Desde mi Tronera

La península ibérica está entre los mejores lugares de caza del mundo

En España existe una milla de oro venatoria conocida por todo cazador de postín a nivel mundial, cuanto si más de Europa o de España. Les voy a poner un hipervínculo sobre estas frases para que lo pinchen y vean lo que se camufla en este país. Pues luego se leen los artículos o posts deprisa y corriendo o se pasan por alto sin pinchar la evidencia documental que justifica y amplía lo escrito y se me trata de discípulo de San Malaquías. Y no, yo no soy pesimista, ni mucho menos, soy un hombre bien informado que trata de ser útil al colectivo y jamás hablo o escribo por boca de ganso. NUNCA.

05 mar. 2018 - 9.076 lecturas - 2 comentarios

¿Han pinchado el anterior hipervínculo? Pues si no lo han hecho, les ruego que lo hagan, ya que el asunto tiene sustancia.

Como habrán comprobado, muchos de los grandes propietarios de fincas venatorias dotadas hasta con aeropuerto privado, se aglutinan en la milla de oro venatoria, cuyo eje va de Madrid a Ciudad Real pasando por Toledo. Señoras y señores, compañeros y compañeras todos y todas. Les termino de hipervincular a unos lugares donde se celebran unas cacerías de órdago a la grande… más otros eventos en los que —de momento— no entro.


Pero esos opacos paraísos cuya confidencialidad contable y de asistentes es proverbial no se conforman con aeropuertos privados, lujosas piscinas y los últimos adelantos ubicados en mansiones tales que algunas superan los quinientos años y las otras son de un diseño tal que bien pueden competir con los de Frank Gehry.

¿Crisis?: De eso nada, hay muchísimas monterías de 60.000 euros día.

¿Cacerías en todo el mundo por la patilla? Si yo les contara… Les hipervinculo a lo conocido, que no es poco, pero nadie les mete mano a estos sujetos. Mienten torticeramente quienes dicen que la presencia de estos sujetos y los gánsteres de las playas del sur traen dinero a España.

¿Salvar a la BANCA? ¿De quién?: Juan March de la Lastra, presidente de la Banca March, vicepresidente de la Corporación Alba y consejero de Indra, ha sido premiado por haber abatido un macho montés de 273,02 puntos en la Reserva Regional de Caza La Sierra en Cáceres. El trofeo adquirido mediante subasta le ha supuesto al banquero un desembolso de más de 4.000 euros.

¿Desahucios?: Hombres de Dios, entren en la casa de ALONSO Álvarez de Toledo y Urquijo, marqués de Valdueza. Más de 500 años les contemplan en un esplendor arquitectónico que deslumbraría al más pintado. Y la citada es una mansión de las muchas que hay en la famosa Milla de Oro Venatoria.

¿Aeropuertos?: Varias fincas privadas tienen también aeropuerto pero, por si acaso, en Castilla-La Mancha se hicieron dos aeropuertos y en uno de ellos no llega a los pocos millares de zorzaleros que vienen de Italia con el listón económico un poco más bajo que los asiduos a la milla de oro.


Miren ustedes, uno ya por edad y voracidad de conocer lo que ocurrió y ocurre en este país, recuerda como se le daba botafumeiro al militar golpista Franco. ¿Recuerdan aquella fotografía que tardó en publicarse 40 años en la que se le presentaba a Franco retratado con 4.601 perdices que se mataron en una cacería en 1959 en Ciudad Real? Pinchen aquí y verán esa foto y otras más. Ese fue el embrión de la Escopeta nacional de Berlanga, ahora la cosa ha ido a más. A mucho más y subiendo para unos pocos, pero bajando para la gran mayoría. Ah, se me olvidaba hipervincularles a los cinco cotos principales ubicados en esos lares.


Los cotos de España están entre los mejores del mundo

Vaya por delante que a nuestros cazadores VIP España se les ha quedado pequeña y son famosos y pródigos en propinas en el mundo entero.


Los grandes cazadores del mundo son casi todos españoles y no salen en los medios de comunicación de la venatoria, aun cuando los memos de quiero y no puedo autodenominados cazadores conservadores doran la píldora a la jet para que les dejen hacer alguna crónica que les permita distinguirse de los cazadores de a pie, sin darse cuenta de que ellos son unos pobres diablos y de que los cazadores de élite les valoran menos que a los bateadores y secretarios. Son unos pobres mamporreros con pretensiones.

Muchos de esos privilegiados VIP son más conocidos en el mundo carcelario que en el venatorio. Pero no por eso se arrugan. Ni mucho menos. Pues esos duran poco en el trullo. Ya lo ven, condenadores y condenados en el mismo mazo bien barajeado. Mazo que pasará a la historia como el reinado de Isabel II en La corte de los milagros, de don Ramón María del Valle-Inclán.

