna asociada a las rastrojeras.
c. Ordenación: especies, cargas, tasación, sistema de adjudicación, derechos de los ganaderos locales, rebaño base local (entre 30 y 90 UGM), cupos individuales, plazos de aprovechamiento, acotamientos temporales, admisión de trashumantes, condiciones sanitarias, infraestructuras, mejoras pastorales, y régimen sancionador.

El pastoreo en los montes públicos

41. Pliegos de condiciones. El pastoreo en los montes públicos, propiedad de ayuntamientos, estado, comunidades autónomas y similares, está sujeto a gestión forestal. Se adjudica bajo los siguientes tres tipos de pliegos:
a. Generales que regulan todos los aprovechamientos de los montes de propiedad pública (madera, caza, setas, pastos, corchos, etc.).
b. Especiales de Pastos que regulan específicamente los aprovechamientos de pastos.
c. Particulares que regulan los aprovechamientos de pastos en cada monte concreto. Estos últimos se concretan mediante los proyectos de ordenación de pastos: superficies, especies, cargas, periodos, tasaciones… Deberían ser los Pliegos de Condiciones de los Proyectos de Ordenación Pastoral.
42. Tipos de pastos. A efectos de adjudicación se distinguen: los de libre contratación y los vecinales.
a. Los de libre contratación por la entidad propietaria (Comunidad Autónoma, Ayuntamiento...) se adjudican a explotaciones ganaderas propiamente dichas. Mediante: 1/ adjudicación propia, a favor de la entidad propietaria (ganado dicho “vecinal” o ganado propio), 2/ en pública subasta, o 3/ en adjudicación directa. Sobre todo en los de propiedad municipal, suelen practicarse entre otras ventajas derechos de tanteo en favor de los vecinos del término, lo que de hecho y salvo mejor tasación técnica, elimina la competencia en las subastas, salvo en casos de sobrantes de pastos. Consecuentemente se trata frecuentemente de pastos muy económicos, y sostenibilidad cuestionable en lo social, ecológico y económico.
b. Los vecinales son usos directamente realizados por los lugareños. En su origen pretendían cubrir unas necesidades familiares mínimas en tiempos de extrema pobreza y precariedad. El adjudicatario, en este caso, es la misma entidad propietaria en representación de sus vecinos. Por los cambios socioeconómicos habidos, están hoy en extinción.
43. Mejoras, fianzas y licencia. Del precio finalmente pagado, y en todos los casos, se detraen las tasas oficiales (servicios técnicos) y un 15 % para el fondo de mejoras en el mismo monte. Se retiene además como garantía un 4 % de fianza durante todo el aprovechamiento (2 % previo depositado en fase de licitación y un 2 % complementario tras la adjudicación). No se emite licencia de aprovechamiento sin el previo cumplimiento, como mínimo, de estos requisitos y de otros que se determinen en los Pliegos de Condiciones.
44. Montes de propios y similares. No todos los montes usualmente llamados “públicos” son montes catalogados sujetos a estas normas y Pliegos de condiciones. Existen montes que son de los vecinos a título particular, y que se rigen por normas privadas; al menos mientras no se cataloguen. Muchos montes hoy catalogados tuvieron este origen, algunos voluntariamente, los más por expropiación de los derechos de vecinos en favor del Ayuntamiento (desde los particulares a la institución). No deben sorprendernos las especiales circunstancias de la gestión en muchos montes públicos, en particular en zonas de montaña alejadas y en áreas minifundistas. Catalogarlos, permite la inversión pública en ellos, una ventaja muy valorada en nuestros días.

El pastoreo en dehesas y fincas privadas

45. Dehesas y fincas. Cuando no están catalogadas sino que son de propiedad privada, en las tradicionales "dehesas" y en las grandes fincas a ellas asimilables (con rebaños superiores al mínimo: rebaño base local), el pastoreo se regula básicamente por la voluntad de sus propietarios y conforme a la legislación general (derecho privado).
46. Pastos y montaneras. En la mayoría de los casos se aprovechan los pastos con ganado o caza propios. En otros casos se procede al arrendamiento. Suelen separarse los pastos herbáceos de la montanera, cuando esta última existe. A veces se separa también el aprovechamiento ganadero del de la caza. La ordenación desintegrada de estos recursos suele generar daños ambientales, en especial sobre la regeneración de los estratos leñosos.
a. Hoy las administraciones públicas, estatales y autonómicas, intervienen en ellas especialmente en:
1. Aspectos sanitarios (veterinaria).
2. Mediante el complejo y variable sistema de subvenciones públicas (agricultura).
3. En lo que concierne al arbolado y a la Conservación, intervienen los servicios forestales y medio ambientales.
b. En el futuro es esperable que las subvenciones de base ambiental exijan la ordenación del pastoreo en tierras privadas: probar técnicamente la sostenibilidad (ecológica, económica y social) del aprovechamiento, como condición previa para la percepción de ayudas y subvenciones.

