Control de zorros: Modalidades autorizadas. Situación del control con nuevas trampas

La caza menor no progresa y los que la practicamos sufrimos decepciones y fracasos año tras año. Las especies de caza –y las protegidas–, se encuentran cada vez más débiles, ya que el ambiente las envenena cíclicamente con ciertas aplicaciones agrícolas y son más propensas a la predación porque, además, pasan mucho tiempo a la intemperie pues así están de julio hasta marzo las tierras de cultivo, de las que se ha arrancado hasta la última brizna.

José Luis Garrido

José Luis Garrido

27/02/2014

10393 lecturas

Estos dos inconvenientes son provocados por la agricultura actual que requiere tratamientos intensos con biocidas para acabar con insectos y otros invertebrados y terrenos sin lindes ni zonas baldías, donde antes se ocultaban las especies presa. Todo el campo se siembra, incluso algunos caminos. Esta situación del medio con la fauna menor, cada vez más debilitada, agrava el problema histórico de la predación. Si la perdiz es vulnerable en estos momentos, peor aún están las esteparias “en peligro de extinción”. Además, todas las granívoras pueden picotear estos días de febrero la cebada emponzoñada, vertida en mi tierra furtivamente, o no, para acabar con el topillo campesino, ante el mutismo y la inoperancia más absoluta de la consejería de Medio Ambiente.


‘Cazador con Jagdterrier en madriguera’. Leonardo de la Fuente

Por si fuera poco, los predadores se multiplican ante la despensa llena de perdices lerdas provenientes de las sueltas con que se arreglan muchos cotos. Todo ello dispara la abundancia de zorros y otras especies oportunistas, que cuando acaban con las perdices de granja, ejercen un efecto devastador sobre las escasas silvestres de los cotos de alrededor.

El zorro y la depredación

El zorro depreda sobre todas las especies de caza menor, sobre algunas de caza mayor, corzo principalmente, y sobre animales de ganadería doméstica. Es muy significativa la predación sobre lagomorfos, aunque no está cuantificada exactamente la que ejerce el zorro individualmente sobre conejos, se considera muy elevada. Sobre liebres algunos autores indican que en Polonia, p. e. durante la primavera la liebre compone el 50% de la dieta del zorro. Todos los trabajos y estudios, tanto en España como en el extranjero, coinciden en que la perdiz pierde por predación cada año por encima del 40% de los nidos y del 50% de los que consiguen llegar a pollos. Según diferentes autores, los zorros son responsables de hasta el 36 % de la destrucción de nidos citada. (Ballesteros, Herranz, et al, Duarte et al.2012)

El zorro, además de su reconocida astucia, tiene una esperanza de vida de hasta doce años y es capaz de parir hasta siete zorreznos

El zorro, además de su reconocida astucia, tiene una esperanza de vida de hasta doce años y es capaz de parir hasta siete zorreznos. Es el carnívoro más extendido en el mundo. (Fidalgo, et al. 2009). Los zorros forman grupos sociales con un macho, una hembra dominante y un grupo de varios adultos subordinados que no se reproducen. Pero eso cambia ante la escasez de raposos o abundancia de comida y se produce lo que los expertos llaman “reproducción compensatoria”, que se traduce en la salida en celo de todo el grupo de hembras y del aumento de crías en la camada, cuando es necesario. Eso supone que con condiciones favorables salen altas las hembras de rangos inferiores, hasta ahora inhibidas y se reproducen. La capacidad de respuesta frente a las bajas hace que cualquier hembra subordinada ocupe el lugar de la dominante que haya causado baja por cualquier motivo.

Fechas recomendables para control de zorros

En los territorios donde prevea plaga de topillos o conejos, no es recomendable controlar zorros. Siempre será preferible la presencia del zorro, que en esas circunstancias sólo comerá topillos, que la del veneno para controlar la plaga. Y también es preferible que los zorros se coman los conejos, si hay muchos, a que tengamos que pagar los daños.

