Categoria Reclamo

Sonrisas y l√°grimas

Francisco √Ālvaro Ruiz de Guzm√°n-Moure

Francisco √Ālvaro Ruiz de Guzm√°n-Moure nos hace una interesante y amena cr√≥nica de su temporada de reclamo 2013/14.

Reclamo.
1
8 de diciembre de 2014

La imagen del reclamo

Manuel Romero

La imagen idílica que trasmite un reclamo es muchas veces el principal motivo para su adquisición. Otras veces la forma de mirarnos, o la de mostrar cierta mansedumbre cuando nos dirigimos a él, es la razón de peso que nos impulsa para decidirnos por su compra.

Reclamo.
3
27 de noviembre de 2014

La ilusión de una nueva temporada del reclamo

Manuel Romero

El tiempo que dedicamos cada a√Īo a cazar en esta modalidad es siempre demasiado corto, pues cuando queremos darnos cuenta nos encontramos que est√° a punto de finalizar la temporada cuquillera, algunas veces sin lograr algunos de los objetivos que nos hab√≠amos propuesto.

Reclamo.
2
17 de diciembre de 2013

El reclamo y la tradición

Manuel Romero

Esta milenaria modalidad cinegética avanza a pasos agigantados alejándose, cada vez más, de su práctica tradicional, precisamente de aquella que nos transmitieron infinidad de generaciones de perdigoneros que ya no están con nosotros.

Reclamo.
6
28 de febrero de 2013

Temporada frustrada

Mª Carmen Pacheco

En las zonas bajas de Andaluc√≠a ya se puede colgar y en pocos d√≠as se ir√° abriendo la temporada de reclamo en el resto de Espa√Īa.¬†En estos primeros d√≠as colgamos con la ilusi√≥n de cumplir el sue√Īo que anida en nuestra mente desde el final de la temporada pasada.

Reclamo.
5
26 de enero de 2013

Volver a empezar o la ilusión que nunca se pierde

Paco Ruiz

Deb√≠a correr el a√Īo 1966 cuando un buen d√≠a mi maestro e iniciador en este bello arte que nos apasiona, mi t√≠o Sebasti√°n Luque (q.e.p.d.), decide que ha llegado la hora de tomar la alternativa, de lanzarme al ruedo y lo hago en un puesto de tarde en un lugar conocido como Las Lomas de Soria, Cortijo El Almendro en Almog√≠a, pueblo de la provincia de M√°laga.

Reclamo.
5
2 de enero de 2013

El chirrido: el sonido del cobarde

Manuel Romero

Existe un sonido poco escuchado, quizás desconocido por aquellos aficionados que se inician en esta modalidad de caza: me refiero al chirrido. El reclamo cobarde lo emite cuando ve la cercanía del campero valeroso, o cuando ya presiente que el campo está a punto de entrar en plaza.

Reclamo.
5
10 de diciembre de 2012

Reclamo…

Mª Carmen Pacheco

Cuánto complace al oído la variedad de cantos y, a la vista, la pelea de la campera con nuestra jaula; pero este idioma sólo es inteligible para el genuino cuquillero.

Reclamo.
7
17 de octubre de 2012

Fin de temporada, momento de reflexión

Manuel Romero

Otra temporada del reclamo que finaliza, o est√° a punto de concluir en algunas comunidades, sin que los resultados acompa√Īen. Son ya varios a√Īos consecutivos los que llevamos sin que la meteorolog√≠a reinante deje d recordarnos la gran importanciatque tiene en esta modalid√°lde caza, sobre todo en el tiempo previ√≥ que haya existido a la apertura del reclamo de perdiz.

Reclamo.
2
28 de marzo de 2012

Una buena herramienta de gestión

Manuel Romero

El √©xito en la gesti√≥n de un terreno acotado depende de m√ļltiples actuaciones y factores. Haciendo un repaso general a todas las acciones programadas, que llevamos a cabo para mantener la densidad de especies cineg√©ticas que habitan en nuestro coto, y en especial la perdiz roja, debemos seguir una serie de pautas, que creo es conveniente exponer.

