Categoria Caza

¬ŅEs compatible la caza de conejos y becadas?

Miguel F. Soler

En una temporada mala para perdices, hemos de realizar un nuevo enfoque para que los perros trabajen y podamos aprovechar las oportunidades. En terrenos que tienen conejo, alguna liebre, y que en determinados enclaves suelen atraer a becadas, la pregunta es ¬Ņpodemos hacer compatible la caza de conejos y becadas? Creo que s√≠.

Caza, Conejo, Becada.
0
14 de enero de 2014

Corazón de león

Antonio Mata

Pocos cazadores, y no porque algunos no lo merezcan, gozan del privilegio de tener una calle con su nombre impreso en ¬ęletras de oro¬Ľ en su localidad natal. Una placa de toledana cer√°mica perpetuar√° en el tiempo el nombre, y al hombre, de uno de esos personajes que, sin duda alguna, ennoblecen esta bendita afici√≥n. Y no precisamente por el n√ļmero de perdices abatidas que, por cierto, han sido y son una cuantas.

Caza.
3
5 de diciembre de 2011

Piezas plomeadas, ¬Ņd√≥nde las busco?

Juan Salvador Calzas Prados

Dejar una pieza de caza herida en el monte es una de las cosas m√°s desagradables que podemos experimentar tras un lance fallido. En estas p√°ginas te ofrecemos algunas claves para que te sea m√°s sencillo encontrar ese conejo, liebre o perdiz que, tras haber sido alcanzado por los plomos, emprende la huida.

Caza.
0
16 de octubre de 2009

Cuando el cazador hace de maestro

Miguel F. Soler

No todo radica en poner a nuestro lado, en la mano que bate el llano o el monte, al nuevo cazador, a ese chaval, o chavala, que quiere probar si esto de la caza le gusta de verdad, o a ese amigo, de afición tardía, que tiene sus primeros contactos con la caza. La caza es mucho más, bastante más complejo, y ciertamente arduo de aprender, una cosa es cazar, y otra muy diferente, salir de caza…

Caza.
0
11 de febrero de 2008

Cada a√Īo hay m√°s torcaces

Miguel √Āngel Romero

La torcaz sólo defrauda en la mayor parte de los puestos fijos tradicionales. Y en ocasiones, que todo hay que decirlo, se producen quejas sobre la ausencia de palomas en lugares emblemáticos del noroeste peninsular como consecuencia de lo errática e imprevisible que es la especie, o por la sobreexplotación a la que se la somete por orgánicas ávidas de hacerse con dinero de forma inmediata y fácil.

Caza.
2
5 de febrero de 2008

La caza es verde

La Caza y su Mundo

El presidente de Francia, Nicol√°s Sarkozy, se ha puesto al frente de la defensa contra el cambio clim√°tico tras la celebraci√≥n de la Conferencia Multipartita Medioambiental celebrada el pasado 25 de octubre. Pero, a diferencia de nuestros pol√≠ticos, recelosos de cualquier implicaci√≥n con la actividad cineg√©tica, Sarkozy reconoce y defiende el papel de la caza afirmando que √©sta ¬ęes necesaria para el equilibrio ecol√≥gico¬Ľ.

Caza.
2
6 de enero de 2008

Las anátidas: un grupo en expansión

Palacios, Rodríguez y Yanes

La uni√≥n de agua y tierra se constituye en un medio capaz de sustentar una gran riqueza vegetal y faun√≠stica, la cual ha aprovechado el hombre desde tiempos remotos, estando √ļnicamente limitado su asentamiento por aspectos sanitarios.

Caza.
1
26 de diciembre de 2007

La caza en su estado puro

D√°maso Jorreto

Disfrutamos de una jornada de caza a gamas y muflonas con arco, y retornamos al origen de la Humanidad en una dehesa salmantina, con lluvias incesantes que nos deparó una de las caras más habituales de la cinegética, el bolo.

Caza.
0
22 de noviembre de 2007

¬ŅPor gen√©tica o por necesidad?

