A Salto de Mata

03 mar. 2008 1:58

13 comentarios
3.137 lecturas

Querida Cristina: ¡Un respeto!

En el nombre de todos mis ancestros, en el nombre de todos los que de sol a sol han grabado en su frente, en sus arrugas, los sagrados surcos de la tierra, en el nombre de todos los que ostentamos, con orgullo, el noble título de paletos… te pedimos, Cristina, te exigimos, un respeto.

El abuelo Julián era segaor. Murió, casi de hambre, bajo un manchego sol de auténtica justicia, empuñando una hoz. Fue ballestero, pajaritero y cazador de conejo y liebre sin galgo, corriendo a pelo. Vendía su hambre y sus pajaritos en las tabernas, a siete perrasgordas la media hocena, para llevarle a mi abuela, la Juana, la Marota, algún kilo de patatas, tomates y alguna cebolla (como la de la Nana). Murió rugosa y negra −reseca de segar, coger lentejas, trillar y aventar la parva, con los huesos encorvados de la humedad de la vendimia−, como un garbanzo torrao en el mismo silo (¿sabes lo que es, Cristina?) en el que había nacido. El tío Benegildo, su hermano, fue pastor de cinco u ocho ovejas a las que defendió del lobo a golpe de cayado. Lo mismo que mis tíos hasta que, en nombre del progreso, tuvieron que malvenderlas y venirse de albañiles a la Capital. También pusieron ballestas y lazos, cazaron con liga en las aljibes del Manzano o Santa Catalina o corrieron las perdices a peón. Mi madre subía a por leña, a cuestas, a la sierra del Coscojo, para curarme, con calor, una tosferina. También a por agua. Segó, cogió lentejas y garbanzos hasta que dejó de ser moza y me parió. Mi padre nació en el Monte Lillo debajo de una hojarasca (por eso le han llamado toda su vida el Montelillero. Como a nosotros). Desde su más tierna infancia arrancó la saldiguera a las entrañas de la laguna de Tirez (la Atarez romana), Luego fue peón, unció mulas mil veces en las galeras, pasó su vida al raso de quintería y arañó de una tierra reseca, como su nombre, todos los frutos que ella quiso otorgarle por un jornal: veinte duros y un pan. Con él nos dio de comer a mí y mis cincos hermanos. También fue galguero. De los de ley. De esos que no pegan ojo cuando a su galga del alma se le arrancan las uñas en el terruño. Aró con las yuntas, desbarbó, rastrilló, sacó cepas y podó, esfollonó, segó, trilló y aventó, vareó, esparpujó, vendimió… Con cuatro perras compró una gorrina y al final, con dos… tuvo una pequeña granja. Ama tanto a los animales que, aun con el cuarto de resuello que le queda, no puede pasar ni un solo día, todos los del año, sin ir a echar de comer. Y se le rompe al alma cuando ve a uno maltratado. Y sigue siendo, en su mente y en su corazón… un cacero, que decimos por mi tierra, un cazador. Mis hermanos han mamado de las pámpanas y saben lo que son los sabañones de la aceituna. Y, salvo alguno… son cazadores. De los buenos, como mis sobrinos…

Todos ellos, todos sin excepción, en ausencia o en presencia, estaban ayer en La Castellana. Todos ellos, los cientos de miles de mis hermanos, padres, tíos, abuelos… estaban allí, con sus rostros curtidos y arrugados, con sus manos callosas y sus pies de terruño que el asfalto daña, estaban allí, hombro con hombro, mano con mano, defendiendo su tierra, defendiendo su pan, defendiendo su raigambre, su cultura, su sangre… y, qué curioso, Cristina, ninguno llevaba sombrero de pluma. ¿Dónde los viste tú? ¿Cómo los contaste?

¿Sabes, Cristina? La gente del campo, los cazadores, conocen muy bien un dicho que dice que el que siembra recoge. Y tú, Cristina, has sembrado. Y estás recogiendo. Has sembrado cardos, barrillas, zaragüeyes, grama, tobas, zarzas, espinos… y vas ha recoger su fruto: el olvido.

Por todos ellos, por todos los que durante siglos, abandonados, olvidados y hasta explotados, han mantenido las raíces vivas de la tierra, han extraído con sudor y sangre sus frutos, han hecho de la caza su modo de vida y su sustento, por todos ellos, Cristina, yo te pido, te exijo, solo una cosa: ¡Respeto!

(¡Ah! Y no vengas con el cuento de que ahora no se caza para comer. Ahora, si la caza desaparece, como pretendéis, cientos de miles de familias del medio rural, sí, Cristina, cientos de miles de familias, no tendrán para comer).


