Loco por las Armas

¿Cómo decidir qué rifle me conviene? Guía y consejos

La elección de un rifle para cazar, aunque ilusionante, puede resultar una tarea compleja. La belleza, el pedigrí o simplemente el gusto por un arma pueden ser determinantes en la elección. Muchas otras veces es el consejo ‘experto’, y a veces no tan experto…

25 abr. 2016 - 5.234 lecturas - No hay comentarios

Existen rifles especialmente diseñados para un tipo de modalidad de caza y pueden resultar inservibles en otras modalidades. Un ejemplo muy sencillo podría ser un monotiro en calibre muy fino, seguramente un arma ligera y manejable, estupenda para disparos muy preparados y a distancias medias o largas pero, ¿sería esta una buena opción para un puesto de cortadero en una montería?

En esta entrada, me gustaría comentar algunas de las categorías con las que yo clasifico un rifle y, por tanto, trato de calcular una calificación objetiva para cada arma.

Supongamos en este caso: Rifle de cerrojo para uso en 60% montería, 30% rececho y 10% campo de tiro (es importante ir de vez en cuando al campo de tiro, ya que si bien en una jornada de caza menor es probable que disparemos varias veces, en el caso de los rifles normalmente se dispara poco y es bueno familiarizarse con el rifle y su retroceso).


Suavidad del mecanismo
Importancia Media

La acción de un cerrojo debe ser suave, sin holguras excesivas ni bloqueos. La suavidad es muy importante a la hora de realizar disparos en repetición. Un cerrojo demasiado duro, o con holguras, hará que las acciones de recarga sean más lentas e imprecisas.

Consejo: Es bueno probar la acción en vacío, pero aun mejor probar con casquillos ya gastados para ver y sentir el cerrojo y su acción.

Mi preferencia son los cerrojos suaves y con una mínima holgura. Para mí el cerrojo óptimo seguramente es el del Rigby acción M98.


La acción 98 del Rigby es suave, firme y precisa.



Seguro
Importancia Alta


El seguro del Browning Maral, muy suave y fácil de manejar.
Es importante que el seguro sea de fácil acción, tanto para ponerlo como para quitarlo. Que sea suave y no suponga dejarnos una uña o un pellizco al accionarlo. Es muy importante la ergonomía para asegurar que podemos estar en disposición de efectuar el disparo de manera casi refleja y en un gesto natural. También es muy recomendable que sea silencioso y esté ubicado de manera lógica y segura en el arma.


El seguro del Mossin Nagant, un seguro difícil de operar y ¡lento!
Me gustan mucho los seguros silenciosos y de fácil acción. El Browning Maral tiene un sistema suave y fácil de manejar. Este tipo de seguros de pulgar, en muchos casos, son los más seguros, al eliminar completamente la tensión que empuja el muelle de la aguja percutora cuando están activados.


Gatillo
Importancia Alta

Seguramente uno de los elementos que pasan desapercibidos en el momento de la compra de un rifle en una armería. Pues es francamente importante, y un mal gatillo será un mal gatillo el día de la compra y para siempre. Será el culpable de más de un fallo, o bien por demasiado tenso, o demasiado ligero, con demasiado recorrido, o con un punto de disparo que no nos convence. Hoy en día varios fabricantes ofrecen la posibilidad de regular la presión e incluso la posición del gatillo.

Mi preferencia son gatillos ligeros. Un buen gatillo es el del Sauer 202, es suave y además se convierte en un gatillo de pelo, empujando el gatillo hacia adelante.


El gatillo del Sauer 202 es muy versátil y suave; sin embargo, no me gusta demasiado la ubicación del seguro.



Cargador
Importancia Media

(El cargador puede ser extraíble o fijo). Aquí tenemos muchísimas opciones. Hay quien valora tener cargador extraíble como algo indispensable, sin embargo, es verdad que al ser extraíble se puede perder con relativa facilidad. Hay quien valora tener un cargador de alta capacidad, o quien valora poder cargar desde la ventana expulsora con el cerrojo abierto. Para gustos están los colores.

Personalmente me ha sorprendido mucho y para bien el cargador del Mauser M12, de gran capacidad y que permite ser cargado o bien directamente o a través de la ventana expulsora.




Versatilidad
Importancia Media

Asumiendo que solo tenemos un rifle para todo, la versatilidad puede ser un factor clave. O bien podemos irnos por un calibre bueno para todo, o bien podemos optar por un arma con calibres intercambiables. Esto implica poder cambiar el cañón y el cerrojo o la cabeza expulsora. Los hay más sencillos o más complicados.

Me parece interesatísimo el Merkel Helix: podemos intercambiar el cañón y la cabeza del cerrojo en poco más de un minuto y sin más herramienta que una llave allen.




Dimensiones (Longitud y Peso)
Importancia Media

Aunque parezca que pesan lo mismo en la armería, en un rececho o en el ascenso de un cortafuegos en una montería un rifle pesado puede llegar a ser una razón para cambiarlo. Lo mismo pasa con la longitud. Importante destacar que los calibres magnum siempre son un poco más largos, ya que necesitan algo más de cañón para aprovechar el empuje de la cantidad adicional de pólvora.

Me sorprenden siempre los Blaser en este sentido. La acción se encuentra muy cercana a la cabeza del tirador, por lo que aunque el cañón sea igual de largo, el rifle resulta varios centímetros más corto.


Culata Sintética o Madera

Realmente es complicado aconsejar en este apartado. A mí personalmente me gusta más la madera, aunque las culatas sintéticas pueden ser más ligeras y son más resistentes a arañazos o golpes.


Recambios
Importancia Media

Cuando un rifle se rompe, hacen falta piezas de recambio. Un rifle exótico puede significar o bien unos meses a la espera de nuevas piezas, o que un armero habilidoso nos fabrique las piezas necesarias…

Yo iría siempre a las marcas estandarizadas.


Precio

El precio puede ser un factor determinante a la hora de seleccionar nuestro rifle. A día de hoy, tenemos estupendos rifles nuevos a precios ajustados y de una gran calidad. Pero es verdad que es fácil ser tentando por un arma de más categoría de segunda mano al mismo precio, o incluso inferior. En estos casos es importantísimo verificar el arma y asegurarnos, mediante un armero o especialista, que el arma está en perfectas condiciones de uso. Aunque las armas tienen una vida mucho más larga que otros productos, también sufren desgaste y si no han sido cuidadas o reparadas debidamente, pueden ser una fuente de problemas y de disgustos permanente.

Estas son algunas de las categorías básicas para orientarnos en la compra de un rifle. Dicho esto, muchos de nosotros estamos enamorados de algún arma en concreto que seguramente es muy pesada o tiene holguras o un gatillo o muy duro o con un recorrido excesivo y pesa una burrada. Si estás enamorado y te la puedes permitir, no lo dudes, puede que no sea el arma perfecta desde el punto de vista de tecnología, pero ¿quién dijo que la caza fuera solo precisión?

 

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

Joaquín de Lapatza
Cazador por pasión, amante de la naturaleza y gran aficionado a las armas, la óptica y la munición. «Me gusta compartir mis experiencias de caza desde las sensaciones y explicar las cosas de manera sencilla y fácil de entender»

RSS