La media veda posible

La codorniz apunta bastante bien. La tórtola va cada vez peor y la torcaz, cada vez más abundante, creará problemas de densidad en las ciudades y de daños a la agricultura.

José Luis Garrido

José Luis Garrido

12/08/2014

3591 lecturas

Llovía y granizaba con fuerza en el centro y norte de España en los primeros días de julio. Castilla la Mancha, Madrid Castilla y León, Navarra, La Rioja, Aragón y Cataluña han sido noticia por las granizadas. He visto granizos como huevos el día 2 de julio en Almazán (Soria), donde cayó una granizada de 1m de alta que tuvo que ser limpiada en el casco urbano con quitanieves. Pensé que el campo habría quedado desguazado, pero no: a medio kilómetro del pueblo solamente había llovido. Es lo que tiene el granizo, que se concentra en una zona concreta donde acaba con cualquier ser vivo que no se guarezca. El granizo empobrece al labrador, pero no encarece el trigo, dice un refrán. Al que le toca le arruina ese año, pero la producción de trigo se mantiene y por tanto su precio.

Recuerdo el año anterior 2013, en La Roda, cuando cayó aquella granizada nocturna en la que murieron perdices adultas por bandos. El agua por San Juan quita vino y no da pan, dicen en mi pueblo. Algunos cazadores están contentos con el agua, creen que el pollo mojado ya no se muere. El agua en esta época —si cae mansamente y de día— es buena para la caza, y mala para el agricultor de cereal. Buena para la caza porque retrasa la recolección algunos días, muy importantes para que el pollo medre una semana más sin que se vea expulsado del trigal, y también buena para que eclosionen los insectos y dispongan proteína para el pollo, imprescindible en sus tres primeras semanas de vida.

Pero, repito, el agua sólo es buena si cae poca y de día, pues la codorniz y la perdiz saben proteger a sus crías bajo el cardo mariano, la zarzamora, cualquier mata rastrera o entre las piedras del majano cuando la cosa del cielo se pone peor. Si al rato sale el sol, el pollo se alivia y atempera. Pero de noche, pollo de menos de tres semanas que se moja, es pollo muerto. Los pollos de todas las gallináceas necesitan calor, de noche y de día.

Especies de media veda

Antes de la Ley de 1970 el periodo conocido actualmente como media veda, se denominaba de las aves de paso y en él se permitía la caza de palomas además de codorniz. Anteriormente, con la Ley de 1902, la apertura del periodo hábil se hacía el 1 de septiembre y se iba, a hecho, a por todas las especies de caza menor desde esa fecha.

Desde 1970 hasta 1972 se desvinculó a las palomas torcaz, bravía y zurita de la media veda y sólo se recuperó la torcaz a partir de 1972, pero no las otras por una petición de la entonces Federación del Tiro Pichón. Hace unos años se volvió a incluir la paloma bravía y zurita entre las especies de media veda. Pero en Castilla y León han prohibido las dos palomas: bravía y zurita, desde hace tres años, por estar criando según el Decreto de especies de la comunidad. Las especies permitidas actualmente durante la Media Veda son: codorniz, tórtola, torcaz, córvidos y zorro en varias comunidades. En algunas comunidades, previa petición por daños, autorizan control de conejos a la vez.


Tabla 1. Ampliar

Durante estos años hemos comprobado que la caza durante la media veda es sostenible con la codorniz, que mantiene presencia y capturas muy similares durante los últimos 35 años, aunque la distribución nacional ha variado, como puede comprobarse en la Tabla I adjunta. La torcaz, como sabe todo el mundo, progresa casi exponencialmente. Ya no sólo anida en jardines urbanos de las ciudades, sino que está empezando a hacerlo en los arboles del interior de los pueblos. La tórtola va cada vez peor; en picado.

