Categoria Modalidades

Quiero organizar una monter√≠a cochinera: ¬Ņc√≥mo lo hago?

Santiago Segovia

Preparar, organizar, coordinar y dirigir una montería no es un asunto fácil y hay que hacer gala de ciertas aptitudes para que al final los hechos discurran como se desea. Es por ello que vamos a indicar, de forma resumida y basándonos en el pormenorizado trabajo que sobre esta temática ya realizamos, algunos factores a tener en cuenta para llevar a cabo un evento de este tipo y los pasos a realizar.

Monterías, Modalidades.
0
8 de febrero de 2013

Gorgonio, de caza con Delibes

Jorge Urdiales

El tiempo, inexorable, nos cobra siempre su tributo. Un a√Īo ya de la muerte del maestro Delibes‚Ķ Otro maestro, Jorge Urdiales, autor del Diccionario del castellano rural en la narrativa de Miguel Delibes, nos lleva con √©l de caza‚Ķ

Modalidades.
5
3 de marzo de 2011

El perro de sangre: La perfección no existe

Juan Pedro Ju√°rez

Como pudimos comprobar la √ļltima vez, ¬ęno siempre se corta por donde se se√Īala¬Ľ, por lo que hay que tener muy en cuenta el entorno que nos rodea. Al decir entorno no s√≥lo me refiero a los jarales y bosques sucios en los que cazamos, sino tambi√©n a la modalidad de caza que practicamos, ya que, en la mayor√≠a de los casos, ni nosotros ni nuestro perro estaremos solos. Aunque estemos de rececho.

Perros, Modalidade.
0
11 de enero de 2011

Los zorzales, una alternativa en tiempos de crisis

Cristóbal de Gregorio

Entramos en este mes de noviembre en una nueva temporada de zorzales, aunque ya en la primera salida de la temporada general, el d√≠a 9 de octubre, se pod√≠a ver algunos de los zorzales reales o conocido por algunos como ¬ęcharras¬Ľ, que siempre vuelan a unas distancias fuera del alcance de nuestras escopetas. En estas p√°ginas del tema del mes nos vamos a centrar en la caza de los zorzales como una buena alternativa para el cazador espa√Īol en tiempos de crisis econ√≥mica.

Zorzal, Modalidade.
3
16 de diciembre de 2010

El perro de sangre: Pinocho y su nariz

Juan Pedro Ju√°rez

Hab√≠a, o quiz√° a√ļn exista, un perro vecino de Fuenlabrada de los Montes que apuntaba poco cuando era cachorro; era relatador y embustero y, mientras que el resto de la cuadrilla de dedicaba a correr en busca de las reses, √©l se entreten√≠a en corretear sobre los rastros viejos y a latir sin que, aparentemente, llevase nada de caza por delante.

Perros, Modalidades.
0
2 de noviembre de 2010

El perro de sangre: La homilía de los humildes

Juan Pedro Ju√°rez

Despu√©s de recuperarnos del impacto de saber c√≥mo cazan los sabuesos de los monteros del norte y de, evidentemente, comprobar que no sabemos nada ni tenemos perros de caza y, quiz√°, ni afici√≥n, consideramos oportuno dejar de lado a los perros y repasar esos asuntillos que ‚Äėsabemos desde que nos salieron los dientes‚Äô. M√°s que otra cosa, por humildad.

Perros, Modalidades.
2
24 de agosto de 2010

El perro de sangre: Camino hecho y por hacer

Juan Pedro Ju√°rez

Ya tenemos a nuestro perro, elegido con el mayor de los esmeros, grandecito, de complexión fuerte, capaz de aguantar largas jornadas de entrenamiento y de caza, alegre, vivo y con un carácter equilibrado que le hará entender unas cuantas cosas de la vida.

Perros, Modalidades.
6
28 de junio de 2010

El perro de sangre: El porqué de las cosas

Juan Pedro Ju√°rez

¬ęPor la informaci√≥n llegaremos al conocimiento, por √©l a la sabidur√≠a y por ella al poder¬Ľ - An√≥nimo

Perros, Modalidades.
1
12 de mayo de 2010

El reclamo y otras modalidades: cazar o no cazar

Miguel √Āngel D√≠az

Una vez acabada la temporada de caza de Perdiz con Reclamo en Espa√Īa, llega el momento de reflexi√≥n. Y esta reflexi√≥n no va a ser sobre c√≥mo ha ido la temporada, si ha habido lances destacados o reclamos punteros.

