El perro de sangre

Funciones del delegado territorial de AEPES

La Asociación Española del Perro de Sangre, como su nombre ya indica, tiene una vocación de implantación y difusión a nivel nacional. Para ello, además de la Junta Directiva, se ha organizado con una distribución en delegaciones territoriales.

Fernando La Chica de Damas

28/07/2018 | 3219 lecturas

Al frente de cada una de estas delegaciones se designa por la Junta Directiva un Delegado Territorial (en adelante D.T.). Esta persona es elegida entre aquellos asociados que voluntariamente quieran asumir dicha responsabilidad. Actualmente existen las siguientes:

  • Andalucía Occidental y Oriental
  • Asturias y Cantabria
  • Castilla-La Mancha
  • Castilla y León
  • Catalunya, Aragón y Andorra
  • Extremadura
  • Madrid
  • País Vasco y Navarra
  • Portugal
  • La Rioja
  • Valencia y Murcia
  • Galicia

Todas tienen una persona asignada, a excepción actualmente de Castilla y León, Valencia/Murcia y Galicia.

A continuación, vamos a aproximarnos a las funciones que debe tratar de desarrollar el DT en su área de acción, desde una vertiente interna (hacia los socios y organización) como externa (hacia terceros).

Perro de sangre

Funciones internas

Atención personalizada a los asociados

La persona que decide formar parte de esta asociación busca encontrar un grupo de gente con su misma afición que, para todos nosotros, son la caza y los perros. Por eso debemos recibir a cada nuevo miembro como un compañero más, siendo el DT el responsable de darle la bienvenida, contactando personalmente con él, presentándose, conociendo un poco su perfil personal, así como ofreciendo su colaboración en aquello que pueda necesitar.

En particular, creo es importante saber un poco de cada socio, si tienen perro o no, raza del mismo, qué experiencia tienen en relación al rastreo, qué tipo de caza practica más habitualmente, etc. Asimismo, se le informa de la existencia de un grupo de chat regional (del que el DT es administrador) comentando sus reglas y, si autoriza formar parte del mismo, presentándole así al resto del grupo.

Por otra parte, si un socio decide abandonar la asociación, es responsabilidad del DT tratar de comunicarse con él para averiguar los motivos de su decisión, por si es una causa imputable a la organización, informar a la directiva y así tratar de mejorar o solucionar el tema a futuro.

Es fundamental que el DT sea fácilmente accesible a los socios

Es fundamental que el DT sea fácilmente accesible a los socios, con el fin de poder canalizar todo tipo de sugerencias e inquietudes que le puedan transmitir, sea en relación con actividades, colaboraciones, etc.

Actividades

El fundamental objetivo de AEPES es la difusión del rastreo de piezas heridas con la ayuda de perros de «sangre». Por ello, una de las funciones de los DT es la organización de actividades que tiendan a ello. Para lograr ese objetivo, se trata de realizar entre otras las siguientes:

-Reuniones de socios. La finalidad de las mismas es, además de hacer grupo para conocernos mejor, fomentar el trabajo de los equipos (perro-rastreador) mediante la realización de marcaje de rastros iniciales/avanzados de entrenamiento con el fin de poder conocer el grado de adiestramiento de los mismos, y puesta en común de experiencias, para así poder dar a cada equipo los consejos para perfeccionar el trabajo de ambos. También es importante animar a los socios e insistirles en la necesidad de que den publicidad a la actividad de rastreo en sus ámbitos cinegéticos.

-Cursos de iniciación teórico-prácticos. Organizar este tipo de cursos requiere contar con la presencia de gente especialmente cualificada que transmita a los asistentes unos conocimientos básicos en diversos temas relacionados con el rastreo, como pueden ser: adiestramiento básico del perro, material de rastreo, marcaje de rastros, reconocimiento de indicios y heridas, etc.

-Pruebas de acreditación. Una continuación de lo expresado en el punto anterior es tratar de fomentar que haya equipos de rastreo que trabajen con el objetivo de presentarse a las pruebas de acreditación que periódicamente organiza AEPES. La finalidad es lograr superarlas y obtener el reconocimiento de «equipo acreditado», lo que supone la culminación del entrenamiento de esta complicada prueba (rastro de 24 horas de antigüedad, un kilómetro de distancia, 250 cc sangre, diferentes dificultades en el recorrido, etc.).

Relación con la Junta Directiva

Debe ser una correa de transmisión y tratar de estar en permanente conexión con la misma, trasladando las cuestiones o incidencias de relevancia, así como informando de temas de interés común a otras delegaciones, y de las actividades desarrolladas en su territorio. Asimismo, el DT debe colaborar con el presidente o vocales en las reuniones con diferentes organismos o entidades que pudiesen tener lugar en su zona.