Durante la media veda hay que incrementar la caza de córvidos y zorros que suelen estar autorizados en todas las comunidades. Es recomendable solicitar, donde haya presencia suficiente, la caza de los gatos asilvestrados por daños a la fauna, ya que es una especie invasora, y por tanto a erradicar, que hace muchos daños a la fauna menor (Ver Los gatos un peligro para la caza menor FEDERCAZA Nº 327. Marzo 2013). Pero es recomendable actuar con el cadáver tal y como indiquen en el servicio provincial autorizante. En cualquier caso, no debe dejarse nunca el cadáver a la vista en el campo.

Codorniz

Desde primeros de mayo hasta mediados de julio, en que escribo esto, sin que sea general en estas provincias, mayoritariamente se ha ido cargando de codornices el campo de Burgos, Soria y Palencia y en algunos términos de Valladolid. No sólo se las ha oído cantar en mayo y junio, si no que, si reclamabas, el campo era un clamor y, además, yendo con el coche por los caminos te saltaban a medida que avanzabas polladas volanderas de media docena y muchas parejas y tríos de codornices. Esto quiere decir solamente que ha habido y hay presencia evidente de codornices, pero no presupone que el primer día estén donde las esperamos. La codorniz y la cosecha, sólo son lo que apuntaban a priori cuando están en la percha o dentro de la panera.

Muchos años la víspera de la media veda he levantado al atardecer dos docenas de codornices y a las 7 de la mañana del día siguiente hemos sacado sólo una pareja. La codorniz se agrupa en un término segado para salir agrupadas a buscar mejor hábitat, que es cualquiera donde no hayan segado. Y una noche de buena luna y brisa propicia se desplazan hasta cientos de kilómetros todas las que no dependen de la madre (más de 35 días) y las que no están criando. Que estén abundantes en estos días es buena señal y al final, en unas provincias u otras se cazarán las que sobrevivan hasta mediados de agosto. Yo estimo que si no lo estropea el tiempo tormentoso de estos días de la primera quincena de julio, estamos ante una buena temporada de codorniz. Pero nunca son buenas o malas las temporadas en todos los lugares y comarcas donde hayan criado bien, o mal, si no donde esos días de caza estén asentadas o ausentes, respectivamente.

Un estudio especial

En la Meseta Norte desde mediados de mayo a mediados de julio (días 135 –15 Mayo– a 200 –19 Julio–), se ha venido produciendo, durante diez años de control, el mayor solapamiento de codornices entre las censadas (oídas) y las capturadas para anillar, (Nadal J. 2011), según ha puesto de manifiesto el estudio más completo sobre la especie en España Anillamiento y seguimiento de la codorniz (Coturnix coturnix) en España (2002-2011), patrocinado por FEDENC-RFEC y coordinado por la Delegación Burgalesa de Caza.

Para conocimiento de todos los cazadores este estudio dispone de datos suficientes de sostenibilidad de la codorniz, que permiten proporcionarlos a los estamentos solventes y darlos a conocer a la CE que maneja las fechas de inicio de caza de cada especie. Si no hubiéramos dispuesto de este estudio, difícilmente nos hubiéramos podido defender, con datos evidentes y aplastantes, de las denuncias interpuestas por grupos ecologistas contra la media veda de Castilla y León y Castilla la Mancha, que están a punto de resolverse, pues ya se han presentado las conclusiones por nuestras defensas ante los Tribunales Superiores de Justicia de ambas Castillas. Hace falta que los jueces quieran ver lo evidente y no nos ocurra a los cazadores lo que con otras injusticias sufridas. Posiblemente, podríamos estar a punto de olvidarnos de la media veda en España, si no tuviéramos los resultados de esa investigación.

