Desde mi Tronera

Las cigüeñas engullen nidos y pollos como del resto de las aves

Miren ustedes, sin rodeos, en varios puntos de la mitad norte Peninsular hay plaga de cigüeñas y, como consecuencia de ello, han cambiado sus hábitos alimenticios. Y los han cambiado de repente como consecuencia de clausurarse la mayoría de los basureros.

28 jul. 2011 - 4.927 lecturas - 6 comentarios


No sólo las cigüeñas han cambiado sus hábitos alimenticios. Qué va. Otras muchas aves, como por ejemplo: las gaviotas, que están siguiendo sus pasos y no quiero ir más allá.

Este artículo no tiene cicatrices. No. Qué va. Este artículo dice la verdad plasmada en imágenes hechas por mí. Este artículo tiene heridas abiertas por los insultos recibidos en otros escritos míos que versaban sobre el mismo tema. Este cazador de a pie, que soy yo, sabe lo que dice, y dice la verdad. Dice, en resumidas cuentas, que hay zonas en las que hay sobreabundancia de cigüeñas y que ocurre lo mismo que con el jabalí y con el lobo, por citar dos ejemplos. La Administración los ha desequilibrado y debe de ser ella quien los tenga que equilibrar. Pues los cazadores ya estamos cansados de hacerlo y encima somos el patito feo de esta película: escrita, filmada y dirigida por verdaderos malandrines, ignorantes, ociosos y subvencionados. Sí, me estoy refiriendo a quienes presumen de salvar el Planeta. Me refiero a quienes, en España, cobijan en su seno a “presuntos eco - terroristas”. ¡¡¡Pero si en España estamos en déficit ecológico, y no lo estamos por la CAZA. No!!!

Cuando se laborea el campo para segar las forrajeras o los cereales, en algunos sitios del norte de Palencia y León (QUE ES LO QUE YO HE FOTOGRAFIADO) hay verdaderos bandos de cigüeñas detrás de las máquinas agrícolas. Bandos que, estratégicamente colocados, avanzan en mano llevándose por delante todo bicho viviente. Fauna que las cosechadoras, atropadoras, segadoras, empacadoras, etc. etc. van dejando al descubierto o machacando. Es más, en: cereales, leguminosas, oleaginosas, prados y pastizales, etc. etc. van por delante de las máquinas y, como ya han aprendido a cazar, no necesitan de las máquinas para nada. Cazan como y cuando les da la real gana y a la vista de todos. Tanto es así, que cuando los sembrados están por debajo de su alta talla, los patean de cabo a rabo sin ninguna traba. Yo no soy ecléctico, ni en esto, ni en nada. Y sé de lugares donde se están tomando medidas efectivas, me refiero, fundamentalmente, a las de Navarra.

Somos nosotros, los humanos, quienes estamos variando nuestros hábitos, sin tener en cuenta que, al variarlos, desequilibramos todo el conjunto medioambiental del que formamos parte. Y eso hay que planteárselo antes de hacer parques naturales, instalaciones de molinos eólicos, huertos solares y otros entretenimientos y fuentes de subvenciones que a los demás nos están tocando… ¿las narices?

No se preocupe usted, señor Eolo, que yo tengo mano en las altas instituciones, tanto de ecologistas como de cazadores, y le firmo lo que quiera (por una módica cantidad, claro está), aun cuando coloque molinos eólicos en la puerta del cementerio. ¡¡¡SINVERGÜENZAS!!!

