Desde mi Tronera

…y capturé un gran trofeo

Instantes antes de que apareciera mi, entonces, gran trofeo, me temblaba el pulso y una maliciosa gota de sudor fría me recorría la columna vertebral cual afilada faca. Mi corazón latía con fuerza de forma sonora y acelerada, tanto fue así, que por unos momentos temí que lo escuchara la futura presa por mí acechada.

14 feb. 2011 - 5.087 lecturas - 16 comentarios

En situaciones tales me temblaba, y me sigue temblando, el pulso. Recuerdo con nostalgia cómo entonces siempre aparecía otra gota de sudor díscola que se me colaba por entre el vello de mi ceja izquierda y que me cegaba el único ojo que, en ese momento, tenía abierto. Gota ésta que de joven me nublaba la visión al causarme en el ojo un molesto escozor. Pero ahora, con los años, la pelambrera de mis cejas me ha crecido en la misma proporción que otros órganos me han menguado. Por eso ya no me nubla la vista la dichosa gota esa.

En trances tales, se me seca la boca y se me entrecorta la respiración. De aquella, nunca había abatido una presa tal, pero sabía que el éxito radicaba en la total inmovilidad y en saber apretar el gatillo en el instante exacto.

El día del lance no era la primera vez en la que, al ponerme nervioso, me aumentaba el peristaltismo de mis intestinos hasta límites incontables. Ahora, cuando soy presa de circunstancias tales, siempre me vienen a la mente las andanzas de un tal Tolomeo del Morrazo… en un retrete Palentino y me entra una risa tonta que, sin venir a cuento, me es imposible contener. ¡¡¡Seré tonto!!! Inconveniente éste que sumado a los anteriores, me hacen pasar muy malos ratos. Pero jamás he desfallecido ante nada ni ante nadie. Todo tiene su tiempo, dice el Eclesiastés.

Tolomeo del Morrazo es para mí como un troyano que un día se me coló en la mente y que se activa siempre en situaciones tales. Las andanzas de este sujeto merecen estar escritas con todo lujo de detalles en los anales de la Picaresca Española.

Además de los dislates antes citados, me ocurre otro percance que me ha costado más de un catarro, pues los dichosos nervios se manifiestan en todos y cada uno de los milímetros cuadrados de mi cuerpo mediante una generosa sudoración que me deja tan empapado como si me hubiese pillado una tormenta de primavera en pleno descampado. Es por lo que mi mujer siempre sabe cuando he disparado durante mis numerosas esperas.

Así no se puede recechar, pero rececho, y… no estoy descontento de los resultados. Lo confieso sin pudor y sin ningún otro miramiento. En las esperas y recechos todo consiste en saber esperar el preciso instante en el que, con el gatillo al pelo, no haya que hacer más que tocarle.

Yo sabía que el motivo de ocultarse mi gran trofeo en acomodo tal, era debido a cuestiones de inspección o por ser perseguido por algún halcón. Por eso, cuando se asomara por el mechinal la futura presa de mis deseos, no lo haría de golpe y porrazo. No. Se asomaría despacio y recelosa durante unos segundos y, si no veía nada extraño alrededor, se marcharía con la prudencia de un ave muy perseguida en mi querida y siempre añorada Tierra de Campos.

Esos segundos quedos son los que yo tenía que aprovechar para disparar. Pero el arma más querida y rentabilizada de toda mi vida, era grande. Muy grande. TREMENDA PARA MI ENVERGADURA. Tanto fue así, que de no haber contado con el debido apoyo en la ya desgastada argamasa de ladrillos romanos, no hubiera podido sostenerla en mis manos durante tanto tiempo; y menos, apretar el gatillo en su debido momento.

Para el lance que hoy nos ocupa, yo, disponía de una carabina corriente de aire comprimido que, cuando tenía siete años sin cumplir, me regaló mi tío Benito, ahora ya fallecido.

La paloma zurita entró en el mechinal sabe Dios porqué, pues precisamente ese daba a la bóveda de la Iglesia de Fuente Andrino (Palencia), mi pueblo natal, del que por pobre, tuve que emigrar a Euskadi. Santa iglesia donde: me bautizaron, hice mi Primera Comunión y hasta me Confirmaron. Santa iglesia que hoy está abandonada y en ruina casi total como cientos y cientos de mi Tierra natal.

