Categoria Adiestramiento

Premios y castigos para lograr el cobro

Ricardo V. Corredera

El cobro de la pieza de caza es una parte fundamental de cualquier lance que se precie. Para obtener un resultado óptimo nada mejor que darle a nuestro guía cinegético la educación correcta, basada en un sistema de premios y castigos.

Perros, Adiestramiento.
8
22 de octubre de 2009

Nuestro perro… ¡en forma!

David Rubio Alza

Concluida la temporada de caza y a la espera de la próxima media veda, nuestros auxiliares caninos entran en un largo periodo de inactividad, durante el cual pierden toda su excelente condición física conseguida durante la temporada, llegando al siguiente periodo de caza, si no lo evitamos, en baja forma, con los consiguientes problemas.

Perros, Adiestramiento.
1
13 de junio de 2009

Collares electrónicos: uso y manejo

David Rubio Alza

Siguiendo con el aprendizaje para el correcto uso del collar electrónico, debemos explicar la necesidad del aprendizaje de tres conductas y no solamente una.

Perros, Adiestramiento.
6
2 de mayo de 2009

Educar perros de muestra

Eduardo de Benito

Ya nadie pone en duda la necesidad de adiestrar a un perro de caza y que su educación ha calado hondo en el cazador con perro de muestra, siendo suficiente con acercarse a las revistas del sector y a los foros de Internet para ver el interés que el tema despierta.

Perros, Adiestramiento.
15
20 de febrero de 2009

El perro de puesto (y III)

Jes√ļs Barroso de la Iglesia

Despu√©s de los anteriores art√≠culos sobre el tema, alguno al haberlos le√≠do ha podido dar por finalizado el entrenamiento del cobro para un perro de puesto. Esta √ļltima parte quiz√°s tenga m√°s un enfoque hacia las competiciones y concursos de retriever que hacia la caza.

Perros, Adiestramiento.
2
2 de febrero de 2009

El perro de puesto (II)

Jes√ļs Barroso de la Iglesia

Lo más corriente es comenzar a entrenar el cobro en forma de juego con una pelota de tenis. Está bien, pero cuidado con abusar de la pelota ya que al botar y rodar motiva en exceso al perro y puede crearle ansiedad, que normalmente se suele traducir en boca dura, de modo que las pelotas sólo al principio.

Perros, Adiestramiento.
8
23 de enero de 2009

El perro de puesto

Jes√ļs Barroso de la Iglesia

El perro de puesto tiene que tener un buen instinto de cobro, con buena inteligencia funcional, que es eso llamado también adiestrabilidad, y tranquilo, y finalmente y para mí lo más importante, debe ser un especialista.

Perros, Adiestramiento.
5
16 de enero de 2009

Collares electrónicos

David Rubio Alza

Todav√≠a hoy en d√≠a hay mucha gente que piensa que la letra con sangre entra, y trasladando este refr√°n a nuestros fieles compa√Īeros de aventuras cineg√©ticas, es com√ļn ver todav√≠a dar unos cuantos palos al perro cuando agotan nuestra paciencia y desobedecen nuestras √≥rdenes, realizan conductas indeseables o no paran de levantar y correr las piezas alocadamente‚Ķ

Perros, Adiestramiento.
4
29 de noviembre de 2008

El patrón

David Rubio Alza

Para los amantes del perro de muestra no hay imagen m√°s bella que ver a dos o m√°s perros cazando en perfecta armon√≠a. Esto supone que la b√ļsqueda ha de ser independiente, pero que en el momento en que uno de ellos descubra caza y la muestre los dem√°s lo respeten patroneando, es decir, mostrando la muestra.

Perros, Adiestramiento.
2
2 de octubre de 2008

El cobro ideal (III): cobro forzado

David Rubio Alza

Ya hemos visto cómo debía ser un cobro en óptimas condiciones y los pasos a seguir para conseguirlo. Pero esto no siempre es así y nos podemos encontrar individuos problemáticos que se niegan a cobrar por las buenas. Con ellos tendremos que actuar con mano dura y utilizar otros métodos que no son nada aconsejables en condiciones normales, pues son traumáticos para el perro, pero, en fin, no nos queda otra solución…

Perros, Adiestramiento.
5
18 de septiembre de 2008

El cobro ideal (II): del apport a la pieza

David Rubio Alza

A la hora de trabajar el cobro con nuestro perro nos podemos encontrar desde el animal que no cobra hasta aquél apasionado por traernos diversos objetos cada vez que se lo pedimos, pasando por el que sólo le interesan las piezas de verdad, el que trae, pero sólo una o dos veces, etc. Luego está el tipo de boca que presentan, desde los que portan dulcemente hasta los que machacan e incluso se comen la caza. Trataremos de conseguir sacar lo mejor de nuestro perro.