Yo no digo que haya que matar a las cigüeñas. No. Y menos cuando también ellas están sufriendo en sus carnes nuestros bruscos cambios. Pero hombre, dejémonos de hacer parques de cría donde se instalan más de las que podemos acoger. Dejemos de darles de comer artificialmente para luego cortarles la manduca. No nos expongamos a que hagan lo mismo que los buitres hacen en algunos lugares. Seamos responsables. Pues el no serlo puede acarrear consecuencias letales. Ya sé que es mucho pedir a unos prebostes que tienen la joya de Doñana en boca hasta de la UNESCO, quién, como los demás, ve serias amenazas en su continuidad donde diferentes instituciones científicas velan por su integridad y la conservación de algunas especies muy delicadas que habitan en él. No en vano, Doñana, se considera la mayor reserva ecológica de EUROPA. Reserva de donde salen estudios CIENTÍFICOS casi todos los días. Estudios similares a los del Lince Ibérico. ¡¡¡No saben arreglar lo de casa y se permiten opinar de lo de fuera!!!

No facilitemos techos de torres y similares para que aniden a sus anchas las cigüeñas y luego carguemos al erario público los muchos desperfectos que causan. Que no está el horno para bollos.

Lo que no entenderé jamás es cómo, con esa mentalidad —nuestras doctas autoridades—, han llenado de pinchos y telas metálicas las ciudades y pueblos de España para ahuyentar a las palomas. Y por si fuera poco, las que se libran del feroz ataque, son masacradas por matabichos profesionales, momentos después de ser alimentadas por ancianitos de las ciudades (no es demagogia barata, pues un servidor también las alimenta porque me sale de… las narices). Pero no se lo pierdan. Esos matabichos cobran un pastón, mientras que los cazadores cargamos con el muerto de los viles asesinatos de las aves y encima tenemos que pagar. LOS CAZADORES SE ESTÁN CANSANDO Y LOS COTOS SE ESTÁN DEJANDO. Ya no podemos más. ¡¡Que los administren los del Lince Ibérico!!

Yo no voy a humanizar a ningún animal, porque la naturaleza es como es, por muchos dibujos animados que algunos memos hagan. Pero sí que voy a decirles que ustedes son unos fariseos y unos ignorantes. Y lo son más todavía, por dejarse quitar el dinero que da Bruselas para éste y otros menesteres similares. Y se lo dejan quitar de puro vagos que son ustedes. Si estuvieran más al loro, otro gallo nos cantaría a todos.

Sé de muchas charcas y humedales… naturales y artificiales, elevados a la categoría de LIC y más todavía. Pero ustedes, señores gestores, y asesores de políticos sin preparación, están cometiendo el error de llenar esas charcas con cangrejos rojos y señales, ambos americanos y ambos portadores de esa afanomicosis, drama que tiene a raya a nuestro cangrejo autóctono en cotas medias y bajas. Están envenenando la Península a través de los humedales y de los acuíferos sin hacer caso a la UNESCO. Y, además, están incumpliendo lo que ustedes afirman ahora y afirmaron antes en sus catálogos autonómicos de especies alóctonas invasoras. Especies que figuran en la página 24 del NUEVO BORRADOR DEL LISTADO Y CATÁLOGO ESPAÑOL DE ESPECIES EXÓTICAS INVASORAS DE FECHA 24-06-11. Cuando se erradiquen estos cangrejos “ALÓCTONOS Y APESTADOS”, ¿con qué van a alimentar esas plagas artificiales que ahora son alimentadas con esos crustáceos? ¿Les va a pasar lo mismo que les ocurrió con los buitres, lobos, jabalíes, zorros y cigüeñas? Lo de ustedes es una tomadura de pelo. ¡¡¡Váyanse a la mierda!!!

¿Quién paga las goteras de los edificios públicos y privados que causan todos los años las cigüeñas? ¿Cómo se resarce el medio ambiente de las aves protegidas, venatorias y de todo tipo que engullen las cigüeñas en cada vez más suelos de este nuestro Solarón Patrio?

Ya no digo más. Ahí les muestro unas fotos y, si tanto interés tienen, vayan detrás de las cosechadoras o visiten las bases sumamente defecadas de sus nidos en los lugares que les cito. ¡¡¡Muévanse!!!