Pero esas grandes fincas no dejan de cobrar la PAC, ni ninguna subvención, venga de donde venga. Esas fincas con hoteles de más estrellas que el firmamento también se utilizan para convenciones, reuniones, y otros ¿eventos? Además labran la tierra con sumo cuidado para que no muera ni un solo saltamontes envenenado. Lo primero es la caza y, si pueden redondear los beneficios con utilizaciones varias, bienvenidas sean. Para eso están las Fundaciones con la flor y nata del saber venatorio y otras instituciones de corte similar con algún enganche en la pertinente consejería regional, así como en algún ministerio nacional sin olvidar nunca las de los partidos políticos en los gobiernos, a quienes les dejan participar para que les defiendan donde sea de menester. Pero ojo, que alguno entró de mandadillo y pronto se hizo más poderoso que el amo.


Les voy a hipervincular a una de las muchas fincas que suenan mucho, pero pocos saben algo de lo que allí ocurre, y menos todavía de sus clientes: LA NAVA DEL BARRANCO.

Les voy a hipervincular a otro artículo de la prestigiosa revista VANITATIS que no tiene desperdicio: De cacerías VIP a videoclips: así es la finca-refugio de Pepe Barroso tras su divorcio. ES LO ÚNICO QUE TIENE A SU NOMBRE.

Entren en internet y con cualquier buscador tecleen: VANITATIS CAZA y verán como mi moderación, en este artículo, no la supera ni la pobreza franciscana, ni la penitencia camaldulense.

Toda la venatoria española hace venias a esta gente y no tienen nada que ver con la venatoria de la inmensa mayoría de españoles —insisto— por mucho que para justificar el cobro de subvenciones hayan organizado fundaciones y aberraciones aparentemente venatorias que van a salvar lo insalvable fuera de las grandes fincas y, cómo no, si te pones delante te sueltan unos toros de esos que carecen de talante, pero no de unos buenos pitones. Los citados están en otra dimensión que para explicarla había que recurrir a la física cuántica, al Patio de Monipodio, o al Conde de Montecristo (por la cosa de la trena y su pericia en la salida) o a los milagros del Papa Clemente del Palmar, Gregorio XVII. Pasan de nosotros (a Dios gracias). Esos chiringuitos con nombres rimbombantes no son más que artificios para estar en todas partes a fin de llevarse el gato al agua cuando y como quieran, y de paso aprovecharse también de los cotos de caza regionales y nacionales.


La Junta de Homologación de Trofeos es un esperpento trasnochado, inútil, caro y fuera de lugar en nuestros tiempos

Es la pared donde miden la altura de sus meadas los señoritos, si bien es cierto que está bien camuflado. Tanto es así que el pueblo liso y llano también puede figurar en los rankings de especies, aun cuando lo normal es que figuren LOS GRANDES DE ESPAÑA. Si quieren echar un vistazo al catálogo (libro de rankings y poco más) lo podrán ver en internet.

El marqués de Villanueva de Valdueza, Alonso Álvarez de Toledo, en su calidad de presidente de la Junta Nacional de Homologación de Trofeos de Caza, entidad esta dependiente del Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medioambiente, entregó los diplomas de caza a los mejores trofeos del pasado año 2017. Entre los premiados y asistentes figuraban apellidos del mundo empresarial, económico y social, además de toreros y otros faranduleros. Muchos de ellos propietarios de las grandes fincas de caza de nuestro país aglutinadas sobre todo en Castilla-La Mancha (la llamada milla de oro de la caza). El acto fue en el Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medioambiente. ¡¡¡TOMA YA!!!

La citada junta de homologación, a pesar de sus muchos contenidos jamás llevados a cabo, es un ente con sucursales en todas las provincias de España y plazas principales. La técnica consiste en medir ciertas partes anatómicas del animal cazado con un calibre, apuntar los resultados con un bolígrafo en una etiqueta adhesiva que se pega al dorso del trofeo colocado en soportes de madera, pagar un estipendio y mandarlos todos a Madrid para que los clasifique por especies y, dentro de especies, por puntuación. Luego se edita un catálogo al que les he vinculado y ya está. ¿Se imaginan lo que se podía hacer con el ADN de esas capturas? ¿No les parecería interesante cruzar esos datos con los de la PAC, los climatológicos del año y un largo etcétera que nos permitiera hacer un Datawarehouse de los ficheros en Caléndula, por citar un ejemplo?

Ya, pero los señores del parné dirán que esas son cosas de amanuenses que ya están bien remunerados. ¿Por qué calla el MINISTERIO? Señores, con el verdadero poder hemos topado.