Reclamo, Modalidades.
4
8 de abril de 2010

El perro de sangre: Iniciación del cachorro

Juan Pedro Ju√°rez

Antes de proseguir con esta serie de presentaciones sobre el rastro de sangre creo que deber√≠a exponer algunas notas importantes, entre ellas es primordial resaltar que, si en Espa√Īa hay dos millones de perros candidatos a ser maestros en el rastro, est√©n ustedes seguros de que hay el mismo n√ļmero de m√©todos para ense√Īarles, este que aqu√≠ les exponemos es uno m√°s.

Perros, Modalidades.
0
25 de marzo de 2010

El perro de sangre: Primeros pasos

Juan Pedro Ju√°rez

Seg√ļn hayamos optado por una raza, una l√≠nea o unos padres, ya sea por est√©tica, por espacio u otros motivos, hay que intentar escoger el m√°s adecuado, pensar fr√≠amente y saber que lo m√°s indicado es utilizar el perro nada m√°s que para el rastro, de sangre o vivo, pero s√≥lo para el rastro.

Perros, Modalidades.
3
28 de enero de 2010

Tras los jabalíes con perros de rastro atraillados

Alejandro Lorenzo

En el noroeste de la península ibérica, la caza mayor tiene como protagonista casi exclusivo el empleo de perros de rastro, para ejercer las tareas de rastreo, emplazamiento, acoso y desencame; y finamente la persecución y el lance final.

Modalidades, Jabalí.
2
15 de enero de 2010

Perdices y perdiceros de alto rendimiento

Miguel F. Soler

Que nadie interprete la segunda parte del titular de este reportaje como un af√°n por abatir m√°s perdices, al menos m√°s de las prudentemente debidas. Por perdicero de alto rendimiento definimos al cazador de patirrojas que est√° en su mejor momento, en esa etapa en la que el aficionado ha acumulado ya cantidad de experiencia y tanto la mente como el f√≠sico lo acompa√Īan para redondear lo que seguramente ser√°n sus mejores temporadas de perdiz dentro de su vida cazadora.

Perdiz, Modalidades.
1
27 de diciembre de 2009

Ansares en las marismas del Guadalquivir

Rafael Rodríguez

Me apetece hoy escribir sobre esta modalidad de caza de la que seguramente algunos de ustedes habrán oído hablar e incluso habrán practicado en alguna ocasión, pero que no suele ser demasiado conocida.

Modalidades.
7
10 de diciembre de 2009

La urraca, un escurridizo objetivo

Andrés López

Para la mayoría de cazadores la urraca no es una presa al uso a la que brindarle una atención especial en la cinegética nuestra de cada día. Este paseriforme gregario y oportunista no es un estimado trofeo con el que medir el tiro ni un manjar exquisito que contente al menos exigente de los paladares.

Cetrería, Modalidades.
4
28 de octubre de 2009

Caza del zorro con perros de madriguera

Andrés Cano Bote

Esta modalidad resalta por su selectividad a la hora de cazar el zorro, siendo el cazador con su presencia el que decide si da muerte al zorro justo en el √ļltimo momento.

Modalidades.
2
13 de octubre de 2009

A perro y hurón

Juan Miguel S√°nchez Roig

He leído con sorpresa la noticia publicada en la cual se pretende que la caza con podencos y hurón, sea declarada como deporte autóctono y tradicional en Canarias.

Modalidades.
2
1 de octubre de 2009

Cazar con seguridad

Antonio Bello Giz

En muchas zonas de Galicia se empieza a cazar el jabalí el día 30 de agosto. Quería aprovechar la ocasión para escribir sobre la seguridad en la caza, enfocada desde la práctica en mi comunidad autónoma, sobre todo en la modalidad de caza mayor.

Modalidades.
0
31 de agosto de 2009

Luces y sombras

Pedro Fern√°ndez-Llario

El aguardo o espera es una de las técnicas con la que se caza el jabalí que mayores pasiones despierta entre los aficionados.

Gestión, Modalidades.
0
15 de agosto de 2009

Conejos: esperas y recechos entre olivos

Miguel F. Soler

La verdad es que ya estamos acostumbrados a esperar la desveda de menor justo en estas fechas, teniendo como objetivo al conejo, pieza que se pone a tiro a partir de ahora y hasta coincidir en muchos casos con la media veda, por constatarse diferentes realidades como los da√Īos a la agricultura o el riesgo de perder la mayor√≠a de ejemplares por culpa de la mixo o la NHV.