Reclamo, Gestión.
7
9 de marzo de 2011

El futuro de la caza de la perdiz con reclamo

Manuel Romero

Esta milenaria modalidad de caza ha sido practicada de forma tradicional durante muchos a√Īos y dispone de un gran arraigo en aquellas comunidades donde est√° legalizada esta actividad cineg√©tica.

Reclamo.
15
4 de enero de 2011

El charasqueo

Manuel Romero

La caza de la perdiz con reclamo se impregna, en su práctica, de sensaciones provocadas por las distintas situaciones en las que se ve inmerso el veterano jaulero. Entre ellas, estarían la incertidumbre y el nerviosismo que generan el acercamiento de aquel par de perdices, que ya se encuentra replicando a los mensajes que emite nuestro reclamo.

Reclamo.
6
27 de abril de 2010

El reclamo y otras modalidades: cazar o no cazar

Miguel √Āngel D√≠az

Una vez acabada la temporada de caza de Perdiz con Reclamo en Espa√Īa, llega el momento de reflexi√≥n. Y esta reflexi√≥n no va a ser sobre c√≥mo ha ido la temporada, si ha habido lances destacados o reclamos punteros.

Reclamo, Modalidades.
4
8 de abril de 2010

¬°Comienza la temporada de caza!

Miguel A. Díaz García

A finales de diciembre del a√Īo pasado comenz√≥ la temporada de caza de perdiz con reclamo en el territorio insular balear. Son estos aficionados los m√°s afortunados al ser los primeros en poder disfrutar de las salidas al campo. Despu√©s vendr√°n levantinos, castellanomanchegos, andaluces, murcianos y extreme√Īos.

Reclamo, Perdiz.
4
3 de febrero de 2010

Pelechos y preparativos

Paco Ruiz

Cuando los rigores del caluroso verano han quedado atr√°s, nuestros inseparables e irremplazables compa√Īeros de esas, a veces inolvidables y a veces desesperantes, jornadas de caza, est√°n a punto de terminar, o de hecho ya se ha producido, ese ineludible y puntual proceso del pelecho.

Reclamo.
7
5 de noviembre de 2009

ANCREPER

Paco Ruiz

Corr√≠an los a√Īos 80 cuando tuve la gran fortuna de conocer a uno de los m√°s fervientes defensores de esta bendita afici√≥n que nos une, la caza de la perdiz con reclamo macho; se trata de D. Juan Urbano, Juan de C√≥rdoba, (q.e.p.d.).

Reclamo.
5
9 de septiembre de 2009

Adecuando escenarios

José Antonio Berruezo Segura

Durante el mes de agosto no debemos olvidarnos de que nuestros cotos existen y que en ellos habitan multitud de animales cuya vida, en mayor o menor medida, puede depender de nuestros cuidados y atenciones. √Čste es el caso de nuestra perdiz roja, la reina de nuestros campos, que durante este caluroso mes no pasa, precisamente, por su mejor momento del a√Īo.

Reclamo, Perdiz.
2
24 de julio de 2009

Tiempos de cría en cautividad

Joaquín García Sánchez

Como es sabido, existen muchos cuquilleros, entre los que me encuentro, que suelen nutrir sus jauleros con reclamos criados directamente por nosotros mismos, siendo esto una continuidad de la actividad permanente con la que vivimos nuestra afición.

Reclamo.
2
29 de junio de 2009

Cómo confeccionar un terrero

Fco. Ramírez

Algunas veces es complicado dar el mejor bienestar a nuestros pájaros porque nos falta espacio. En estas líneas aprenderemos cómo hacer un terrero adaptado a un piso que proporcione confort a los reclamos y nos facilite mantener su higiene y limpieza.

Reclamo.
3
28 de mayo de 2009

Arte y pasión

José Antonio Berruezo Segura

En estos meses, tiempo por excelencia de descanso para la mayor√≠a de las especies de caza (a menos que se autorice por da√Īos), no podemos olvidarnos de hacer un balance de la finalizada temporada de caza de perdiz con reclamo.

Reclamo.
13
21 de abril de 2009

Los diferentes cantos del reclamo (y VII)

José F. Titos Alfaro

El canto del rega√Īo o de silencio lo hacen los gallos tambi√©n cuando algo extra√Īo vuela, m√°s o menos alto, sobre el cielo del corral.

