Fabarm XLR5 Elite

Una escopeta para disfrutar

 

Fabarm se ha lucido. Tenemos que reconocerlo. Han debido de ser muchas las horas de investigación que han dedicado para que esta semiautomática, que rompe todos los esquemas desde su primera hasta su última pieza, funcione tan bien como lo hace. Y encima les ha quedado bonita, la condenada.

En el momento en que la sacamos de su estuche y la montamos vimos que teníamos en las manos una bella escopeta semiautomática dotada de un atractivo especial por su diseño diferente e innovador. Enseguida supimos que los que la han diseñado saben lo que se hacen. Y no es para menos, ya que Fabarm, la empresa que la fabrica, está ubicada en Brescia, zona al norte de Italia que es la cuna de la industria armera de este país y que desde hace unos años se ha convertido en una potencia tecnológica en el sector armero por sus novedosos diseños. Con esta excelente primera impresión, procedimos a analizar la Fabarm XLR5, semiautomática que Ardesa distribuye en nuestro país.

La carcasa, o cajón de mecanismos, está fabricada en Ergal y mecanizada con criterios de altísima precisión. Cuenta con unos bonitos grabados de flores y hojas de acanto en ambos laterales, además de otros detalles más sencillos que coinciden con los remates de sus facetas. Su terminación es de un agradable color gris mate. En el eje central de su parte superior presenta un grabado formado por varias líneas que se prolongan hasta la banda del cañón. En la zona inicial, más cercana a la cara del tirador, cuenta con una pieza rectangular de fibra de color verde encajada en el metal mediante la cual se consigue una mejor alineación durante el encare. También cuenta en su parte superior con cuatro entalladuras en cola de milano para la posible instalación de visores u otros elementos ópticos mediante bases estándar de tipo Weaver. La terminación es inmejorable, no percibiéndose ningún trazo de mecanización. El guardamonte, acoplado a la carcasa, es de material sintético y cuenta con la personal y característica forma con que los diseñadores de Fabarm han dotado a las armas de esta marca. En su parte trasera esta ubicado el botón transversal del seguro.

La XLR5 funciona por toma de gases, pero cuenta con un novedoso y revolucionario sistema: no dispone de válvula para regular las cargas de diferentes cartuchos, sino que en su lugar cuenta con un pistón especial fabricado con un polímero blando que regula su funcionamiento, consiguiendo mediante ello una gran reducción del retroceso.

 

Un cañón diferente

El cañón, denominado Tribore HP por sus fabricantes, es de 71 centímetros de longitud. Está recamarado para cartuchos de 76 milímetros y diseñado de tal forma que consigue que los plomos alcancen distancias más largas que con cualquier otro cañón convencional. Como su propio nombre indica, tiene en su interior tres zonas totalmente diferenciadas: En primer lugar, y después de la recámara, cuenta con un largo cono de forzamiento, seguido de una zona con un diámetro ligeramente sobredimensionado del anima —over-bore— al que sigue una parte cónica decreciente que reduce el diámetro interior hasta 18,4 milímetros, terminando con una pequeña zona cilíndrica de 5 milímetros que finaliza junto al choke colocado. Mediante este sistema, y al llegar el taco con su carga de perdigones a la zona sobredimensionada, se aminora la fricción y se consigue un menor retroceso. Además, al pasar por la zona cónica que reduce el anima del cañón se incrementa la velocidad de la masa de perdigones.

Este cañón cuenta con una banda de 6 milímetros de anchura y seis huecos de ventilación con cuadrillado antirreflejos en toda su longitud. Su punto de mira es de fibra de color rojo y 14 milímetros de longitud.

 

Juego de chokes

La escopeta trae de serie cuatro chokes Inner HP de 82 milímetros de longitud que cuentan con un perfil interior hiperbólico de sección cónica curva, patentado por Fabarm, en lugar de una conicidad recta como es normal en otras marcas del mercado. El diseño de este tipo de cañón, junto con sus chokes, posibilita la utilización de perdigones de acero —con chokes más cerrados que el de 3 estrellas— sin ningún problema. Todos los cañones están fabricados mediante mecanización, taladrando progresivamente una barra maciza de acero especial al cromo-molibdeno. El acabado de estos cañones es pavonado semi-mate. Para esta escopeta hay disponibles cañones de 61, 66, 71 y 76 centímetros.

 

La madera, de nogal

La culata y el guardamanos son de nogal de buena calidad terminado al aceite. Cuentan con un cuadrillado antideslizante junto con unos elegantes dibujos tallados —tanto en su pistolete como en la delantera— mediante los que se consigue un perfecto agarre del arma. La culata lleva adosada una cantonera antirretroceso HRA de 12 milímetros muy cómoda en su utilización.

La XLR5 ha sido la primera escopeta sometida a pruebas de 1.630 bares de presión, después de llegar a un acuerdo con el Banco Oficial de Pruebas de Italia, en lugar de los 1.370 a los que se prueban el resto de escopetas. Se trata de la más robusta del mercado, preparada para poder disparar cartuchos con perdigón de acero con cualquiera de sus chokes. Mediante todo esto se ha conseguido un arma a la cual se le puede dar una utilización intensiva en cualquier tipo de situación y durante largo tiempo.

 

Pruebas en el campo de tiro

Hemos probado una bella escopeta semiautomática, muy bien equilibrada, con un retroceso totalmente soportable, precisa y que da una gran sensación de robustez. Su funcionamiento por toma de gases es muy agradable, ya que hemos disparado con ella algunas cajas de cartuchos con diferentes cargas y potencias, incluidos varios con perdigón de acero. En algunos casos hemos mezclado cartuchos con las dos clases de perdigones sin ningún tipo de problema de funcionamiento. Los plomeos sobre blancos de cartón han dado unas agrupaciones muy interesantes a las distancias normales de tiro, tanto con perdigones convencionales como de acero.

La carga de los cartuchos es muy suave, el disparo agradable y la expulsión perfecta. Tiene la capacidad de volverse a encarar fácilmente a pesar de realizar disparos muy rápidos y el golpe en el hombro es suave y soportable. El resultado de nuestras pruebas ha sido francamente satisfactorio en todos los casos, a pesar de no haberla podido probar durante una jornada de caza… por razones obvias.


 

Más información

Ardesa S.A.
Camino Talleri s/n. 48170 Zamudio (Vizcaya)
Tél: 944 520 152
www.ardesa.com