Categoria Jabalí

Tras los jabalíes con perros de rastro atraillados

Alejandro Lorenzo

En el noroeste de la península ibérica, la caza mayor tiene como protagonista casi exclusivo el empleo de perros de rastro, para ejercer las tareas de rastreo, emplazamiento, acoso y desencame; y finamente la persecución y el lance final.

Modalidades, Jabalí.
2
15 de enero de 2010

Examen de supervivencia

Patricio Mateos-Quesada

Parece que todas las especies deben pasar por su particular calvario, por su cuello de botella en el que cíclicamente se produce una brutal selección en donde los animales peor dotados pagan su tributo, en muchas ocasiones con su propia vida.

Gestión, Jabalí.
4
13 de julio de 2009

La caza del jabalí con perros de traílla

Antonio Bello Giz

Hace unos veintitantos a√Īos, la caza del jabal√≠ con perros de tra√≠lla s√≥lo se practicaba en las comunidades aut√≥nomas de Cantabria, Asturias y Galicia. Pero dentro de Galicia s√≥lo se practicaba esta modalidad en el norte de las provincias de Coru√Īa y Lugo.

Jabalí.
5
25 de junio de 2009

Concursos de rastro de jabalí

Antonio Bello Giz

Tanto en Galicia como en Asturias, Cantabria, Castilla y Le√≥n, Pa√≠s Vasco y Navarra, en los √ļltimos a√Īos ha ido creciendo la ilusi√≥n y el entusiasmo por los campeonatos de rastro de jabal√≠ entre los aficionados a los perros de tra√≠lla.

Jabalí.
4
22 de mayo de 2009

El despertar de abril

Patricio Mateos-Quesada

Abril es un mes generoso, de abundancia y de regeneración. También lo es de preparación para lo que está por venir si atendemos a los estiajes del sur peninsular donde el alimento escaseará hasta apartar a muchos individuos de manera definitiva. Pero abril es, sobre todo, una carrera y la opción obligada por la que deben pasar individuos de multitud de especies para desarrollarse casi de manera definitiva, junto con mayo, y poder alcanzar el estado de adulto.

Gestión, Jabalí.
0
24 de abril de 2009

El renuevo poblacional

Patricio Mateos-Quesada

Buena parte de los comentarios respecto a la biología del jabalí que hicimos durante el mes anterior, bien podrían aplicarse para marzo, ya que ambos meses pueden considerarse de paridera en ambiente mediterráneo, y ser, además, marzo el periodo en el que comienzan los partos en las latitudes más septentrionales.

Gestión, Jabalí.
0
24 de abril de 2009

Partos y trofeos, por separado

Patricio Mateos-Quesada

Febrero viene marcado por la finalización de la caza mayor. Es tiempo de cuentas y balance de la temporada cinegética, tanto en lo personal como en el resultado de las diversas monterías celebradas en las diferentes fincas o comarcas.

Gestión, Jabalí.
1
25 de febrero de 2009

Escasez y abundancia al tiempo

Patricio Mateos-Quesada

Enero. Comienzo de a√Īo y ecuador de la temporada de la caza mayor. Pero en lo que al jabal√≠ respecta, a√ļn no se ha cruzado el eje central de su ciclo vital una vez establecido su inicio con el celo de la especie. Ser√≠a √©ste un mes duro en un an√°lisis c√≥modo; es decir, sin preocuparnos mucho de desmembrar lo que sucede en las diferentes poblaciones peninsulares de la especie.

Gestión, Jabalí.
0
20 de enero de 2009

La deriva de los sexos

Patricio Mateos-Quesada

Diciembre marca un nuevo punto de inflexión en el comportamiento entre los individuos de diferentes sexos en el jabalí. El celo está pasando y los machos comienzan a tomar rumbos diferentes al de las hembras. Gestación, ahora, y paridera y cuidado de la cría, después, no es cosa de ellos y cada hembra debe afrontar por sí misma toda la crianza.

Gestión, Jabalí.
1
22 de diciembre de 2008

El apogeo del celo

Patricio Mateos-Quesada

Lejos quedan ya los rigores y las consecuencias de las penurias estivales. Por muy mal que la oto√Īada haya comenzado, los individuos han recuperado fuerzas y es muy diferente la composici√≥n de los grupos y las migraciones que √©stos hacen entre el sustento diario y el encame. Ahora existe una cuesti√≥n por encima del resto en las ocupaciones de los jabal√≠es: el celo. Un celo que lo condiciona todo y que de alguna manera marca el arranque del ciclo en la especie.

Gestión, Jabal.
0
23 de noviembre de 2008

La salvación de la bellota

Patricio Mateos-Quesada

Pasado septiembre, pasadas las penurias. Las lluvias ca√≠das hasta ahora y a lo largo de este mes, a√ļn sin ser abundantes, dar√°n a los campos un cambio que resultar√° ser vital para muchos extenuados jabal√≠es despu√©s del largo transcurrir por el est√≠o.

