Cazando con tu enemigo (Reflexiones desde el puesto)

Javier H

 

En La Rioja, nuestra Ley de Caza no ampara la modalidad Montería, luego éstas no se realizan y desconozco los accidentes derivados de ella. Aquí lo común son las batidas y los ganchos. Existen algunos cazaderos que están enclavados en Términos Municipales con un número reducido de habitantes los cuales, por una u otra razón, han cedido las Competencias de la caza a Medio Ambiente; esto significa que al realizarse el sorteo de esa batida en concreto, la cuadrilla que lo adquiera es la encargada de la distribución de puestos (previa supervisión de los guardas que muchas veces brilla por su ausencia).

En muchas ocasiones ocurre que las manchas son muy espesas y de difícil ojeo, donde la visibilidad se reduce a unos escasos metros. En estos casos, y si la citada cuadrilla no conoce la zona (algo que ocurre a menudo), esta tarea se encomienda al perrero, que suele ser de la zona. Cuando la comitiva se pone en fila y se adentra en un robledal saturado de sabinos y espinarreras, que como digo no se ve más allá de los 6 ó 7 metros y combinado con una pendiente de "un par de cojones", la colocación original que ha indicado el perrero pasa de boca en boca hasta el final de la fila. Los más mayores van quedándose atrás y, cuando les llega la información, está tan desvirtuada que se colocan donde les da la gana, o donde han podido llegar con medio metro de lengua fuera. El resto hace lo propio. Cuando por fin el ojeo comienza, casi todas las posturas están movidas, amén de algunos "listos" que se mueven cuando oyen a los perros pasar alejados de sus puestos a ver si pillan algún cochino escorado, y por supuesto la falta de orientación y desconocimiento del monte combinado con los trabucos semis del 300 que usan casi todos hacen que a veces las cosas acaben en tragedia, ¿cómo se les puede ocurrir disparar sin visibilidad en la dirección de la línea de puestos? ¿o sobre los perros? unas veces por desconocimiento y otras por "tragones" que es lo que son. Pero que poquitos poquitos Cazadores con mayúscula se encuentran por aquí; no hay clase, ni educación, ni saber hacer, NO HAY GLAMOUR como diría Boris Izaguirre.

Este año compré varios lotes de batidas y descastes, luego los divido en acciones iguales y éstas las vendo a mis amigos de confianza, gente que sé que responde. En una de ellas la condición era el admitir 8 cazadores locales, así lo firmé y la mañana en cuestión nos reunimos en el aparcamiento para determinar los puestos y los ojeos. Había 2 manchas; la primera la he cazado en varias ocasiones; una gozada de sitio, bonito, limpio y con caza abundante. Los cazadores locales impusieron (más que solicitaron) colocarse abajo, son los mejores puestos pero por caballerosidad se los concedimos, sin problema. Ya en la segunda, la cual también conozco aunque nunca la había cazado pero sabía las entradas y salidas de los animales, debimos desplazarnos en coche hasta rodear la dehesa en la que estábamos. Los 8 locales apuntaron las ubicaciones de los puestos, se repartieron éstos y cada uno entró en la mancha por el sitio adecuado, yo sabía perfectamente por dónde iban a salir los animales; aún así tuve que conformarme con el puesto que se supone me había tocado; me encaramé a la peña que me correspondía sabiendo de antemano que no iba a pegar ni un tiro; desde arriba controlaba toda la línea de puestos; y por donde iban a salir los bichos; una finca de arbejana detrás de la masa de carrasca; paso obligado para los pinos que era el refugio de los animales; la cuestión es que la única postura que cabe en esa finca se iba a quedar sin balas, eso seguro; con sorpresa observo como "los 8" van llegando en fila india y se colocan detrás de un árbol cada uno como a 2 metros entre puestos, cubriendo unos 50 metros con 8 rifles y escopetas, aún uno de ellos que le debió de parecer que estaban muy juntos se adelantó y se colocó detrás de un mojón que habia en mitad de la finca, con sus 7 coleguillas detrás apuntando a "lo que saliera", por supuesto sus posturas originales y por sorteo las dejaron abandonadas, cuando por fin se callaron, los perros ya venían de cerca con alguno delante, yo en esta situación, siendo el organizador (y habiendo pagado una pasta ya que los del pueblo no soltaron ni un euro) pensé que algo tendría que hacer; así que lo hice; con una distancia de tiro desde la peña de unos 250 metros subí 4 clicks a la torreta del visor y me dispuse para cortarles todos los bichos, que así lo hice doy fe; tiros pegaron un montón, no mataron al del mojón de puto milagro, gracias también que nosotros batimos con emisora y avisé a los perreros (que vienen siempre con nosotros) de lo que ocurría desviando a los bichos a los puestos laterales.