Yo sabía que no había nada en ese mechinal. Pero sabía que aun cuando las palomas domésticas podían volar por la bóveda de la Iglesia y salir por otro lado, las zuritas, por regla general, siempre salían por donde habían entrado. Por eso la esperé en circunstancias tales.

Los segundos que transcurrieron me parecieron de una indescriptible eternidad. Pasó por mi mente lo divino y lo humano. Pero hubo un momento en el que acerté a disparar. Luego, se me quedó la mente en blanco mientras la paloma: caía… caía… y caía… desde la última línea de mechinales con las alas entreabiertas dando un pelotazo en el suelo que me puso fuera de mí. Desde entonces, no hay mechinal en lugar alguno que no escrute con mis ojos y trate de adivinar lo que hay dentro.

Los cazadores de élite me disculparán, pero el lance que les termino de relatar es uno de los más importantes de mi vida. El que dejó en mí una honda huella y el que no lo cambiaría ni siquiera por el de ese jabalí medalla de oro abatido en Bozoo (Burgos) el día 25-08-2001, cuya valoración fue de 118,35 puntos. Precioso trofeo que no fue llevado a IFEMA como el record de Castilla y León de ese año por la mala organización y peor gestión de la Junta Nacional de Homologación de Trofeos de Caza.


USTEDES ME PERDONARÁN SI LES DIGO QUE:

A un castellano de Tierra de Campos como yo, desde niño le enseñaron dos cosas. La primera, es que no se debe de disparar jamás a la liebre en los pueblos donde haya galgueros. Y la segunda, y no menos importante, es que disparar a una paloma doméstica en el campo o en cualquier lugar, es como disparar a una gallina. ESO ES ROBAR. Pero las zuritas era otra cosa. A las zuritas las perseguíamos sin piedad. Y si me lo permiten, hasta nos ensañábamos con ellas, pues llegaban en tremendas bandadas en invierno, se colaban en los palomares y se comían el suplemento con el que teníamos que alimentar a las nuestras en unos preciosos palomares que arreglar, ya está arreglando alguno la Junta de Castilla y León (POCOS). Son preciosas construcciones románicas, pero ya apenas hay palomas en ellos como consecuencia de las simientes letales con las que hoy en día se siembra. Mortandad vista y consentida por absolutamente todos los agentes sociales relacionados de forma directa o indirecta con el CAMPO.

Las palomas de los grandes pueblos y ciudades de todo nuestro Solarón Patrio hacían las delicias de los cazadores más humildes cuando allá por septiembre, sentían esa reminiscencia ancestral de salir al campo y lo hacían, y lo siguen haciendo, en grandes bandos, pero ahora los alrededores de las ciudades son ZONAS DE SEGURIDAD donde no se puede cazar. Lo afirmo y lo subrayo, porque también tengo evidencia documental. Otro palo a nuestros mayores más humildes. ¡¡¡Seguid dándoles, malvados!!!

Mi palomar volvió a su matriz, que es la Tierra de Campos, tierra arcillosa con la que se construyó no se sabe cuándo. Pero mi palomar está grabado a fuego sobre mi mente y —por si acaso se me borra— lo recorro de vez en cuando virtualmente.

Pobres palomas domésticas (muy mixturadas), en las ciudades se las mata por matabichos profesionales y en el campo se las envenena con los venenos de los cereales.

Los ecologistas (ecolojetas) no protestan por los miles de palomas que momentos después de ser alimentadas por solitarios ancianos de este nuestro Ruedo Ibérico, son vilmente asesinadas por gente sin alma que no pierde la calma ante acciones de tan baja estofa. ¿Por qué en vez de asesinarlas cobarde y vilmente no las llevan a los palomares de Tierra de Campos? Ya, porque las matarían los venenos y porque —por el momento— los depredadores con: perdices, avutardas, sisones y demás aves terreras, ya tienen bastante. ¡¡¡Acabáramos!!!

En otra ocasión les escribiré de cómo y porqué están desapareciendo hasta los pardales de nuestro Solarón Patrio. ¡¡¡Cobardes!!! ¡¡¡Miserables!!! ¡¡¡Insensatos!!!