Perros, Adiestramiento.
5
4 de agosto de 2008

La muestra: errores a corregir

David Rubio Alza

Mientras ense√Īamos a nuestro perro de caza a realizar una muestra correcta es normal que surjan diversos problemas que debemos corregir para conseguir, finalmente, una buena consolidaci√≥n de esta acci√≥n de caza.

Perros, Adiestramiento.
2
23 de abril de 2008

Problemas en el cobro: boca dura

David Rubio Alza

Durante el cobro o recuperación de la pieza abatida por parte de nuestro perro nos podemos encontrar con una serie de problemas de diferente origen y entidad, unas veces serán por problemas propios del perro (poca afición al cobro, nerviosismo, estrés) y otras veces serán culpa nuestra, bien por poca dedicación a las labores de entrenamiento o por manejos incorrectos durante el adiestramiento.

Perros, Adiestramiento.
4
31 de marzo de 2008

Cobro ideal (I)

David Rubio Alza

La √ļltima fase de la acci√≥n de caza, recuperar la pieza abatida por nuestro disparo, se convierte en muchas ocasiones en un verdadero quebradero de cabeza para el cazador de especies de menor. Veamos c√≥mo resolverlo.

Perros, Adiestramiento.
2
20 de febrero de 2008

El Setter Irlandés: rastro, muestra y cobro

David Rubio Alza y José Antonio Pérez Garrido

Bello por su constituci√≥n y su manto de un color rojo pr√≥ximo al caoba, a√ļna unas excelent√≠simas prestaciones en la caza que hacen de √©l un grand√≠simo compa√Īero para los amantes de la caza con perros de muestra.

Perros, Adiestramiento.
7
29 de enero de 2008

Cobro en el agua

David Rubio Alza

El cobro en el medio acu√°tico exige al perro sacar todas sus cualidades para recuperar, en un medio que no es el suyo, la pieza abatida o herida por el cazador. Otro factor en contra del perro es la temperatura del agua, que en invierno es muy baja, y no todos lo llegan a soportar. Adem√°s, los rastros en el agua se difuminan antes, la pieza se puede sumergir entre la vegetaci√≥n ribere√Īa, la corriente puede dificultar alcanzarla‚Ķ En fin, m√°s complicaciones a la labor del cobro.

Perros, Adiestramiento.
0
7 de enero de 2008

Perros y ladridos excesivos

Manuel L√°zaro Rubio

Las quejas motivadas por los ladridos exagerados o los aullidos de los perros, lejos de ser una simple molestia o una frivolidad, ante denuncias de los vecinos (que pueden ser justificadas) se convierten en un grave problema que en algunos casos nos obligar√° a tomar medidas m√°s o menos dr√°sticas.

Perros, Adiestramiento.
1
3 de octubre de 2007

Los principales problemas en el cobro

Ricardo V. Corredera

El cobro supone el acto consumatorio de la secuencia de depredaci√≥n. Es por tanto el momento de mayor satisfacci√≥n para el perro. ¬ŅPor qu√© entonces nos encontramos con perros que se niegan a recoger la pieza del suelo, o no muestran inter√©s por encontrarla una vez abatida?

Perros, Adiestramiento.
1
8 de agosto de 2007

Las razas m√°s adiestrables

Antonio López Espada

Los aficionados a la caza buscamos un perro que aprenda r√°pido, que no pierda el rastro del conejo, que no levante las perdices fuera de tiro, que no corra alocadamente detr√°s de las liebres, que consiga encontrar todas las piezas abatidas... Pero, ¬Ņcu√°les son las razas que m√°s f√°cilmente asimilan el adiestramiento y que antes aprender√°n a cazar bien?

Perros, Adiestramiento.
1
2 de julio de 2007

Selección y crecimiento del cachorro

Víctor Martínez Esandi

Son muchas las l√≠neas escritas sobre este tema, pero visto la cantidad de consultas que recibimos sobre este tema, me he animado a compartir lo que sobre el mismo opino, bas√°ndome en a√Īos de observaciones y estudios realizados al respecto. Lo primero que debemos plantearnos a la hora de elegir un cachorro, es qu√© tipo de caza es la que vamos a realizar y en qu√© estado f√≠sico nos encontramos.