Algún sinvergüenza dirá que van a los cereales a comer saltamontes, y yo me acordaré de su… Analicen las cagadas, que bien a mano las tienen, y déjense de chorradas. ¿Saben ustedes lo que están haciendo con semejante desafuero? Pues enfrentar al moribundo mundo rural de España. Y lo están haciendo con personas que utilizan los pueblos como dormitorio, o para ir los fines de semana. Sujetos capitalinos o sumisos pueblerinos con pretensiones. Sujetos a quienes gusta que haya cigüeñas en su entorno, siempre y cuando no hagan el nido en su tejado.

Y no me consuela verlas muertas bajo los tendidos eléctricos o bajo esos molinos eólicos subvencionados por el Estado con el marchamo de VERDE para callar a ecolojetas y enriquecer a quienes firman los planes medioambientales (y… a alguno más… qué todo se sabrá). ¡¡¡Algún día se auditará esto y se sabrá lo que realmente producen esos engendros metálicos que insultan al paisaje y hacen miedo al viento!!! De momento, los zorros que habitan debajo de ellos, son los más gordos del Estado. Sí hombre, sí. Los molinos eólicos se cargan buitres, cigüeñas, torcaces y hasta murciélagos. Pero decir esto no es políticamente correcto. Ya…

Qué desgraciada vida la del vulgar mamporrero. Siempre pendiente de los caprichos de sus dueños.

 

6 comentarios

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

29 jul. 2011 12:49
Jon Esesumaga
Cuando éramos niños, cuando alguién daba en el clavo se decía que había manifestado " verdades como puños ". Eso es lo que tu dices, amigo Miguel Angel. A estas alturas creo que nadie pondrá en duda los problemas que plantean los buitres tras quitarles drásticamente la fuente de su sustento artificial, fuente que precisamente justifica su superpoblación en algunas zonas. E idem respecto de las cigueñas. Y quien no se lo crea que se de una vuelta por el norte de Palencia para comprobar como acuden tras las cosechadoras para acabar con cualquier asomo de vida que hayan dejado a su paso. Y si cupiera alguna duda, ¡ que analicen sus heces !.Al final los paganos somos los cazadores, los ganaderos , los ciudadanos que formando parte de una Comunidad de Propietarios hemos de sufragar el coste de la limpieza de las bajantes o incluso los ciudadanos de a pié que nos manchan el traje o el coche.

El problema siempre es el mismo, cuando se interviene en la naturaleza y se alimenta artificialmente a una especie y se le procura paz, descanso e incluso nidos, ésta cría en exceso y cuando se le corta el grifo, el hambre -lógico- motiva comportamientos antes inimaginables.

¿ Para cuando un estudio sobre la influencia del empacado en la cría de la fauna silvestre ?. ¿ para cuando otro sobre la influencia de las especies oportunistas tras las máquinas cosechadoras ?. ¿ u otro sobre las buenas o malas praxis sobre la forma de cosechar o empacar ?.

¿ NO SE MERECE LA NATURALEZA ESE DESPLIEGUE DE MEDIOS ?. Seguro que Bruselas los patrocinaría y servirían para mejorar el entorno y para regular legislativamente determinadas prácticas al igual que por ejemplo sucede con las constantes reformas en materia de circulación a vehículos a motor.

El problema es ¿ A QUIEN LE IMPORTA EL CAMPO ?. Por desgracia a unos pocos y la mayoría de ellos, somos cazadores.

A ver si las codornices nos sorprenden y en gran número han conseguido escapar de la cosechadora, enfardadora, especies oportunistas, ausencia de cobertura vegetal ..., y con todo ese bagage de conocimiento y astucia son además capaz de escapar de los vientos de nuestros perros. Espero que muchas lo consigan y se respeten cupos, no se tiren a pollos y se les de el respeto que merecen, para que vuelvan el año que viene, y no decidan quedarse en el Sahel como parece que han decidido muchas torcazes en el centro-sur de la Península.

Espero no tener que recriminar a nadie por tirar a pollos volanderos, ni por perseguir a los que dejo apartando a mis perros, pero si tengo que decir algún improperio a quien se lo merezca lo haré, aunque no sea lo políticamente correcto.

