Los perros de muestra de pelo duro

Los grifones o perros de muestra de pelo duro corresponden a la necesidad de un perro de muestra de constitución física más potente que las de las razas británicas, que hacían furor en Europa a principios del siglo pasado. Se buscaba seleccionar perros que pudieran ser utilizados para cualquier tipo de caza, para lo que deberían poseer buen olfato, hablilidad para el rastreo tanto como para ventear por alto, y sobre todo una constitución física muy potente, que les permitiera trabajar en los cazaderos más difíciles, incluido en aguas heladas y turbulentas.

Eduardo de Benito | 24/03/2014

10413 lecturas

El resultado son perros no precisamente bonitos por su aspecto rudo, rústico, de pelo hirsuto, grandes mostachos o barbas, pecho muy ancho y profundo, riñonada corta y poderosa, una constitución que permite al perro cazar durante días enteros, incluso en las peores condiciones climatológicas, sin fatigarse, recorriendo grandes extensiones a un trote sostenido.


Son perros no precisamente bonitos por su aspecto rudo, rústico, de pelo hirsuto, grandes mostachos o barbas.

Aunque no sean populares, los perros de muestra de pelo duro se encuentran entre los mejores continentales por sus cualidades cinegéticas y su resistencia, tanto en el llano como en el bosque. En lagunas, ríos y pantanos, y en general en cualquier terreno palustre, su pelo duro y el abundante subpelo le permiten trabajar metido en el agua con temperaturas muy bajas durante horas, por lo que destacan en la caza de aves acuáticas.

Korthals y Spinone son trotadores clásicos, en tanto que el Drahthaar es un galopador medio con secuencias al trote. Al contemplar estas tres razas de grifones o seudogrifones nos encontramos de cara con la evolución de la cínología europea el pasado siglo. El empeño en la búsqueda de perros galopadores y el desdén por los tratadores, que había sido el paso habitual de los perros perdiceros desde la Edad Media. El trote es el tipo estándar de movimiento en el perro, el que adopta para trasladarse en la mayoría de los casos, bien sea un trote corto o largo según las necesidades o la prisa por llegar a su meta.

Los perros de muestra de pelo duro responden a la necesidad de tener un animal resistente al frío y eficaz en los cazaderos más duros

El perro es un animal trotador extraordinario y en el trote corto su resistencia no tiene igual, aguantando muchísimas horas sin fatigarse. El trote corto es el ideal para las razas de trabajo y de modo especial para las razas de caza. Una secuencia de trote seguiría este patrón: El perro levanta primero la mano derecha y el pie izquierdo, al mismo tiempo, y cuando está suspendido en el aire, eleva la mano izquierda y el pie derecho, procediendo a apoyar mano derecha y pie izquierdo, y así sucesivamente. Esta sucesión puede realizarse con variable rapidez, lo que determina que el trote sea corto o largo. Si el perro pose ángulos articulares oblicuos de por lo menos 45° este movimiento será rápido y extremadamente cómodo para él.

Por su parte el galope es un movimiento más artificioso, es una sucesión de saltos en los que el avance depende del impulso que impriman al cuerpo las extremidades posteriores. En el galope los pies al apoyarse sobrepasan el lugar en que se apoyaron las manos, y la flexión de los miembros permite realizar un vigoroso impulso.

Las tres razas estándar


Son perros muy fuertes y resistentes que también pueden ser utilizados para la caza mayor y el rastro de sangre.

En España conocemos cono el nombre genérico de grifones a un conjunto de perros de caza, tanto de rastro como de muestra, de pelo largo o semilargo, duro, alambrado o espinoso. En tanto que los grifones de rastro cuentan con gran predicamento entre los cazadores del norte peninsular para las piezas de caza mayor, y entre los que más aceptación han tenido podemos señalar al Grifón Azul de Gascuña, el Gran Grifón Vendeen y el Grifón Nivernais, los grifones de muestra como el korthals o el spinone no han tenido la misma aceptación y siguen siendo escasos los que encontramos cazando en nuestra tierra.

Tres razas merecen señalarse como las preferidas por la mayoría de los cazadores que gustan de este tipo de perros, son Braco Alemán de Pelo Duro o Drahthaar, originario de Alemania, el grifón de pelo duro Korthals procedente de Francia y el italiano Spinone. Otras razas como el Cesky Fousek de la República Checa o el Slovakian Rough-haired Pointer de la República Eslovaca son inexistentes entre nosotros, por lo que no me detendré en ellos.

Orígenes históricos

Se trata de razas muy antiguas, entendiendo el concepto antiguo no como que esas razas existíesen ya en estado puro hace siglos sino que sus raíces se hunden en el pasado mediante la existencia de perros del tipo grifón en un periodo anterior a la creación de las razas puras. Es importante saber que las razas caninas, tal y como hoy las conocemos, tienen poco más de ciento cincuenta años de antigüedad, aunque los tipo generales (braco, spaniel, etc,) sean muy anteriores.

Durante mucho tiempo los perros de pelo duro fueron conocidos como grifón de caballeriza e incluso podríamos admitir un origen francés, por aparecer las primeras menciones de su existencia en ese país. Una relación que nunca ha sido convincentemente establecida. En cualquier caso ya Gastón Phebus, tercer conde de Foix (1331-1391) en su famoso tratado de caza menciona la existencia de un grifón de cuadra.