 

16 comentarios

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

14 feb. 2011 22:52
tronchastilesss
Me parece fantastica la descripcion que hace de lo que pasa actualmente con las palomas y los palomares, en mi zona las iglesias tienen cerrados aquellos palomares que antes estaban repletos de palomas, los palomares del campo ya no son palomares son una ruina, este es el ritmo que se marca y hoy por hoy, arrasa con todo...
15 feb. 2011 18:57
vity
vity
El palomar que sale en portada en ruinas, ¿no será de un pueblo de Avila?, si es así, que buenos pichones he comido, de ese palomar.
Ah y en ese pueblo la perdiz nunca se extinguirá. Un saludo.
15 feb. 2011 18:58
ajnr
aun recuerdo con gratitud al acercarme cada año, ahora cazando codornices, a ese caseron viejo aún en pie, que albergaba palomas domesticas, donde las zuritas llegaban a saciar su hambre, ese dia en que cazando con mi padre, con una escopetilla del 410, divisamos unas zuritas en el caseron, mi padre me dijo ala a ver si tiras alguna, yo felinamente me fui acercando hasta tener una, una zurita, a tiro, tras este el bando de zuritas y caseras se levantó entero, pero yo recogi mi zurita y cuando llegé a mi padre, que junto con la cuadrilla preparaban la comida, con una sonrrisa de oreja a oreja, cual si hubiese sido venado de oro, con mi zurita en la mano.... aun me detengo delante del caseron a revivir ese momento, de hace ya casi treinta años.
en cuanto al comentario de los depredadores, conozco algun acotado en el que la audaz administracion no da permisos para cazar- controlar zorros pues con los tiros espantariamos a las avutardas.... en este coto hay en la actualidad mas zorros que avutardas y el año pasado conté asi como seis desplumaderos de pollos de avutardas, otros tantos de sisones y algunas otras aves terricolas.... asi nos va... este año se han matado como unos cuarenta y cinco zorros, en posturas y chillas, aun asi el ultimo dia pude contar desde mi postura cuatro zorros que por la distancia no pude disparar con la escopeta, pues el rifle en caza menor tampoco... menos mal que me encanta esto del zorro.
15 feb. 2011 19:30
roblessi  
Bonito y acertado artículo Sr. Romero. En esta Comunidad entre que pesa demasiado la historia y que, desgraciadamente, la corrupción, fruto de la permanencia de los mismos en sus cómodos sillones, hace que todo sea ya posible.

La aparición de cachalotes en Castilla es la última novedad con la que nos ha sorprendido este desgobierno de memos.

¿Se aprovecharán los viejos palomares para meter los cachalotes?, quizá se pudiera proponer una nueva linea de subvenciones a Europa con este fin?

