Artículos de Juan Pedro Juárez

El perro de sangre: ¬ęTrastos¬Ľ de apoyo

Juan Pedro Ju√°rez

Hay cosas que no parecen, en un principio, necesarias a la hora de realizar una actividad cinegética. Seguramente, no son necesarias para portarlas habitualmente y, de un modo tajante, podríamos pasar sin ellas. Pero, de la misma forma se podría decir que, cuando disponemos de ellas, no solamente las empleamos, sino que nos resultan de una gran utilidad.

Perros.
0
7 de noviembre de 2011

El perro de sangre: talabartes

Juan Pedro Ju√°rez

Trastos, cachivaches, achiperres o, simplemente, √ļtiles. Para iniciar, entrenar y trabajar con un perro de rastro de sangre hacen falta una serie de elementos f√≠sicos que, a√ļn sin ser imprescindibles, nos facilitar√°n mucho las cosas a la hora de pistear. No los echaremos de menos hasta el cr√≠tico momento en que nos hagan verdadera falta y en ese instante nos daremos cuenta de que es una bobada el prescindir de ellos.

Perros.
0
10 de octubre de 2011

El perro de sangre: disposición y disponibilidad

Juan Pedro Ju√°rez

Estos d√≠as de atr√°s mal dispar√© a un corzo, lo enganch√© muy trasero y, a la hora de pistearlo, la persona que me acompa√Īaba, a pesar de haber encontrado la sangre, me dijo que era mejor que lo dej√°semos tranquilo, que habr√≠a corrido barrera abajo y que dos o tres d√≠as despu√©s lo podr√≠amos encontrar f√°cilmente (¬Ņ). Lo dej√© estar porque sab√≠a que, aunque no ten√≠a raz√≥n, no era el momento de apretar, aunque a m√≠, eso de dejar animales en el campo muertos o moribundos, no me hace ni pizca de gracia‚Ķ

Perros.
0
12 de septiembre de 2011

El perro de sangre: en la ardiente oscuridad

Juan Pedro Ju√°rez

Todos amanecimos a esta modalidad de caza a partir de lo que le√≠amos de doctos autores que sab√≠an diferenciar, perfectamente, cada tipo de sangre, que sab√≠an d√≥nde iba herida la presa y, lo m√°s importante, eran tan precisos que, al impactar, sus proyectiles s√≥lo interesaban a un √≥rgano en concreto, de modo que √ļnicamente sangraban por un sitio y manchaban con sangre de un solo color.

Perros.
0
10 de agosto de 2011

El perro de sangre: las huellas

Juan Pedro Ju√°rez

Continuando con este ya largo trochil de rastro de sangre, sin sangre, vamos a darle una vuelta a las huellas de la caza, huellas directas de los animales que habitualmente se cazan y m√°s usualmente se pistean. Digo huella directa porque las marcas que los animales dejan en su huida, aparte de dejarlas para m√°s adelante, no son huellas.

Perros.
0
23 de mayo de 2011

El perro de sangre: Dónde buscar

Juan Pedro Ju√°rez

Un buen d√≠a de caza, en Sevilleja de la Jara tras tirar un cochino, durante el pisteo, el pr√°ctico andaba mascullando porque, aunque ve√≠a algo de sangre, no se fiaba que el animal fuese bien herido, ya que lo hab√≠amos disparado un chaval de dieciocho a√Īos y una se√Īora de cincuenta, por ese orden.

Perros.
1
17 de febrero de 2011

El perro de sangre: La perfección no existe

Juan Pedro Ju√°rez

Como pudimos comprobar la √ļltima vez, ¬ęno siempre se corta por donde se se√Īala¬Ľ, por lo que hay que tener muy en cuenta el entorno que nos rodea. Al decir entorno no s√≥lo me refiero a los jarales y bosques sucios en los que cazamos, sino tambi√©n a la modalidad de caza que practicamos, ya que, en la mayor√≠a de los casos, ni nosotros ni nuestro perro estaremos solos. Aunque estemos de rececho.

Perros, Modalidade.
0
11 de enero de 2011

El perro de sangre: Pinocho y su nariz

Juan Pedro Ju√°rez

Hab√≠a, o quiz√° a√ļn exista, un perro vecino de Fuenlabrada de los Montes que apuntaba poco cuando era cachorro; era relatador y embustero y, mientras que el resto de la cuadrilla de dedicaba a correr en busca de las reses, √©l se entreten√≠a en corretear sobre los rastros viejos y a latir sin que, aparentemente, llevase nada de caza por delante.

Perros, Modalidades.
0
2 de noviembre de 2010

El perro de sangre: La homilía de los humildes

Juan Pedro Ju√°rez

Despu√©s de recuperarnos del impacto de saber c√≥mo cazan los sabuesos de los monteros del norte y de, evidentemente, comprobar que no sabemos nada ni tenemos perros de caza y, quiz√°, ni afici√≥n, consideramos oportuno dejar de lado a los perros y repasar esos asuntillos que ‚Äėsabemos desde que nos salieron los dientes‚Äô. M√°s que otra cosa, por humildad.

Perros, Modalidades.
2
24 de agosto de 2010

El perro de sangre: Camino hecho y por hacer

Juan Pedro Ju√°rez

Ya tenemos a nuestro perro, elegido con el mayor de los esmeros, grandecito, de complexión fuerte, capaz de aguantar largas jornadas de entrenamiento y de caza, alegre, vivo y con un carácter equilibrado que le hará entender unas cuantas cosas de la vida.

Perros, Modalidades.
6
28 de junio de 2010

El perro de sangre: El porqué de las cosas

Juan Pedro Ju√°rez

¬ęPor la informaci√≥n llegaremos al conocimiento, por √©l a la sabidur√≠a y por ella al poder¬Ľ - An√≥nimo

Perros, Modalidades.
1
12 de mayo de 2010

El perro de sangre: Iniciación del cachorro

Juan Pedro Ju√°rez

Antes de proseguir con esta serie de presentaciones sobre el rastro de sangre creo que deber√≠a exponer algunas notas importantes, entre ellas es primordial resaltar que, si en Espa√Īa hay dos millones de perros candidatos a ser maestros en el rastro, est√©n ustedes seguros de que hay el mismo n√ļmero de m√©todos para ense√Īarles, este que aqu√≠ les exponemos es uno m√°s.

Perros, Modalidades.
0
25 de marzo de 2010

El perro de sangre: Primeros pasos

Juan Pedro Ju√°rez

Seg√ļn hayamos optado por una raza, una l√≠nea o unos padres, ya sea por est√©tica, por espacio u otros motivos, hay que intentar escoger el m√°s adecuado, pensar fr√≠amente y saber que lo m√°s indicado es utilizar el perro nada m√°s que para el rastro, de sangre o vivo, pero s√≥lo para el rastro.

Perros, Modalidades.
3
28 de enero de 2010
Categorías
Adiestramiento
Agricultura
Armas
Asociaciones
Caza
Codorniz
Concursos
Conejo
Corzo
E.E.C.
Ecologismo
Equipamiento
Federación
Formación
Galgos
Gestión
Internacional
Jabalí
Legislación
Lince
Modalidades
Montería
Opinión
Paloma
Perdiz
Perros
Reclamo
Tiro
Veterinaria
Zorro

 

 

Autores