Conejo, Modalidades.
1
9 de julio de 2009

Esperas: ¬Ņel calibre es la cuesti√≥n‚Ķ o es una cuesti√≥n de calibres?

Pedro A. Su√°rez

Hay muchos. Y muchos parecen similares. Pero si queremos ver, la oferta es enorme y la discusi√≥n m√°s abundante a√ļn: que √©ste es m√°s tenso, que el otro tiene pegada, que aqu√©l no perdona‚Ķ Y tantos otros comentarios como opiniones ‚ÄĒl√©ase, cazadores‚ÄĒ hay.

Armas, Modalidades.
16
22 de junio de 2009

A las perdices

Andrés López

Existe una especie en la cineg√©tica espa√Īola que reina con especial notoriedad entre las dem√°s por su bravura, velocidad, mimetismo, capacidad de ocultaci√≥n y belleza. ¬ŅQu√© tendr√° la perdiz roja que provoca tantos miles de desvelos, trastornos y simpat√≠as entre los cazadores de medio mundo? ¬ŅQu√© ancestrales y escondidos resortes activa con su estruendosa arrancada en la dormida gen√©tica venatoria del m√°s ap√°tico de los humanos?

Modalidades, Cetrería.
0
18 de abril de 2009

Cómo poner las perdices a tiro

Miguel F. Soler

No todo radica en llevar un choke cerrado en nuestra escopeta y disparar cartuchos de cargas pesadas y perdigón grueso. En realidad, es mejor perdicero quien logra sacar los pájaros a distancia media que quien acierta con disparos sorprendentes por encima de los cincuenta metros.

Modalidades.
2
10 de abril de 2009

La tecnología y la becada

Ricardo V. Corredera

Llueve a c√°ntaros. Ernesto hace una pausa para recuperar el resuello durante su ascensi√≥n entre los helechos del rehilar, hacia el punto en el que el GPS de su reci√©n estrenado beeper indica que su setter ha parado hace ya cinco minutos. Una mon√≥tona se√Īal ac√ļstica, como la persistente llamada de atenci√≥n de nuestro cintur√≥n de seguridad cuando olvidamos abrocharlo, le ayuda en la localizaci√≥n del anhelado lugar donde quiz√°s el can ha puesto la sorda.

Modalidades, Becada.
3
6 de marzo de 2009

Zorzales

David Rubio Alza

Los zorzales han sido siempre muy apreciados por el hombre como pieza de caza y han sido capturados con todo tipo de trampas, algunas de ellas de lo más ingenioso, como cepos, costillas, jaulas-trampa, anzuelos, ligas, paranys, filats…

Modalidades.
2
27 de enero de 2009

Así es el verdadero cazador a rabo

Miguel √Āngel Romero

Al cazador a rabo la nueva temporada le ilusiona, como absolutamente todas las dem√°s. El cazadora rabo sale al campo a cazar y le duele la precariedad de cualquier especie, no va en pos de una determinada, va a lo que se tercie en absoluta y muy buscada soledad, √ļnicamente compartida con su perro. Los resultados venatorios del cazador a rabo no se miden por la cantidad de piezas cobradas. Lo m√°s importante, su comuni√≥n con la naturaleza.

Modalidades.
0
16 de diciembre de 2008

El muflón

Alberto An√≠bal-√Ālvarez

Si hay una especie venatoria que ha cobrado carta de naturaleza en nuestro país después de haber sido introducida, teniendo ahora ya prácticamente la consideración de autóctona y gozar de amplia implantación en numerosas áreas de caza, ésa es, sin duda, el muflón.

Modalidades.
0
2 de diciembre de 2008

¬°A montear!

Grupo Vigilancia y Gestión

Ahora, con el comienzo de la temporada general de caza, todos los monteros nos precipitamos a nuestras posturas con la ilusi√≥n de abatir un gran trofeo. Si la suerte nos acompa√Īa volveremos a la reuni√≥n triunfantes y orgullosos; por el contrario, si no abatimos ninguna res, lo m√°s habitual es que se regrese soltando improperios y quej√°ndose de la organizaci√≥n.

Modalidades.
0
14 de octubre de 2008

Tirando a palomas

Cazarm√°s

A principios de un caluroso mes de agosto, nos reuníamos, como de costumbre, a la sombra de las grandes palmeras, en la terraza de la cafetería de la plaza mayor. Seguramente rondaban los 39 grados mientras los refrescos y algunas cervezas bien frías nos aliviaban el tórrido día.