saludos

Robles
15 feb. 2011 20:52
tierrabatalla
Soy un joven de 16 años, y me estás enseñando mucho!!
17 feb. 2011 22:29
bala2
bala2
Que los venenos que pueblan nuestros campos tienen mucho que ver con el descenso de sus poblaciones, es tan evidente que no merece comentario -ya sea por acción directa o indirecta, a través de una menor fertilidad-, pero el tema de los palomares y las palomas se debe más al abandono de los mismos que a la acción de los venenos. Otra cosa es el tema de las zuritas, pues recuerdo que cazando en Unión de Campos me comentaban los bandos de miles de zuritas que llegaban en invierno, y que yo nunca contemple, y que no sé exactamente a que obedece su merma.
18 feb. 2011 12:06
alecrínbreton
A Tolomeo, realmente le cuesta un poco concentrarse para contestar al maestro. Por culpa de las escorrentías, tengo que dejar de escribir. Con tu lectura, recuerdo viejos tiempos pasados que jamás olvidaré. Los síntomas son igualitos a los que especificas.
Pido a Dios, mantenga esa pluma libre, sencilla y con esa capacidad de llegar al alma de personas que padecemos exceso de sensibilidad.
18 feb. 2011 19:44
Fuente Andrino  
Ustedes me perdonarán, pero la verdad es que estoy abrumado por el cariño con el que se me trata. Eso me ayuda a seguir en una cruzada en la que uno no recibe más que rechazos y quebrantos. Es más, algún comentario me hace llamarme tonto por habérseme olvidado cosas qué sabía y no escribí. Y otros. ¿Porqué no decirlo?. Me enseñan cosas nuevas. GRACIAS A TODOS.
18 feb. 2011 20:04
Fuente Andrino  
Ustedes me perdonarán, pero en primer lugar quiero contestar a mi amigo Tolomeo del Morrazo. Quien no debía de haberse identificado. Pues de esa manera siempre subyacería la duda. Pero él lo ha querido.
Mi querido amigo Tolomeo. Hace más de 25 años que nos conocemos y que somos amigos. Yo, pobre de mí, no soy maestro de nadie y menos de ti. Jamás me podré poner a tu lado en Cinofilia. Es más, cuando estuvo en mis manos, propicié que dieras unas conferencias que no defraudaron a nadie. Y bajo mi responsabilidad, organizaste campeonatos memorables. Tú no fuiste el que me alejó de los campeonatos. En absoluto. Los banderizos de la mala fe, fueron otros ( y en su pecado está la penitencia).
Tolomeo, problemas tenemos todos. A ti te han dado una mala carta en esta baza, pero todavía no se ha terminado la partida.
Yo, no tengo ningún mérito. Amo profundamente lo mío y a los míos y después de toda una vida dedicado al estudio y al trabajo, sé documentar mis lamentos, para desgracia de algunos que saben que valgo más por lo que callo, que por lo que digo. Te recordaba esta mañana el Eclesiastés y te lo vuelvo a citar: HAY UN TIEMPOR PARA TODO ... No amenazo. Qué va. No sé si por suerte o por desgracia, he perdido la capacidad de odiar.
Y ... no son insultos. Son ... chirigotas propias de un alumno a su maestro para quitar un poco de hierro al asunto. Te recomiendo que escribas otra vez y que lo hagas como lo hiciste siempre. Esa es mi receta para tus males.

UN ABRAZO

Miguel Ángel Romero Ruíz
18 feb. 2011 20:28
Fuente Andrino  
Respetados y respetables todos, les ruego que me perdonen si no les contesto uno por uno.

Tronchastiless
El grave problema de los lugares donde Dios inspiró tan insignes monumentos, es que ya no quedan quienes los cuiden y la Junta de Castilla y León da cuatro euros para arreglar la fachada y para que no defrauden a los turistas en sus célebres RUTAS DE LOS PALOMARES PALENTINOS. Un palomar cuidado se le nota en que, lo primero: hay palomas. Y segundo, tiene tapada hasta la última rendija para que no entre la comadreja o el turón. Y una cosa, un palomar cuidado tiene su sendero que hace el propietario de ir día a día a ver si: se ha metido la lechuza, hay alguna herida por perdigones o por las rapaces, a suplementar esa comida que antes procedía de las “grancias” (granzas) que salían por la beldadota del tardío (lentejas, yeros, etc.). A ver si están emplumadas por el pulgón para llevarlas ramas tomillo o de romero a fin de que se froten y mil cosas más.
Escribo en “Voces”. Es una preciosa revista etnográfica (fundamentalmente) de Villaherreros (Palencia). Revista que dirige una prima mía. Se llama Marta. Tiene sobre 30 años. Es prima lejana (hija de una prima carnal de mi difunto padre) pero es un corazón que en su sístole y diástole mueve al pueblo. En esa revista escribiré sobre los cuidados de los palomares y las diferentes arquitecturas de los de Tierra de Campos (Castilla y León)

