Rifle Ruger M-77 Hawkeye Compact

Pequeño, ligero y manejable

 

Lo que más llama la atención al empuñarlo es su reducido tamaño. Todo ha sido compactado en él para conseguir un arma ligera y fácil de transportar, ideal para aquellos que cazan en sitios de vegetación muy cerrada.

Ha llegado a nuestras manos, por cortesía de Global Hunt, empresa distribuidora de la firma Ruger en España, este nuevo e interesante modelo que nos ha sorprendido gratamente por su pequeño tamaño y ligero peso, ya que todos los rifles de cerrojo de este conocido fabricante que anteriormente hemos probado o utilizado en caza y tiro siempre han sido de tamaño normal: más grandes y, sobre todo, más pesados.

En primer lugar, lo que más nos ha llamado la atención del M -77 Hawkeye Compact es su cajón de mecanismos. Es el mismo que ha fabricado Ruger desde su introducción en el mercado de este tipo de rifles de cerrojo. Está mecanizado en acero y cuenta con bases integrales para la colocación de cualquier tipo de elementos ópticos.

Su robusto cerrojo, fabricado a partir de una pieza de acero inoxidable, cuenta con dos tetones de acerrojamiento en la cabeza del cierre y un largo extractor de fleje, de sistema no giratorio, prácticamente igual al de los Mauser M-98: la palanca de apertura del cerrojo, de bola, está desplazada hacia atrás haciendo una pequeña curva, mediante lo que consigue una agradable apariencia. Todo el conjunto del cierre está terminado en color gris mate, con la única excepción del talón porta-percutor que ha sido pavonado mate, como el resto del arma. Tanto el cajón de mecanismos de estos rifles como su cerrojo tienen una gran similitud con el mundialmente conocido y utilizado sistema Mauser, del cual se han derivado la inmensa mayoría de los rifles de cerrojo usados para la caza.

El sistema para la colocación de elementos ópticos está diseñado para conferir una gran robustez al conjunto, al eliminar una pieza intermedia –las bases para monturas– de tal forma que mediante el método de bases integrales de Ruger se elimina la posibilidad de cualquier movimiento en los elementos ópticos garantizando su precisión. Además, este rifle se entrega con un juego de anillas diseñadas específicamente para este arma.

 

Un rifle muy robusto y seguro

El depósito de los cartuchos, fabricado en acero al igual que el resto de las partes metálicas del arma, está dotado de una tapa con bisagra para una rápida apertura que permita descargar todos los cartuchos alojados en su cargador sin necesidad de tener que mover el cerrojo para sacarlos de uno en uno. Para poder abrirlo se tiene que accionar un pequeño resorte ubicado en la parte delantera del guardamonte. En la tapa está grabado el esquema del águila, anagrama de Ruger.

El arma cuenta con un sistema de seguro de tres posiciones cuya aleta está colocada en el lado de la derecha y detrás de la palanca del cerrojo. Con la aleta colocada en la posición de seguro más cercana al tirador, no se puede ni disparar el arma ni abrirla. Si se sitúa en la posición intermedia se puede abrir el arma y sacar el cartucho de la recámara, o descargar y cargar el arma, llenando el depósito con plena seguridad puesto que no se puede disparar. En la posición más adelantada el arma no se encuentra asegurada y, por lo tanto, está dispuesta para realizar el disparo. Como dato curioso hay destacar que este sistema de seguro actúa bloqueando el disparador y no el percutor, como en otras armas.

 

Un cañón muy corto

El cañón, fabricado en acero aleado, está trabajado mediante forja por martilleo, debido a lo cual se consigue una terminación interior impecable. Cuenta con seis finas estrías con giro a derechas y una vuelta completa en 241 milímetros.

