El peligro de las semillas blindadas para las perdices

Investigadores del IREC demuestran en un estudio el peligro de las semillas blindadas para las perdices y la aves agrícolas granívoras.

IREC | 20/01/2015

3501 lecturas

La intensificación de la agricultura que se viene produciendo desde mediados del siglo pasado ha llevado a una importante pérdida de biodiversidad y a descensos en las poblaciones de especies agrícolas. Uno de los factores que más ha contribuido al declive poblacional de las aves agrícolas es el uso de productos fitosanitarios, los cuales pueden causar efectos nocivos tanto directos, al ser ingeridos, como indirectos al reducir la cantidad de alimento disponible para las aves.

Los neonicotinoides, entre los que se encuentra el imidacloprid, son algunos de los insecticidas más usados en el mundo actualmente y uno de sus principales aplicaciones es el tratamiento de semillas. Durante la siembra del cereal, algunas semillas quedan sin enterrar y accesibles para las aves, pudiendo ser entonces consumidas como cualquier otro tipo de alimento. La ingestión de las semillas tratadas provoca que las aves resulten expuestas a una gran cantidad de fitosanitario en poco tiempo, con el consiguiente riesgo de intoxicación.

Los investigadores han estudiado los efectos sobre la salud y la reproducción de la perdiz roja (Alectoris rufa) de la ingestión de trigo tratado con imidacloprid a dos dosis, la dosis recomendada de uso para el tratamiento de semillas y el 20% de esta dosis, y en dos periodos de exposición que corresponden a las dos épocas de siembra de cereal en España (otoño y finales de invierno). Con este diseño se pretendió simular la situación en el campo planteando dos escenarios: uno en el que las perdices se alimentarían exclusivamente de semillas tratadas durante las épocas de siembra y otro en el que las semillas tratadas representarían un 20% de su dieta durante estas épocas.

Todas las perdices alimentadas con las semillas tratadas con la dosis recomendada de uso (n=32) murieron a lo largo de los 21 días de exposición de otoño y el 31% lo hizo en los tres primeros días de exposición. La mortalidad en las hembras fue más rápida que en los machos; el 47 % murió en los tres primeros días de exposición. Además se constató por primera vez que el imidacloprid es acumulado en el hígado de las perdices durante el tiempo de exposición. Este descubrimiento puede ser de gran utilidad a la hora de estudiar la exposición real de las aves en el campo, un paso fundamental para analizar el riesgo para las aves del uso de semillas tratadas con este insecticida.

Este estudio demuestra que el imidacloprid es altamente tóxico y letal para las perdices a la dosis recomendada de uso

Las perdices alimentadas con semillas tratadas con el 20% de la dosis recomendada de aplicación no murieron, pero sí que sufrieron disminuciones de los niveles en sangre de glucosa y magnesio, y un aumento de la actividad de enzima antioxidante en respuesta a la exposición al insecticida. Estas perdices también presentaron una reducción en la intensidad del color rojo de su anillo ocular, un ornamento que refleja la salud del individuo y su inversión en la reproducción. Además, la exposición a las semillas tratadas con el 20% de la dosis recomendada de aplicación retrasó la puesta de huevos y redujo el número de huevos por cada hembra. También es muy llamativo el hecho de que los pollitos nacidos de perdices expuestas al imidacloprid tuvieran una peor respuesta inmune pese a no haber estado expuestos directamente al insecticida.

Este estudio demuestra que el imidacloprid es altamente tóxico y letal para las perdices a la dosis recomendada de uso, y probablemente lo es también para otras muchas aves agrícolas. Además revela que la exposición a pequeñas cantidades del tóxico también tiene importantes efectos sobre el éxito reproductor y la salud, no solo de los individuos expuestos sino también de su progenie. A pesar de la reciente moratoria de la Unión Europea sobre el uso de los insecticidas neonicotinoides en primavera, debido a sus efectos fatales sobre los insectos polinizadores, su uso para el tratamiento del cereal de invierno continúa autorizado y por tanto el riesgo de exposición para las aves granívoras sigue existiendo.

Lopez-Antia A, Ortiz-Santaliestra M, Mougeot F, Mateo R (in press). Imidacloprid-treated seed ingestion has lethal effect on adult partridges and reduces both breeding investment and offspring immunity

Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos (IREC)

4 comentarios
21 ene. 19:14
bala2
bala2
Eso es evidente. Sólo hay que constatar el menor numero de las puestas y de pollos nacidos, que ni por asomo se asemejan a las de hace unos lustros. Pero el poder de las empresas de fitosanitarios es alto.
22 ene. 22:44
montemonte
Que buen artículo, se ponen bien claras las causas y el efecto, ahora soluciones!
28 ene. 18:55
mayorfermin
el cazador quiere cazar y los politicos representar enlas poltronas y los federativos hacer seguros , y tarjetas federativos atajo de buitres todos y nosotros apagar y pagar
05 feb. 01:41
Igor24
Igor24  
FELICIDADES POR EL ARTÍCULO.

 

Leer más
Otros artículos de IREC

Primeros resultados del ‘Proyecto Semillas’
(09/07/2010)

Top 5 artículos más leídos

10 calibres para la nueva temporada
R. González Villarroel (197246 lecturas)

Los otros calibres que no son del 12
Pedro A. Suárez (154139 lecturas)

Diez razas de perros para disfrutar de la temporada
E. B. y J. A. C. (149175 lecturas)

Antes de salir de caza: ¿su escopeta le queda bien?
Gonzalo Gómez Escudero (111985 lecturas)

Rifles para caza mayor, pero... ¿Cuánta precisión se necesita?
Pedro A. Suárez (104253 lecturas)