Vity
Tengo cientos de fotografías, pero lamentablemente, todas son de Palencia. Tengo de otras provincias, pero son testimoniales por cuestiones arquitectónicas. Hay muchos palomares que son idénticos unos a otros porque se hicieron con los mismos planos. Es más. La distancia de oraca a oraca es igual en todos, de manera que puedes subir y bajar andando y recorrerte así todo el palomar por entre las callejas concéntricas que lo conforman por dentro. Yo, hago muchas fotografías de nidos de lechuza, cernícalos y mochuelos. Andar por las pareces es como andar en bicicleta. Uno aprende de niño y jamás se olvida. Lo de los palomares tiene mucha miga. Yo, lo he hecho con un brazo escayolado y con ataques de una enfermedad crónica en ambas piernas. Es casi imposible caerse.
18 feb. 2011 20:44
Fuente Andrino  
Ajnr
Tu contestación es un precioso artículo en toda regla. Una escopetilla del 410 ... Quién la hubiera tenido?. No obstante, como sabrás, cuando las zuritas invadían los palomares se utilizaban las escopetas del 12. Mira tú, en Palencia utilizaban mucho la del 16.
Las palomas necesitan cariño y cuidados. Si se disparaba demasiado, se asustaban y se iban a la torre o al palomar del vecino. Pero llegado el caso, hasta se echaba la trampa por la noche para que no se escaparan y se cogían sacos de zuritas, pero eso se hacía en última instancia, cuando no se las disuadía por otros medios. Todas las palomas son muy tozudas pero conocen al amo. ¡¡¡Cuantas veces he visto seguir un bando al dueño de un palomar!!!. Todo eso se lo llevo la cruel y criminal emigración a las autonomías periféricas.
Hace muchos años que cazo torcaces con cimbeles y últimamente al paso. Las cazo en el País Vasco. Hace años pasaban grandes bandos de zuritas cuando apretaba el temporal. También pasaban unas pocas al principio y muchas, los días que amenazaban lluvia o hacía malo sin llegar a caer cantidades importantes de agua. Ahora llevo años que no he visto ni una. Es más, por la zona de Saldaña (Palencia) sólo hay torcaces picadas a los maizales.
Lo de los depredadores tienes razón. Pero ese es otro cantar. Antes, si una comadreja o un zorro se picaba a un gallinero o al palomar, se le hacían “velías” (guardias) y al final sucumbían. Ahora, esos se han multiplicado como por obra y gracia del Espíritu Santo. NO HAY QUIEN LOS CACE. Todo montón de pacas de paja tiene sus zorros y algún que otro tejón. En esos castillos de paja, los zorros han encontrado un refugio fenomenal. Y no salen nada más llegar. De eso nada. ¡¡¡Hay que leer cada imbecilidad!!!.
MUCHAS GRACIAS
Miguel Ángel Romero Ruíz
18 feb. 2011 21:37
Fuente Andrino  
Roblessi
Apuntas un tema de mucha profundidad. Esto sería una gracia si no se tratara del Desarrollo Rural 2007-2013 aprobado por la Consejería de Agricultura de la Junta de Castilla y León. A decir de Agricultura, se trata de un error de Medio Ambiente dentro del 10% cuya redacción correspondió a la citada consejería. Mal andamos si empezamos a echarnos en cara los errores entre las consejerías. Es un error de la Junta de Castilla y león y punto. Pues como sigamos así, al final emplumarán a la secretaria encargada de “cortar y pegar” que es como funcionan en estos menesteres.
Fuentes de Agricultura aseguraron que el amplio documento (812 páginas entre análisis, medidas y anexos presupuestarios) se elaboró en colaboración estrecha con otros departamentos de la Junta -el catálogo de la discordia, en concreto, con Medio Ambiente- y confirmaron que no se encargaron estudios a ninguna empresa externa que hubiera podido cometer el error. Además resaltaron que el plan fue sometido a un intenso proceso de exposición pública (recibió 202 alegaciones formales), en el que nadie detectó a los cetáceos.
El Plan de Desarrollo Rural de Castilla y León, que prevé la inversión de 3.115 millones de euros -alargada hasta 2015 por la crisis y el descenso de ingresos públicos- incluye un pormenorizado análisis de la comunidad con una ingente cantidad de datos. De los 3.115 millones, 1.151 los aportarían inversores privados.
Ha tenido usted el acierto de dar en el clavo en un asunto que se las trae. Si en esto se procede así, ¿qué se hará en el resto?.