En los meses de diciembre a febrero, dependiendo del lugar, llega el celo y se producen los apareamientos. No son tan monógamos como creíamos, pues las hembras dominantes también se aparean con diferentes machos de la familia y de grupos vecinos. Tras 53 días de gestación nacen los cachorros hacia marzo y abril. Después de tres meses abandonan la madriguera. Parece que en las poblaciones de zorros todas las hormonas procreadoras están reguladas por las condiciones ambientales de ese territorio y las sociales de su grupo, que dependen de los recursos alimenticios y de la densidad de la población. Los años que amenaza plaga de topillos, seguramente se provoca esa “reproducción compensatoria” de que hablábamos en el punto anterior, porque la comida está asegurada. Es de esperar este año de repunte del topillo en Castilla y León. Al año siguiente de la plaga es necesario controlar la superpoblación zorruna, que seguramente se producirá este año.

La época de mayor eficacia para controlar la población de zorros es hacerlo durante los meses de enero a marzo, ya que la eliminación de cualquier hembra en esa etapa no será sustituida por otra reproductora nueva, pues el celo ya habrá pasado y no se repite esta temporada.

Métodos permitidos para la caza del zorro. (Garrido. 2013).

Los métodos actuales para la caza del zorro son los autorizados durante el Periodo Hábil y los permitidos por daños para controlar la especie, una vez finalizado el periodo hábil de caza menor. Hay unos métodos con nueva normativa para la utilización de lazos y trampas que han sido recomendados por el MARM recientemente “Directrices técnicas para la captura de especies cinegéticas predadoras (13-07-2011)” (DTCECP-2011). Las comunidades autónomas deben desarrollar la normativa para estos métodos.

  • Escopeta en diferentes modalidades
  • Perros de madriguera
  • Ganchos con perros levantadores
  • Caza con chillo a la espera
  • Lazo con freno y cierre libre dispuesto en alar. (DTCECP-2011)
  • Lazos propulsado tipo Collarum o similar. (DTCECP-2011)
  • Otras trampas que se homologuen al amparo de la DTCECP-2011

La caza del zorro con escopeta se puede hacer al salto, a rabo con perro de muestra; pero, sobre todo, se caza en mano o en batida con la conjunción de varios cazadores con sus perros. Los perros de madriguera (Foxterrier, Jagdterrier, Teckel) son perros de pequeño tamaño y gran bravura que entran en las huras o madrigueras de los zorros y los expulsan al exterior donde el cazador espera con escopeta, o con red. Los Ganchos con perros levantadores (Sabueso, Beagle, Grifón) son una versión de caza a rabo con perros especialistas guiados por batidores que se dirigen hacia un grupo de cazadores apostados con escopeta. La caza con chillo se realiza atrayendo al zorro a través del chillo que imita el sonido de una presa herida.

Algunos expertos recomiendan recientemente otras técnicas de control de la predación, como es la de la aversión inducida en el predador hacia el sabor de las presas (que parece muy interesante), o las experiencias de vasectomía de zorros realizadas en Extremadura por el CSIC, cuyos resultados serán presentados al grupo de trabajo que coordina las DTCECP-2011. Ya hubo una propuesta en Cádiz hace muchos años de utilizar la vasectomía que entonces nos causó estupor. Desconozco el método actual. No obstante, partiendo de lo dicho: como con las zorras se aparean diferentes machos, hacerla vasectomía a algunos no resuelve lo que entiendo que se busca: controlar con ese método las altas poblaciones. Tampoco la predación excesiva, si se quiere remitir, porque un zorro con la vasectomía seguirá comiendo nidos y aves que anidan en el suelo, sea aguilucho, perdiz o urogallo.

Caza con chillo

La caza con chillo o chilla, es una modalidad bastante eficaz y muy recomendable durante todo el periodo reproductor, pues la baja de algún adulto no suele ser determinante en este periodo más sensible ya que otros miembros familiares se encargarían de la ceba de los cachorros, si los hubiera.

