Artículos de Patricio Mateos-Quesada

Examen de supervivencia

Patricio Mateos-Quesada

Parece que todas las especies deben pasar por su particular calvario, por su cuello de botella en el que cíclicamente se produce una brutal selección en donde los animales peor dotados pagan su tributo, en muchas ocasiones con su propia vida.

Gestión, Jabalí.
4
13 de julio de 2009

¬ŅC√≥mo censar al corzo?

Patricio Mateos-Quesada

Nos acercamos a una nueva temporada de la caza del corzo, pero no todos podemos hacerlo bajo similares perspectivas: cazadores, propietarios, gestores e incluso científicos, cada uno bajo su capota, mochila o carpeta, guarda una razón con la que acometer esta nueva temporada.

Gestión, Corzo.
0
30 de abril de 2009

El despertar de abril

Patricio Mateos-Quesada

Abril es un mes generoso, de abundancia y de regeneración. También lo es de preparación para lo que está por venir si atendemos a los estiajes del sur peninsular donde el alimento escaseará hasta apartar a muchos individuos de manera definitiva. Pero abril es, sobre todo, una carrera y la opción obligada por la que deben pasar individuos de multitud de especies para desarrollarse casi de manera definitiva, junto con mayo, y poder alcanzar el estado de adulto.

Gestión, Jabalí.
0
24 de abril de 2009

El renuevo poblacional

Patricio Mateos-Quesada

Buena parte de los comentarios respecto a la biología del jabalí que hicimos durante el mes anterior, bien podrían aplicarse para marzo, ya que ambos meses pueden considerarse de paridera en ambiente mediterráneo, y ser, además, marzo el periodo en el que comienzan los partos en las latitudes más septentrionales.

Gestión, Jabalí.
0
24 de abril de 2009

Aumentar densidades

Patricio Mateos-Quesada

La expansi√≥n que ha experimentado el corzo en los √ļltimos a√Īos es bien conocida por los aficionados o estudiosos de este c√©rvido. Desde las poblaciones estables existentes en la Cornisa Cant√°brica se han expandido, y lo siguen haciendo, por todo el sur de los Pirineos hacia el este; y de esas mismas poblaciones, hacia el sur, se introducen paulatinamente por todas aquellas sierras y arboledas con un m√≠nimo de condiciones para albergar a la especie.

Gestión, Corzo.
1
24 de marzo de 2009

Partos y trofeos, por separado

Patricio Mateos-Quesada

Febrero viene marcado por la finalización de la caza mayor. Es tiempo de cuentas y balance de la temporada cinegética, tanto en lo personal como en el resultado de las diversas monterías celebradas en las diferentes fincas o comarcas.

Gestión, Jabalí.
1
25 de febrero de 2009

Escasez y abundancia al tiempo

Patricio Mateos-Quesada

Enero. Comienzo de a√Īo y ecuador de la temporada de la caza mayor. Pero en lo que al jabal√≠ respecta, a√ļn no se ha cruzado el eje central de su ciclo vital una vez establecido su inicio con el celo de la especie. Ser√≠a √©ste un mes duro en un an√°lisis c√≥modo; es decir, sin preocuparnos mucho de desmembrar lo que sucede en las diferentes poblaciones peninsulares de la especie.

Gestión, Jabalí.
0
20 de enero de 2009

La deriva de los sexos

Patricio Mateos-Quesada

Diciembre marca un nuevo punto de inflexión en el comportamiento entre los individuos de diferentes sexos en el jabalí. El celo está pasando y los machos comienzan a tomar rumbos diferentes al de las hembras. Gestación, ahora, y paridera y cuidado de la cría, después, no es cosa de ellos y cada hembra debe afrontar por sí misma toda la crianza.

Gestión, Jabalí.
1
22 de diciembre de 2008

El apogeo del celo

Patricio Mateos-Quesada

Lejos quedan ya los rigores y las consecuencias de las penurias estivales. Por muy mal que la oto√Īada haya comenzado, los individuos han recuperado fuerzas y es muy diferente la composici√≥n de los grupos y las migraciones que √©stos hacen entre el sustento diario y el encame. Ahora existe una cuesti√≥n por encima del resto en las ocupaciones de los jabal√≠es: el celo. Un celo que lo condiciona todo y que de alguna manera marca el arranque del ciclo en la especie.

Gestión, Jabal.
0
23 de noviembre de 2008

La salvación de la bellota

Patricio Mateos-Quesada

Pasado septiembre, pasadas las penurias. Las lluvias ca√≠das hasta ahora y a lo largo de este mes, a√ļn sin ser abundantes, dar√°n a los campos un cambio que resultar√° ser vital para muchos extenuados jabal√≠es despu√©s del largo transcurrir por el est√≠o.

Gestión, Jabalí.
0
28 de octubre de 2008

La supervivencia de los mejores

Patricio Mateos-Quesada

Comienza el recorrido que proponemos a nuestros lectores sobre la biolog√≠a y gesti√≥n del jabal√≠. Tal y como sucediera con la anterior serie sobre el corzo, proyectaremos a lo largo de un a√Īo y narraremos en cada uno de los meses lo que acontece, paso a paso, en el ciclo anual del jabal√≠.

Gestión, Jabalí.
1
22 de septiembre de 2008

Tras los pasos del duende

Patricio Mateos-Quesada

A vueltas con el corzo y ya en los confines de la primavera con el verano, muchos buscan en esta especie un sabor diferente al disfrutado en temporada de la mayor. La caza del corzo supone la antítesis de la algarabía ligada a las pasadas monterías y, el pausado rececho en su busca, nos lleva de la mano al contacto tranquilo e íntimo con la naturaleza.

