X-Bolt Hunter .300 Win. Mag.

La nueva estrella de Browning

 

Este nuevo modelo de cerrojo ha entrado en el mundo de las armas como una verdadera revolución: al poco tiempo de llegar al mercado ha sido distinguido en Estados Unidos como el rifle del año en las publicaciones de la Asociación Nacional del Rifle.

Tras más de 110 años en el mercado de las armas de fuego, hablar de Browning es totalmente innecesario. La calidad y fama de todos sus productos hacen que tengamos la certeza de que cualquier novedad que comercialice tenga garantizado su éxito. Es el caso del rifle que hoy traemos a estas páginas, el nuevo X-Bolt Hunter, un arma que sin duda dará mucho qué hablar.

Su cajón de mecanismos está fabricado con aceros especiales y tiene la terminación clásica de Browning, con los laterales planificados y, sobre ellos, dos facetas –también planas en forma de octágono–. Además, cuenta con una curiosa novedad que permite instalar miras telescópicas de una forma mucho más estable, robusta y precisa que la que se utiliza en la mayoría de los rifles. Este sistema está basado en la realización de cuatro taladros –en forma de cuadro– en cada lugar del soporte de las bases en lugar de los dos lineales utilizados tradicionalmente, con lo cual se consigue un montaje de bases mucho más resistente. Todos los rifles de este modelo vienen de serie con un juego de bases Weaver diseñadas expresamente para ellos –con cuatro taladros y sus correspondientes tornillos– sobre los cuales se pueden montar cualquier tipo de anillas con eje transversal de sujeción.

El cerrojo está mecanizado a partir de un bloque macizo de acero para asegurar una mayor fortaleza y durabilidad. Es cilíndrico y cuenta con tres tetones de acerrojamiento en su cabeza, mecanizados simétricamente a 120º, con lo cual se consigue un cierre en recámara de gran resistencia y fiabilidad. Eso permite disparar, sin problemas, potentes cartuchos como el que probamos en este arma.

 

Un cerrojo suave y robusto

En su zona frontal está mecanizada una cuna donde encajan los culotes de los cartuchos y donde están ubicados tanto el extractor como el expulsor. El cuerpo del cerrojo está pulido y cuenta con tres facetas planas longitudinales que coinciden siempre, en cualquiera de sus movimientos, con la ventana de expulsión, mientras que en la parte enfrentada interiormente su forma sigue siendo cilíndrica. En esta zona cuenta con una pieza de nylon negro que hace de tope en el giro del cerrojo. Su movimiento de apertura es de sólamente 60º, mediante lo cual se consigue un accionamiento muy rápido y suave. Además, tiene la ventaja añadida de poder colocar visores muy bajos, al no interferir la palanca del cerrojo con la óptica colocada.

Este cerrojo cuenta con una novedad mecánica muy interesante: en la parte superior de su palanca se sitúa un botón de desbloqueo que permite abrirlo aunque esté puesto el seguro; de esta forma, podremos abrir el arma para comprobar si está cargada o para proceder a descargarla con total seguridad.

 

Un novedoso sistema de disparo

El nuevo disparador del X-Bolt, denominado Feather Trigger, está formado por tres piezas que hacen la función de palancas y que permiten un funcionamiento suave y rápido sin recorridos accesorios, ayudando a conseguir realizar un disparo totalmente controlado. Viene regulado de fabrica a 1,6 kilogramos, lo cual es más que suficiente para conseguir unos buenos tiros, pero puede ser ajustado de 1,3 a 2,3 kilogramos mediante un sencillo tornillo.

El gatillo está bañado en oro y todas las piezas integradas dentro de este conjunto han sido cromadas y pulidas en sus superficies de fricción. En la parte baja del guardamontes presenta un grabado en dorado de la moderna silueta de un ciervo, anagrama de Browning.