Modalidades, Paloma, Tórtola.
5
5 de septiembre de 2008

Claves para tener éxito en las esperas al jabalí

Francisco Carrillo

Las esperas nocturnas al jabalí vuelven sobre el tapete cíclicamente y no es casual ya que se trata de una modalidad que, además de ser una de las preferidas de muchos cazadores, es tan apasionante y tan variada que se podría hablar o escribir sobre ella sin nunca agotar el tema.

Modalidades.
0
7 de julio de 2008

¬ŅSon compatibles las esperas con las monter√≠as cochineras?

Santiago Segovia

En esto como en muchas otras cosas todo está inventado desde antiguo, y no tenemos más que ver lo que se ha hecho en la gestión del venado desde hace tiempo. Lo que ocurre es que el venado normalmente se gestiona en fincas cerradas y el cochino en abiertas. Esta condición concede al guarro un grado de imprevisión que muchos desaprensivos utilizan para justificar su comportamiento poco ético.

Gestión, Modalidades.
5
26 de junio de 2007

¬ŅQu√© eliminar primero, modalidades o ¬ęcazadores¬Ľ?

Rayón

Desde hace tiempo vengo observando algo que se est√° haciendo muy com√ļn entre algunos cazadores: las cr√≠ticas que hacen de otros compa√Īeros de colectivo por el simple hecho de practicar algunas modalidades de caza que, seg√ļn ellos, por muy tradicionales que sean, actualmente est√°n fuera de lugar y deben ser abolidas.

Modalidades.
18
28 de mayo de 2007

Vicios y resabios del reclamo

Damián Fermín Vaquero

Ya hemos mencionado en estas p√°ginas la aparici√≥n de un nuevo y apasionante libro sobre una de las modalidades cineg√©ticas m√°s tradicionales y que cuenta con gran n√ļmero de aficionados en muchas zonas de nuestra geograf√≠a. Este mes traemos unas l√≠neas de la obra de Dami√°n Ferm√≠n Vaquero Amor, conocido jaulero andaluz, precisamente as√≠ titulada: Memorias de un jaulero andaluz.

Reclamo, Perdiz, Modalidades.
6
12 de mayo de 2007

Defender nuestro derecho a cazar

Miguel A. Díaz García

Creo que est√° presente en el √°nimo de todos los aficionados al cuco la sensaci√≥n de ¬ęestar perseguidos¬Ľ por sentir en nuestras venas la PASI√ďN de este ARTE de la caza de la perdiz con reclamo. La idea principal a la hora de crear una Asociaci√≥n Nacional, es la de defender nuestro derecho a practicar esta modalidad de caza, a√ļn a pesar de ser conscientes que en algunas Comunidades Aut√≥nomas la legislaci√≥n vigente no lo permite.

Reclamo, Perdiz, Modalidades.
9
29 de marzo de 2007

Calor, luna y jabal√≠es: ¬ŅNos vamos de espera?

I. A. S√°nchez

De todas las formas de practicar la caza en nuestro pa√≠s es probable que sea el rececho la que ha experimentado un mayor aumento. Quiz√° sea por la p√©rdida de parte del encanto de la m√°s tradicional de las pr√°cticas cineg√©ticas de Espa√Īa, la monter√≠a. Seguramente sea √©sa la causa de que otra modalidad est√© tambi√©n de moda: el aguardo a los cochinos, la espera.

Jabalí, Modalidades.
1
11 de marzo de 2007

Maullidos… suspiros… bostezos…

Manuel Romero

Dentro del amplio repertorio sonoro que dispone la perdiz, existe un sonido que siempre ha sido motivo de los más amplios debates en el mundo cuquillero, encontrándose en las sabrosas tertulias perdigoneras diversidad de opiniones, casi todas argumentadas y extraídas de la propia experiencia o de lo trasmitido por familiares o amigos… me refiero, cómo no, al maullido.

Reclamo, Perdiz, Modalidades.
6
12 de febrero de 2007

La paloma vuelve sobre sus pasos

Pablo Alm√°rcegui

La pasa, la entrada en la Pen√≠nsula de palomas torcaces procedentes de Europa, ha sido un poco m√°s tard√≠a y, lo m√°s novedoso, volvi√≥ a cruzar por los pasos m√°s tradicionales y del interior, rompiendo con lo acontecido en las √ļltimas campa√Īas, en las que se hab√≠a dado un aumento de los bandos por los pasos m√°s pr√≥ximos al Cant√°brico.