P.S.: Buscando por estos mundos de la red las distintas noticias sobre la manifestación de ayer, me he encontrado con una autentica joya: la opinión que le merecemos todos los que estábamos ayer en La Castellana a doña Pilar Rahola. Os adjunto la dirección. Por favor, perded un minuto en leer y en contestar como se merece. ¡Dios santo! ¡En manos de esta gente está o ha estado nuestro país!
lavanguardia.es/lv24h/20080302/53441543695.htm

 

13 comentarios
03 mar. 2008 11:21
alcaravan
Antonio, prepárate y dale ahora caña a la Rahola. No dejes ese artículo sin contestación por tu parte

Saludos
03 mar. 2008 11:43
mamm
Mucho cuidado a partir de ahora y a ver si es verdad que vamos a saber estar unidos, porque los 'vago-tonto-ecologetas' van a ir a la carga, y no los menospreciemos porque sabemos que tienen medios (la larga mano del gobierno) y mucho tiempo para intentar jodernos todo lo que puedan, asi que estremos al tanto porque está claro que media docena de ellos como el sábadoen Madrid y cien en Barcelona también han salido en la foto y nosotros hemos tenido que salir a calle muchos miles para aparecer en los principales medios.
ESTO NO HACE NADA MAS QUE EMPEZAR, MUCHO OJO, Y 'A POR ELLOS QUE SON POCOS Y NO SON NADIE A NUESTRO LADO'.Y a esperar a ver los resultados de la manifestación, si se mueven fichas por alguna parte.
03 mar. 2008 13:48
Tanganillo
Sí, lo parece, que teniendo esos nobles orígenes, seas tú tan servil, de los especuladores y "señores" de la caza. De la propiedad, de APROCA, de la ONC, de la RFEC, en fin, de todos aquellos que hoy son herederos de aquellos otros que en su día propiciaban que tus abuelos estuviesen como estaban. (Y ahora vas y lo cascas, y lo borras como haces con todos los post que dicen alguna verdad de ti).
03 mar. 2008 14:31
JESUS
LA SRA RAHOLA ES UNA PROGRE QUE SOLO DICE IDIOTECES EN LOS PROGRAMAS RADIOFONICOS DEL GOBIERNO Y PERIODICOS AFINES, LLENANDO PAGINAS Y COLUMNA CON ESTUPIDECES DE MODA.

IGNORARLA

UN SALUDO
03 mar. 2008 15:42
El Pinar
Lagrimas con sólo leer este emotivo dicurso.
¿No sé si nota el sarcasmo?
Un Saludo.
03 mar. 2008 15:59
Postas
No me extraña que se te salten las lágrimas El Pinar, debe de ser muy duro para uno descubrir que no tiene ni zorra idea de aquello que dice defender. Lee, aprende de los que saben y cuando lo hayas interiorizado entonces habla, inepto.
P.D.: No intentaba ser sarcástico.
03 mar. 2008 17:30
El Pinar
el centro Madrid, y del campo no sé nada, lo que no trago es las milongas sentimentaloides de este caballero, y sino quiere que se lo digan pues que no deje que escribamos, por cierto "Postas" ¿te he ofendido?, o ¿es que no sabes opinar sin faltar?, sino pienso igual que tú es sólo eso una difencia ¿o debemos estar uniformados?.
Un Saludo.
03 mar. 2008 20:31
agua7
Mucho ojo a partir de ahora, ya que los talibanes del Ministerio y su corte de marxistas infiltrados bajo capa verde nos van a situar -mas todavía- en el punto de mira de su política de prohibición. No seamos ingenuos, ya que vienen a por nosotros por ser uno de los pocos reductos que les quedan por asaltar. La finalidad es terminar con la propiedad privada y que las fincas que hoy se mantienen con nuestro dinero y esfuerzo se transformen en lugares de esparcimiento para toda esta gente que no solo no gastan un céntimo, sino que se las apañan para que los demás les paguemos un sueldo. En cuanto a la Sra. Rahola, da asco leer lo que escribe, ya que rezuma ignorancia, resentimiento y afán de prohibir.
03 mar. 2008 21:54
Litus78
Todo mi apoyo a tu artículo. Reproduzco aquí la respuesta que he remitido a la columnista de la Vanguardia:

Sra Rahola ese es su problema que escribe sin saber. Yo, CAZADOR (no matador) soy poco más que mileurista y buena parte de mi sueldo se lo lleva el cuidado de mis 2 perros, animales mucho más fieles y racionales que los que critican sin saber.

Estoy más cerca de votar a "su" ERC que a los de la calle Génova y si quiere hablar de vida le diré que yo me jugué la mía cuando en 1994, con 14 años, el incendio más devastador de la historia de Catalunya decidió arrasar mi tierra y el gobierno de la Generalitat, de la que usted era diputada por aquel entonces, ni había previsto medidas de extinción para “salvar” el medioambiente.

Estoy bien formado, soy licenciado en Geografia que por si no lo sabe, es la ciencia que estudia la relación entre el hombre y el medioambiente, y por ello sé que la GESTIÓN de un bien preciado la debe hacer el máximo conocedor de dicho bien y en ello cazadores y agricultores les llevan siglos de ventaja a ecologistas o políticos.