Perro de sangre

Funciones externas

Van dirigidas a lograr los objetivos de AEPES, siendo las más relevantes:

Presentación a otras entidades y grupos

Contactar con orgánicas de caza, sociedades de cazadores, grupos de caza, cotos privados, clubs de arqueros, directamente o a través de socios y amigos.

El objetivo común a ello es ofrecer un conocimiento sobre la necesidad de realizar rastreos de las piezas heridas, por la necesidad de evitar sufrimientos innecesarios, por lograr la recuperación de la carne, mejorar el control especies abatidas a nivel del resultado del plan técnico del coto, etc.

A través de ese contacto, se busca lograr la presencia y/o contacto con rastreadores de AEPES en las diversas modalidades de caza mayor sea en montería, batidas, recechos o aguardos.

Coordinación de los requerimientos de solicitud de rastreo

Para el caso de que se comunique por un socio o cualquier cazador, la petición de una solicitud de rastreo de una pieza herida en su ámbito territorial, el DT debe de activar un protocolo que tenga como fin lograr que acuda al rastreo un «equipo conductor-perro acreditado» y, si no fuera posible que acudiese este, que lo hiciese algún socio con su perro, siempre voluntariamente.

En la web www.aepes.es se puede consultar el teléfono de contacto de los delegados territoriales para poner en funcionamiento ese protocolo de colaboración para rastrear la pieza herida.

Posteriormente, debe ocuparse de que el rastreador cumplimente la ficha de rastreo, documento que recoge una serie de datos sobre el mismo y que sirve para emitir el informe anual de rastreos, un amplio documento estadístico sobre el rastreo en España y que viene publicándose desde el año 2009.

Reuniones con organismos públicos y entidades diversas

Es una labor primordial exponer a los organismos responsables de la actividad cinegética los objetivos de AEPES. Las finalidades son varias y, entre otras, destacan: lograr el reconocimiento y difusión de la actividad de rastreo, para obtener el necesario amparo normativo (leyes de caza, órdenes de veda); su presencia en los temarios de los exámenes del cazador para obtener la licencia de caza; acudir a charlas en la formación de los agentes forestales, de reservas y cotos públicos de caza.

En especial, resulta de gran interés que en los Manuales del Cazador se introduzcan referencias al rastreo, pues es una vía para que los jóvenes cazadores conozcan la necesidad de esta actividad como aspecto ético primordial de la caza.

Asistencia a ferias de caza

Nuestra presencia en estos eventos, organizando pequeñas demostraciones prácticas, ofreciendo información al gran público y enseñando lo que es nuestra actividad, es otro modo de acercarse a los cazadores y resto de personas.

Perro de sangre

Conclusión

En resumen, el DT debe lograr, en su zona de acción, aumentar la implicación de los asociados en todo lo relacionado con la actividad del rastreo y el trabajo con sus perros, así como difundir en todos los ámbitos posibles la filosofía y objetivos de AEPES en orden a lograr esa visión ética de la caza.

Fernando La Chica de Damas

Delegado territorial de Andalucía occidental de AEPES

 

Comentarios

 

Este artículo pertenece a la serie:

El perro de sangre

Caza noble, digna y respetuosa con la pieza abatida

Esta serie especial sobre el perro de sangre está compuesta por siete artículos que iremos publicando a lo largo de los próximos 7 días. Entre ellos, la Asociación Española del Perro de Sangre (AEPES) realiza un repaso a su labor, de dónde vienen y hacia dónde se dirigen. También se puede leer un interesantísimo texto que aborda el entrenamiento del perro de sangre contado por el mismo perro, no tiene desperdicio. Sigue el Programa Reservas de AEPES, otorgando la relevancia que ostenta el perro de rastro en los recechos de las reservas nacionales de caza, y se termina con las distintas iniciativas de la asociación para la formación en el seguimiento del rastro de sangre.

Leer más
Otros artículos de Fernando La Chica de Damas

Funciones del delegado territorial de AEPES
(28/07/2018)

Artículos relacionados con 'Perros'

El pachón navarro
Manuel Serna

El braco alemán
José Octavio Guerra

El perdiguero de Burgos
Agustín Pigazos

El drahthaar, tenaz y eficaz en entornos complicados
Eulogio Blasco Sanz

El springer spaniel inglés
Cristóbal Bonet

Más +
Top 5 artículos más leídos

10 calibres para la nueva temporada
R. González Villarroel (220988 lecturas)

Los otros calibres que no son del 12
Pedro A. Suárez (186622 lecturas)

Diez razas de perros para disfrutar de la temporada
E. B. y J. A. C. (173587 lecturas)

Antes de salir de caza: ¿su escopeta le queda bien?
Gonzalo Gómez Escudero (127810 lecturas)

Rifles para caza mayor, pero... ¿Cuánta precisión se necesita?
Pedro A. Suárez (120246 lecturas)