¿Qué opinais de estos anfitriones? Hubo discusión muy subida de tono, y como resultado; pocas reses, muchos tiros y que no volveremos a cazar aquello nunca más (amenaza pública que nos hicieron). Esto después de haber pagado nosotros los 3.000 eurazos que costó, aguantar que se cojan los mejores puestos y además de hacerles el favor de dar la batida pues ellos solo son 8 y se necesitan 25. Claro que realmente qué importa, como me dijeron cuando me iba en el coche: "a nosotros no nos haceis falta, venimos todas las noches que queremos a sacudirles..."

Una buena organización es lo que hace falta; un plano detallado de la mancha con las posturas resaltadas (disponibles GRATIS en Internet); y si caben solo 15 puestos, no se colocan los 25, que se arreglen a sorteo. Se hace necesario recordar SIEMPRE en el aparcamiento las normas básicas de seguridad; que alguna vez que las he cantado yo... hasta se han echado a reir! y a los novatos contarles en qué manera se desarrolla la batida, cómo suelen reacionar los bichos, que no siempre van hacia arriba, o hacia abajo, es muy importante no moverse ni un milímetro del puesto ni en el puesto, NO FUMAR POR DIOS SANTO!!! por lo general cada uno va a lo suyo y si te pueden joder un bicho pues mejor que si se van a casa con las manos vacías, así al menos han disparado su trabuco. De verdad que yo hago una "mala ostia" cada vez que me toca una de estas... para que os hagais una idea; he abandonado todas las cuadrillas a las que he pertenecido, voy muchas veces invitado porque tengo muchos y buenos amigos, la mayoría voy pagando y de vez en cuando ojeo.

Llevo tiempo intentando organizar una cuadrilla con gente seleccionada, pero es que no llegamos ni a una docena los que para mí se merecen estar ahí. Por circunstancias he pasado y paso mucho tiempo en el monte, amo la caza, pero también amo la naturaleza (esto es perfectamente compatible), me gusta conocer hasta el último rincón de mi geografía, y me gusta "entender de caza", por eso ojeo muchas veces, es una buena escuela, lo que me hace plantearme si sería necesario un examen "sobre el terreno" del cazador. Por otro lado DETESTO el maltrato que se le da a nuestros montes; la falta de respeto total a la naturaleza; estos cazadores "listillos" a que aludo son los primeros en ensuciar (colillas, paquetes de tabaco, envoltorios de comida, latas, vainas...) en maltratar (que si hacemos algún trompito con el 4x4, que si vadeamos algún río dejando los restos de aceite y gasoil en el agua...) en ser unos completos ignorantes; he visto de todo, desde comprar munición para el 7mmRM teniendo un 300WM porque creían que MAGNUM es el calibre y 7 ó 300 los grains de punta y Remington o Winchester la marca de la munición hasta tirar un bicho lejísimos porque en el libro de su rifle dice que tiene precisión hasta los 600 metros... conmigo no tuvieron tanta paciencia en su día, los errores los pagué caros y cuando hice algo mal, que todos nos equivocamos, lo pagé quedándome sin cazar, así he aprendido a usar un arma y a usar el monte. Hoy en día parece que la caza (sobre todo la mayor) está de moda, esto es bueno y todos nos beneficiamos, pero para entrar en el monte con un arma e intenciones de matar un animal hace falta algo más que tener una licencia de armas y un rifle nuevecito y super-potente que te cagas. Yo voy regularmente al campo de tiro a practicar, que esto como todo se olvida, así soy capaz de agrupar decentemente con vistas a evitar sufrimiento a un animal, dicen que no sufren pero no es cierto, he visto muchos ciervos con media docena de impactos "llorar" en silencio su agonía, esto te quita las ganas de vivir. Son cosas que se maman desde pequeño y se aprenden con los años, estoy muy convencido de que el cazador nace, sin duda alguna, es algo que sientes por dentro y que te empuja a realizar tal acción venatoria. Implícitamente a la caza se encuentra el respeto a la madre Naturaleza, aunque suene cursi es así; yo me siento como uno más de los vigilantes que cuidan del monte porque soy el primer interesado en que todo se mantenga igual, sin cambios, limpio e impoluto.