¿Qué contenido va a tener esa mesa MINISTERIAL de la caza?, pues regionales ya había además de la Real Federación Española de Caza y la Oficina Nacional de la Caza. A mi modesto parecer se trata de un compendio de organizaciones con contenidos difusos para no hacer nada o hacer lo que le dé la gana al señorito de turno. Pero si hay quienes están en todas las organizaciones y no hacen nada en ninguna que no sea figureo y postureo. Pero si la acumulación de cargos es vergonzante. Pero si hay organizaciones rimbombantes que solo tienen dos o tres empleados. Señores: esto es caro y está mal organizado. Ya entraré a explicar todos y cada uno de los entes venatorios, el outsourcing que se hace dentro de ellos, los familiares y allegados que se benefician o están dentro de las entidades, sociedades tapadera que nadie ha votado (me refiero a esas que se reúnen una vez al año y jamás ha visto nadie sus contabilidades ni su lista de socios, quienes no votaron jamás). Es cierto que la caza mueve muchos millones, muchísimos, pero no es menos cierto que se necesita personal especializado para una mayor y mejor fiscalización del dinero público que se les da y de los gastos e ingresos que tienen que conjugar para una mejor y transparente fiscalización.

Breve resumen de los terrenos de caza en España

Aquí en España hay unas fincas excepcionales de caza con una seguridad a prueba de furtivos, una delgada capa media con animus lucrandi que da mucho dinero, pero es más de andar por casa y el resto, donde cazamos los cazadores de a pie, se está quedando totalmente desierto hasta de saltamontes. Lugares que en ocasiones se recurre a la granja en demanda de género de tercera clase y en otras al engaño liso y llano. En definitiva, para los cazadores de a pie solo nos dejan las migratorias con mil y un inconvenientes, si bien es cierto que la mala gestión de la administración nos ha llenado el campo de jabalíes, lobos, buitres, ciervos, conejos y otras especies alóctonas que terminan de esquilmar la pobre biodiversidad que cada día va a menos.

CAZAR NO ES DEJAR QUE TE COLOQUEN EN UN PUESTO O CUBRAS UN ALA Y DISPARAR A LO QUE SE VAYA. NO. ESO ES MATAR. ESO ES DISPARAR Y PARA ELLO HAY UNA FEDERACIÓN AL RESPECTO. CAZAR NO ES MEDIRSE EN PUNTERÍA CON LOS DEMÁS. PARA ESO ESCOJAN UNA PARED Y PÓNGANSE A MINGITAR. Y DE PASO COMPROBARÁN ALGÚN PARÁMETRO MÁS.

Yo no estoy utopizando, no. Ni estoy contestando a quienes me acusan de un pesimismo exacerbado, o de un resentimiento inadecuado, o de una impericia y desconocimiento exacerbante, o de estar mal informado. Mienten ellos, que no yo, pues les digo de corazón que todo ello son patrañas cuyas cartas iré poniendo sobre la mesa a su debido tiempo y sin trampas.


Jamás escribo ni afirmo sin tener una fuente fidedigna o un tamaño de muestra fiable que peque por exceso, nunca por defecto (defecto profesional). A todo esto tengo que añadir que, dado que tengo un suv y un todoterreno, más dos bicicletas (una plegable), viajo por toda España y por el extranjero por caminos, carreteras, autopistas, senderos de herradura o campo a través si mi acción no perjudica a la agricultura, ganadería o montes.

Es cierto que en mis visitas no autorizadas me han echado de fincas muy principales sin escuchar mis explicaciones, pero no es menos cierto que además de los dos vehículos a motor tengo una colección de cámaras (la fotografía es cara, muy cara) a la que le saco el debido jugo. El citado arte no lo domino del todo, pero estoy en ello y no carezco de unos buenos álbumes fotográficos no muy bien clasificados por falta de tiempo. También leo, leo mucho, he leído desde mi más tierna adolescencia durante muchos días y a veces hasta el amanecer. Y más ahora que estoy retirado. Poseo una buena biblioteca digital y otra convencional, más unas colecciones de etnografía que a lo largo de mi dilatada existencia he recopilado de forma compulsiva. Cazo, pesco, cosecho setas, caracoles, berros, me interesa la entomología, etc., etc. O sea: RÚSTICO A MÁS NO PODER.