Por el exterior se ha reducido su grosor conificándolo desde el fin de la recámara hacia la boca hasta conseguir un diámetro de 13,3 milímetros y dándole una longitud de 42 centímetros mediante lo cual se ha conseguido aligerar el arma notablemente. Este modelo no trae acoplado ni alza ni punto de mira, por lo que es imprescindible dotarlo de un elemento óptico para poder utilizarlo. La culata es de nogal americano de buena calidad y ha sido picada en la garganta del pistolete y guardamanos con el sistema clásico de rombos, consiguiéndose mediante ello una perfecta sujeción del arma. Cuenta con una cantonera de goma y un adorno de terminación de pistolete en los cuales figura el anagrama de Ruger.

Este modelo es simplemente la versión acortada y aligerada del robustísimo Hawkeye Estándar. El rifle que probamos estaba recamarado al 7mm.–08 Remington, cartucho por el que particularmente he sentido siempre un gran interés por su agradable y controlable retroceso así como por su balística y, sobre todo, por su extrema precisión. Con él he cazado y disparado cierta cantidad de cartuchos con varias armas, tanto de caza como de tiro de precisión, y he quedado siempre plenamente satisfecho. Este mismo modelo también se fabrica recamarado a .243 Winchester, .260 Remington, .308 Winchester, 7,62x39 y el novedoso 6,8 mm SPC: todos ellos con la misma longitud de cañón.

 

Docter 1,5 a 6x42

El arma con el que realizamos esta prueba traía acoplada una mira telescópica Docter 1,5 a 6x42, con tubo de 30 milímetros. fabricada en Alemania. Su sistema de puntería no cuenta con postes ni con cruz filar, y viene dotada solamente de un pequeño punto que se ilumina en rojo al presionar un botón ubicado en el exterior de una tercera torreta colocada en el lado izquierdo del visor.

Cuenta con las otras dos clásicas torretas para correcciones en altura y deriva con micrómetros que desplazan el punto de impacto un centímetros a 100 metros por cada click. Su óptica es muy clara y tiene una buena luminosidad, pues la utilizamos un día bastante oscuro al atardecer, con muy poca claridad, con y sin el punto iluminado. En ambas situaciones vimos perfectamente los blancos con gran nitidez. Tiene una longitud total de 322 milímetros y un peso, incluidas las anillas Ruger, de 712 gramos.

 

Disparando con él

El arma es francamente manejable y ligera. El gatillo —regulable— no tenía recorrido y era lo suficientemente suave como para conseguir hacer muy buenos disparos. Disparamos un par de cajas de cartuchos a blancos estáticos y después, apoyados en un banco de tiro, conseguimos buenísimas agrupaciones de cinco disparos a 100 metros. Una precisión más que suficiente para abatir cualquier animal del tamaño de un corzo a 200 metros sin ningún problema.

 

Conclusión

Suave, agradable de disparar y con una gran precisión, este modelo de Ruger, junto con el cartucho que dispara, es una buena opción si lo que se busca es un rifle preciso, robusto y seguro, al mismo tiempo que cómodo de transportar y manejar en zonas cubiertas o de monte muy cerrado gracias a su pequeño tamaño y ligereza.

 

Más información

Global Hunt
C/ Divino Vallés, 29. 6º C.
28045 Madrid
Tel: 915 170 691

www.globalhunt.org

 

 

Ficha Técnica

  • Marca: Ruger.
  • Modelo: M-77 Hawkeye Compact.

  • Calibre: 7 mm.–08 Remington.

  • Capacidad del depósito: cuatro cartuchos.

  • Material: fabricado en acero aleado.

  • Terminación: pavonado mate.

  • Longitud del cañón: 42 cm.

  • Diámetro exterior en boca: 13,3 mm.

  • Estriado: seis estrías a derechas, con una vuelta en 241 mm.

  • Sistema de puntería: sin alza ni punto de mira. Cuenta con bases integrales en su cajón de mecanismos para permitir la instalación de elementos ópticos.

  • Culata: de madera de nogal americano.
    w Longitud de la culata: 673 mm incluida la cantonera.

  • Peso total: 2.654 g.

  • Longitud Total: 90 cm.

  • PVP recomendado: 1.135 €.

  • Distribuidor: Global Hunt.