En la exposición canina francesa organizada por la Sociedad Imperial de Aclimatación, celebrada en el Bosque de Bolonia de París del 3 al 10 de mayo de 1863, se exhibieron varios perros con el nombre de grifón de cuadra, sin adscripción a ninguna raza moderna concreta. Esta exposición, llamada por sus organizadores “Universal”, perseguía la reunión más completa de colecciones de perros procedentes de todos los países. Llegaron a mostrarse 850 perros, incluida la jauría de foxhound de su Alteza Real el Príncipe Napoleón, y fueron examinados por un jurado de miembros del Museo de Ciencias Naturales.

Tras la fundación de la Sociedad Central Canina francesa el 11 de marzo de 1882 por el marqués de Nicolay y la inaug1ración de sus registros genealógicos en 1885, son varios los perros inscritos en la categoría de grifones de cuadra. Por ello me atrevo a atribuir a Francia el origen de estos perros de pelo duro. Pero es que además en Francia encontrarnos un número superior de razas de este tipo que en otros países, contando nuestros vecinos galos con el Boulet y el Barbert, además del Korthals. Un grifón Boulet fue el primer perro inscrito en el Libro de Orígenes Francés (LOF) en marzo de 1885 con el número 1.

La pugna alemana

A comienzos del pasado siglo los cazadores alemanes querían un perro de muestra de pelo duro, y para crear el nuevo tipo de perro realizaron cruces entre el barbet francés, el airedale británico y el pointer. El impulsor del proyecto fue Segismundo von Zedlitz, un apasionado cazador, que inició la selección en su palacio de Krzyzowa. El proyecto se dio por completado en 1902 con la fundación de la “Verein Deutsch-Drahthaar” por un grupo de aficionados al nuevo perro. Ese año se puede decir que oficialmente nació la raza Drahthaar.

Estos perros cazan al trote o trote largo, lo que les diferencia de los británicos y continentales más modernos

Por su parte el cinólogo holandés Eduardo Karel Korthals había iniciado la selección de perros franceses de pelo duro para depurar una nueva raza. Su muerte prematura dejó el proyecto sin concluir. Tras la Primera Guerra Mundial el encono entre Alemania y Francia era muy fuerte. Los criadores alemanes de Korthals se desviaron del patrón original introduciendo en la raza sangre de Stichelhaar, el braco alemán de pelo alambrado, pues quería convertir al Korthals en un perro germánico, lo que suscitó el enojo de los criadores galos.

Los franceses se propusieron aislar al Club Grifon EV, de Alemania, negando validez a su libro de cría, el “Korthals Stammbuch Hunde (GSB)”, que hasta entonces habían utilizado los criadores franceses, holandeses y alemanes, y fundaron un nuevo registro genealógico con las siglas de LOG (Libro de Orígenes del Grifón). La raza adquirió rápidamente popularidad en Francia, siendo durante años uno de los perros de muestra preferidos en la zona norte del país.

El clásico de Italia

El Spinone italiano, entre tanto, seguía un camino diferente. El spinone es un grifón al estilo más tradicional, con ello quiero señalar que durante años se mantuvo fuera de los conceptos que la cinología británica había introducido en los perros de muestra, esencialmente velocidad, pasando del tipo trotador al de los perros galopadores.


El spinone es un grifón al estilo más tradicional claramente diferenciado de drahthaar y korthals.

Este antiguo perro de muestra es un trotador clásico, que no fue hasta hace un par de décadas que se vio envuelto en Italia en una viva polémica entre los criadores que querían eliminar el trote (paso natural de la especie canina), para sustituirlo por un galope rápido a imitación de los bracoides británicos y germánicos. Los “galopistas” parecen olvidar que el trote garantiza una búsqueda más escrupulosa y además permite que el perro recorra el terreno con la cabeza alta, la condición más idónea para percibir el olor de la presa.

El spinone no aparece hasta el siglo XVII, hablándose de un origen piamontés de la raza. Estuvo a punto de desaparecer por el empuje de razas como el pointer y el setter inglés, con los que se le llegó a cruzar con la falsa idea de mejorar la raza. En un desorden inconcebible para un trabajo serio, pero característico del temperamento latino, desde 1828 hasta hoy la raza ha tenido catorce estándares diferentes, incluso contradictorios es aspectos esenciales como la talla o la longitud de la caña nasal.

Eduardo de Benito
Fotos: Maite Moreno

1 comentarios

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

25 mar. 2014 16:18
Igor24
Igor24  
¡FELICIDADES EDUARDO, ESPECTACULAR ARTÍCULO, QUE LLENA UN VACÍO EN LA CULTURA POPULAR DEL PERRO DE MUESTRA EN ESPAÑA QUE EL PRÓPIO TÍTULO DESCRIBE!

 

Leer más
Top 5 artículos más leídos

10 calibres para la nueva temporada
R. González Villarroel (197227 lecturas)

Los otros calibres que no son del 12
Pedro A. Suárez (154090 lecturas)

Diez razas de perros para disfrutar de la temporada
E. B. y J. A. C. (149137 lecturas)

Antes de salir de caza: ¿su escopeta le queda bien?
Gonzalo Gómez Escudero (111970 lecturas)

Rifles para caza mayor, pero... ¿Cuánta precisión se necesita?
Pedro A. Suárez (104249 lecturas)

En el número de noviembre:

  • ¿Qué pasará con la llegada de las aves migratorias?
  • Harris frente a azores para la caza de conejos
  • A los zorzales… sin olvidarnos de las perdices
  • Montear con tanto calor, un peligro para las rehalas