Gestión, Jabalí.
0
28 de octubre de 2008

La hora de la verdad venatoria

Miguel √Āngel Romero

Ya se da el disparo de salida a la temporada venatoria que tiene como principal objetivo al jabal√≠. De media Espa√Īa para arriba surgen m√ļltiples oportunidades en esas cacer√≠as cochineras que preocupan y ocupan a un gran n√ļmero de cazadores, en una afici√≥n que se multiplica exponencialmente a√Īo tras a√Īo. De todo ello, y de la abundancia de jabal√≠es, escribe un experto, Miguel √Āngel Romero, que nos da pautas de actuaci√≥n en este campo.

Jabalí.
1
6 de octubre de 2008

La supervivencia de los mejores

Patricio Mateos-Quesada

Comienza el recorrido que proponemos a nuestros lectores sobre la biolog√≠a y gesti√≥n del jabal√≠. Tal y como sucediera con la anterior serie sobre el corzo, proyectaremos a lo largo de un a√Īo y narraremos en cada uno de los meses lo que acontece, paso a paso, en el ciclo anual del jabal√≠.

Gestión, Jabalí.
1
22 de septiembre de 2008

Bueno en vez de temprano

Antonio Contreras

Hac√≠a mucho tiempo que ten√≠a olvidada esa zona de la finca a la hora de hacer aguardos, por lo que despu√©s de las lluvias del pasado diciembre, una tarde que dispon√≠a de tiempo y me encontraba con ese √°nimo especial que nos hace falta para cazar, decid√≠ dar una vuelta por sus encinas, ya que el a√Īo era temprano de bellotas. Hab√≠a numerosos toques de guarro bajo ellas, pero ninguna se√Īal que me hiciese pensar en un animal especial, o por lo menos eso pens√© en aquel momento.

Jabalí.
0
28 de abril de 2008

El nuevo amo del monte

Sebasti√°n Torres

Es un predador que no tiene enemigos naturales. De todo se alimenta y se adapta a todos los terrenos. El jabal√≠ coloniza el territorio andaluz y se expande ya desde las sierras de Huelva a las m√°s orientales, incluso en las campi√Īas donde halla refugio cerca. Se ha introducido en cotos de caza menor y, en algunos, ha sustituido al conejo como principal especie cineg√©tica.

Jabalí.
0
20 de noviembre de 2007

Calor, luna y jabal√≠es: ¬ŅNos vamos de espera?

I. A. S√°nchez

De todas las formas de practicar la caza en nuestro pa√≠s es probable que sea el rececho la que ha experimentado un mayor aumento. Quiz√° sea por la p√©rdida de parte del encanto de la m√°s tradicional de las pr√°cticas cineg√©ticas de Espa√Īa, la monter√≠a. Seguramente sea √©sa la causa de que otra modalidad est√© tambi√©n de moda: el aguardo a los cochinos, la espera.

Jabalí, Modalidades.
1
11 de marzo de 2007

Los G.I.C., ¬ŅSoluci√≥n a la gesti√≥n del jabal√≠?

Kodiak

La gesti√≥n cineg√©tica no es un aspecto nuevo en el mundo de la caza, pero s√≠ complicado de introducir en determinados sectores, que no terminan de comprender la ‚Äúanarqu√≠a‚ÄĚ que sobre cualquier especie supone la caza a la hora de seleccionar los individuos que se abaten, pudiendo ser la disminuci√≥n de las poblaciones el resultado de una caza incontrolada, de la misma manera que la implantaci√≥n de una gesti√≥n que pretenda aumentarlas lo ser√≠a en distintas zonas en que las poblaciones est√©n en continuo aumento.

Gestión, Jabalí.
0
7 de septiembre de 2005

Cada cosa en su tiempo y sitio

Rayón

A finales de Abril o mediados del pasado mes de Mayo, no recuerdo con exactitud, les escuché decir a unos cazadores aficionados a las esperas nocturnas de jabalí, que no se explicaban lo que les estaba pasando con unos cebaderos que le habían preparado a los marranos, ya que se veían pisadas de estos animales en los alrededores de ellos pero no los habían tocado para nada. Cada uno opinaba del tema de diferente forma, pero uno de estos cazadores dijo algo con lo que me quedé muy bien por ser lo que yo hubiese dicho u opinado en caso de haber intervenido en la charla que mantenían.

Modalidades, Jabalí.
0
9 de junio de 2003

Una espera con moraleja

Rafael M. Barrachina

Una calurosa tarde de verano alicantino, mi amigo Paco y yo fuimos a realizar una espera en una finca de las más altas de la provincia, lo que, además de la faena que pretendíamos hacer, nos permitía respirar con mucho más desahogo que en la ciudad.