La chilla es un instrumento sencillo que produce un ruido soplando y haciendo vibrar una lámina tensa

Andrés Cano Bote, especialista de la caza con chilla (Cano, A. 2009) es un cazador de gran experiencia en la captura de zorros, que ha publicado un texto: ZORROS, nueve técnicas para cazarlos, muy recomendable para quienes deseen conocer o practicar las diferentes modalidades. De ese texto ha extraído un capitulo “La chilla, un método selectivo” que se publica en nuestro libro: Especialista en control de predadores.

La chilla es un instrumento sencillo que produce un ruido soplando y haciendo vibrar una lámina tensa. Ese chillido, cuando está bien practicado, se asemeja al de un conejo cuando es capturado y chilla. El chillido corto e intermitente hace acercarse a los lepóridos, conejos y liebres, y el chillido largo y prolongado atrae al zorro pues cree que se trata de un conejo en peligro, pillado o herido, que chilla. Los expertos producen ese ruido de un gazapo herido con una hoja de encina u otro árbol, una hierba, incluso chupándose la mano. También acuden los zorros a otros sonidos propios de aves o animales indefensos, como piar de pollos o maullidos de gatitos, siempre que parezca una cría indefensa y que el sonido se produzca en la época adecuada. Algún anillador se ha llevado la sorpresa de recibir a un zorro en lugar del macho de codorniz. La chilla tiene muchas posibilidades, pues algunos expertos también imitan el gañido de un zorro adulto durante la época de celo, lo que provoca la presencia tanto del macho para defender el territorio, como de la hembra para aparearse. El engaño por estos especialistas se completa cuando se combina el tauteo del adulto con el chillido del conejo. El camuflaje y el aire son determinantes.

Perros de madriguera

La caza con perros de madriguera sólo debe hacerse hasta la época previa a los partos, siendo durante el celo uno de los periodos con más posibilidad de encontrar madrigueras con hembras que huyen del acoso continuo de los machos, incluso acompañadas de alguno de estos. No debe cazarse nunca con perros de madriguera durante el periodo de cría. La caza en madriguera es eficaz en cualquier época del año, especialmente después de las batidas, pues los zorros que detectan rápido las armadas, si conocen alguna madriguera entre el vocerío y las escopetas, se meterán a guarecerse en ella.

Julio Rodríguez Estaje es un especialista en Jagdterrier que recomienda a este perro sobre otros de madriguera porque sus patas más largas le hacen más eficaz al poder saltar en pajeros, majanos o rocas donde los zorros se mueven en diferentes alturas. También tiene más agarre y agresividad que el teckel, aunque éste tiene más acoso y ladra, según indica en el capitulo “Perros de madriguera para captura de zorros” del libro citado: Especialista en control de predadores. Los perros jóvenes destinados a la caza de zorros deben socializarse y contactarlos con otros perros y con las personas antes de entrenarlos en madriguera y sacarlos de caza. El buen conductor de perros de madriguera sabe leer todos los ruidos y señales que proyectan los perros, pues las expresiones de los cánidos son totalmente traducibles desde el exterior.

Situación de la regulación de trampas amparadas por el MAGRAMA

Los lazos de reciente homologación (Collarum®, Lazo con tope y cierre libre dispuesto en alar y el Lazo tipo Wisconsin dispuesto en alar) se permiten a los especialistas con autorización y en las comunidades que lo tienen regulado. (Muñoz-Igualada et al 2010). También se pueden autorizar en cualquier comunidad autónoma que así lo determine.


‘Camada de zorros’. José L. Gómez-San Frutos

En las pruebas de homologación, estos métodos citados han demostrado una eficacia superior a los demás métodos de capturas. Los lazos tradicionales con freno se colocan para el zorro como para liebres y conejos, pero a mayor altura y con ojal más abierto que para aquellos. El diámetro mínimo de los lazos con tope es de 8 cm y para el Wisconsin es de 6’5 cm y el máximo para ambos está entre 20 y 25 cm. Los lazos de este tipo requieren autorización específica.