Gestión, Corzo.
0
24 de julio de 2008

El inicio del ciclo vital

Patricio Mateos-Quesada

Mayo es el mes en el que podemos establecer el inicio del ciclo del corzo desde el punto de vista de la biolog√≠a de la especie. El fin √ļltimo de cada individuo, tanto en machos como en hembras, ser√° perpetuar sus genes en la siguiente generaci√≥n, y las cr√≠as son las depositarias de esa √ļltima voluntad biol√≥gica propia de la especie, la capacidad de sobrevivir de sus progenitores y la destreza del macho a la hora de conseguir un veh√≠culo para sus prop√≥sitos, se materializa en forma de un nuevo ser para la siguiente generaci√≥n.

Gestión, Corzo.
0
29 de mayo de 2008

Resurgen los machos

Patricio Mateos-Quesada

La convergencia parece llegar, por fin, a nuestras poblaciones ibéricas de corzo después de varios meses con notables diferencias en lo referido a sus actividades y a sus momentos biológicos.

Gestión, Corzo.
0
30 de abril de 2008

El sacudir del invierno

Patricio Mateos-Quesada

Ya podemos establecer el paso del período más duro para buena parte de los corzos peninsulares, aunque, como viene siendo habitual en el conjunto de la población ibérica, la más dura para algunos estará por llegar con los calores del estío.

Gestión, Corzo.
1
20 de marzo de 2008

Divergencias norte-sur

Patricio Mateos-Quesada

De nuevo febrero se presenta como un mes donde las diferencias comportamentales entre las poblaciones de corzo, siguen siendo conspicuas. Podemos seguir hablando del corzo del norte y el del sur, del que mantiene una territorialidad anual y del que está sufriendo los mayores rigores invernales de la Península.

Gestión, Corzo.
0
8 de febrero de 2008

Combates y holganza

Patricio Mateos-Quesada

De nuevo nos encontramos en enero con un momento del a√Īo en el que parecen re√Īidas las conductas en las diferentes poblaciones ib√©ricas de corzo, m√°s en lo que respecta a los machos y no tanto en las hembras.

Gestión, Corzo.
0
8 de enero de 2008

√Čpoca de diferencias

Patricio Mateos-Quesada

En el anterior cap√≠tulo sobre la biolog√≠a del corzo aclaramos c√≥mo el clima condicionaba el arranque y final de sus diferentes ciclos. Y si este punto est√° aclarado, ¬Ņqu√© m√°s cuestiones cabr√≠a considerar en relaci√≥n al clima y los ciclos del corzo? Pues precisamente esto: los arranques y los finales de cada ciclo.

Gestión, Corzo.
0
5 de diciembre de 2007

Conductas poblacionales

Patricio Mateos-Quesada

Resulta evidente la diferencia que entre dos poblaciones se establece en la Espa√Īa peninsular a la hora de fijar los patrones b√°sicos de la conducta. Dos poblaciones diferentes sobre todo en aspectos comportamentales que no tanto morfol√≥gicas; a este respecto, cabr√≠a hacer otras consideraciones que no vamos a tratar en este cap√≠tulo.

Gestión, Corzo.
0
21 de noviembre de 2007

Octubre corcero

Patricio Mateos-Quesada

Entramos en época de paréntesis para la especie. Tal y como vimos en el mes anterior, el celo ha finalizado definitivamente y bien podríamos hablar de aquello con lo que tanto relacionamos a esta especie: el silencio.

Gestión, Corzo.
0
10 de octubre de 2007

Tiempo de gestionar

Patricio Mateos-Quesada

Dos intereses diferentes, el de los machos y el de las hembras, que nos conducen a dos circunstancias bien distintas para analizar en el corzo durante el mes de septiembre. Podemos incluso establecer dos puertas que comienzan a cruzar nuestras poblaciones en función del lugar en el que se encuentren dentro del solar peninsular.

Gestión, Corzo.
0
24 de septiembre de 2007

Celo y algo m√°s

Patricio Mateos-Quesada

Hasta bien poco, el sabor de la caza mayor en verano era de √ļnico plato. Cu√°ntas noches llenaba el jabal√≠ las ilusiones de tantos aficionados y calmaba el desasosiego producido por el obligado par√≥n entre ambas temporadas de la mayor: una, la noche de la ronda o el aguardo, y otras mil con la ilusi√≥n de su llegada. Ahora el corzo es parte de esa espera entre ambas temporadas.

Gestión, Corzo.
0
20 de agosto de 2007

El corzo en la Sierra de San Pedro

Patricio Mateos-Quesada

Es la evoluci√≥n de las poblaciones extreme√Īas de corzo todo un fen√≥meno en el que entran a formar parte numerosas variables relacionadas con la naturaleza. De una poblaci√≥n que debi√≥ ocupar buena parte de nuestras sierras y montes, a principios de los a√Īos ochenta se ve√≠a relegada al √ļnico lugar de Extremadura: los aleda√Īos del pico Villuercas.

Corzo.
0
25 de abril de 2007
Categorías
Adiestramiento
Agricultura
Armas
Asociaciones
Caza
Codorniz
Concursos
Conejo
Corzo
E.E.C.
Ecologismo
Equipamiento
Federación
Formación
Galgos
Gestión
Internacional
Jabalí
Legislación
Lince
Modalidades
Montería
Opinión
Paloma
Perdiz
Perros
Reclamo
Tiro
Veterinaria
Zorro

 

 

Autores