Escopeta Semiautomática Winchester SX3

La semiautomática más rápida del mundo

POSIBLEMENTE SÍ: Con una escopeta SX3 con culata de polímero idéntica a la que vamos a probar, pero con la única excepción del depósito tubular bastante más largo para permitir más cartuchos, el tirador norteamericano Patrick Flanigan rompió 11 platos de color naranja lanzados por él mismo, antes de tocar el suelo, en menos de dos segundos. Era el 6 de julio de 2005, el récord del mundo había sido batido.

Estas escopetas han sido sometidas a severos y duros tests de funcionamiento y varias de ellas, y en periodos de tiempo muy reducidos, dispararon hasta 30.000 cartuchos sin ningún tipo de problema ni fallos mecánicos.

 

LA SX3 DE WINCHESTER

Al coger por primera vez la Súper X3 notamos rápidamente que es un arma muy equilibrada, además de estilizada y elegante. Cuenta con un diseño moderno, muy de vanguardia que la hace altamente atractiva. El modelo que vamos a probar está dotado con culata y guardamanos de madera con una tonalidad oscura que le da un toque de distinción y un modelo de picado ciertamente curioso y estético por las formas conseguidas en alguna de sus zonas.

Su sistema de funcionamiento por toma de gases es  sobradamente conocido y muy sencillo mecánicamente hablando. Mediante un taladro en el cañón se consigue la desviación de parte de los gases generados por la combustión de la pólvora para empujar un pistón deslizante  y al retroceder éste, lograr que se desplacen las partes móviles y el cierre hasta que  se abra y se produzca  la expulsión de la vaina vacía y con ello se consiga el automatismo.

Los gases sobrantes se escapan automáticamente por la válvula y por la fuerza del muelle recuperador, que ha sido comprimido; el cierre, con su cabezal móvil, son empujados hacia adelante junto con un nuevo cartucho que quedará encajado en la recámara y dispuesto para ser disparado. Como consecuencia del tipo semiautomático de funcionamiento se podrán disparar tiro a tiro todos los cartuchos almacenados en su deposito.

Una vez utilizado el ultimo cartucho, el cierre quedará abierto mediante un sistema de retenida y para que vuelva hacia delante, solamente se tendrá que apretar el botón del retén situado bajo la parte delantera de la ventana de expulsión.

En el caso de la SX3 se ha rediseñado y mejorado el sistema para que funcione de una forma mas rápida y fiable, y con menos retroceso. Junto con el pistón que mueve los gases, cuenta con un elemento llamado VÁLVULA ACTIVA que se corrige o ajusta automáticamente para poder utilizar la más variada gama de cartuchos, con diferentes cargas y potencias.

Con cargas ligeras de perdigón, 28 gramos, gran parte de los gases son utilizados para conseguir el automatismo, mientras que en cargas pesadas de hasta 56 gramos el sistema se adapta de forma automática, dejando escapar el sobrante de los gases, para de esta forma evitar presiones excesivas. El pistón con el que está dotada esta escopeta tiene un recorrido muy corto, con lo cual se consigue que circulen por su interior menos cantidad de gases y de esta forma su funcionamiento  sea más suave, limpio y, lógicamente, duradero.

El comportamiento de este arma es muy agradable, notándose un perfecto equilibrio durante su utilización, que se ha conseguido mediante un estudiado reparto de masas en el acto del disparo. Con esta escopeta pueden ser disparados algún tipo de cartuchos con perdigones de acero (es muy importante consultar los manuales de utilización del fabricante).

Los cañones de las SX3 son fabricados en Bélgica por la famosa empresa FN, con lo cual está garantiza una calidad casi legendaria. Cuentan con una banda ventilada de diseño muy moderno y estético y que permite una rápida y clara visión del punto de mira. La longitud del cañón del arma que vamos a utilizar es de 71 cm (28 pulgadas), con recamara de 76 mm (3 pulgadas).

