A Vuela Pluma

29 ene. 2007 12:0

2 comentarios
1.323 lecturas

Trabucazo de rebienvenida

Cierra los ojos e imagínate arriba en el monte, de pie sobre una piedra, la cara levantada y los brazos abiertos.

Siente la fuerza del viento sobre tu rostro. Huele a jara y a tomillo. Respira profundamente y toma fuerzas para seguir, el perro por delante, detrás de las perdices. Si sientes algo parecido a la felicidad, bienvenido.

2 comentarios

AntiSpam: Para enviar el comentario, por favor,
escribe la palabra de la coordenada D4:

  A B C D
1 conejo torcaz zorro paloma
2 ciervo elefante liebre zorzal
3 oso urraca lobo codorniz
4 corzo rebeco perdiz becada

¿Por qué debo hacer esto?

Al tener que introducir la palabra que aparece en la coordenada nos estás ayudando a evitar los post automatizados realizados por spambots —robots publicitarios que llenan los foros de mensajes no deseados—.

El funcionamiento es muy sencillo: sólo tienes que escribir en el cuadro de texto la palabra que aparece en el cruce de la columna y la fila especificadas. Para más facilidad puedes seleccionar la palabra con el puntero del ratón y arrastrarla hasta el cuadro de texto.

Los usuarios registrados de Club de Caza no necesitan dar este paso.

30 ene. 2007 21:50
Pepe Rodríguez
Estimado señor:
Al leer su articulo me ha hecho recordar lo que normanalmente suelo hacer en cada jornada de caza , y esos descansos los aprovechos para respirar hondo y renovar el aire contaminado de mis pulmones por ese aire limpio y puro que nos ragala la naturaleza sin pedirnos nada ,además de sentir una sensación de bienestar interior y una desconexión total del mundanal ruido en el que por obligación nos vemos inmersos los demás días ,la caza nos aporta esos priviligios de sentirnos libres y compenetrados totalmente con ella, nos brinda esos espacios abiertos de libertad porque no olvidemos es otro de los valores innegables que nos aporta la caza de los cuáles no podemos renunciar.
Sin más recibe un cordial saludo.
01 feb. 2007 19:54
Sureño
Tenemos entonces una gran suerte los dos. Para mí, con vivir esa sensación ya me ha merecido la pena salir al campo. Otro saludo para usted.
(Sebastián Torres)

 

Sebastin Torres
Sebastián Torres: Periodista y cazador empedernido. Sevilla.

«El enemigo del cazador no es el ecologista, sino el furtivo».

«No hay mejor ecologista que un verdadero cazador».

Conversaciones Activas

blogdecaza@hotmail.com

RSS