Modalidades, Paloma.
0
6 de febrero de 2007

El Isard, o lo que queda de él

Jordi Fabà

Andorra suspende la semana del Isard, semana en la que se pod√≠a cazar este animal por un precio popular, con precintos y sin guarda, semana en la que los cazadores pasaban ocho d√≠as con sus noches en refugios de alta monta√Īa, divirti√©ndose, charlando, pescando, buscando setas y cazando.

Gestión, Modalidades.
2
1 de agosto de 2006

La utilización de reclamos vivos para la caza

Joaquim Vidal

Es realmente una pasi√≥n por las aves lo que sienten las personas que utilizan reclamos vivos para atraer a sus cong√©neres. Con los reclamos vivos no se consiguen grandes perchas, pero s√≠ los suficientes espec√≠menes como para apagar la afici√≥n, a la vez que compensa el mantener durante todo el a√Īo unos animales que llegan a formar parte de tu vida, como un perro o un gato, ya que los cuidas casi a diario.

Modalidades.
9
27 de abril de 2006

¬ęAficionados¬Ľ y AFICIONADOS al reclamo

Manuel Romero

La modalidad de la caza de la perdiz con reclamo se nutre de distintos tipos de ¬ęaficionados¬Ľ y AFICIONADOS, seg√ļn la ense√Īanza recibida, transmitida, o seg√ļn la √≥ptica con la que mire cada jaulero.

Reclamo, Perdiz, Modalidades.
11
12 de abril de 2006

¬ŅCacer√≠as por inter√©s?

Diego Ruzafa

Son muchas las cr√≠ticas que se vienen vertiendo sobre Org√°nicas sin escr√ļpulos y cacer√≠as que se vienen dando sin ninguna seriedad, s√≥lo por el inter√©s del dichoso dinero que, aunque no queramos, es el que por desgracia mueve el mundo.

Caza, Modalidades.
11
9 de marzo de 2006

Los zorzales y sus cambios

Rayón

Aunque este a√Īo parece que han venido m√°s zorzales que los anteriores hasta nuestra pen√≠nsula, estoy notando cierta alarma entre algunos cazadores, debido a que no hacen ‚ÄĒsalvo en algunas zonas‚ÄĒ tan buenas perchas de ellos como las que hac√≠an anta√Īo. Incluso empiezan a decir que √©sto se puede deber a una excesiva presi√≥n cineg√©tica sobre la especie, una presi√≥n que posiblemente haya bajado la poblaci√≥n de zorzales en Europa de forma considerable.

Caza, Modalidades.
11
1 de febrero de 2006

Cuando canta la perdiz…

Manuel Romero

Cuando canta la perdiz... se alegra el espíritu del veterano jaulero que se queda embelesado, absorto y fascinado escuchando los maravillosos recursos sonoros que dispone esta maravillosa ave.

Reclamo, Perdiz, Modalidades.
3
13 de agosto de 2005

El reclamo y los pollitos de perdiz

Manuel Romero

Nuestra desmesurada afici√≥n al reclamo abarca innumerables facetas, todas ellas altamente atrayentes para el apasionado jaulero, que llevado por su celo permanente le lleva a saborear y disfrutar de cada una de ellas a lo largo del a√Īo.

Reclamo, Perdiz, Modalidades.
15
1 de julio de 2005

Aprender a cazar con perro

Jes√ļs Nadal

El cazador y su perro est√°n inmersos en un continuo proceso de ense√Īaza-aprendizaje de la caza. No hace muchos a√Īos las oportunidades de caza eran abundantes. Tanto, que cualquier perro que sal√≠a frecuentemente al campo, con el paso de los a√Īos, se hac√≠a excelente. La pen√≠nsula estaba llena de campeones. Por eso a pocos cazadores les interesaba conocer las t√©cnicas para ense√Īar a su compa√Īero. La riqueza de ocasiones de caza silvestre se encargaba de hacerlo.

Caza, Modalidades.
8
7 de marzo de 2005

Cada cosa en su tiempo y sitio

Rayón

A finales de Abril o mediados del pasado mes de Mayo, no recuerdo con exactitud, les escuché decir a unos cazadores aficionados a las esperas nocturnas de jabalí, que no se explicaban lo que les estaba pasando con unos cebaderos que le habían preparado a los marranos, ya que se veían pisadas de estos animales en los alrededores de ellos pero no los habían tocado para nada. Cada uno opinaba del tema de diferente forma, pero uno de estos cazadores dijo algo con lo que me quedé muy bien por ser lo que yo hubiese dicho u opinado en caso de haber intervenido en la charla que mantenían.