Rayón

Desde hace alg√ļn tiempo hay algo de lo que se suele hablar bastante, en las tertulias o mentideros de caza, de algo que √ļltimamente en algunos cazadores casi se est√° convirtiendo en una obsesi√≥n: de la pureza gen√©tica, de la bravura y del instinto de salvaci√≥n y huidizo de los animales cazables ante los humanos.

Caza.
3
11 de agosto de 2007

10 consejos para cazar conejos en verano

Paco Mateo

En muchas √°reas de caza se ha constatado en los √ļltimos meses un aumento notable en las poblaciones de conejos, con una extraordinaria capacidad repobladora en zonas concretas, caso del sur de C√≥rdoba, donde los da√Īos a la agricultura son muy importantes, y donde este a√Īo se ha acusado en gran medida en los vi√Īedos.

Caza.
0
29 de julio de 2007

¬ŅEs sana la carne de caza?

Jes√ļs SEVILLANO y otros

La carne de caza no entra√Īa ning√ļn riesgo sanitario para sus consumidores, pero no es tan sana como se pensaba. Este estudio demuestra que, por ejemplo, las especies cineg√©ticas estudiadas presentan niveles de plomo por encima de los recomendados. ¬ŅPor qu√© y qu√© consecuencias tiene esto?

Caza.
0
5 de junio de 2007

Morir por la caza

José Luis Garrido

Hay cazadores que dejaron la escopeta y se les nubla la vista cuando les hablamos de caza, porque una afición apasionante que les dio tantas satisfacciones, se truncó dramáticamente un mal día por un disparo quebrador. Por la caza nos matamos por tiro propio o ajeno y nos morimos de infarto porque nos supera la pasión. A alguno le mata el rayo del cielo y en las estadísticas se cuentan también otras muertes, como las de accidente desde o hacia el cazadero.

Caza.
4
14 de enero de 2007

Cómo aprender de los perdiceros veteranos

Miguel F. Soler

La caza de perdiz roja es, sin duda, una de las más exigentes de nuestro panorama cinegético de especies menores. Hay que ser duro, fuerte, saber por dónde moverse y cómo hacerlo para lograr poner a tiro a alguna patirroja a lo largo de la jornada, tener picardía y estar al corriente de cómo son las perdices de cada terreno. Además, se exige tirar bien y rápido, y contar con un buen perro.

Caza, Perdiz.
2
2 de enero de 2007

Una trayectoria ejemplar

José Luis Garrido

√Āngel Gracia ha reunido sin quebranto ser un buen profesional, gran trabajador y buena persona, pero como es un baturro de naci√≥n, no se le ha mojado nunca la p√≥lvora cuando ha tenido que defender la caza ante los talibanes, o la casa federativa ante esos desahogados que piensan que no tiene due√Īo.

Caza.
2
7 de diciembre de 2006

La revolución insecticida y el progreso

Juan Jerez

Los m√°s j√≥venes no conocieron la d√©cada de los cincuenta. Por aquellos tiempos se trampeaba, en cada pueblo no faltaba quien o quienes muchos d√≠as a lo largo de todo el a√Īo pon√≠an las costillas, perchas y lazos para toda clase de pajarillos y conejos, y en muchos hatos del campo ten√≠an cepos que no paraban, hoy aqu√≠ y ma√Īana all√≠.

Caza, Agricultura.
15
4 de septiembre de 2006

Mucho texto y pocos contenidos

Kodiak

Hace unos meses, tras una charla con amigos de los medios de comunicaci√≥n especializados ‚ÄĒen concreto con personas relacionadas con revistas cineg√©ticas‚ÄĒ, comentaba en una publicaci√≥n del sector que ten√≠a la sensaci√≥n de que en los √ļltimos a√Īos el car√°cter mercantilista que acecha a los distintos aspectos de la caza estaba alcanzando a los contenidos de los art√≠culos que mensualmente aparecen en las revistas.

Caza.
6
23 de agosto de 2006

Corzos y atropellos: qué hacer para evitarlos

Asociaci√≥n del Corzo Espa√Īol

En la actualidad se producen en nuestro pa√≠s en torno a 7.000 accidentes de circulaci√≥n provocados por especies de fauna silvestre. El buen estado de las carreteras, las elevadas velocidades de circulaci√≥n, la proliferaci√≥n de fauna silvestre de unos a√Īos ac√°, su expansi√≥n a zonas geogr√°ficas antes no colonizadas y en muchos casos la falta de previsi√≥n de los conductores son los causantes de los mismos.