Reclamo.
0
19 de marzo de 2009

√öltimos preparativos

José Antonio Berruezo Segura

En muchas zonas de Espa√Īa, diciembre es el mes inmediatamente anterior al comienzo del periodo de caza de perdiz con reclamo macho; me refiero a las √°reas normalmente llamadas zona baja que suele comenzar a primeros de enero, seg√ļn cada comunidad, siendo en Levante donde se comienza antes, para seguir Andaluc√≠a y el resto de autonom√≠as.

Reclamo.
4
2 de enero de 2009

¬ŅSue√Īan los reclamos?

Manuel Romero

Hace ya alg√ļn tiempo un amigo cuquillero me planteaba esta cuesti√≥n pues sus reclamos en determinada √©poca del a√Īo se mostraban propensos a los saltos, revuelos y algarab√≠as nocturnas, acciones que algunos aficionados hemos sufrido en alguna ocasi√≥n y que algunos relacionan directamente con el sue√Īo de sus reclamos.

Reclamo.
2
14 de noviembre de 2008

Los diferentes cantos del reclamo (VI)

José F. Titos Alfaro

Hacer el canto de la carraca, también conocido como el águila, el aguilucho, el ranreo o canto de peligro, junto al ya descrito saseo o berreo, es de lo más desagradable y odioso en todo este sugestivo mundo del reclamo.

Reclamo, Perdiz.
1
1 de octubre de 2008

Desde la tronera

Roberto S√°nchez Garrido

Para la descripción etnográfica, la caza de la perdiz con reclamo constituye un terreno apasionante, tanto por su implicación medioambiental como por su complejo ritual y simbólico.

Reclamo.
4
13 de septiembre de 2008

Los diferentes cantos del reclamo (V)

José F. Titos Alfaro

El guteo, a modo y manera del picheo, también es una virtud muy encomiable en los que son magníficos reclamos. En él, el reclamo de carácter, transmite un ordeno y mando con tal contundencia y autoritarismo que Torquemada o Hitler quedarían en calzoncillos ante tal dictador.

Reclamo.
0
8 de agosto de 2008

El descanso del guerrero

José Antonio Berruezo Segura

Es este mes por excelencia uno de los m√°s calurosos del a√Īo, caracterizado ¬°c√≥mo no! porque muchos nos vamos de vacaciones, que bien nos hace falta un descanso. Pero no debemos caer en el error de pensar que nuestros reclamos est√°n de veraneo.

Reclamo.
0
22 de julio de 2008

Los diferentes cantos del reclamo (IV)

José F. Titos Alfaro

De los muchos cantos y sonidos que es capaz de emitir la prodigiosa garganta de un perdigón, tal vez sea el muy melancólico maullido o suspiro el más enigmático y misterioso de todos, no ya sólo por la mimosa cadencia de su lastimero tono, sino por el indescifrable mensaje que en él se quiere transmitir.

Reclamo.
4
27 de junio de 2008

Tiempo de terreros

David L. Amador Fontalva

Cuando ese olor a esparto en las manos ya no las embriaga, cuando ya son recuerdos aquel del tomillo, el romero y la jara‚Ķ suspiros de a√Īoranza acompa√Īan al jaulero que, cabizbajo, deambula absorto en su pensar entre susurros que surgen como rezo, repasando mentalmente aquellos d√≠as de pasados puestos y de trabajos realizados por sus reclamos.

Reclamo.
0
16 de junio de 2008

El ¬ęPichinero¬Ľ

José F. Titos Alfaro

En el misterioso mundo del reclamo de perdiz, por ser éste de quijotes, todo es posible. De ahí que no sea fácil entenderlo, y de ahí que cuente con multitud de detractores, ya que les resulta incomprensible, entre otras muchas cosas, que sus seguidores sean auténticos zoólatras de sus pájaros y que, incluso, se estén estrellando constantemente contra los molinos de viento de sus anhelos y fantasías.

Reclamo.
2
6 de junio de 2008

Alimentación de los reclamos

José Antonio Berruezo Segura

Dejando a un lado la apasionante vida de nuestra perdiz roja me gustaría ofrecer unos consejos sobre la forma de cazar de los reclamos, sin el ánimo de sentar cátedra, sino con la intención de compartir parte de mi experiencia.