Las DTCECP-2011citadas, han sido implantadas únicamente en Castilla la Mancha a través de dos órdenes de regulación; una para homologar los aparatos y otra para acreditar a los tramperos.

Cataluña está a punto de publicar la normativa y con buen criterio va a incorporar también la regulación para la captura de especies exóticas invasoras. La proliferación del visón americano y su eliminación puede tener una herramienta valiosa en una nueva caja trampa específica probada en esa comunidad, que ha superado ya los umbrales requeridos por las DTCECP-2011.

Andalucía, Comunidad Valenciana y Extremadura están ya elaborando las normativas para la puesta en marcha en esas comunidades de las DTCECP-2011y puesto que hay nuevas trampas, la citada de Cataluña y otras lo ideal es que ya las incorporen todas las comunidades y además amplíen el ámbito no sólo a especies cinegéticas predadoras sino también, a todas las invasoras.

Según informaron al grupo de trabajo del seguimiento de las DTCECP-2011, en la reunión de diciembre de 2013, se han ensayado satisfactoriamente por el personal especializado del MAGRAMA y han superado los umbrales exigidos dos nuevas trampas a punto de incorporar a las cinco existentes: una caja trampa para capturar gatos cimarrones y un reformado lazo (Belisle selectif) que captura por la pata y ya se ha perfeccionado para que sea selectivo para zorros al dispararse por escarbar el zorro, (otros animales no escarban) y no por presión al pisar encima, como ocurría con el modelo anterior de Belisle, que no superó las homologaciones por falta de selectividad. También sería muy interesante que se superaran las pruebas de homologación de la trampa buzón para cornejas y urracas, que es muy necesaria para las comunidades del norte de España, donde las cornejas representan un verdadero peligro para muchas aves y ahora mismo no hay ninguna trampa homologada para ellas, aunque sí hay una caja trampa homologada, pero solo autorizada para urracas. A ver si se animan otras consejerías, entre ellas la mía, pionera en estas lides del control de predadores con trampas, pero que ha sufrido un parón inexplicable en esta acción imprescindible para la defensa de la fauna.

Los grupos ecologistas piden que se evalúen los parámetros que recomienden la utilización de trampas y justifiquen su aplicación

Los grupos ecologistas, presentes en esa reunión con otros estamentos interesados, piden que se evalúen los parámetros que recomienden la utilización de trampas y justifiquen su aplicación. Me parecen bien todas las medidas de control, pero en este caso se me saltan las lágrimas pensando en la marcha imparable que lleva hacia el precipicio a gangas, ortegas, sisones, perdices, avutardas y urogallos, casi todas ellas inmersas en el “pozo de la predación”; incluso peligran algunas rapaces de las que anidan en el suelo (aguiluchos). Y esto, a sabiendas de que en España hay más de 66 predadores y sólo se controlan 6, estando el resto protegidos. Tenemos tres reptiles, veintisiete rapaces diurnas, ocho rapaces nocturnas –estos 38 predadores están todos protegidos–, nueve córvidos, (7 protegidos), y diecisiete mamíferos (15 protegidos o 14 donde autorizan al lobo). Y perros y gatos asilvestrados, que sólo se permite su captura ante daños a la fauna o ganadería. No hablo de cigüeñas y gaviotas. En definitiva, de más de sesenta y seis predadores que existen en España y comen cada día especies o huevos de todo tipo de fauna, tan solo se permite el control de seis por debajo del Duero; a saber: zorro, jabalí, urraca y corneja, perros y gatos cimarrones.

Hay un estudio muy interesante, cuyo resumen he leído (www.cienciaycaza.org. 2013) realizado entre 1992 y 2007 en Langholm, en un coto del sur de Escocia. La idea es comparar cómo el control de zorros y córvidos afectaba a la reproducción de los aguiluchos, rapaz que anida en el suelo, como muchas aves. En 1992, cuando se inicio del control de zorros y córvidos para defender la población de galópodos, existían dos hembras reproductoras de aguilucho. En 1997 ya había veinte hembras rapaces reproductoras. En 1999 se detuvo el control de zorros debido a la predación excesiva del aguilucho en las poblaciones de lagópodos, que fue el motivo del control inicial de zorros. Al parar el control, el número de córvidos y zorros se incrementó de manera significativa, mientras que el número de hembras reproductoras de aguilucho se redujo de nuevo hasta cuatro en el año 2002.