Caza.
2
31 de mayo de 2006

¬ŅCacer√≠as por inter√©s?

Diego Ruzafa

Son muchas las cr√≠ticas que se vienen vertiendo sobre Org√°nicas sin escr√ļpulos y cacer√≠as que se vienen dando sin ninguna seriedad, s√≥lo por el inter√©s del dichoso dinero que, aunque no queramos, es el que por desgracia mueve el mundo.

Caza, Modalidades.
11
9 de marzo de 2006

Los zorzales y sus cambios

Rayón

Aunque este a√Īo parece que han venido m√°s zorzales que los anteriores hasta nuestra pen√≠nsula, estoy notando cierta alarma entre algunos cazadores, debido a que no hacen ‚ÄĒsalvo en algunas zonas‚ÄĒ tan buenas perchas de ellos como las que hac√≠an anta√Īo. Incluso empiezan a decir que √©sto se puede deber a una excesiva presi√≥n cineg√©tica sobre la especie, una presi√≥n que posiblemente haya bajado la poblaci√≥n de zorzales en Europa de forma considerable.

Caza, Modalidades.
11
1 de febrero de 2006

Ya no quiero ser Presidente de la RFEC

Rafael M. Barrachina

Después de leer y releer muchas de las intervenciones en los foros de caza y de armas, incluidas las mías, he llegado a la firme determinación de no desear la presidencia de la RFEC.

Caza, Federación.
4
30 de septiembre de 2005

Sobre terrorismo cinegético

Rafael M. Barrachina

Ando algo preocupado por las noticias sobre expedientes a varias fincas debido a la aparici√≥n de cebos envenenados, con la suspensi√≥n de la actividad cineg√©tica como primera medida y antes de que se haya producido sentencia firme. Seg√ļn las noticias, dichos expedientes est√°n en estado de inicio o de propuesta, por lo que interpreto que no ha concluido la investigaci√≥n para encontrar al o a los delincuentes.

Caza, Ecologismo.
3
13 de septiembre de 2005

Dinero bien usado, dinero desperdiciado

Julio Puertas

Parece ser que el pasado día cinco de marzo se pretendía celebrar -y digo pretendía, ya que el resultado no me anima a escribir que se celebraron- en Córdoba, en el Palacio de la Merced, unas jornadas organizadas por Ecologistas en Acción, donde esta organización intentaba exponer "la otra realidad de la caza en Andalucía", de forma demagógica, desvirtuada, y totalmente ajena a la realidad, tanto cultural como socioeconómica, histórica, y evidentemente, del contenido que tiene el desarrollo de la actividad cinegética.

Caza, Ecologismo.
5
4 de abril de 2005

Paisajes eco-compatibles

Jes√ļs Nadal

La percepción del paisaje: si llevo las manos al volante, veo un universo distinto del que puedo contemplar si soy pasajero y dedico mi atención al exterior de las ventanillas. La visión que obtengo desde la autopista también resulta distinta a la que consigo desde el AVE. En la carretera, las vallas, las basuras y los vertidos condicionan la mirada de diferente manera que las catenarias y la pedriza fecalizada, en las vías del tren.

Caza, Conservación.
1
31 de marzo de 2005

Efecto negativo de la Ley de Caza andaluza

José Carlos Taviel

Como era de esperar se ha producido y cumplido todo lo que se presagiaba sobre las repercusiones negativas que acarrearían la entrada en vigor y aplicación de la nueva ley, al quedar en ésta prohibida la caza en "terrenos libres" entre otras prohibiciones de igual o mayor relevancia.

Caza, Legislación.
9
14 de marzo de 2005

Aprender a cazar con perro

Jes√ļs Nadal

El cazador y su perro est√°n inmersos en un continuo proceso de ense√Īaza-aprendizaje de la caza. No hace muchos a√Īos las oportunidades de caza eran abundantes. Tanto, que cualquier perro que sal√≠a frecuentemente al campo, con el paso de los a√Īos, se hac√≠a excelente. La pen√≠nsula estaba llena de campeones. Por eso a pocos cazadores les interesaba conocer las t√©cnicas para ense√Īar a su compa√Īero. La riqueza de ocasiones de caza silvestre se encargaba de hacerlo.