Buena caza a todos
29 jul. 2011 19:08
+1
A. Mata  
Me gusta mucho utilizar los crudos versos de Celaya para definirnos tan maravillosamente como él lo hizo
"Nosotros somos quien somos, ¡basta de historia y de cuentos...!".Éstos estaban escritos para ti, ¡seguro! Sigue, por favor, siendo, siempre, el martillo contra los mediocres... ¡Y no cambies nunca, por Dios!
Un fuerte abrazo, maestro, y que descanses.
30 jul. 2011 21:48
Fuente Andrino  
Muchísimas gracias a ambos. Estoy preparando las maletas para irme una semana a Cádiz (playa matutina y “carrilaneo” por las tardes). Ya sabéis, dos días echo en ir y otros dos en venir para comprobar “como está el patio”. Bueno, mejor el “RUEDO”. El Ruedo Ibérico, que diría mi siempre admirado don Ramón María del Valle Inclán. Si resucitarían: don Francisco de Quevedo y Villegas, don Ramón María del Valle Inclán y don Migue de Cervantes Saavedra. Se echarían las manos a la cabeza al comprobar que sus pícaros, que la Corte de los Milagros, y que hasta Tirano Banderas eran unos simples aprendices de los prohombres de ahora. Ah, y los Cuernos de don Friolera, eran los de un simple bareto, jajajajajajaja. Es increíble como todavía se asciende a las más altas cotas, en base a la cornamenta. El Mundo tiene más tecnología, eso –por desgracia- es cierto, pero no ha mejorado. Se ha envilecido. Y por prostituir, ha prostituido hasta a la Tierra de donde vino y hacia donde va sin detenerse un punto.
Dicen que los verdes se van a presentar (una vez más) a las Generales del 20-N. Votarles, no les votarán, pero algo trincarán.
¡¡¡¡Cómo está el patio!!!!
Permitidme que recuerde unas letrillas satíricas de don Francisco de Quevedo:

Sabed, vecinas,
Que mujeres y gallinas
Todas ponemos,
Unas cuernos y otras huevos.

Si viviera don Francisco ... se daría cuenta que tanto hombres como mujeres, se ponen cuernos mutuamente, y hasta se puede casar un hombre con otro y ponerse cuernos ambos. Don Francisco tendría que retocar algunos versos. Cada vez estoy más seguro de que el único amor puro que existió en este Mundo, fue el de don Quijote y Dulcinea.

UN ABRAZO Y MUCHAS GRACIAS
01 ago. 2011 22:01
Carmo  
Se os han olvidado las garcetas boyeras. En mi zona van en bandos junto a las cosechadoras y se comen todo lo que se menea.
Saludos, Carmo.
03 ago. 2011 00:12
-1
Fuente Andrino  
Carmo, estoy en CHICLANA (CÁDIZ) y ... me están diciendo lo miso. Es más, me dicen qeu como también se suben a los árboles, se zampan los nidos de torcaz y de tórtola. Tengo pocas fotos. Los testimonios son varios y todos coincidentes. Si te parece, voy a esperar un poco más en publicar algo al respecto. Pero la gente está que trina con estas aves.
MUCHAS GRACIAS.
Miguel Ángel Romero Ruíz.
11 ago. 2011 11:05
Fuente Andrino  
Tenías razón. Tengo imágenes de garcillas zampándose lo que levantan los tractores al arar. Están por todas partes. Los agricultores de Cádiz me han dicho que se comen nidos y pollos de pájaro perdiz y que encima se comen los nidos de torcaz si no los hacen muy ocultos entre la maleza. No sabía de lo que son capaces las garcillas. Ahora tengo imágenes y testimonios gracias a ti.
MUCHAS GRACIAS
Miguel Ángel Romero Ruíz
Miguel ngel Romero Miguel Ángel Romero Ruiz es colaborador habitual de publicaciones cinegéticas.

RSS