Oportunidades laborales

47. Al amparo de la normativa vigente, y dejando a un lado las oportunidades laborales relacionadas con la investigación, la docencia, la gestión directa de los pastaderos y sus ganados, y otras, las principales oportunidades de actuación profesional para el pastoralista forestal son:
a. Las actividades relacionadas con las vías pecuarias, que están previstas por la Ley de Vías pecuarias y que se ejecutan a través de los servicios forestales.
b. Las relacionadas con la ordenación de los aprovechamientos pastorales de los términos municipales previstos en la Ley de Hierbas, pastos y Rastrojeras. Aspecto poco desarrollado profesionalmente hasta hoy.
c. El manejo de los aprovechamientos de pastos en los montes bajo gestión pública. Tal vez la principal actividad hoy del pastoralista forestal en los servicios oficiales correspondientes. Muy abandonado en nuestros días.
d. La ordenación y gestión del pastoreo en las fincas de propiedad privada. Aspecto poco desarrollado hasta hoy, pero con enormes perspectivas inmediatas por razón de los nuevos modelos de la PAC.
27 ene. 2013 20:56
Fuente Andrino  
Muchas gracias, José Miguel.

Queridos lectores, compañeros y amigos:
Si no tienen tiempo o ganas, prescindan de leerme a mí, pero les ruego lean lo del catedrático José Miguel Montoya Oliver y los creyentes, demos gracias a Dios, por haber en esta nuestra España hombres de su talento y bonhomía.

Lo leeré despacio, muy despacito, para que dure, como mascaba el “pescaito” la nieta de EL Piyayo.

Me están pintando bastos las becadas.

Miguel Ángel Romero Ruíz.
28 ene. 2013 12:11
j.cazador
Sr. Miguel Ángel Romero:

Si para usted todo "quisqui" es igual de impresentable y mangante, aún sin conocerlos personalmente.. ¿quien narices va a solucionar todo esto?, porque claro, los honrados y preparados... ¡están dando clases! o escribiendo artículos. Un saludo.
28 ene. 2013 22:22
Fuente Andrino  
Sr. j.cazador:

Lamento mucho que haya sacado esa conclusión de mis artículos. Muchísimo. Pues en esta España nuestra, mal que les pene a algunos, tenemos grandes profesionales trabajando en silencio acosados por quienes están en el machito por pura política o por subterfugios de todos conocidos. Es más, tenemos un gran contingente de personas jóvenes en el paro que son honestas a carta cabal con una formación fenomenal. Y mire usted, Sr. j.cazador, con el conocimiento de causa que me da la edad y el haber trotado por diferentes lares, le diré que los “malos” son pocos y hasta ahora les está saliendo gratis. Mejor escrito, les estaba, pues se empieza a ver la punta de un iceberg cuya corrupción y mala praxis no tienen parangón.

En lo que nos atañe, a las perdices me refiero, se estarán haciendo las cosas muy bien, no lo discuto, pero los resultados no pueden ser peores. Y no sólo lo dice éste modesto cazador de a píe, no. En esta misma cuyo link adjunto, hoy precisamente, se quejan otros de lo mismo. Se quejan todos. TODOS. A lo mejor estamos confundidos todos los que nos quejamos. Pero de seguir así, dentro de poco ya nonos quejaremos por haber desaparecido la perdiz roja autóctona.

UN SALUDO

http://www.club-caza.com/prensa/prensaver.asp?nid=15978
29 ene. 2013 17:35
j.cazador
Sr. Miguel Ángel, me gustaría tutearle, pero no lo are sin su permiso, porque quisiera que quedase claro que estoy más cerca de usted que de ningún otro de los que haya leído en relación con la caza, con la perdiz en concreto, y con otras muchas cosas de nuestra fea realidad cotidiana. Sus artículos, simplemente me encantan. En primer lugar, porque son actuales y muy documentados, en segundo, porque soy tan de la tierra como lo es usted y manejo el mismo vocabulario, y ese punto de rebeldía y “mala leche” como la única defensa que nos queda ante tanta agresión y “palo”.

Solo difiero con usted, cuando al hablar de la RFEC mete a todos reiteradamente en el mismo saco. ¡Hay no puedo estar de acuerdo! Mucha gente esta trabajando para acabar con lo que usted y yo conocemos, y no es de recibo, que se les diga que persiguen el puesto de otro o que son “el mismo perro pero con distinto collar”. Me alegra que diga que los “malos” son pocos, y comparto con usted que son muchos los honestos y preparados; aunque a veces, la honestidad no esta en mantenerse al margen de los “saqueos” o de los “atropellos”, sino que más bien esta en aquellos que los combaten día a día.

