Gala anual de Apega

Si hay un evento nacional que marca el calendario de los amantes de la perdiz roja pura es este encuentro, en tierras alicantinas, de los perdiceros que aman a la reina.

Mikel Torné

Mikel Torné

10/07/2015

1986 lecturas

Cuando oigo mencionar el nombre de Apega un sentido orgullo me recorre el cuerpo, ya que pertenezco a una gran familia que día a día crece de manera exponencial, y que va a ser muy pronto un referente nacional para que los demás tomen ejemplo de cómo hacer gestión sobre los cotos cuidando la perdiz roja.

Con su lema por bandera, «perdices de goma no, gracias», Apega juntó el pasado sábado a más de 100 aficionados y amantes de la reina, con nombres importantes dentro de sus asociados, como el maestro Ismael Tragacete, muchos campeones de España de caza menor, y otras caras conocidas dentro del mundo de la competición y otros ámbitos de gestión, como Víctor Mascarell, presidente de Adecacova, o Albert Iturem, director de la escuela de caza valenciana.

Todo el mundo quería vivir en primera persona la fiesta y escuchar la presentación que se hizo del primer encuentro cinegético de Apega, que tendrá lugar el próximo día diez de octubre en la localidad de Los llanos del Caudillo (Ciudad Real). Allí su gestor, Javier Parra, regenta un magnifico coto con perdiz salvaje, pura y brava, y en el cual tendrán lugar dos jornadas de charlas, comidas de hermandad y, la guinda, con la cacería del día diez, únicamente para los asociados de Apega.

Con todo esto, la jornada empezó pronto en la localidad de Gata de Gorgos, con un almuerzo a media mañana a base de embutidos y algún refresco. Allí nuestro campeón nacional, Vicente Silvestre, no cesó de cortar jamón para todos los asistentes que venían de toda la geografía, como Madrid, Andalucía, Murcia, Bilbao, La Rioja, Cataluña, Aragón, Alicante, Valencia, Toledo, etc…

En torno a las dos se hizo la comida de hermandad con unas grandes y deliciosas paellas, como no podía ser de otra manera estando en la comunidad valenciana, y posteriormente degustar una caldereta de jabalí que estuvo de chuparse los dedos. Todo ello se regó con buen vino y en mi recuerdo quedara el Gurgu, que fue un caldo perfecto para la ocasión.

Para postre hizo entrada la tarta, que con mucho mimo creó la Pastelería María de manera muy original para Apega. Por cierto que, aparte de vistosa, estuvo de chuparse los dedos.

Después de la comida, a media tarde, tuvo lugar la entrega de presentes y reconocimientos a parte de los asistentes por sus labores destacadas o logros en competición. Al final del día pudimos ver que Apega es una verdadera gran familia y una piña en torno a la perdiz, y con la foto de grupo se finalizó la jornada.

Si quieres hacerte socio apoya nuestro fin. Perdices puras en nuestros campos.
apegaperdiusdegomano@hotmail.com

Mikel Torné

 

Leer más
Otros artículos de Mikel Torné

No hay más artículos de este autor

Top 5 artículos más leídos

10 calibres para la nueva temporada
R. González Villarroel (225211 lecturas)

Los otros calibres que no son del 12
Pedro A. Suárez (188179 lecturas)

Diez razas de perros para disfrutar de la temporada
E. B. y J. A. C. (174824 lecturas)

Antes de salir de caza: ¿su escopeta le queda bien?
Gonzalo Gómez Escudero (129780 lecturas)

Rifles para caza mayor, pero... ¿Cuánta precisión se necesita?
Pedro A. Suárez (120709 lecturas)