Soy hijo de labradores emigrados (NOS ECHARON DEL MUNDO RURAL DESPUÉS DE LA ÚLTIMA DICTADURA), si bien es cierto que he trabajado mucho en el campo, demasiado durante los últimos años de mi juventud. Lo hacía desde el 13 de junio (San Antonio de Padua) hasta el 12 de octubre (El Pilar). Conozco el campo, la agricultura, los montes y la ganadería de los minifundios castellanos de Tierra de Campos y los Picos de Europa como pocos en este país, pues un cierto imán invisible me acercó con frecuencia a la tierra de todos mis antepasados. Ah, es cierto que a veces saco unas fotos buenas, muy buenas, pero carecen de mérito fotográfico ya que si así las hago es como consecuencia de conocer en profundidad dónde está el animal o los vegetales a fotografiar. Pero aun cuando fui informático de profesión durante más de 40 años, jamás me desvinculé del campo, unas veces por temas lúdicos y otras por temas profesionales. Puedo presumir de haber llevado a cabo la dirección de sistemas informáticas todavía hoy no superadas. Pero el trabajo honesto nunca ha estado de moda. Ya lo decía Quevedo: Toda esta vida es hurtar,/no es el ser ladrón afrenta,/que como este mundo es venta,/en él es proprio el robar. Nuestro latrocinio patrio pasará a la historia como un fenómeno monumental. La Picaresca se quedará en juego de niños y bufones.

También hago fotografía macro para aumentar mi colección de saltamontes, mariposas, abejas, hormigas, tengo la vespa velutina y la cabro etc. Pues quien desconoce estos temas y sólo sabe de caza, no sabe de caza. Sabrá, eso sí, colocarse en una mano y disparar o esperar donde le digan y apretar el gatillo, pero eso no es cazar.

Vivo a caballo entre Vitoria – Gasteiz y Saldaña (Palencia). O sea, a mí no me vengan con milongas de osos, lobos o avutardas, que sé… quiénes, cómo y porqué están detrás del tema y en ocasiones lamento tener unos paisanos tan torpes que no les duelen prendas en prestar nuestra cultura a cuatro sinvergüenzas que viven del cuento. Sinvergüenzas que se creen y practican eso de: Administrador que administra y enfermo que enjuaga, algo traga. Pero no se dan cuenta de que los prohombres capitalinos de baja estofa siempre que se acercan a la ruralidad no les tenemos en cuenta a sabiendas de que es para arramplar con lo que puedan. Y los otros, los magnates, los de los grandes cotos, no están interesados por el populacho (como dirían ellos).


EN ESPAÑA HAY TRES TIPOS DE CAZADORES:


  • Los cazadores VIP: Pocos y no muy conocidos, pero en aumento.

  • Los de medio pelo: No les cuento para nada, chanchulleros titulares de cotos, mamporreros genuflexos de los cazadores VIP y figurones patrios.

  • Los cazadores de a pie: La inmensa mayoría no representada debidamente y pacientes de un cáncer que se aprovecha por varias vías del colectivo y por eso está cayendo en picado la caza en España.

 

• 
 •

2 comentarios

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

07 mar. 15:36
BARBAS
BARBAS  
Brillante, objetivo y veraz, como siempre.
Lo peor de todo es que, este entramado y esa estructura piramidal, son los causantes de la secular incapacidad e indolencia del cazador español para decidirse a defender su, nuestro, derecho a cazar y a hacerlo fuera de dependencias y servidumbres. Indudablemente, con evitar que seamos capaces de unirnos y organizarnos, frente y/o al margen de toda superestructura anonima pero que manda e influye mucho, es suficiente para que seamos perfectamente prescindibles y completamente manejables.
Un muy afectuoso saludo y enhorabuena por seguir diciendo la verdad.
08 mar. 19:17
Fuente Andrino  
Apreciado BARBAS, en primer lugar muchas gracias por unas palabras de aliento en un mundo donde la maldad y la ignorancia se unen para tomar carta de naturaleza tanto en lo que a nosotros nos ocupa, como en lo que nos preocupa y queremos de corazón. Evidentemente, recurriendo, una vez más, al Maquiavélico: “divide y vencerás” la caza en España ha permanecido como dispuso Alfonso XI en el Libro de la Montería mandado escribir por Alfonso XI , Rey de Castilla, 1311-1350 (El Onzavo). La caza mayor para la nobleza y luego cuando se iban uniendo el resto de las Españas, hacían añadidos sin variar la estructura hasta nuestros días. ¿Quién no ha cogido una ley de caza y ha buscado comparaciones con las del Onzavo?.
La caza nos lo quieran vender como buena para España y sabiamente ejercida por ilustres cráneos privilegiados (muchos de ellos en chirona). Esto ya deja mucho que desear.
UN ABRAZO Y –COMO SIEMPRE- A TU DISPOSICIÓN.
“Veritas solet ese amara” - y estos hideputas echan cada vez más hiel.