El Blog del Tío Calañas

A vueltas con los comederos

Permitidme que vuelva a insistir con el tema de los llamados comederos de tórtolas, que tantos detractores tiene y que siempre he defendido y defenderé porque he visto que en definitiva ayudan a la tórtola y a otras muchas aves granívoras a criar mejor.

11 ago. 2016 - 13.097 lecturas - 3 comentarios

En mi coto, antes de los comederos, no se veía una tórtola. Cuando se sembraba para el ganado había tórtolas por doquier, pero el ganado desapareció y llegaron las ciervas, soltadas en su día en fincas de la Administración. Entonces dejamos de sembrar porque se comían la siembra en una sola noche. Se comían las espigas enteras y el presupuesto no daba para cerrar con malla cinegética, la única manera de frenar su voraz apetito. Probamos repelentes olorosos, pero a los pocos días su efecto era nulo. El hambre es muy mala y la única forma de frenarla, es una valla de metro y medio como mínimo.

Y sin las siembras, las tórtolas dejaron de venir, hasta que probamos los comederos, que puede decirse que es la única opción económica que nos queda desechada la siembra, que siempre es la mejor opción. Ahora bien, a efectos cinegéticos, es más o menos lo mismo. Con la siembra se buscaban los pasos más querenciosos y si se quería y la puntería acompañaba, las perchas podían ser abultadas, nunca en nuestro caso porque no les dábamos. Además, cazábamos mañana o tarde cada siete días, de forma que dejábamos comer a la tórtola y no la exprimíamos.

Con los comederos actuamos como si fuera una siembra. Bueno, quizá con más cuidados. Para empezar echamos trigo desde principios de mayo, fechas en la que se ven las primeras tórtolas procedentes de África, que comienzan a anidar por la zona y acuden asiduamente al comedero. En julio hacemos un censo aproximado y otro en agosto antes de la primera tirada. El censo de julio suele ser espectacular, pero baja en agosto, seguramente porque muchas tórtolas se han ido a otros comederos de la zona, que se hacen a última hora para reducir su coste, que no es tanto. Con un par de sacos de trigo a la semana, basta. Por eso siempre he defendido que los comederos de hagan desde mayo, pues así contribuiremos todos los que después las cazamos a que críen mejor.

También puedo decir que en los censos de julio y agosto el número de tórtolas registradas es muy superior a las cazadas, lo que demuestra que son pocas las abatidas y muchas las que hemos ayudado a crecer y a salvarse, al menos en nuestro comedero. Uno de los socios dice que la tórtola vuelve a criar donde nació. Yo no lo sé porque no están marcadas, pero puedo asegurar que todos los años tenemos un buen número de tórtolas criando en nuestra dehesa, que no se veían cuando dejamos de sembrar por las razones citadas. Y creo que esto es lo importante, que estamos contribuyendo a que la tórtola críe mejor, máxime cuando, al menos aquí, no lo hacemos para machacarla después. Nos basta con juntarnos, pegar unos tiros y comernos un gazpacho. Además sería un suicidio porque si no dejamos ninguna, quién va a criar el año que viene.

Ya sé que otros comederos se utilizan para rentabilizar al máximo las capturas, pues que se haga cumplir la ley en cuanto a cupos y colocación y número de puestos, aunque en esta zona puedo asegurar que no es así y que son más las tórtolas que se van que las que se abaten, a juzgar por las capturas que se consiguen. Ya he dicho que siempre es mejor una siembra que un comedero, por lo menos es más natural, pero hay siembras que por su situación y sistema de caza, pueden ser mucho más dañinas para la tórtola que un comedero. Y otra cosa más que apenas se comenta: el gran número de aves y pájaros granívoros, todos protegidos, que se aprovechan de los comederos, hablo de cogujadas, de gorriones chillones, de trigueros y de un gran número de fringílidos.

Da gusto ver el gran número de pájaros que acuden a comer y que también criaron mucho mejor gracias a los cazadores.

Por tanto lo que hay que criticar es el abuso cinegético, que también puede darse en una siembra. Pero echar de comer a los animales, sobre todo en tiempo de cría, no me parece mal.