Esto lo deben saber también todos los cazadores. Gracias también al estudio, que ha sido realizado por 30 equipos provinciales de anillamiento, hemos conseguido anillar 16.338 codornices y 400 Sociedades de Cazadores han aportado 25.077 muestras biológicas de codornices abatidas (alas y patas), que han proporcionado datos suficientes para apabullar a cualquier experto y para marginar otros trabajos, encomiables también por supuesto, de algunos ecologistas voluntarios, que hacen los censos de especies, pero en su mayor parte en el entorno de las grandes ciudades, donde es más fácil reclutar a esos colaboradores, que posiblemente se pagan incluso la gasolina.

Los datos proporcionados por el estudio de FEDENCA y también otros realizados en España, entre ellos el CAZDATA. 21 años de seguimiento de la caza en Castilla y León (Sáenz de Buruaga et al. 2014) han permitido a Castilla y León (lo mismo que a cualquier otra comunidad que disponga de datos), adoptar unas fechas más ajustadas a la realidad de esta comunidad y poder iniciar la caza de la codorniz a partir de la primera decena de Agosto (*), que suele iniciarse hacia el 15 de ese mes, aunque la Comisión Europea (2009) incluye todo el mes de agosto como periodo de reproducción y crianza de la codorniz en España y por tanto, de veda hasta el uno de septiembre. También ha permitido retrasar, con muy buen criterio por parte de la Consejería de Medio Ambiente de C y L, la caza de la tórtola y la torcaz hasta la tercera decena de agosto, a pesar de que la Comisión Europea (Comité ORNIS) permitiría su caza a partir del 20 de agosto, y diez días antes, por lo de la coincidencia teórica.

(*) (DECRETO 65/2011, de 23 de noviembre, por el que se regula la conservación de las especies cinegéticas de Castilla y León)

Tórtola

La tórtola tuvo una caída muy elocuente a partir de la década de los años setenta del siglo pasado, que tocó fondo en 1995. De entonces acá no hay signos, ni datos, de recuperación en España, por donde regresan tórtolas de otros países europeos. La tórtola lleva todos estos años en las densidades de 1995 con las fluctuaciones anuales propias de cada temporada y comunes a las migratorias.

En el primer proyecto que encargó la FEC (1992-1998) que fue en la que se controló la entrada y censo en España en cuatro puntos clásicos de llegada de tórtolas de la costa de Cádiz durante esos siete años. El censo se inicia el 21 de marzo en estos cuatro puestos —Mangueta, Caños de Meca (Barbate); Pinar de Chipiona (Chipiona), Pinar de Algaida (Puerto Real) y Santibáñez, Torregorda (San Fernando)—, con tres días de recuento, lunes, miércoles y viernes, hasta principios de junio. La concentración durante la entrada lo fue en seis semanas del 10 de abril al 20 de mayo, que es el periodo en el que se contabilizó durante siete años el 85% del censo, con punto álgido el día de La Cruz de Mayo (3 de mayo). La conclusión de los directores del proyecto fue que la situación en ese periodo era estable y las variaciones numéricas eran independientes de la presión cinegética (Mesón M y Montoya J.M. 1998).

El proyecto SEGUIMIENTO DE LA TÓRTOLA EUROPEA (Streptopelia turtur) EN ESPAÑA (Sáenz de Buruaga M. et al. 2014) patrocinado por FEDENCA-RFEC, previsto para tres temporadas 2012-2014 ha dado múltiples datos en los dos primeros años controlados 2012 y 2013. El esfuerzo de conteo realizado en el proyecto, que ha sido muy superior al trabajo previo de 1992-1998, tanto por el mayor número de observatorios empleados (8 en vez de 4), como por un periodo de estudio más dilatado (11 semanas en vez de 6 en época prenupcial, con cinco días semanales de censo, además de las 8-10 semanas usadas para el seguimiento del paso postnupcial). En conjunto, se acumulan 1.458 horas de observación en época prenupcial (entre abril y junio, la mayoría en abril y mayo) y 900 horas de observación en época postnupcial (entre agosto y octubre, la mayoría en agosto y septiembre), aunque ahora han sido solamente dos años y entonces siete.