Ecologismo, Jabalí.
0
8 de mayo de 2003

¬ŅUna modalidad falta de √©tica? ¬ŅPor qu√©?

Rayón

Resulta que ahora, cuando m√°s unidos deber√≠amos estar los cazadores para defendernos de los muchos ataques y cr√≠ticas que estamos recibiendo de la sociedad (en su mayor√≠a urbanita) anti-caza, vamos y nos ponemos a criticarnos entre nosotros, es decir, les hacemos el caldo m√°s que gordo a nuestros detractores. Lo √ļnico que les hac√≠a falta era eso para disfrutar como verdaderos enanos, ver como nos criticamos entre nosotros.

Modalidades, Jabalí.
0
7 de mayo de 2003

Una especie descabezada

Rayón

Hace un par de a√Īos recuerdo haber escrito un art√≠culo en un medio, en el que dec√≠a que cuando acababa la media veda siempre hab√≠a unas palabras que se repet√≠an y mucho en todos los medios del sector y en las tertulias caceras. Esas palabras eran que la paloma hab√≠a salvado la media veda, que gracias a ella los cazadores hab√≠amos podido matar un poco el gusanillo en esa √©poca estival.

Gestión, Jabalí.
0
18 de abril de 2003

El jabalí, sin padrinos

José Luis Garrido

Las opiniones que vierto a continuaci√≥n no las he fraguado a tenor de los acontecimientos recientes. La deseada, durante tantos a√Īos, batida de El Carrascal y ofrecida espont√°neamente a la Asociaci√≥n de Cazadores como soluci√≥n a una manera determinada de gesti√≥n acumulada, me invita a recuperar estas impresiones de entre las que publiqu√© en febrero pasado en la revista especializada de Federcaza.

Gestión, Jabalí.
0
1 de abril de 2003

Cazando con tu enemigo (Reflexiones desde el puesto)

Javier H

En La Rioja, nuestra Ley de Caza no ampara la modalidad Monter√≠a, luego √©stas no se realizan y desconozco los accidentes derivados de ella. Aqu√≠ lo com√ļn son las batidas y los ganchos. Existen algunos cazaderos que est√°n enclavados en T√©rminos Municipales con un n√ļmero reducido de habitantes los cuales, por una u otra raz√≥n, han cedido las Competencias de la caza a Medio Ambiente; esto significa que al realizarse el sorteo de esa batida en concreto, la cuadrilla que lo adquiera es la encargada de la distribuci√≥n de puestos (previa supervisi√≥n de los guardas que muchas veces brilla por su ausencia).

Montería, Jabalí.
3
15 de diciembre de 2002

Jabalíes, Federación y una propuesta

Kodiak

Desde hace unos días circulan por la página un par de temas sobre los que me gustaría dar mi opinión.

Gestión, Federación, Jabalí.
0
4 de diciembre de 2002

Sobre las esperas nocturnas al jabalí

Rayón

Antes de nada, decirles que posiblemente el tema sobre el que a continuaci√≥n voy a escribir les parezca ya demasiado manido, pues en los √ļltimos tiempos se ha escrito sobre √©l lo habido y por haber. Y yo pienso que se ha escrito tanto en los √ļltimos tiempos de las esperas nocturnas al jabal√≠, debido al "duende" que esta modalidad de caza tiene y a que es una modalidad que debido a la regresi√≥n sufrida por ciertas especies menores, muchos cazadores de menor est√°n recurriendo a ella para matar el gusanillo de la caza.

Modalidades, Jabalí.
3
17 de septiembre de 2002

Los puestos en la caza del jabalí al rastro

Pardal

Barruntando la inminente apertura de la temporada, se me ocurre escribir cuatro ideas acerca de un asunto al que considero que no se le da la importancia que realmente tiene y que, en mi opini√≥n, es tanta como para decidir el √©xito o el fracaso de una cacer√≠a. Y el asunto de marras es la distribuci√≥n y el comportamiento de los puestos, aunque hago ya ahora la acotaci√≥n que √ļnicamente me referir√© al puesto que se cumple en la caza del jabal√≠ al rastro, caza tradicional que espero poder disfrutar por muchos a√Īos. ¬°Cu√°ntas veces se va al traste el enorme trabajo que representa el emplazamiento del jabal√≠, por un posicionamiento y/o comportamiento incorrecto de los cazadores que van de puesto!

Modalidades, Jabalí, Perros.
5
30 de agosto de 2002
Categorías
Adiestramiento
Agricultura
Armas
Asociaciones
Caza
Codorniz
Concursos
Conejo
Corzo
E.E.C.
Ecologismo
Equipamiento
Federación
Formación
Galgos
Gestión
Internacional
Jabalí
Legislación
Lince
Modalidades
Montería
Opinión
Paloma
Perdiz
Perros
Reclamo
Tiro
Veterinaria
Zorro

 

 

Autores