Reclamo.
2
12 de mayo de 2008

Los diferentes cantos del reclamo (III)

José F. Titos Alfaro

Los pi√Īones o pitas (besos) del pi√Īoneo ‚ÄĒpiteo, casta√Īear o lanzar besos‚ÄĒ son golpes secos, r√≠tmicos y cortantes. Su onomatopeya es muy similar al chasquido de los dedos de una bailaora de flamenco o al sonido de un beso restall√≥n.

Reclamo.
2
25 de abril de 2008

Tiempos de cría en cautividad

Joaquín_

Como es sabido, existen muchos cuquilleros, entre ellos me encuentro yo, que suelen nutrir sus jauleros con reclamos criados directamente por ellos, siendo esto una continuidad de la actividad permanente con la que los jauleros viven su afición, permitiéndonos ahora y después de tanto desasosiego con el que nos encontramos en el tiempo de caza dedicarnos a deshacernos de los reclamos que no han estado a la altura de lo esperado y reponer a las nuevas promesas, a través de nuestras propias crías.

Reclamo.
4
15 de abril de 2008

La caza de la perdiz con reclamo

David L. Amador Fontalva

Para todos los aficionados que conformamos tan antigua hermandad, ensanchamos pecho al pensar que ostentamos con orgullo la pr√°ctica de una de las modalidades venatorias m√°s antiguas y √ļnicas de las que se practican en Espa√Īa y con exclusividad del resto del mundo, en la √©poca previa al celo de la perdiz. La caza de la perdiz con reclamo pasa por ello, y como referencia a esta antig√ľedad hay mosaicos romanos encontrados, donde ya se ve la imagen de la perdiz enjaulada en la misma forma y manera que se viene haciendo en nuestros d√≠as.

Reclamo.
2
4 de abril de 2008

Los diferentes cantos del reclamo (II)

José F. Titos Alfaro

La fon√©tica del reclamo de embuchada o de dormitorio es similar a la del reclamo de ca√Ī√≥n, pero con una muy sensible diferencia, tanto en el mensaje que transmite, como en su tono y sonoridad. L√≥gicamente, la actitud del reclamo al emitirlo, tampoco es la misma, ni mucho menos.

Reclamo.
2
18 de marzo de 2008

Los diferentes cantos del reclamo (I)

José F. Titos Alfaro

La mágica garganta de un reclamo de perdiz puede emitir tal cantidad de cantos y sonidos, que podríamos hablar hasta de un verdadero vocabulario, puesto que cada uno de ellos contiene un mensaje, con un significado propio e inconfundible, así como un timbre y modulación de tono tan inequívoco, como para diferenciarse con tal claridad, que no pueden prestarse ni a la menor de la dudas.

Reclamo.
4
7 de marzo de 2008

Suerte suprema en el tanto

David L. Amador Fontalva

Considerar arte esta apasionante modalidad no es m√°s que una realidad para los que la practicamos; as√≠ como hay personas que desde muy temprana edad tienen una virtud especial para la m√ļsica, el toreo, la escultura, el dibujo o la interpretaci√≥n, los jauleros nacen y se hacen con el tiempo, con la paciencia necesaria y el perfeccionismo impreso en su car√°cter.

Reclamo.
2
22 de enero de 2008

La picaílla

Manuel Romero

La vida de la perdiz atraviesa una etapa en la que se suceden los enfrentamientos guerreros entre los machos, dentro del seno de un bando, para la elección de la hembra por la que suspiran y así cerrar su ciclo biológico natural. Durante las distintas fases madurativas de los pollos ya se ha ido cimentando una jerarquía donde los más valientes y agresivos miembros del bando ocupan los puestos de mando, que suele estar encabezado por el padre, seguido muy de cerca por los pollos más valerosos.

Reclamo.
5
17 de diciembre de 2007

Preparación al celo

Miguel A. Díaz García

Pasando los meses estivales, y de lleno en oto√Īo, los reclamos necesitan cuidados que, si durante su etapa de desplume son importantes, ahora cobran un sentido de responsabilidad casi desmesurado. La preparaci√≥n para la temporada de caza es importante. No se puede tratar de la misma forma a p√°jaros de varios celos, consagrados en el bello arte del reclamo, que a los pollos reci√©n adquiridos.