Perros, Adiestramiento.
10
10 de abril de 2007

El respeto al vuelo

Jes√ļs Barroso de la Iglesia

Recuerdo hoy con cierta nostalgia las historias que contaban los cazadores for√°neos, aquellos que ven√≠an de las capitales norte√Īas a cazar nuestra perdiz porque ellos s√≥lo ten√≠an malviz para descargar la de los ojos negros sobre alg√ļn blanco vol√°til, parece mentira que hoy somos algunos de aqu√≠ los que subimos m√°s al norte tras la Dama‚Ķ

Perros, Adiestramiento.
5
30 de enero de 2007

Jerarquía social, base del adiestramiento

Jes√ļs Barroso de la Iglesia

Se han vertido r√≠os de tinta sobre el tema que titula este art√≠culo, han sido muchos los autores que han tratado el tema de la jerarqu√≠a social en los c√°nidos a trav√©s de publicaciones gr√°ficas o audiovisuales, quiz√°s el primero en ser capaz de llegar al gran p√ļblico fue F√©lix Rodr√≠guez de la Fuente a trav√©s de su serie televisiva El Hombre y la Tierra.

Perros, Adiestramiento.
7
21 de enero de 2007

El collar de impulsos eléctricos

Víctor Martínez Esandi

En nuestros o√≠dos resuenan los consejos y haza√Īas de conocidos (y conocidos de conocidos) que cuentan las alabanzas de esos taratantos euros que invirtieron en el susodicho ‚Äúcollar electr√≥nico‚ÄĚ, y les solucion√≥ aquel problema de distancia e indisciplina que ten√≠a con su perro... y que con cuatro ‚Äúlatigazos‚ÄĚ solucionaron con la misma facilidad que un mago saca un conejo de la chistera.

Perros, Adiestramiento.
13
6 de noviembre de 2005

El cobro forzado

Jes√ļs Barroso de la Iglesia

Cuando en su d√≠a escrib√≠ el art√≠culo sobre el cobro y sus problemas, al llegar al tema que hoy trataremos, es decir, el cobro forzado, lo pas√© por alto e hice un “dribling” para dejarlo de lado, ya que el tema en cuesti√≥n me parece de una complejidad suficiente como para dedicarle algo m√°s que una menci√≥n o una explicaci√≥n corta.

Perros, Adiestramiento.
19
17 de octubre de 2005

La muestra: ¬Ņnariz, cabeza o educaci√≥n?

Jes√ļs Barroso de la Iglesia

La muestra, la parada que hace un perro de caza al llegarle una emanaci√≥n, es una forma de lenguaje, es la manera que el perro de muestra utiliza para comunicarse con nosotros, para decirnos ‚Äúaqu√≠ est√° lo que est√°bamos buscando‚ÄĚ. Pero no s√≥lo es eso, la muestra es comodidad para el cazador, el perro queda est√°tico con la codorniz o perdiz y espera nuestra llegada, nos da tiempo a prepararnos, respirar hondo y culminar un lance que dif√≠cilmente se podr√° borrar de nuestra mente, acertemos a la pieza o no; de cualquier forma no se olvidar√°, ¬Ņverdad que no?

Perros, Adiestramiento.
17
24 de junio de 2005

Problemas con el cobro

Jes√ļs Barroso de la Iglesia

Desde hace ya tiempo vengo observando que uno de los problemas m√°s frecuentes con los que se encuentra el cazador con perro de muestra es el cobro. Es m√°s com√ļn de lo que quisi√©ramos, encontrarnos con perros que no portan, o que no traen, o que entierran las piezas o que se las tragan. Normalmente el cazador pide soluciones para estos problemas sin m√°s, quieren saber como corregir esta u otra actitud de su perro, pero para conseguirlo la mejor soluci√≥n es mirar hacia atr√°s, buscar cual fue la causa, la raiz, el detonante que provoc√≥ la actual actitud del can. Yo digo que fuimos nosotros mismos la mayor√≠a de las veces los causantes del problema.

Perros, Adiestramiento.
26
10 de marzo de 2005
Categorías
Adiestramiento
Agricultura
Armas
Asociaciones
Caza
Codorniz
Concursos
Conejo
Corzo
E.E.C.
Ecologismo
Equipamiento
Federación
Formación
Galgos
Gestión
Internacional
Jabalí
Legislación
Lince
Modalidades
Montería
Opinión
Paloma
Perdiz
Perros
Reclamo
Tiro
Veterinaria
Zorro

 

 

Autores