 

La precisión de cañón, garantizada

Fabricado con aceros de alta calidad, el cañón es revisado hasta tres veces para controlar su terminación interior y su linealidad. Posteriormente pasa por un calibre neumático con el fin de verificar su igualdad. Además de todo esto, la boca de fuego está mecanizada de tal forma que es prácticamente imposible dañar las estrías por un posible golpe, garantizando la precisión del arma. Además, el cañón está flotado en toda su longitud: sólo toca con la madera en la parte cónica que coincide con la recámara del cartucho.

El modelo Hunter que hemos probado viene dotado de un alza larga de batida y un punto de mira de fibra óptica regulables tanto en altura como en deriva. Además de ello, se sirve de serie un alza de hoja de tipo convencional, fabricada en aleación ligera para poder cambiarse si se considera necesario, dependiendo de la modalidad de caza.

La culata es de madera de nogal con un desarrollo moderno y ergonómico. Cuenta con un picado antideslizante de rombos tipo clásico y una cantonera antirretroceso Inflex Tecnology. El cargador, desmontable y de moderno diseño, es de funcionamiento rotativo y está fabricado en polímetro, material sintético de alta calidad mediante el cual se consigue un conjunto robusto y muy ligero. Por su diseño, los cartuchos quedan ligeramente inclinados de tal forma que se facilita notablemente su introducción en la recámara, puesto que quedan alineados de una forma idónea.

 

Probando el arma

Para probarla y sacar conclusiones reales sobre su funcionamiento nos acercamos al campo de tiro. Allí vimos que los cartuchos se introducen en el cargador de una forma muy cómoda y son guiados hacia la recámara sin ningún tipo de arrastre o presión, cerrando el arma con una increíble suavidad. Para asegurarnos, accionamos el botón de desbloqueo después de colocar el seguro, abriendo y cerrando el cerrojo y sacando los cartuchos de la recámara con total seguridad.

A continuación, pasamos a realizar las pruebas de fuego disparando varias series de tres cartuchos rápidamente: su comportamiento fue perfecto y muy controlable a pesar de utilizar cartuchos del .300 Winchester Magnum. Después procedimos a disparar apoyados en un banco de tiro para analizar su precisión. No quisimos quitar el alza de batida y, a pesar de ello, conseguimos agrupaciones inferiores a 4,2 centímetros a 60 metros de distancia y sin haber utilizado visor.

 

Conclusión

El X-Bolt es un rifle ligero y muy cómodo de disparar a pesar del cartucho Magnum que hemos utilizado. Su gatillo es totalmente neto, sin ningún tipo de recorrido, y sus agrupaciones han sido más que buenas a pesar de que las miras de batida que hemos utilizado no son las idóneas para hacer precisión. Todo ello induce a pensar que será capaz de hacer grandes cosas si lo dotamos de una buena mira telescópica. En resumen, nos encontramos ante un buen rifle, bien equilibrado y, sobre todo, muy fiable para la práctica de nuestro deporte favorito.

 

 

Más información

Aguirre y Cía S.A.
Pº de la Castellana, 30
28046, Madrid
Tél: 914 355 740 / 949 263 606

 

 

Características

  • Marca: Browning.
  • Modelo: X-Bolt Hunter.
  • Sistema: rifle de cerrojo para cartuchos de fuego central.
  • Calibre: .300 Win. Magnum –también .243 Win., .270 Win., .270 WSM, .7 mm. Rem. Magnum. .308 Win. y .30-06–.
  • Cargador: rotativo, de material sintético.
  • Capacidad: tres cartuchos magnum —cuatro en otros calibres—.
  • Longitud del Cañón: 66 cm.
  • Terminación del arma: pavonado.
  • Miras: alza de batida y punto de mira de fibra óptica.
  • Culata: de madera de nogal, con picado clásico y barnizada mate.
  • Longitud de la culata: 346 mm.
  • Longitud total: 119 cm.
  • Peso total: 3.322 g.
  • PVP aconsejado: 1.099 €.
  • Distribuidor: Aguirre y Cía.