Hace mucho tiempo alguien me dijo una gran verdad que yo ya he hecho mía; "...La tierra no es una herencia de nuestros padres sino un préstamo de nuestros hijos..." creo que esto resume perfectamente lo que trato de decir. Y ya por último un pequeño apunte; una vida equilibrada con nuestro medio ambiente no pasa solo por el fin de semana de caza; diariamente debemos educarnos en una política medio-ambiental adecuada; un uso racional de los recursos y una política de reciclaje es todo lo que necesitamos. SEÑORES! en el S.XXI nuestra sociedad que ya ha llegado hasta Marte sigue enterrando la basura bajo la tierra, a ver si nos concienciamos un poquito sobre el tema este.

Con todo lo que acabo de decir, no me extraño cuando ocurren accidentes, si una persona es tan irresponsable como para no saber ni el calibre de su arma como me voy a extrañar si ha disparado sobre un compañero porque un jabalí ha pasado entre ambos puestos, claro que a veces los accidentes son eso; accidentes.

Un saludo y mis más profundos respetos a todos aquellos que se los merezcan.

 

Comentarios (3)

Sólo Usuarios Registrados
Insertar Comentario

Usa un tono respetuoso y procura que tus comentarios sean relevantes y relacionados con el artículo. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Los comentarios inapropiados o en tono ofensivo podrán ser editados o eliminados.

