Larga vida al muflón del Atlas

Dice la canción que veinte años no son nada, pero cuarenta empiezan a ser una cifra respetable, por suerte o por desgracia, en las vidas de cualquiera de nosotros.

José Antonio Moreno Ruiz | 17/06/2014

2608 lecturas

Ése es el tiempo, y un poco más, que el arrui lleva conviviendo con todos los murcianos, desde que en 1973 el antiguo ICONA introdujo en Sierra Espuña este espectacular animal que es el muflón del Atlas (Ammotragus lervia) con la idea de enriquecer los valores faunísticos de la Región y de ofrecer un nuevo factor de crecimiento socioeconómico a esas zonas rurales deprimidas.

En estos últimos 40 años el mundo ha cambiado mucho y muy deprisa (cada vez más y más deprisa) y no puede despreciarse a la ligera lo mucho que el arrui ha aportado a estas tierras. A lo largo de estas cuatro décadas, el binomio Arrui-Espuña se ha convertido en un reclamo turístico de primer orden para esa comarca, como bien conocen los gestores de la Mancomunidad Turística de Sierra Espuña y los responsables de los municipios integrados en esa entidad, que no por capricho tiene en este animal el símbolo de su imagen corporativa. Para ese millón largo de entusiastas practicantes y aficionados a la caza que hay en España, y entre quienes orgullosamente me cuento, el arrui es el principal objeto de deseo y el mayor reclamo que puede ofrecerles Murcia, y así lo demuestra que el Sorteo de Adjudicación de Recechos de Arrui en la Reserva de Sierra Espuña haya llegado a superar las 5.000 solicitudes para apenas 200 ejemplares ofertados.

Son muy numerosos los servicios y sectores económicos que de forma directa o indirecta se benefician de la existencia del arrui

Son muy numerosos los servicios y sectores económicos que de forma directa o indirecta se benefician de la existencia del arrui: hostelería, restauración, alojamientos rurales, agencias de viaje, armerías, taxidermia, transporte, estaciones de servicio, empresas de vigilancia…; un amplio colectivo en el que miles de familias hallan su sustento y que ve en este muflón del Atlas un fiel aliado, en vez de un enemigo.

Y si hablamos de su incidencia en el ecosistema, tan discutida desde algunos ámbitos, bastaría recordar cómo algunas especies singularmente amenazadas, como el águila real, y en menor medida el buitre leonado, que se está expandiendo a nuestra región desde Almería y Granada, están experimentando un importante auge gracias, en gran medida, al recurso trófico que para ellos supone el arrui (bien como presa o por su carroña). Así, las parejas de águila real han pasado de 29 a 50 en apenas una década en la Región, y sus nuevos nichos ecológicos coinciden en buena medida con la expansión natural del arrui (Sierra Espuña-Lavia-Burete-Tercia-Chíchar-Gigante-Valdeinfierno-Sierra de las Cabras…). Un fenómeno que algunos expertos, como el biólogo José Antonio Sánchez Zapata (Universidad Miguel Hernández de Elche) relaciona directamente con este animal.

¿Qué ha ocurrido, pues, debemos preguntarnos, para que ahora se esté sometiendo a esta especie a un juicio que puede acabar en una irrevocable sentencia de muerte? De un lado, la mala gestión (por excesivamente conservadora y tacaña en la concesión de permisos para abatirlos) que se ha venido desarrollando desde la Administración regional, ha provocado que la población de esta especie se haya disparado muy por encima de los 1.400 ejemplares en el Parque Regional de Sierra Espuña. De otro, la extrema sequía que azota este año a nuestras tierras y la consiguiente falta de alimento en los montes se han traducido en un incremento de los daños en cultivos de la comarca. Algo que es cierto en buena parte, pero de lo que no se puede culpar en exclusiva al arrui; un animal que siempre resulta el señalado aunque las pérdidas, en no pocos casos, hayan sido provocadas por conejos y liebres, jabalíes, cabras montesas… cuya erradicación, por fortuna, nadie reclama a voz en grito.