Caza, Modalidades.
8
7 de marzo de 2005

¬ŅSabemos de Caza?

Kodiak

La √ļltima ocasi√≥n que tuve oportunidad de charlar un rato con Christian Gort√°zar, componente del equipo de investigadores del Instituto de Investigaci√≥n en Recursos Cineg√©ticos (IREC) y viejo amigo de foreros como Buck, pudimos debatir un rato sobre el contenido y desarrollo del congreso celebrado en Alemania del que acababa de llegar.

Caza, Gestión.
17
30 de agosto de 2004

Medio natural: ¬ŅGran parque de atracciones?

Joaquim Vidal

Las urbanizaciones, los polígonos, las grandes superficies, los parques temáticos, las nuevas infraestructuras viarias y de servicios, no son suficientes para reducir los espacios naturales, con todo los estamos convirtiendo en un gran circo.

Caza, Conservación.
5
28 de junio de 2004

El bosque de Sherwood

Pardal

Atendiendo la amable indicaci√≥n de un gran amigo andaluz, hago de tripas coraz√≥n y decido pasarme por el kiosko a √ļltima hora de la tarde y, previa comprobaci√≥n de no ser visto y amparado en la discreci√≥n del crep√ļsculo, adquiero el n√ļmero de Mayo del panfleto a color, titulado "Caza y Safaris", que furtiva y fugazmente camuflo en el fondo del malet√≠n.

Caza, Legislación.
2
30 de mayo de 2004

El delito del furtivismo

Cesáreo Martín

El pasado día 21 de octubre, en la Escuela Universitaria de Ingenieros Técnicos Forestales de Madrid, ante un importante colectivo de estudiantes, medios de comunicación y gestores de caza se desarrolló un Seminario con el Título: "El Delito del Furtivismo", por iniciativa de APROCA, para debatir la inclusión en el Código Penal del delito de furtivismo. Con dos ponentes de peso en materia jurídica los abogados Luis Rodríguez Ramón (Catedrático de Derecho Penal) y Alonso Sánchez Gascón (Letrado especializado en temas cinegéticos y agroforestales).

Caza, Conservación.
0
23 de octubre de 2003

¬ŅQu√© se siente cuando se mata un animal?

José Luis Garrido

La caza, adem√°s de su cara deportiva, cultiva una faceta totalmente emocional. La caza no es un espect√°culo, es una vivencia; por eso, es tan dif√≠cil de definir. Si habl√°ramos de un evento deportivo al uso, valdr√≠a describir o grabar en v√≠deo el n√ļmero de capturas como se hace con la altura del salto, el n√ļmero de goles, o el final del sprint. Pero, ¬Ņc√≥mo describe usted la emoci√≥n ante la postura del perro, cuando intuye que se le va a arrancar en instantes la perdiz y cuando la palpa tras el cobro correcto? Y la caza, como hemos apuntado, es una sucesi√≥n incontrolada de sensaciones. La caza forma parte del alma.

Caza, Ecologismo.
3
27 de agosto de 2003

El primer día de caza

José Luis Garrido

Me gustar√≠a, adem√°s de contar lo que parece que nos espera en codornices, poder hacer algunas recomendaciones a los pocos cazadores noveles, cada vez menos, que este a√Īo se incorporan en la media veda a este oficio y arte de la caza.

Codorniz, Caza.
0
11 de agosto de 2003

¬ŅAdmiraci√≥n? a cada uno la que merezca‚Ķ

Rayón

Ultimamente le he oído decir a más de un cazador, que sienten una verdadera admiración por la forma de cazar y gestionar la caza que tienen los cazadores en algunas zonas del norte peninsular. En concreto a uno de ellos le oí decir que, sobre todo, lo decía por los catalanes.

Caza, Modalidades.
0
9 de mayo de 2003

R.N. de Cazorla, Segura y Las Villas

Rafael M. Barrachina

Un día de esta pasada Semana Santa atravesé la R.N. de Cazorla, Segura y Las Villas, y marché profundamente apenado.

