Podencos, teckels, fox y jagd terriers tras los conejos

Las principales razas utilizadas por el cazador español en sus salidas a los conejos son principalmente manetos y podencos, pero sin olvidar la aportación de otras razas como teckels y jagd terriers.

Eduardo de Benito | 08/09/2014

6295 lecturas

Manetos y podencos


Manetos.

Los podencos andaluces son brillantes cazando piezas muy dispares, en caza mayor los ejemplares de más alzada y en la caza de conejos los de talla media y especialmente los chicos y los manetos, que han hecho del conejo su pieza preferida. El éxito de esta raza se sustenta en dos circunstancias fáciles de apreciar, su aguante a las altas temperaturas y su eficacia para la caza de rastro sobre terrenos con bajo o nulo grado de humedad ambiental.

La deforestación padecida por España es otro de los motivos de que los podencos terminasen por ser el perro más útil en grandes comarcas de Castilla-La Mancha, Levante y Andalucía. Su sobriedad en las necesidades y su rusticidad le permite trabajar con comodidad en los terrenos más accidentados, su valor ha hecho que en recova sea insuperable cazando conejos. Su resistencia al cansancio, agudeza de visión y notable velocidad le convierte en el perro más apropiado para cazar conejos. Y los conejos lo intuyen, pues les causan tanto terror que en ocasiones chillan sin que el perro les haya tocado.


Podencos.

La agrupación de estos perros permite determinadas variantes, hay quien prefiere cazar solo con podencos medianos y chicos, hay quien se inclina por utilizar solo manetos y finalmente, la opción más generalizada, emplea todas estas variedades tratando de que cada tipo aporte algo importante. Si se precisa o gusta la rapidez de los perros, los medianos y chicos es la opción, destacando en terrenos con vegetación media y clara, donde los perros hacen grandes desplazamientos y baten mucho terreno. Por el contrario, con terrenos apretados de malezas los manetos se desenvuelven muy bien, no le meten prisa al cazador, van más a su ritmo, inspeccionando con mayor meticulosidad los rodales más espesos. Por su especial morfoestructura, el maneto es empleado exclusivamente en la caza del conejo.

Teckel

Es posiblemente el perro más polivalente que existe, un hecho sorprendente si consideramos la pequeña envergadura de la raza. Se cría en tres modalidades de tamaño: teckel estándar, teckel miniatura, teckel para la caza del conejo, y en tres diferentes variedades de pelo (pelo corto, pelo duro, pelo largo). El teckel conejero o Kaninchenteckel, con un perímetro torácico máximo de 30 cm. y un peso inferior a 3,5 k, es un perro eficaz y valiente a pesar de su reducida talla. La idea que perseguían los cazadores alemanes al seleccionar estos teckel diminutos es que pudieran penetrar fácilmente en las madrigueras de los conejos.

Hoy la finalidad de estos perros es la de mascotas, siendo preferible cazar con el teckel estándar de pelo duro, animal musculoso, y bien protegido por su manto cerdoso, que se mueve con soltura dentro de lo que le permiten sus patas cortas. Obcecado cazando, recorre con método el campo, hocico en tierra, atento el oído, inspeccionando con alegría hasta que encuentra un rastro y hallando el conejo entra a por él sin dilación. Frente al salto del conejo el perro responde con la carrera, pero su constitución física le impide igualarlo, lo que facilita el tiro.

El teckel no es rápido cazando, pero su trabajo es constante, no le afecta el cansancio, husmea con la nariz pegada al suelo hasta que detecta indicios de la presencia del conejo, a veces levanta la cabeza aspirando los vientos. Cuando se convence de que en una zona puede haber caza, intensifica su búsqueda y una vez localizado el encame actúa con rapidez, siendo un verdadero maestro en impedir que el conejo llegue a los cados. Si el conejo logra burlar al perro y no se pone a tiro, el teckel pega la nariz al suelo y con impresionante seguridad sigue el rastro hasta descubrir su nuevo emplazamiento.

Foxterrier

El fox terrier de pelo duro es el más típicamente británico de ese amplio grupo de perros constituido por los terriers. Se trata de un perro nervioso, muy valiente, de enorme agilidad, que penetra en la maleza sin titubeos y recorre la espesura con presteza, guiado por sus buenos vientos. Es uno de los perros más individualistas que podemos encontrar en la caza, no obstante con el adecuado adiestramiento es manejable. Su estructura física es una de las más perfectas de la cinología, posee un equilibrio perfecto entre sus proporciones, longitud de patas y relación entre la altura a la región de la cruz y el largo del cuerpo desde la punta del hombro hasta la punta de la nalga. Se yergue como el caballo de caza que posee una espalda corta y es capaz de cubrir mucho terreno. Es para muchos cazadores el perro preferido, aunque generalmente se trata de ejemplares mestizos durante generaciones.

Jagd terrier

Esta raza, producto del laboratorio cinegético alemán, nació para conjugar los mejor del teckel y del fox terrier de pelo duro. El resultado es un perro de gran complejidad, útil en un amplio abanico de cazas, especialmente aquellas que precisan de un perro capaz de darlo todo jugándose la vida, como en caza mayor o madriguera. Pero al mismo tiempo, su gran inteligencia y finos vientos le permiten triunfar en una caza tan peculiar como la del conejo, donde más que bravura se necesita astucia.

Su principal problema en esta caza es que posee una boca muy dura para la pieza, lo que impone la necesidad de un severo adiestramiento. Posiblemente cazar un conejo con un jagd terrier sea similar a dispararle al conejo con un cañón, pues las cualidades de esta raza están llamadas a hazañas cinegéticas más duras y ambiciosas, pero no por ello dejan de ser buenos conejeros.

Eduardo de Benito
Fotos: Maite Moreno y Shutterstock

 

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

 

Leer más
Top 5 artículos más leídos

10 calibres para la nueva temporada
R. González Villarroel (193842 lecturas)

Los otros calibres que no son del 12
Pedro A. Suárez (148170 lecturas)

Diez razas de perros para disfrutar de la temporada
E. B. y J. A. C. (145832 lecturas)

Antes de salir de caza: ¿su escopeta le queda bien?
Gonzalo Gómez Escudero (109391 lecturas)

Rifles para caza mayor, pero... ¿Cuánta precisión se necesita?
Pedro A. Suárez (103397 lecturas)

En el número de septiembre:

  • Tiempo para codornices, tórtolas y torcaces
  • Así se presenta la temporada general
  • ¿Especialistas becaderos para la codorniz?
  • Venados en el visor… y otra campaña montera