Es cierto, y soy el primero en admitirlo, que el arrui ha venido provocando daños puntuales en los cultivos, más todavía este año, que merecen ser indemnizados por la Administración. Pero no es menos cierto, y no he de callarme tampoco esta verdad, que el arrui está siendo utilizado en algunas ocasiones como argumento para tratar de rentabilizar unas cosechas que nacen siendo deficitarias por la mala calidad de sus suelos y por la escasez hídrica, y que otras veces esta especie está siendo utilizada para enmascarar unos intereses poco confesables, teñidos por el color rojizo del ladrillo. Los intereses de ciertos propietarios de terrenos que piensan que cualquier pérdida de riqueza medioambiental acabará favoreciendo, a la larga, sus espurios sueños.

Estoy firmemente convencido de que el arrui, hoy por hoy, es una especie perfectamente viable y muy beneficiosa en muchos aspectos para nuestra tierra, que solo requiere de una buena gestión que permita mantener a raya esta especie tanto en lo que se refiere a su población como a sus zonas de distribución.

Y es, por encima de todo, además, un bello, noble y altivo animal al que muchos hemos aprendido a admirar y amar en estos 40 años largos y al que cientos de miles de personas en España y en todo el mundo consideran uno de los símbolos más reconocibles y apreciados de Murcia.

Larga vida al arrui.

José Antonio Moreno Ruiz
Presidente de la Federación de Caza de la Región de Murcia

4 comentarios

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

17 jun. 2014 14:55
valhalla
valhalla  
Larga vida al Arrui en el Atlas, de donde nunca debió haber salido.

Señor José Antonio le ha quedado muy bien la poética explicación, no obstante omite usted la verdad y cuenta medias mentiras.

1.- El Arrui es una especie alóctona y como tal debe tratarse, sin mas.

2.- "ICONA introdujo en Sierra Espuña este espectacular animal que es el muflón del Atlas (Ammotragus lervia) con la idea de enriquecer los valores faunísticos de la Región y de ofrecer un nuevo factor de crecimiento socioeconómico a esas zonas rurales deprimidas." Eso se hizo con la única idea de fomentar la caza de trofeos, sin mas, principalmente debido a la demanda de nuevas especies cinegéticas en nuestro país, se introdujo el muflón y el arruí, lo de enriquecer los valores faunísticos es un falacia.

3.- Tiene una esperanza de vida de 20 años y se reproduce rápidamente y sin depredador en la zona, por lo que francamente su expansión es contaminante.

4.- De águilas y de buitres no diré nada, solo me limitaré a copiar las explicaciones de los técnicos:

"El consejero de Presidencia, Manuel Campos, cifró en el 10% el aumento de las rapaces en la Región durante los últimos cuatro años (durante un congreso científico organizado por la Fundación Europea para la Ciencia en febrero de 2012 en el Cema Torreguil), y achacó esta 'buena salud' a los proyectos de corrección de tendidos eléctricos, una de sus principales causas de mortalidad.

¿Qué os parecen estos datos?

Documento 'Aves rapaces rupícolas en la Región de Murcia. 10 años de seguimiento biológico' "

5.- Usted dice: "Es cierto, y soy el primero en admitirlo, que el arrui ha venido provocando daños puntuales en los cultivos, más todavía este año, que merecen ser indemnizados por la Administración. Pero no es menos cierto, y no he de callarme tampoco esta verdad, que el arrui está siendo utilizado en algunas ocasiones como argumento para tratar de rentabilizar unas cosechas que nacen siendo deficitarias por la mala calidad de sus suelos y por la escasez hídrica, y que otras veces esta especie está siendo utilizada para enmascarar unos intereses poco confesables, teñidos por el color rojizo del ladrillo. Los intereses de ciertos propietarios de terrenos que piensan que cualquier pérdida de riqueza medioambiental acabará favoreciendo, a la larga, sus espurios sueños."

Y eso o lo puede demostrar o se calla, porque es indigno que alguien que nos representa, si usted fuese el presidente de la federación del gremio de hosteleros tendría un pase, pero un presidente de una federación de caza no.

Como cazador solo puedo decirle que los que sintiéndolo mucho no puedo estar de acuerdo con usted, ya que en ningún caso, como amante del medio que disfruto, soy partidario de la introducción de especies alóctonas para que sean objeto de la caza, porque si empezamos así traigamos leones también que no se van a comer ningún niño, aunque según usted seguramente puedan llegar a ser excusas para que los niños pidan caramelos gratis y subvenciones falsas.