En otros modelos pueden contar con cañones de 66, 76 y 81 cm (26, 30 y 32 pulgadas respectivamente), además de cañones estriados para disparar balas, de 61 cm (24 pulgadas), provistos de alza y punto de mira de fibra óptica, así como de un soporte en su parte posterior para colocación de miras telescópicas y otros elementos ópticos. También hay cañones recamarados a 89 mm (3´5 pulgadas).

Con cada escopeta viene incluido un juego de cinco choques o estranguladores intercambiables de 62 mm de longitud, denominados por la fábrica Invector Plus, de 1, 2, 3, y 4 estrellas, además del cilíndrico. El grado de cerramiento de cada uno de ellos viene identificado mediante unas marcas sucesivas en el canto de los mismos. El arma que nos han cedido tiene colocado el de 3 estrellas y con él hemos realizado las pruebas.

La culata y el guardamanos del modelo que hemos utilizado son de madera y sus dimensiones han sido estudiadas para dotarlas de una empuñadura muy cómoda y una terminación muy elegante y funcional. También hay algunos modelos la culata y el guardamanos de polímero y otros con terminación de camuflaje del conocido diseño Mossy-Oak. Los guardamanos de polímero de estas armas cuentan con dos taladros alargados de aireación en cada lado en su parte delantera para conseguir la mayor salida de los gases sobrantes, en particular cuando se utilizan cartuchos de gran potencia. Todas las escopetas vienen dotadas con una cantonera antirretroceso que, de una forma bastante fácil, se puede regular con el fin de adaptarla a las medidas de cada tirador.

La terminación de las partes metálicas del arma están tratadas mediante un sistema denominado en ingles “Ultra Tough Cote”, súperresistente a la corrosión incluso en las condiciones más extremas, así como también contra las raspaduras y arañazos; es de color gris metálico semi-mate, con lo que se consigue, además de gran durabilidad,  una apariencia de resistencia y robustez. Esta terminación también es muy positiva en la caza, al no producir ningún tipo de brillo. Las carcasas o cajones de mecanismos de algunos modelos de estas armas cuentan con cuatro canales integrados en su parte superior (dos en cada lado) para la posible colocación de elementos ópticos, visores holográficos, etc.

 

PROBANDO EL ARMA

Hemos utilizado la escopeta en un campo de tiro y en la finca de caza de un amigo. En el campo de tiro hemos disparado a varios blancos de papel para ver la densidad del plomeo a 25 metros con cartuchos de perdigón de 6, 7, 8  y 10. En todos los casos y con todos los cartuchos que hemos utilizado la dispersión de los perdigones han cubierto sobradamente las expectativas de cualquier cazador, por sus agrupaciones y densidad de impactos en el blanco.

En la finca de caza hemos disparado sobre blancos estáticos y móviles a diferentes distancias y con cartuchos de varias marcas y con cargas también diferentes. Hemos hecho secuencias de tiro muy rápido, disparando en mi caso tanto a derechas como a izquierdas (pues yo soy zurdo) y hemos notado tanto la suavidad del gatillo como el ligero retroceso del arma que nos ha permitido un perfecto control en su manejo. Después de disparar algunas cajas de cartuchos de varios tipos, hemos quedado totalmente satisfechos con el funcionamiento y comportamiento del arma, y sobre todo, no hemos tenido ningún fallo.

Como cuando terminamos las pruebas estaba atardeciendo, el propietario de la finca me dijo que me acercara a un arroyo cercano para ver si podía disparar a algo. Al llegar cerca de él note un movimiento delante de mí a la derecha: un sólo disparo y un conejo abatido: bajo mi punto de vista no necesito hacer mas pruebas: La SX3 de Winchester me parece una magnífica escopeta.

En el número de junio:

  • Jaque a la reina
  • Descaste de conejos… sin perros
  • Aliados naturales
  • Corzos con peluca
  • ¿Cómo calcular la edad de un corzo?
  • ¿Quieres ser arquero… y no sabes cómo iniciarte?
  • Adiestramiento: cobros extremos
  • Armas: probamos la benelli vinci wood