A Vuela Pluma

19 abr. 2007 9:5

Un comentario
1.546 lecturas

El paripé de Morón

El medio ambiente no es lo primero. Lo primero es el partido y luego vienen la política y el interés general. En Sevilla acabamos de asistir a un paripé tan descarado como desalentador por parte de la Consejería de Medio Ambiente y de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), que depende del Ministerio del ramo. No hay que ser un lince para darse cuenta de que nuestros gobernantes, sean del signo que sean, orientan su gestión hacia el voto. Pero uno era tan iluso que pensaba que el medio ambiente, eso tan importante y que está tan de moda a cuenta del cambio climático, estaba a salvo. Pero no.

Resulta que el río Guadaíra, afluente del Guadalquivir, es uno de los más contaminados de España a causa de los vertidos de las empresas aceituneras. Hay tres pueblos en su entorno donde se asientan estas industrias, que son Alcalá de Guadaíra, Arahal y Morón de la Frontera. Y al parecer, es en este último —el único que gobierna el PP— donde más acucia el problema de los vertidos de alpechín.

En febrero, la consejera de Medio Ambiente, Fuensanta Coves, se adelantó a todo el mundo al anunciar que planeaba la idea de retirar las competencias en materia de vertidos al Ayuntamiento de Morón de la Frontera. Y, casi de forma inmediata, la CHG anuncia que ha «retirado» dichas competencias por la permisibilidad del alcalde de Morón con los vertidos.

La consejera comparece en el Parlamento a cuento de esa «retirada». La ministra Narbona viene a Sevilla y se refiere a la medida ejemplearizante tomada con Morón. Todos los medios de comunicación, todos, informamos ingenuamente que el Ayuntamiento de Morón de la Frontera había sido castigado por su mal comportamiento.

Pues bien, lo que resulta de verdad es que todos los ayuntamientos de España habían perdido sus competencias en vertidos el 18 de octubre de 2006, a raíz de una sentencia del Supremo que declaraba nula la delegación de dicha competencia. Por ello, la «retirada» anunciada en febrero a Morón de la Frontera fue un paripé, como he dicho antes, o una «farsa», como sostiene el Ayuntamiento.

La Administración se ha valido de la desinformación ciudadana (y lo admito, periodística), porque el común de los mortales desconocía los términos de la sentencia del Supremo, y lo ha utilizado para sembrar confusión en torno a la gestión de un alcalde en vísperas electorales.

Ahora nos hemos enterado todos, porque el real decreto legislativo del 13 de abril (BOE del 14 de abril) lo deja bien a las claras, que al Ayuntamiento de Morón nadie le había quitado nada, que todo ha podido ser una estrategia perfecta para desgastar a un alcalde antes de las elecciones. Y a ver cuándo nos enteramos también, señores, de que con el medio ambiente no se juega.

1 comentarios

AntiSpam: Para enviar el comentario, por favor,
escribe la palabra de la coordenada D1:

  A B C D
1 elefante codorniz becada corzo
2 paloma ciervo zorzal zorro
3 urraca lobo perdiz liebre
4 conejo torcaz rebeco oso

¿Por qué debo hacer esto?

Al tener que introducir la palabra que aparece en la coordenada nos estás ayudando a evitar los post automatizados realizados por spambots —robots publicitarios que llenan los foros de mensajes no deseados—.

El funcionamiento es muy sencillo: sólo tienes que escribir en el cuadro de texto la palabra que aparece en el cruce de la columna y la fila especificadas. Para más facilidad puedes seleccionar la palabra con el puntero del ratón y arrastrarla hasta el cuadro de texto.

Los usuarios registrados de Club de Caza no necesitan dar este paso.

21 abr. 2007 20:02
Cerrojo
Algunos políticos juegan con la desinformación ciudadana, como puede ser en el caso que cuentas y que también podría ser fruto de su ignorancia, y algunos ciudadanos juegan con la desinformación de políticos, como el tan repetido. “¿Cuánto cuesta un café?” o el reciente “¿Cuánto gana un auxiliar administrativo de la Administración Central?”, y si echamos la vista atrás, ya comenzó Fraga con aquello del precio de los garbanzos. Eso son anécdotas que manipulan a unos pocos, pero que no conducen a nada importante ni significan absolutamente nada.

Muchos cazadores andaluces se quejan de que han salido enormemente perjudicados en estos últimos años a causa de las decisiones del Gobierno Autónomo, pero puedes apostar a que en las próximas elecciones ganarán los mismos y a que próximamente serán más los que se quejen.

Según parece, en la campaña electoral no preguntamos ni exigimos, y el día de las elecciones perdemos la memoria. O es que a la caza le damos muchísima menos importancia de la que aparentamos y ponemos por delante otras cuestiones.

Somos buenos. Perdonamos a los que nos ofenden y a los que nos engañan siempre que sean políticos o estén a su lado, y a los que nos “embarcan” si son orgánicos, pero nos cuesta perdonarnos entre nosotros porque cada uno somos “el más y el mejor”. ¡Y así nos va!

 

Sebastin Torres
Sebastián Torres: Periodista y cazador empedernido. Sevilla.

«El enemigo del cazador no es el ecologista, sino el furtivo».

«No hay mejor ecologista que un verdadero cazador».

Conversaciones Activas

blogdecaza@hotmail.com

RSS