Blogs

Desde mi Tronera

Miguel Ángel Romero

Fin del silvestrismo con captura de aves

En España hay unos 40.000 fringilistas y para evitar ruidos que no benefician a los políticos, han ido poco a poco con el aval de los pretendidos ecologistas y fieles militantes liderados por el ya gran ente ornitológico denominado Seo/BirdLife, un ente pagado —en su mayor parte— por los gobiernos de España.

15 jun. 2018 - 3.282 lecturas - 2 comentarios



Dos meses para dejar definitivamente de capturar aves cantoras:


«Analizamos el contenido del Dictamen Motivado enviado al Gobierno de España por permitir la captura de fringílidos. La Comisión da un plazo de dos meses y considera que este tipo de capturas no se ajustan a la Directiva de Aves. Si el Gobierno de España continua autorizándolas situaría al Estado a las puertas del Tribunal de Justicia de la UE. Asimismo insta a las comunidades autónomas a que cumplan con la Directiva de Aves».


SEO/BirdLife, 01-06-2018




La Real Federación Española de Caza se hace eco de la decisión de la UE a través de la siguiente noticia en su web:


«Los gobiernos de Baleares, Canarias, Cantabria, Castilla y León, Cataluña, Navarra y País Vasco defendieron la cría en cautividad ante Europa. La postura de estos gobiernos regionales, que suma a la que ya se publicó sobre Extremadura en este mismo sentido, se produjo como respuesta a la Carta de Emplazamiento remitida por la Comisión Europea al Reino de España contra el silvestrismo, y se extrae del reciente Dictamen remitido por Europa al Gobierno de España el pasado 17 de mayo. Pese a que no existen pruebas científicas que demuestren que la cría en cautividad es viable, los mencionados gobiernos autonómicos cedieron a las presiones ecologistas y a la postura sesgada del Ministerio de Medio Ambiente para aseverar que existe una alternativa a las capturas. Todo ello obviando los únicos informes técnicos y científicos elaborados en relación a la cría en cautividad, que corresponden al Instituto Catalán de Ornitología (ICO) y que concluyen inviabilidad técnica de la cría de fringílidos como alternativa a las capturas. “La postura irresponsable y tendenciosa de estas comunidades autónomas ha sido clave para que, sin argumentos técnicos ni científicos, se dé un paso definitivo en la futura y cada vez más inminente prohibición de las capturas en el silvestrismo", afirma José María Mancheño, presidente de la Plataforma en Defensa del Silvestrismo, quien añade: “Estos gobiernos regionales han demostrado, una vez más, que se trata de un problema ideológico y político, pero, en ningún caso, técnico”».


Real Federación Española de Caza, 07-06-18




Breve recorrido en el que los abolicionistas no encuentran la resistencia debida


Después de más de cinco años «mareando la perdiz» con el número de capturas de fringílidos y sus: justificantes, comisiones, reuniones, nombramientos de expertos en el tema, etc. etc., el asunto adquirió un cariz con más escapes que el agua en una cesta, sobre todo si tenemos en cuenta que estamos ante un asunto cuya competencia es autonómica y muchas autonomías, como siempre, han ido a su bola. Es más, para echar abajo el tema crearon una comisión donde participaban «presuntos entendidos de fringílidos» de todas las autonomías pajariles de España pero con mayoría de abolicionistas.


En 2013 se empezó con la reducción de cupos y simplificando demasiado les diré que en 2017 muchas autonomías no se atrevieron a dar permisos o los dieron con cuentagotas, pues en esto también hay intereses de todo tipo.



Se veía venir


La Comisión Europea abrió en 2017 un procedimiento de infracción a España por la vulneración de la legislación comunitaria sobre capturas de fringílidos que se ha visto agravada por un segundo aviso. Debido a ello la Comisión Europea ha vuelto a advertir al Gobierno de España de la infracción mediante un dictamen motivado dándole un plazo de dos meses a partir del 04/06/2018 para prohibir su captura del medio natural, práctica que se sigue realizando en Andalucía, Aragón, Castilla-La Mancha, Extremadura, Galicia, La Rioja, Madrid, la Comunidad Valenciana y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla.


Pero la hasta ahora irreductible comunidad de Murcia ha acordado a través de su departamento de Medio Ambiente que no dará más permisos para capturar aves cantoras Se acabó. La Comunidad Autónoma no concederá más permisos para capturar aves cantoras. Lo confirmó el pasado lunes la directora general de Medio Natural, Consuelo Rosauro, durante el Consejo Asesor de Caza. Así que este año supone el fin de una de las prácticas que más echarán de menos los silvestristas. LA VANGUARDIA – 04-06-2018.