En cuanto a los censos de entrada no hemos mejorado de cupo. Las entradas por Cádiz han sido menores en estos dos años que en 1995. El puesto de censo del coto Lo Calderón de Alicante, controlado en 2012, ha dispuesto de mucha mejor entrada que los de Cádiz actualmente y muy similar a las entradas de mediados de los 90 del siglo pasado.


Tabla 2. Ampliar

Es imprescindible poner —como concepto de respeto a una especie en declive— cupo por jornada de caza en todas las comunidades españolas, aunque las de mayor número de capturas, ya lo tienen establecido. Únicamente no tenían establecido cupo la temporada anterior 2013-14, Aragón, La Rioja y Vizcaya. También hay que estudiar algunas otras limitaciones como número de días de caza, sobre todo en los territorios donde hay un número desproporcionado. También es necesario hacer llegar a Marruecos la necesidad de control de la caza de esta especie en ese país.

Lo observado hasta primeros de julio, sobre las diferentes especies y autonomías, según los colaboradores que han aportado datos y se citan al final, es lo que represento en la tabla 2.

José Luis Garrido
Publicado en FEDERCAZA nº 344

AGRADECIMIENTOS

Han aportado datos en ficha de presencia y pluviometría para estimación sobre media veda los siguientes:
Andalucía: Alfonso J. Medina.-Adelardo Villafranca Hernández. Manuel Gutiérrez de la O.
Aragón: Antonio-Blas Gómez Conde
Castilla y León: Santiago Iturmendi.- Francisco Jambrina. Servicio de guardería y Equipos de anillamiento de la Delegación Burgalesa. Miguel Fierro Casado. José de Luis Cantero. José Mº Giralda Gilsanz. Jose Luis Gomez San Frutos. José Manzano Santiago. Jesús Hernández Matesanz. Claudio Sánchez Sandonís. Bonifacio Pedraz Fraile.
Castilla-La Mancha: Manuel Aranda Castro
Cataluña: Joaquín Vidal Roig.- Ramón Mayens Cots.
Comunidad Valenciana: Miguel A. Romero.
Galicia: Manuel Fujío Castro (Del. Orense).- Federación Gallega de Caza.
Madrid: Nicanor Ascanio Domingo.
País Vasco: Federación Alavesa de Caza
Otros informadores de forma verbal.

 

1 comentarios
13 ago. 2014 11:41
bala2
bala2
Pues como a Marruecos le pidamos el mismo control que hace con la inmigración ilegal, apañados vamos. Sigo diciendo que éste será un mal año de codorniz, porque lo ha sido de cosecha, y si el campo no brinda protección y alimento, ni queda paja, ni hay linderos ni perdidos con forraje, pues no hay que ser un lumbreras para saber que la cría, independientemente de que hayan entrado suficientes codornices, será mala. y si no crían, ni criaron en el sur y centro, pues pocas polladas subirán al norte. Pero bueno, quedan dos días y se verá. Yo por si acaso, llevaré un buen vino y buenas viandas, que los males con buen vino son menos males.

 

Leer más
Artículos relacionados con 'Opinión'

Los invasores
Julen Rekondo

La caza no es un deporte en España
Víctor Mascarell

El deporte de la caza
José Luis Garrido

El lobo necesita soluciones, no persecuciones
Julen Rekondo

Argumentos contra la matanza del arruí español
Raimundo Montero

Más +
Top 5 artículos más leídos

10 calibres para la nueva temporada
R. González Villarroel (197234 lecturas)

Los otros calibres que no son del 12
Pedro A. Suárez (154103 lecturas)

Diez razas de perros para disfrutar de la temporada
E. B. y J. A. C. (149149 lecturas)

Antes de salir de caza: ¿su escopeta le queda bien?
Gonzalo Gómez Escudero (111976 lecturas)

Rifles para caza mayor, pero... ¿Cuánta precisión se necesita?
Pedro A. Suárez (104251 lecturas)