En lo que nos atañe, a la perdiz me refiero yo también, mi comentario anterior ha dado lugar a una mala interpretación, lo siento, solo puedo decirle que por desgracia lleva usted más razón que un SANTO. ¡Tómese esto último solo como un símil!

Un abrazo y sepa que tiene un lector incondicional.
30 ene. 2013 13:04
Parinueces
Que maravilla.
Lo del señor Montoya digo.
31 ene. 2013 00:22
Fuente Andrino  
Mi querido amigo y compañero “j.cazador”, en primer lugar, muchísimas gracias por tus deferencias para con éste tu seguro servidor. Pero antes de nada, te ruego que en lo sucesivo me trates de tú. Yo me he tomado esa libertad, que espero sepas disculpar.
Si ambos estamos apegados a la tierra, qué lo estamos, lo presiento. Ambos la hemos sufrido de una u otra manera. Ambos la seguimos sufriendo por puro amor hacia ella. Ambos nos asimos a la caza como una forma de acercarnos a la naturaleza sin alharacas ni formulas magistrales. Ambos sabemos que la caza y la pesca son unos indicadores fidedignos de la salud de lo que amamos sin paliativos. Su dolor, es nuestro dolor. Por eso estamos unidos. Por eso ha llegado la hora de decir basta a quienes nos están chuleando y acosando sin miramiento alguno. Los “cojotécnicos” tienen que estar a nuestro servicio y no nosotros al de ellos.

Lamento que difieras de mí en lo de la RFEC y la verdad es que tus sentidas y sinceras palabras me han hecho meditar en profundidad sobre el asunto. Y NO LO TENGO A MENOS. Te mentiría si no te dijera que en esta misma web contesto a mi admirado José Luis Garrido Martín, quien fuera presidente de FEDENCA, EN SU DÍA DE LA federación Castellana de Caza y de la de Valladolid. No te sería sincero si no te dijera que mantengo la amistad con Lesmes Peña Hurtado, quien fuera presidente de la RFEC antes de Manuel Andrade Cristóbal. Fui cuatro años asambleísta y … vi a la RFEC bajo otro prisma que desconocía. Pues hubo un tiempo en el que tuve posibilidad de ayudar y se organizaron varios campeonatos, semifinales, memoriales y hasta un Mundial de caza en Vitoria-Gasteiz, que es donde vivo y donde al estar muy arraigados mis hijos y mi mujer, pues yo también lo estoy (quiero -por encima de todo- a la Tierra donde nací, pero no renuncio al profundo amor que profeso a Euskadi ). Ayudé a la RFEC incondicionalmente. No recibí jamás ni un euro. Y … no sólo les facilité los campeonatos, no, propicié intercambios profesionales a niveles oficiales. Me desviví por ellos. El pago fue que a punto estuvo un cierto sector de herirme profesionalmente por un tema baladí que algún día publicaré.
En la cúpula de la RFEC hay gente buena, como en todos los colectivos, pero a veces me parece que ésta es la excepción que confirma la regla. Mira, como sabrás, estoy de forma asidua en calidad de colaborador en el programa de caza de ABC – PUNTO RADIO – de Marcelo Berdeja). Pues bien. El otro día entrevistamos al presidente de la RFEC (Andrés Gutiérrez Lara). En un principio fui bronco y me enfadé en directo, cosa de la que me arrepiento, pero rápidamente me di cuenta de que en un medio generalista no hay que dar tres cuartos al pregonero. Tal vez esté pecando un poco de eso y tomo nota al venir de una persona como tú. Pero es evidente que esto tenemos que arreglarlo sea como sea y pronto. Pero ojo, que no aprovechen la ocasión para entrar en el redil ciertos lobos disfrazados de ovejas. Qué no nos vengan esos “cojotécnicos” que tiempo tuvieron y no han hecho otra cosa que presumir de sus contactos en la administración su buen rollito con los “ecolojetas” y timar descaradamente a un batallón de corderos que creían manejar a su antojo con cuatro ¿estudios? Que no resistirían la más mínima auditoria técnica y económica. No. Tenemos que ceder el testigo a esa gente formada y buena, qué la hay. Huyamos de los salvadores. Cedamos y motivemos a una juventud que lleve con orgullo la antorcha que nos han ido cediendo miles de generaciones viejas.
Otra cosa, por mi proximidad durante toda mi vida a la administración, tengo que decirte que tenemos a los mejores hombres y mujeres del mundo con una formación y una bondad digna de encomio. Pero para hacer lo que hacen los “presuntos”, les arrinconan sin miramiento alguno.

UN ABRAZO Y MUCHAS GRACIAS POR TU SINCERIDAD.
31 ene. 2013 00:26
Fuente Andrino  
Tiene usted toda la razón, PARINUECES.
Miguel ngel Romero Miguel Ángel Romero Ruiz es colaborador habitual de publicaciones cinegéticas.

RSS