Un cazador que no ponga en duda la viabilidad de una especie alóctona y ponga en duda la honestidad de ciertos agricultores, tiene que tener los huevos muy grandes, espero que le quepan en los pantalones.

Saludos
17 jun. 2014 17:54
+1
PIKI  
Yo no acabo de comprender con que animal similar compite el arrui en ciertas sierras de Alicante ,Almeria o Murcia .
Es muy posible que debiera tenerse en cuenta que por muy aloctono que sea se estan dando una situacion climatica con extension de las zonas semideserticas que quizas haga que precisamente ese sea el animal que deba estar en esas tierras..
La gestion cicatera de permisos en S. espuña y los daños en los cultivos no creo que ofrezca ninguna duda .
Por ultimo no criminalizare a los agrricultores ,pero de eso a ignorar como en ocasiones se manifican los daños si hay quien los pague seria no querer ver la realidad,pero si alguien quiere negar la realidad demostrada por compañias de seguros de intentos de frude puede negarla .
esta persecuciuon del arrui ahora es una moda la misma que llevo una epoca a pagar por arrancar cepas para poco despues pagar por lo contrario .
Si 5000 personas quieren cazar arrui de una forma no precisamente barata y controlada creo que s un realidad economica y social que deberia tenerse en cuenta .
Control de la expansion del arrui si pero no creo que sea precisa una erradicacion y menos con la vehemencia a la que algunos se han entregado este año ,como si no hubiese un mañana ..
Cualquier dia un espabilao preparara en Marruecos a 100 Km lo que aqui ahora despreciamos.
Por ultimo tengo una duda son los rabilargos autoctonos??
18 jun. 2014 01:23
ALEPUS
ALEPUS ««“La suerte con un perro, también depende de si el can la encuentra en su amo” »»
Si hay cazadores que están dispuestos a pagar por cazar el arruí y por otro lado existe la necesita ecológica de reducir la población de arruís. ¿Dónde está el problema? ¿Sabrá el poder político solucionar el asunto sin que nos cueste un euro a los murcianos? Lo veremos….
Si pretenden erradicarlo, muy mal. Un recurso cinegético, que ya tenemos, puede dar muchísimo más dinero con menos problemas, pero eso… con una buena GESTIÓN.
Estamos llamando la atención a nivel mundial sobre un tema medioambiental que a veces se convierte en espinoso, y en el que los cazadores saldremos con algún rasguño sin beberlo ni comerlo. Deberían haberlo solucionado con conocimiento sin haber hecho el más mínimo ruido.
Un saludo.
18 jun. 2014 09:56
valhalla
valhalla  
El Arrui compite con la cabra montés, y en Las Islas Canarias ha arrasado con la flora autóctona.
Quando la cabra montés, debido a la presión que se ejerció sobre ella desde varios frentes, disminuyo o desapareció en muchas zonas, fue mas fácil, rápido y barato, soltar arruís que repoblar de montés, y ahora claro, como han pasado 40 años...... no pasa nada.

Que no, que esto no enriquece, empobrece.

 

Leer más
Otros artículos de José Antonio Moreno Ruiz

No hay más artículos de este autor

Artículos relacionados con 'Opinión'

Los invasores
Julen Rekondo

La caza no es un deporte en España
Víctor Mascarell

El deporte de la caza
José Luis Garrido

El lobo necesita soluciones, no persecuciones
Julen Rekondo

Argumentos contra la matanza del arruí español
Raimundo Montero

Más +
Top 5 artículos más leídos

10 calibres para la nueva temporada
R. González Villarroel (197599 lecturas)

Los otros calibres que no son del 12
Pedro A. Suárez (154754 lecturas)

Diez razas de perros para disfrutar de la temporada
E. B. y J. A. C. (149560 lecturas)

Antes de salir de caza: ¿su escopeta le queda bien?
Gonzalo Gómez Escudero (112255 lecturas)

Rifles para caza mayor, pero... ¿Cuánta precisión se necesita?
Pedro A. Suárez (104316 lecturas)