Caza.
2
1 de mayo de 2003

Una cuestión de Justicia Legal: los Derechos de la Caza

ACCSA

Por votaci√≥n un√°nime de los miembros que forman la Asamblea General de la Asociaci√≥n Cineg√©tica Comarcal La Safor, en sesi√≥n celebrada el 9 de febrero del 2003 en el municipio del Real de Gand√≠a (Valencia), venimos a exponer p√ļblicamente nuestra queja, ya que consideremos que se han incumplido y se incumplen los art√≠culos 148.1, 9.2, 22, y el 45, de La Constituci√≥n Espa√Īola (CE), y reclamar justicia y libertad real para los cazadores y sus agrupaciones.

Caza, Asociaciones.
0
15 de abril de 2003

En defensa de la caza: √Ātica

Virguez

Llevamos mucho tiempo los cazadores hablando de unión, se ha debatido mucho en los foros de esta página de la conveniencia de esa unión.

Caza, Asociaciones.
0
15 de marzo de 2003

¬ŅTimadores o...?

Rayón

"VENDEDORES DE HUMO", as√≠ era como titulaba una de las editoriales de la revista CAZA Y PESCA su director, mi amigo Adolfo Sanz. Y que raz√≥n ten√≠a y que bien defin√≠a este hombre a algunos personajes de los que organizan cacer√≠as, a los que venden lo que no tienen, es decir, a los que venden caza que no existe. Y claro, eso lo hacen aprovech√°ndose de la gran demanda que hay de ella dentro del mercada "cacero", pues con tan solo correr la voz de que en tal o cual sitio se va a dar una monter√≠a, o poniendo un peque√Īo anuncio de ella en cualquier medio del sector, los puestos se los quitan de las manos. Y es que los sufridos cazadores somos muy confiados, pues hasta de estos "org√°nicos" de los que jam√°s deber√≠amos fiarnos nos fiamos.

Caza, Montería.
1
30 de enero de 2003

El dinero de la caza

José Luis Garrido

Todo apunta a que la caza genera al a√Īo por encima de 1.800 millones de euros, (300.000 millones de pesetas). Conoceremos el dato en breve ya que el Gobierno ultima un trabajo para calcular el flujo econ√≥mico y ocupacional inducido por la caza. El estudio que maneja el grupo parlamentario popular en el Congreso interesa darlo a conocer para que esa parte de la sociedad no cazadora conozca la importancia econ√≥mica del sector. El trabajo, lo que de √©l se conoce, es riguroso y busca el montante total con las cantidades inducidas por los principales subsectores -quince se manejan- que lo conforman o influyen. En cualquier caso, la caza siempre ocultar√° una sustanciosa partida de dinero negro que ser√° muy dif√≠cil aflorar.

Caza, E.E.C..
0
22 de octubre de 2002

La frase que siempre se repite

Rayón

Todos los a√Īos por estas fechas, cuando termina la media veda, rara es la revista, programa de radio, o incluso en los foros o chat de algunos portales dedicados a la caza, donde no leemos o o√≠mos desde hace unos a√Īos la misma frase: Gracias a la paloma este a√Īo se ha salvado la media veda.

Gestión, Paloma, Caza.
0
10 de octubre de 2002

El presente de la Caza

Pipo

Hace pocos d√≠as lleg√≥ a mis manos una carta de la Federaci√≥n Espa√Īola de Caza. En ella se me informaba de la posibilidad de que un reconocido peri√≥dico de √°mbito nacional, y de car√°cter puramente deportivo, incluyera en su edici√≥n de los viernes un especial caza en sus p√°ginas centrales.

Caza, Federación.
4
15 de septiembre de 2002
Categorías
Adiestramiento
Agricultura
Armas
Asociaciones
Caza
Codorniz
Concursos
Conejo
Corzo
E.E.C.
Ecologismo
Equipamiento
Federación
Formación
Galgos
Gestión
Internacional
Jabalí
Legislación
Lince
Modalidades
Montería
Opinión
Paloma
Perdiz
Perros
Reclamo
Tiro
Veterinaria
Zorro

 

 

Autores