Modalidades, Jabalí.
0
9 de junio de 2003

¬ŅAdmiraci√≥n? a cada uno la que merezca‚Ķ

Rayón

Ultimamente le he oído decir a más de un cazador, que sienten una verdadera admiración por la forma de cazar y gestionar la caza que tienen los cazadores en algunas zonas del norte peninsular. En concreto a uno de ellos le oí decir que, sobre todo, lo decía por los catalanes.

Caza, Modalidades.
0
9 de mayo de 2003

¬ŅUna modalidad falta de √©tica? ¬ŅPor qu√©?

Rayón

Resulta que ahora, cuando m√°s unidos deber√≠amos estar los cazadores para defendernos de los muchos ataques y cr√≠ticas que estamos recibiendo de la sociedad (en su mayor√≠a urbanita) anti-caza, vamos y nos ponemos a criticarnos entre nosotros, es decir, les hacemos el caldo m√°s que gordo a nuestros detractores. Lo √ļnico que les hac√≠a falta era eso para disfrutar como verdaderos enanos, ver como nos criticamos entre nosotros.

Modalidades, Jabalí.
0
7 de mayo de 2003

Caza con perros de madriguera

Josep Mir

Cuando empecé a cazar, controlábamos las zorras mediante batidas al final de la temporada de caza. Estas batidas, además de ser muy entretenidas, nos permitían retrasar el momento de colgar la escopeta. Actualmente la Consellería de Medio Ambiente de la Generalitat de Catalunya no autoriza la celebración de estas batidas, viéndonos obligados a controlar los zorros y otros predadores mediante el uso de lazos selectivos y cajas trampa.

Modalidades, Zorro, Perros.
6
28 de marzo de 2003

El chaleco y la visión de las especies de caza

Adol

Se esta hablando de usar el chaleco naranja para la caza, pero creo que por copiar y no intentar adaptar, la idea muy deseable de aumentar la seguridad no llegue a buen fin. Primero vamos a conocer como ven las especies cinegéticas para después intentar adaptar la idea a las necesidades en nuestra forma de cazar. No tengo ninguna formación sobre este tema, solo la preocupación de estar integrado en el medio lo mas posible, por lo que voy a ver si puedo resumir lo recopilado.

Modalidades.
0
12 de enero de 2003

Sobre las esperas nocturnas al jabalí

Rayón

Antes de nada, decirles que posiblemente el tema sobre el que a continuaci√≥n voy a escribir les parezca ya demasiado manido, pues en los √ļltimos tiempos se ha escrito sobre √©l lo habido y por haber. Y yo pienso que se ha escrito tanto en los √ļltimos tiempos de las esperas nocturnas al jabal√≠, debido al "duende" que esta modalidad de caza tiene y a que es una modalidad que debido a la regresi√≥n sufrida por ciertas especies menores, muchos cazadores de menor est√°n recurriendo a ella para matar el gusanillo de la caza.

Modalidades, Jabalí.
3
17 de septiembre de 2002

Los puestos en la caza del jabalí al rastro

Pardal

Barruntando la inminente apertura de la temporada, se me ocurre escribir cuatro ideas acerca de un asunto al que considero que no se le da la importancia que realmente tiene y que, en mi opini√≥n, es tanta como para decidir el √©xito o el fracaso de una cacer√≠a. Y el asunto de marras es la distribuci√≥n y el comportamiento de los puestos, aunque hago ya ahora la acotaci√≥n que √ļnicamente me referir√© al puesto que se cumple en la caza del jabal√≠ al rastro, caza tradicional que espero poder disfrutar por muchos a√Īos. ¬°Cu√°ntas veces se va al traste el enorme trabajo que representa el emplazamiento del jabal√≠, por un posicionamiento y/o comportamiento incorrecto de los cazadores que van de puesto!

Modalidades, Jabalí, Perros.
5
30 de agosto de 2002
Categorías
Adiestramiento
Agricultura
Armas
Asociaciones
Caza
Codorniz
Concursos
Conejo
Corzo
E.E.C.
Ecologismo
Equipamiento
Federación
Formación
Galgos
Gestión
Internacional
Jabalí
Legislación
Lince
Modalidades
Montería
Opinión
Paloma
Perdiz
Perros
Reclamo
Tiro
Veterinaria
Zorro

 

 

Autores