La pregunta que deberían hacer también los ecologistas o los cazadores —si fuéramos a esas reuniones—, es si no sería necesario controlar a algunos de los más de sesenta predadores protegidos en España en favor de la biodiversidad y en defensa de tanta fauna abocada a la desaparición. Tampoco estaría mal que esa misma pregunta se la hiciera Walt Disney a todas esas especies acogotadas por la predación y que luego nos lo contara en TV en algún cuento infantil como el de Felix Saltén, Bambi una vida en el bosque.

José Luis Garrido
Publicado en Federcaza (Marzo 2014)

Referencias bibliográficas:

Fidalgo, LE. et al. 2009.
O raposo en Galicia. OGC-FGC. 70 pp.
Ballesteros F., Garrido, JL., Rodríguez J., Cano A., Herranz, J., Duarte, J., et al. 2012.
Especialista en control de Predadores. FEDENCA 327pp.
Garrido, JL. 2013.
Modalidades y Métodos de caza. (175 pp. s.e.).
Muñoz-Igualada, J. et al.
Directrices técnicas para la captura de especies cinegéticas predadoras: Homologación de métodos de captura y acreditación de usuarios (Aprobadas 13-07-2011). ANEXO: Especialista en control de Predadores. FEDENCA. (2012) 58 pp.
Cano, A. 2009.
ZORROS. Nueve técnicas para cazarlos. www.e-impresion.com. 352 pp.
La paradoja del control de predadores. 2013.
www.cienciaycaza.org. Artículo de referencia BAINES, D., RICHARDSON, M. Hen harriers on a Scottish grouse moor: multiple factors predict breeding density and productivity. 2013. Journal of Applied Ecology. DOI: 10.1111/1365-2664.12154.

 

1 comentarios

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

03 mar. 2014 14:04
+5
galano
galano
Da gusto leer sus artículos.
Yo soy de la opinión que, salvo en cotos intensivos, se debería acabar con las sueltas, tanto para caza como para repoblaciones; por faltas de garantías genéticas.
Como aficionado (no experto) a caza con perros madriguera, solo fox, creo que tiene mucha razón en periodo hábil. En algún tiempo en CyL dejaba cazar en abril, muchas hembras ya estaban paridas. Y por eso mismo no acabo de ver bien como se gestiona el sistema de petición control de daños con perros de madriguera, no es ágil; es posible que pidiendo los permisos en tiempo(enero), pierdas varios fines de semana sin poder cazar los zorros. Entiendo que si tu plan lo contempla debería ser incluso automático. Podrían imponer el deber solo de comunicar. Pero año tras año nos tienen varios fines de semana en lo mejor de lo mejor sin dejarnos ir de Caza.
Y para la gente cazamos en peñas, pedregales no es lo mismo cazar en enero que en marzo por muchas razones, sobre todo porque las madrigueras de marzo suelen ser las "parideras", los machos suelen estar fuera. Esas peñas son peligrosísimas, y los perros rara vez se pueden rescatar.
Algún día antes de jubilarme espero que cambie.
Saludos.

 

Leer más
Top 5 artículos más leídos

10 calibres para la nueva temporada
R. González Villarroel (193775 lecturas)

Los otros calibres que no son del 12
Pedro A. Suárez (148092 lecturas)

Diez razas de perros para disfrutar de la temporada
E. B. y J. A. C. (145767 lecturas)

Antes de salir de caza: ¿su escopeta le queda bien?
Gonzalo Gómez Escudero (109362 lecturas)

Rifles para caza mayor, pero... ¿Cuánta precisión se necesita?
Pedro A. Suárez (103383 lecturas)