Art√≠culos de Miguel √Āngel Romero

Codornices de ayer, de hoy y…

Miguel √Āngel Romero

Y al volver la vista atr√°s se ve la senda que nunca se ha de volver a pisar‚Ķ Cierto. O que a nuestro parecer, cualquier tiempo pasado fue mejor. Oigan, que en el caso de las codornices cuantitativamente el pasado fue mejor. Eso se lo digo yo. Y si quieren se lo subrayo. Es m√°s, les juro que desde hace sesenta a√Īos las codornices vienen menguando, con ligeros repuntes, pero menguando al fin y al cabo.

Opinión.
24
6 de agosto de 2014

Las perdices rojas autóctonas, en picado…

Miguel √Āngel Romero

Nadie negar√° que apenas hay perdices aut√≥ctonas en nuestros campos y que de algunos de ellos han desaparecido por completo. ¬ŅEstamos de acuerdo? Tambi√©n hay contados lugares en Espa√Īa donde se las ven y se las desean para mantener su existencia, restaurando h√°bitat.

Gestión.
26
19 de junio de 2013

La becada, cada a√Īo m√°s acosada en Espa√Īa

Miguel √Āngel Romero

La disminución, cuando no la ausencia, de caza menor en nuestro país, está propiciando que un importante contingente de cazadores vuelva sus escopetas hacia la becada.

Becada.
3
4 de marzo de 2013

Conejos y liebres, siempre un problema

Miguel √Āngel Romero

Lamentablemente con los aprovechamientos cineg√©ticos de conejos y liebres, lo que siempre se ha llamado la caza del pelo, la m√°s popular en nuestros pueblos, siempre tenemos un problema: o hay tan pocos que casi son meramente testimoniales en nuestros cotos o su abundancia llega a provocar graves da√Īos en los cultivos, en las vides, en los √°rboles.

Gestión.
0
15 de junio de 2012

¡Nos vamos de caza de conejos con hurón!

Miguel √Āngel Romero

Cazar conejos con hur√≥n no es una modalidad en extinci√≥n. Ni mucho menos. Es una manera eficaz de controlar las plagas conejeras y de forzar a los conejos a dispersarse, para que cuando, tarde o temprano, hagan acto de presencia las dos temidas enfermedades, no les pillen a todos juntos como a los ciervos de La Rioja. Y si el conejo se reparte, los da√Īos ‚ÄĒcaso de que los hubiere‚ÄĒ, ni son tantos, ni son tan aparatosos. Es m√°s, en muchos casos, hasta pasar√≠an desapercibidos.

Gestión.
9
26 de abril de 2011

Cómo controlar con efectividad los depredadores

Miguel √Āngel Romero

El grupo de los c√≥rvidos es tan numeroso como para contemplarlo en un solo art√≠culo, de ah√≠ que me centre en cuervos y urracas, dos especies que he estudiado durante muchos a√Īos. Como los c√≥rvidos inciden de forma directa en los nidos de casi todas las especies, me he permitido adjuntar fotograf√≠as de nidos con huevos y cr√≠as que comienzan en la avutarda y terminan en los gorriones, sin pasar por alto los de urracas y cuervos.

Gestión.
7
22 de agosto de 2009

Réquiem por las liebres: culpable, la Administración

Miguel √Āngel Romero

La situaci√≥n, seg√ļn denuncian todos los sectores implicados, no puede ser m√°s dram√°tica. Las liebres se han muerto en Castilla y Le√≥n, se han encontrado cad√°veres de cientos de ellas y las poblaciones de esta especie cineg√©tica se han reducido a niveles alarmantes.

Gestión.
5
17 de febrero de 2009

Así es el verdadero cazador a rabo

Miguel √Āngel Romero

Al cazador a rabo la nueva temporada le ilusiona, como absolutamente todas las dem√°s. El cazadora rabo sale al campo a cazar y le duele la precariedad de cualquier especie, no va en pos de una determinada, va a lo que se tercie en absoluta y muy buscada soledad, √ļnicamente compartida con su perro. Los resultados venatorios del cazador a rabo no se miden por la cantidad de piezas cobradas. Lo m√°s importante, su comuni√≥n con la naturaleza.

Modalidades.
0
16 de diciembre de 2008

La hora de la verdad venatoria

Miguel √Āngel Romero

Ya se da el disparo de salida a la temporada venatoria que tiene como principal objetivo al jabal√≠. De media Espa√Īa para arriba surgen m√ļltiples oportunidades en esas cacer√≠as cochineras que preocupan y ocupan a un gran n√ļmero de cazadores, en una afici√≥n que se multiplica exponencialmente a√Īo tras a√Īo. De todo ello, y de la abundancia de jabal√≠es, escribe un experto, Miguel √Āngel Romero, que nos da pautas de actuaci√≥n en este campo.

Jabalí.
1
6 de octubre de 2008

Cada a√Īo hay m√°s torcaces

Miguel √Āngel Romero

La torcaz sólo defrauda en la mayor parte de los puestos fijos tradicionales. Y en ocasiones, que todo hay que decirlo, se producen quejas sobre la ausencia de palomas en lugares emblemáticos del noroeste peninsular como consecuencia de lo errática e imprevisible que es la especie, o por la sobreexplotación a la que se la somete por orgánicas ávidas de hacerse con dinero de forma inmediata y fácil.

Caza.
2
5 de febrero de 2008

Anécdotas y sucedidos coturnos

Miguel √Āngel Romero

Mi más ancha que larga vida venatoria está salpicada de anécdotas y sucedidos. De algunos guardo nobles recuerdos y de otros alguna que otra cicatriz que el paso del tiempo todavía no ha borrado. A alguno de ellos voy a referirme con la debida cautela, pues la mayoría de los protagonistas están vivitos y no sé si coleando.

Codorniz.
0
11 de septiembre de 2007
Categorías
Adiestramiento
Agricultura
Armas
Asociaciones
Caza
Codorniz
Concursos
Conejo
Corzo
E.E.C.
Ecologismo
Equipamiento
Federación
Formación
Galgos
Gestión
Internacional
Jabalí
Legislación
Lince
Modalidades
Montería
Opinión
Paloma
Perdiz
Perros
Reclamo
Tiro
Veterinaria
Zorro

 

 

Autores