¿Pero no se van a permitir capturas bajo ningún concepto?


Los conceptos por los que se permite la captura son insultantes y nos tratan como a tontos de capirote.


Las capturas, como tales, bien se puede decir que están cerradas con regocijo y recochineo mediante un manejo grosero y torticero de una directiva atrasada y totalmente desacompasada, pues el ultimátum de la Comisión Europea ha pesado más que una tradición de gran arraigo en el Levante y Andalucía y eso la ha hecho ilegal según la Directiva de Aves. Esta norma comunitaria únicamente permite las capturas de aves silvestres «para fines de investigación o de enseñanza, de repoblación y de reintroducción, así como para la crianza orientada a dichas acciones». Supuestos que no encajan con el silvestrismo —adiestramiento de pájaros de pequeño tamaño para el canto—, así que la cría en cautividad es la única salida ahora para un colectivo de unas 1.500 personas en la Región de Murcia y 40.000 en toda España. Medio Ambiente de Murcia tenía previsto conceder este año las últimas autorizaciones de captura, para finales de julio y un máximo de 1.530 ejemplares, pero la amenaza de Bruselas ha precipitado el fin de los permisos.


«El año pasado fue el último, y de forma excepcional, en el que se permitió la captura en vivo de fringílidos, y solo hembras, en condiciones estrictamente controladas y de un modo selectivo, para permitir la creación de una población en cautividad suficiente que haga posible la cría en cautividad o la viabilidad genética de las poblaciones que se encuentran en stock», ha explicado a La Verdad un portavoz de la Consejería.



Informes técnicos



Nota final


Los fringílidos ya están prohibidos. La tórtola común a punto de caer, ahora toca a la codorniz y después: algo habrá, pero si son plagas o similares, que vengan los cazadores y encima nos lo tienen que agradecer, de lo contrario esterilizamos o tiramos de veneno como ocurrió con la plaga de topillos (Microtus arvalis) en Castilla y León.


Pudiera haber novedades, pero visto lo visto serían para peor y el tiempo está prácticamente agotado, además tenemos autonomías que han claudicado.

 

• 
 •

2 comentarios

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

19 jun. 17:30
uanjmanuel
Los argumentos para la continuidad del silvestrimo existen, para su abolición son inventivas, falta valentía política.
En Austria no se cuestionan la captura de fringilidos. En Francia siguen cazando tordod con liga, con el beneplácito de la Comisión. Tirar la toalla en el silvestrismo, en el arrui, es tirarla para el reclamo de macho perdiz, para la caza en general
19 jun. 20:11
Fuente Andrino  
Uanjmanuel, te asiste la razón y la valentía del hombre bien documentado que no disocia la verdad de la realidad. He escrito algo que tú has resumido y en este momento –qué casualidad- lo estoy remitiendo al Club de Caza.
El domingo pasado día 17 fue el XXVI – DIA DEL CAZADOR Y PESCADOR VASCO (asistimos 50.000 personas) y se me arrugaba el corazón cuando la gente humilde y no tan humilde me dijo en diferentes ocasiones que esto es una provocación y un atropello a la razón. Es más, yo practico la caza de perdiz con reclamo y he participado en varios campeonatos con las perdices de mi jaula cuando podía haber concursado con muchos que me ofrecían para la ocasión, pero yo en eso no entro.
No lo he puesto en el post que te he citado, pero aun cuando ya casi me alcanza la edad, quisiera volver a tener una disculpa para tener un par de perdices en la terraza. Fringílidos, para enfado de mi mujer ya tengo, pero tengo dos terrazas, coño.
Cuando yo era niño había bandos de calandrias que nublaban el Cielo. Quién más o quién menos, teníamos una calandria en su jaula especial con balconcillo, techo de tela, cartolas para que no le faltara la arena y todo. Jamás entendí tal prohibición con las muchas que he criado a garbanzos cocidos, saltamontes y hormigas. En fin, esto no tiene remedio.
Muchas gracias por tu valentía, tu aplomo y tu manera certera de ver con claridad y objetividad un mundo que se nos va con la ayuda de quienes lo tenían que arreglar por el simple hecho de darles nuestro voto.
UN CORDIAL SALUDO.