Reclamo.
6
16 de noviembre de 2007

Reflexión

Miguel A. Díaz García

En estos días en los que conejos, perdices, liebres, cochinos y demás especies están criando, debemos tomarnos el tiempo necesario para reflexionar, hacer balance de la temporada anterior, y planificar la siguiente. Recordar momentos vividos en el monte, aprender de los errores y hacer que el campo esté preparado para las próximas acciones cinegéticas, son cosas que todos debemos plantearnos.

Reclamo.
2
14 de junio de 2007

Vicios y resabios del reclamo

Damián Fermín Vaquero

Ya hemos mencionado en estas p√°ginas la aparici√≥n de un nuevo y apasionante libro sobre una de las modalidades cineg√©ticas m√°s tradicionales y que cuenta con gran n√ļmero de aficionados en muchas zonas de nuestra geograf√≠a. Este mes traemos unas l√≠neas de la obra de Dami√°n Ferm√≠n Vaquero Amor, conocido jaulero andaluz, precisamente as√≠ titulada: Memorias de un jaulero andaluz.

Reclamo, Perdiz, Modalidades.
6
12 de mayo de 2007

Defender nuestro derecho a cazar

Miguel A. Díaz García

Creo que est√° presente en el √°nimo de todos los aficionados al cuco la sensaci√≥n de ¬ęestar perseguidos¬Ľ por sentir en nuestras venas la PASI√ďN de este ARTE de la caza de la perdiz con reclamo. La idea principal a la hora de crear una Asociaci√≥n Nacional, es la de defender nuestro derecho a practicar esta modalidad de caza, a√ļn a pesar de ser conscientes que en algunas Comunidades Aut√≥nomas la legislaci√≥n vigente no lo permite.

Reclamo, Perdiz, Modalidades.
9
29 de marzo de 2007

Maullidos… suspiros… bostezos…

Manuel Romero

Dentro del amplio repertorio sonoro que dispone la perdiz, existe un sonido que siempre ha sido motivo de los más amplios debates en el mundo cuquillero, encontrándose en las sabrosas tertulias perdigoneras diversidad de opiniones, casi todas argumentadas y extraídas de la propia experiencia o de lo trasmitido por familiares o amigos… me refiero, cómo no, al maullido.

Reclamo, Perdiz, Modalidades.
6
12 de febrero de 2007

¬ęAficionados¬Ľ y AFICIONADOS al reclamo

Manuel Romero

La modalidad de la caza de la perdiz con reclamo se nutre de distintos tipos de ¬ęaficionados¬Ľ y AFICIONADOS, seg√ļn la ense√Īanza recibida, transmitida, o seg√ļn la √≥ptica con la que mire cada jaulero.

Reclamo, Perdiz, Modalidades.
11
12 de abril de 2006

Cuando canta la perdiz…

Manuel Romero

Cuando canta la perdiz... se alegra el espíritu del veterano jaulero que se queda embelesado, absorto y fascinado escuchando los maravillosos recursos sonoros que dispone esta maravillosa ave.

Reclamo, Perdiz, Modalidades.
3
13 de agosto de 2005

El reclamo y los pollitos de perdiz

Manuel Romero

Nuestra desmesurada afici√≥n al reclamo abarca innumerables facetas, todas ellas altamente atrayentes para el apasionado jaulero, que llevado por su celo permanente le lleva a saborear y disfrutar de cada una de ellas a lo largo del a√Īo.

Reclamo, Perdiz, Modalidades.
15
1 de julio de 2005
Categorías
Adiestramiento
Agricultura
Armas
Asociaciones
Caza
Codorniz
Concursos
Conejo
Corzo
E.E.C.
Ecologismo
Equipamiento
Federación
Formación
Galgos
Gestión
Internacional
Jabalí
Legislación
Lince
Modalidades
Montería
Opinión
Paloma
Perdiz
Perros
Reclamo
Tiro
Veterinaria
Zorro

 

 

Autores