Cazando con tu enemigo
Josin
12/03/2006 11:54:12
Hola Javier,
Acabo de leer tu articulo, me parecia que estaba viendo lo que yo pienso, estoy totalmente deacuerdo en todo,"los8" deberian estar contentos con ir a la caceria por la cara y tomar las mejores posturas en la primera batida, para otra vez sortea los puestos entre todos,me parece que en esta afición cada día hay más listillos y mas aprovechados a la vez que se esta limitando debido al tema economico, para mi como tu dices lo mejor es ir con una cuadrilla de buenos amigos a disfrutar que es de lo que se trata y el que va con otros fines no es merecedor de ser de la cuadrilla,en cuanto a la seguridad tiene que ser la mayor prioridad, en mi caso cuando me quedo en el puesto tengo que contral siempre a los puestos de un lado y otro y me hago mi propio plan y calculo siempre hasta donde puedo disparar en caso de salir algún bicho,al cual como sabes siempre hay que dejar pasar, para en caso que se muevan los compañeros, no quiero ni pensar que una de mis balas les pudiera pasar cerca ni por asomo, encuanto a tu afición de ojear tambien ahora se ha creado el puesto de acompañante de resacador el cual me imagino te gustara
Un saludo y sigue asi al final encontraras la cuadrilla que siempre as deseado
Sin Título
isidro gonzalez
16/03/2006 22:41:33
Javier comprendo tu postura y tu desilusión ante las perspectivas que se ven en el campo hoy dia, pero creo o nos organizamos o esto va ser "el pan nuestro de cada dia". Yo este año he tomado la determinación de no gastarme ni un duro mas en monterias de sociedades de pueblos. Este año en algunas de estas monterias además de pasar miedo (del de verdad), he sentido vergüenza, como en una de ellas viendo como cuatro personas en un puesto tiran los cuatro a la vez a un venado en mitad de un quemado, dejándolo herido y sin ser capaces de bajar a rematarlo. En todas ellas ves en la junta cien personas y solo sorteamos una veintena de puestos. Lo que es un presentimiento se colma realidad al ir a colocarte al puesto y aún siendo el puesto un cierre (como no?)y ser de los primeros en salir ya se van viendo un monton de gente encima de los peñones, en los "rabos" de monte, etc..Y de estas, infinidad de experiencias las que lleva uno acumuladas y de las cuales uno está hasta los mismisimos..... porque ya no me molesta que me roben la cartera, me duele mucho mas que me roben la ilusión.
De todos modos me alegra saber que hay gente en el campo que sabe lo que se hace y me gustaria encontrarmela mas a menudo, de hecho estoy intentando juntar amigos para dar manchitas pequeñas, manejables y que nos permitan echar un dia de caza de los de antes. Si alguno os apuntais, vais a sr bienvenidos.
Salud y a disfrutar del campo.
Contacto
Josin
24/06/2006 20:41:57
Buenas tardes Javier H e Isidro Gonzalez,
Esta tarde que esta lloviendo en Zaragoza estoy pasando el rato en la pagina y veo que Isidro tambien escribio en relacion al articulo y creo que con los pensamientos nuestros hay mucha gente más,me gustaria ponernos en contacto incluso si cuajara la idea hacer unos pinchos, si coincidimos mas o menos territorialmente, yo soy de Zaragoza y mi correo es joseluiscaza@googlemail.com, espero que algún día si haceis como yo que pasais un rato en la pagina y veis esto os pongais en contacto conmigo y hablamos un rato de esta pasión que tanto nos gusta
Un saludo y hasta pronto José Luis ( Espero algún día tener noticias vuestras )

 

Leer más

Navegación
Ir al índice
Artículo siguiente: Perdices anilladas | José Luis Garrido
Artículo anterior: Jabalíes, Federación y una propuesta | Kodiak
Artículos relacionados con 'Montería'
En la antesala | Rayón
La Asociación Española de Rehalas informa | Asociación Española de Rehalas
¿Timadores o...? | Rayón
Quiero organizar una montería cochinera: ¿cómo lo hago? | Santiago Segovia
Artículos relacionados con 'Jabalí'
Los puestos en la caza del jabalí al rastro | Pardal
Sobre las esperas nocturnas al jabalí | Rayón
Jabalíes, Federación y una propuesta | Kodiak
El jabalí, sin padrinos | José Luis Garrido
Una especie descabezada | Rayón
¿Una modalidad falta de ética? ¿Por qué? | Rayón
Una espera con moraleja | Rafael M. Barrachina
Cada cosa en su tiempo y sitio | Rayón
Los G.I.C., ¿Solución a la gestión del jabalí? | Kodiak
Calor, luna y jabalíes: ¿Nos vamos de espera? | I. A. Sánchez
El nuevo amo del monte | Sebastián Torres
Bueno en vez de temprano | Antonio Contreras
La supervivencia de los mejores | Patricio Mateos-Quesada
La hora de la verdad venatoria | Miguel Ángel Romero
La salvación de la bellota | Patricio Mateos-Quesada
El apogeo del celo | Patricio Mateos-Quesada
La deriva de los sexos | Patricio Mateos-Quesada
Escasez y abundancia al tiempo | Patricio Mateos-Quesada
Partos y trofeos, por separado | Patricio Mateos-Quesada
El renuevo poblacional | Patricio Mateos-Quesada
El despertar de abril | Patricio Mateos-Quesada
Concursos de rastro de jabalí | Antonio Bello Giz
La caza del jabalí con perros de traílla | Antonio Bello Giz
Examen de supervivencia | Patricio Mateos-Quesada
Tras los jabalíes con perros de rastro atraillados | Alejandro Lorenzo
 

Avisos legales | redacción@club-caza.com
© club-caza.com 2002/2010
Desarrollo: niwala.com

CDC