Este año he cazado (que es mucho mas que matado) 9 perdices en el coto de mi pueblo, junto a mi padre CAZADOR de quién he heredado la pasión y el respeto por la caza, habremos visto más de 150, y debido a la sequía (derivada del cambio climático que no es culpa de cazadores precisamente) hemos dedicado mucho tiempo a adecuar el hábitat de la perdiz con bebederos y alimento y a pesar de que paso muchas horas en el bosque, jamás he encontrado un ecologista haciendo algo similar por la naturaleza.

Puestos a hablar de contaminación, el plomo prohibido en los humedales protegidos ya lo está desde hace años, y en eso estamos de acuerdo, pero la ampliación de esto a los terrenos de la Red Natura 2000 implica que 3 kilómetros a cada lado de un curso fluvial secundario como es la Riera de Merlés (Berguedà) sea considerado “humedal protegido” cuando sus ribereños se las ven y se las desean para tener agua para beber. El plomo contamina, pero mucho menos que los envases de las verduras que los vegetarianos ecologistas compran en el supermercado. La caza mata, pero mucho menos que liebres o jabalís atropellan los conductores en las carreteras que han invadido el preciado medioambiente que tan cuidadosamente cazadores y agricultores han custodiado con esmero.

Por todo esto me siento siervo de la naturaleza y defiendo desde la razón (no desde el radicalismo) a los cazadores de bien que, como en la política y en la sociedad, hay de todo. Al otro lado, están los ignorantes que se creen que el mundo es Walt Disney y sí, tápese la nariz que es lo que hacen los urbanitas ecologistas cuando llegan al monte y huelen el ganado. Ellos sí que son animales a los que hay que dar de comer aparte.
04 mar. 2008 01:20
Antonio Mata  
Me siento muy orgulloso de haber recorrido la Castellana con todos vosotros, demostrando cómo somos, por qué lo somos y, lo más importante y lo que más ha dolido a todos éstos, cuántos somos. Algunos, todavía no saben en qué siglo viven y, menos aún, en qué país viven.
Cuando los ánimos se serenen, con tranquilidad y, sobre todo, con algunos datos, responderemos a esta señora como se merece.
Hemos dado un paso enorme y estamos en condiciones de exigir a todos estos visionarios algo que apenas conocen: ¡Respeto!
(Al señor Tanganillo recordarle, simplemente, que estoy cansado de repetir a sus iluminadas mentes, pero veo que no lo captan, que en esta página solo se han borrado, y se borrarán -a partir de ahora sin más explicaciones, lo siento- los comentarios de los fundamentalistas que solo vienen aquí a insultar. La sabiduria popular es ilimitada: 'Lo que naturaleza no da, Salamanca no presta).
¡Ánimo y un abrazo para todos!
04 mar. 2008 19:55
Pedrarias  
Antonio, no hace falta decir que suscribo tus palabras una por una. Acabo de leer el escrito de la sra. Rahola y me ha dado otra vez el pálpito: No me extraña que con la deriva que van tomando las cosas por culpa de esta gente que no puede superar los fantasmas del pasado, acabemos otra vez remangándonos la camisa y nos dispongamos cualquier triste día a devolver ojo por ojo y diente por diente. Una pena. Una confidencia: La impertinencia domestica me impidió estar en la Castellana y se me hizo un nudo en la garganta y se me humedecieron losojos cuando vi en la tele tan bello espectáculo. ¡Cuanto he sentido no haber estado en Madrid! Un abrazo.
07 mar. 2008 01:59
Antonio Mata  
Aquel que decía: 'Poco pan van a vender los panaderos hoy, no tengo hambre'. Así son los mendrugos estos, como burros con antojeras, erre que erre.
Por culpa de esta anormal (no es un insulto, mira la RAE, si sabes leer) que tiene la osadía de firmar como Valdueza (sin saber quién es) o como Covarsí (menos todavía), o Josele o Ekko tonto lo que sea, he tenido que restringir los comentarios. Pido disculpas a los compañeros que no estén registrados y quieran dejar sus opiniones. Prefiero esto a tener que estar día tras día recibiendo los insultos de este..., ponedle el adjetivo que queráis. Sé que lo va leer porque es un 'enano infiltrado' y está registrado con otro nick. Esperemos que tenga lo que tienen las personas normales y deje sus comentarios, perdón sus babas, con identificación. Lo dudo porque, como todos sabéis, en realidad son unos mierdecillas. En fin, que lo siento. Seguiremos en la brecha.

¡Salvador! Perdona que no te haya respondido, pero, como sabes, estamos de líos de ferias. Mil gracias y decirte que sí estabas. Estabas con el espíritu de 'los Jaras' que estuvimos currando a tope por la Castellana y en el de los miles de compañeros y amigos que estuvieron haciendo historia. ¡Tú también estabas! Hablamos más despacio.
Un fortísimo abrazo.
20 may. 2008 00:52
Alba Navarro
Estoy haciendo un trabajo sobre perros de caza y agradecería enormemente que todos los que dispongan de un poco de tiempo para contestar a 20 sencillas preguntas, me escriban a mi email dogalba@gmail.com para poder enviarles el test.
Muchísimas gracias
Antonio Mata Antonio Mata es redactor de la revista Caza y Safaris.

Conversaciones Activas

RSS