Como veo que usted es un hombre que sabe de lo que está hablando, y sabe relativizarlo, que eso es muy importante, le voy remitir esta dirección que da cuenta y razón de cómo una señora jefa de tráfico felicitaba las navidades año tras año.

http://www.lavanguardia.es/vida/20110208/54112306061/cesado-un-cargo-de-la-dgt-de-palencia-por-denunciar-las-groserias-de-su-jefa.html

Yo me imagino a un probo y competente funcionario de mi Tierra. Un funcionario de esos que profesan verdadero amor a su trabajo. Puesto al que accedieron por oposición tras años de estudio. Pues bien. En el ocaso de su vida laboral. Llegadas las Navidades reservaría un lugar especial en el Árbol de Navidad para colocar la postal remitida por sus superiores. Cual no sería la sorpresa de este servidor público cuando en 2005 le felicita su jefa diciéndole: Feliz 2005, por el culo te la hinco. Y así sucesivamente hasta llegar a 2011. Cuando sólo le faltaban dos meses para jubilarse, mas bien perezoso, cauteloso, receloso y titubeante le pide a su jefa que, por el amor de Dios, no le salude de manera tan poco edificante. Pero su jefa, que a juzgar por el agudo ingenio de sus felicitaciones es una persona de alcance, le cesó al funcionario a vuelta de correo y sin acuse de recibo. ¡¡¡¡QUÉ BESTIA!!!
Cachalotes ... eso es poco para semejantes cafres.

MUCHAS GRACIAS
18 feb. 2011 21:42
Fuente Andrino  
Muchas gracias por tu espontaneidad. Yo te mostraré cosas de ayer, de hoy y de siempre. Pero soy un hombre muy comprometido con las cazas tradicionales y con la cultura rural. Durante 25 años fui un INFORMÁTICO de quien no debes de avergonzarte, pues hice cosas importantes. Pero nada más.
QUEDO A TU ENTERA DISPOSICIÓN.
18 feb. 2011 22:30
Fuente Andrino  
BALA2
Es usted muy pragmático y tiene razón. Pero los palomares están abandonados porque no hay quien los cuide. Tiempo tendré de dar cuenta y razón de cómo está disminuyendo la población en Castilla y León y de los pueblos que se abandonan cada año. Estamos en la cola del desarrollo demográfico. Y le diré más; En Castilla y León se han dilapidado grandes cantidades de dinero en obras que no han contribuido al desarrollo de las personas ni de la región. Nosotros tenemos cientos de kilómetros de autovías, 4 aeropuertos y 2 estaciones de AVE, pero la región se sigue despoblando y el tejido productivo de la región pierde peso. El progreso no está vinculado a este tipo de obras. La gente cualificada sigue emigrando y la no cualificada, también. ¿Quién va a quedar en los pueblos para cuidar los palomares.

Pero le voy a decir una cosa más. Antes, en cualquier caserón abandonado. En las tenadas vacías. En casi todas las construcciones no habitadas, había nidos de palomas domésticas. AHORA NO HAY NI UNO.
Muchas gracias por su consideración y por poner sobre la mesa un tema con el que estoy muy vinculado, pues nací allí, allí tengo a casi todos mis antepasados, mis padres reposan en Vitoria – Gasteiz, y, para evitar los demonios familiares, me he instalado en Saldaña (Palencia) como segunda residencia. Ya sabe, los hijos han hecho su vida aquí, pero allí estaré como testigo de un tiempo que se nos fue y del que jamás me desvinculé ni me desvincularé.

De los venenos no le digo nada, pues lo tiene muy claro.

LE REITERO MI AGRADECIMIENTO POR TOCAR UN TEMA DE TANTO INTERÉS PARA MÍ.
19 feb. 2011 02:09
arxina
Aún a riesgo de equivocarme , metiéndome en lo que no me importa ni lo más mínimo después de tantos años de sequía epistolar que uno buscaba como lo más granado en medio de un batiburrillo de despropósitos periodísticos que superaba con diferencia toda una edición de las llamadas cinegéticas , me veo en la obligación de pedir , o mejor , exigir, que haga caso al Maestro y acate la diagnosis a rajatabla. Póngase a escribir para regalarnos al menos el contrapunto a las magistrales lecciones que Fuente Andrino tiene a bien proponer en su sección. Para rematar, entre bromas y veras, procure no pasar demasiado rato bajo el majestuoso Junglans que hay al lado de su precioso horreo sentado a la rústica mesa de cantería atribulado en Dios sabe qué cuestiones cinófilas. Recuerde que dichos árboles segregan una fitohormona denominada "junglona" , uno de cuyos efectos secundarios es precisamente el dolor de cabeza. Para mi sois los dos , Tolomeo del Morrazo y Fuente Andrino, las dos caras de la misma moneda. No teneis uno sentido sin el otro.
Tras citar el Ecleiastés, la vena bíblica despierta en mi memoria a Aarón y Malaquías , como dos piezas capitales sobre las que han girado en buena medida mis inicios en el mundo de la caza y más en concreto como aficionado al perro de muestra.Me han brindado ,junto a otros artículos, momentos de placer indescriptible, difíciles de compartir, por los cuales tengo la oportunidad de agradecerles a ambos el brindarme momentos de recojimiento innumerables.