 

3 comentarios

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

17 ago. 10:56
Delibesino
Delibesino
Cuanta irresponsabilidad leo por aquí, y que poca ética cazadora. Cazar tórtolas en un cebadero es al caza en Media veda lo que cazar conejos con huron es a la general. A diferencia de las torcaces, las pobres tórtolas se defienden muy mal (por decirlo de alguna forma) en los cebaderos y entran ciegas. Las torcaces cogen altura con los tiros y entran en bandos mientras que las tórtolas entran a los puestos en mitad del tiroteo. Teniendo en cuenta el estado de conservación de la tórtola, y que en la mayoría de los cebaderos (o al menos en los más dañinos) hay venta de puestos por medio, defender hoy esta práctica no es solo una irresponsabilidad suprema, sino que va contra todos lo cazadores que cazamos tórtolas y torcaces decentemente.

Además, ahora resulta que un cazador con sus observaciones particulares ya sabe que hacer un cebadero es bueno para la tórtola. ¿por qué? porque es su opinión. Claro. Y que opinan los técnicos y expertos. Da igual, mi opinión es la buena. Que curioso que tu caces en cebaderos. Se te ha ocurrido pensar que es en los cebaderos donde se hacen las grandes carnicerías ilegales de tórtolas y donde se concentran la bajas. Ah, espera, que como en el tuyo no, pues nada. Y la última, que vengan a controlarnos. Por supuesto, me libero de mi responsabilidad como cazador y se la traslado a la Guardia Civil y a la administración, que me vigilen ellos no te jode. El final es grandioso: "en una siembra también se hace abuso" Pues majo, las tórtolas no entran ciegas a las siembras, y las siembras si que dan refugio, alimento a muchisima biodiversidad. Vuestro egoismo y mediocridad cinegética lastra al mundo de la caza. Miguel Delibes se removería en su tumba si leyear artículos así.

Este artículo podría haberse titulado: "defender lo indefendible (que a mi así me va bien)"
17 ago. 13:28
GABRIEL_MALPICA
JODER MENOS MAL QUE PONE EN EL BLOG LA CAZA TRADICIONAL COMO SIEMPRE SE A ENTENDIDO. TODA LA VIDA SE CAZO LA MEDIAVEDA VIGILANDO LOS PASO, ESO DE ECHARLAS DE COMER VIENE DE ESTOS AÑOS ATRAS Y EN TOLEDO LO HACEN SOBRE TODO VENDEDORES DE PUESTOS Y ESCOPETEROS. ESO NO ES CAZA
18 ago. 08:23
TioCalanas  
Creo que sois injustos en vuestras críticas y creo que en fondo perseguimos lo mismo, que haya más tórtolas. Yo cuento lo que pasa en mi coto y alrededores, y os aseguro que nuestro comedero tiene todos los años por lo menos las mismas tórtolas, posiblemente porque no lo machacamos, muchas entran y se van, y durante seis días comen tranquilas.

Vuelvo a decir lo mismo, no está mal echar grano al campo y cazar ordenadamente. Estoy de acuerdo que una siembra es mucho mejor y más natural, pero no podemos hacerla porque se la come el cervuno, ahora abundante, y poner malla cinegética es inviable económicamente. ¿Qué hacemos entonces, no hacer comedero? Yo prefiero verlas anidar en nuestra dehesa y cazar algunas.

La universidad de Extremadura publicó un informe diciendo que los comederos ayudaban a que la tórtola criara mejor. Creo que el maestro Delibes estaría de acuerdo en cazar la tórtola con cabeza, y un comedero, como cualquier siembra, tiene sus pasos. También me han dicho que en muchas siembras se echa después grano para que no falte, ¿es esto una siembra o un comedero reconvertido? ¿Y quién se coloca junto a un aguadero? El cazador siempre se vale de artimañas para engañar o sorprender a la caza, pero ahí está su ética y su sensatez para poner límites.

¿Cuál debe ser el límite de un comedero? Cazar sólo un porcentaje de las que entran. Así lo hacemos y parece que funciona porque todos los años tenemos las mismas o más tórtolas.

RSS