A Fuente Andrino pedirle disculpas si en la primera intervención que tuve respondiendo a uno de sus artículos cometí el error de destapar este pedazo de liebre agazapada. Le juro no era mi intención. Quizá di alguna pista pero no era mi intención destapar a nadie.

Un abrazo de un admirador.

Un abrazo a los dos de un Don Nadie.
19 feb. 2011 11:30
Fuente Andrino  
Para Arxina, un hombre con formación:
Estoy de acuerdo contigo en todo menos en tu autocalificación. Tú, no eres un Don Nadie. No. Un don Nadie no se expresa como tú. Te lo digo yo que he tratado con muchos políticos y destacados profesionales en un puesto de alta responsabilidad técnica que duró 25 años. Puesto que me brindó la posibilidad de dirigir un equipo multidisciplinar y de tratar con políticos de la Dictadura de la Transición y de la Democracia de este País, si bien es cierto que las democracias dirigidas bajo la batuta de los mercados, entiendo que no son democracias. Pero eso es harina de otro costal. 25 años, ahí es nada, cogiendo la pluma para escribir informes técnicos o relacionados con la INFORMÁTICA. Ya lo decía Jorge Manrique: ... y otros que por no tener / con oficios no debidos se mantienen.

Observo que has seguido las peripecias de mi Aaron. Pues así se llamaban mis perdigueros. Al último le tuve que sacrificar por una desplaxia de cadera que al final le imposibilitó andar. Desde hará dos años o así, estoy sin Perdiguero de Burgos, raza con la que he cazado casi toda mi vida. Ahora tengo tres Setteres que me impiden ir a la perdiz con ellos, pero son excelentes para la becada. Espero que se me pase pronto el dolor que me causó desprenderme de un perro tan leal y, aun cuando apenas haya perdices en mi Tierra, lo importante es que nos vean por veredas y páramos como cazadores y testigos de primera mano de los disparates que se cometen. Lo de “atrapar” es lo de menos. Ahora tengo pendiente una reunión para el día 5 de marzo con el Club ... Tenemos tres asociaciones y no sé como acabará esto. Mientras la Junta de Castilla y león no tome cartas en el asunto, irá mal. Y será una pena perder una traza autóctona. Muy tocada. Pero es lo que hay.

Tolomeo me ponía a parir. En tres años o así no dejó un solo artículo en el que no me diera caña. AHORA ME TOCA A MÍ. Es broma. Yo lo que quiero es que se deje de monsergas de la acupuntura, de la cresta, del Aloe vera y de todas esas monsergas y que mire hacia adelante. Me niego a tomarle en serio cuando se autocompadece. Todos tenemos problemas. Todos sufrimos. Él ha encontrado en la Cinofilia alivio y entiende un huevo. Somos muchos los que le queremos. Pero te insisto, yo no le sigo el juego de sus lamentos. Y veo que ya somos dos. Yo, le quiero ver en activo. Pero si era un tío simpático. Si te cuenta las peripecias de cuando fue monaguillo durante el Servicio Militar, te partes de risa. En fin, que Tolomeo tiene que volver al ruedo o le aviso a un amigo mío panadero para que le ponga las peras a cuarto.

Muchas gracias por acordarte de mí. Y no te preocupes, que no me sentó mal tu comentario del primer artículo.

UN ABRAZO Y ME TIENES A TU ENTERA DISPOSICIÓN
Miguel ngel Romero Miguel Ángel Romero Ruiz es colaborador habitual de publicaciones cinegéticas.

RSS