Razas valoradas, pero que no acaban de triunfar

Alguien con sentido del humor dijo que el perro es el único ser, incluyendo la esposa, que admira al hombre. Desde luego el perro tiene siempre de nosotros una idea muy superior a nuestros merecimientos; en el campo, cazando nos cree omnipotentes e infalibles. Por eso en el perro de caza sorprendemos una mirada de duda o desconcierto cuando fallamos el tiro y la pieza escapa, pero al final de la jornada también nos perdona.

Eduardo de Benito | 05/04/2013

15805 lecturas

Los fabulistas y moralistas de siglos pasados se dieron cuenta de que nuestra manera de vernos a nosotros mismos es reflejada en la manera en que vemos a los animales, así la cultura popular atribuyó a multitud de animales virtudes y defectos, el ladino zorro, la trabajadora hormiga, reservando para el perro el papel de la fidelidad. Y entre esos perros fieles se encuentran las razas de muestra, paradigma de servicio al hombre desde hace miles de años.

La admiración que nos suscita la hermosura funcional de un setter inglés, la eficaz nariz de un braco alemán o esa muestra insuperable del pointer, los han convertido por méritos propios en reyes de la caza menor, pero no son los únicos perros que merecen ser destacados por su buen servicio en el deporte de la caza. Existen otras razas caninas, agrupadas bajo el común denominador de perros de muestra, que exhiben un variadísimo y amplio abanico de cualidades como auxiliares en las tareas cinegéticas.

A pesar de que hoy poseemos un caudal informativo sobre la caza muy superior al de décadas pasadas, siendo asequible a cualquier cazador revistas, DVD o vídeos en Internet sobre estas razas, su modo de trabajo y cualidades, su difusión no acaba de cuajar. Y la razón es ajena a ellas, no es debido a que tengan menos prestaciones que los consagrados pointers o bracos germanos, son en la mayoría dificultades inherentes a su localización y compra. Quede claro, no se trata de perros de segunda categoría o razas para snobs, son grandes perros merecedores de mayor atención.

Se trata de perros de constitución fuerte y atlética, cuyas características generales son una sólida estructura ósea unida a una potente musculatura. El rulo olfato es cualidad común, son animales de velocidad media, trotadores muy manejables y que se manejan con soltura en llanura o sotobosque, trabajando bien en solitario, en pareja o cuadrilla, pues su docilidad y sociabilidad les permite adaptarse a todas las circunstancias, respetando la muestra de los compañeros.

A su favor además tienen que se trata de perros muy completos, respetuosos del vuelo y atentos a las indicaciones del guía, pudiendo satisfacer las exigencias de cualquier aficionado. Los cuatro presentan una característica psíquica común, deseos de satisfacer las exigencias del cazador, que unido a su constitución morfológica y a su vitalidad, les impone la necesidad de liberar energía, lo que les hace magníficos perros de campo. Llevan innato el instinto venatorio, que primero con el adiestramiento y posteriormente con la práctica cinegética deberán desarrollar a lo largo de sus jornadas de trabajo.

Setter Gordon

Es el más pesado de los tres setters. Su apariencia nos sugiere más fuerza y resistencia que velocidad, pero no nos dejemos engañar, es un perro ágil y eficaz en el campo. Su capacidad de trabajo es subestimada por aquellos que muy erróneamente creen que esa aparente pesadez es una desventaja en la caza.

La raza lleva más de 100 años comportándose como un trabajador reflexivo e incansable. Es un perro hermoso, de buena vitola. Con su pelaje oscuro brillando en el sol invernal, la cabeza y la cola en alto, oteando el campo, no tiene nada que envidiar a su famoso hermano inglés. Lo cierto es que estamos frente a un perro incansable en el trabajo, muy reflexivo, capaz de moverse todo el día por zonas difíciles sin mostrar cansancio. En España tenemos un puñado de buenos criadores de esta raza, puedo citar afijos como "Valle del Cinca", "Iturraldeko", "Los Llagares", "Novilunio" o "Altzaga", que crían con seriedad perros de trabajo, buenos becaderos y caza en general. Esta raza escocesa es merecedora de mayor difusión y estoy seguro que en los próximo años veremos aumentar el número de aficionados de manera notable.

Perdiguero portugués

Nació el perdiguero portugués con vocación de penó funcional, animal polivalente y adaptable a toda orografía cinegética, resultado de su espíritu de trabajo y de un morfotipo bien equilibrado.

Es un perro completo, que merece ser conocido y apreciado fuera de Portugal, especialmente en España donde el terreno, clima y tipo de caza es idéntico al lusitano. Como raza antigua es heredero de un riquísimo patrimonio genético, que le ha permitido mantenerse como raza que no pierde actualidad, su funcionalidad es el resultado de un proceso de adaptación de innumerables generaciones a múltiples factores, genéticos y heredofamiliares, geográficos y ambientales, humanos y socioculturales. Es un perro robusto, inteligente y muy adaptable, que saca partido de estas características con gran eficacia, trabajando sobre diferentes terrenos, climas y tipo de caza.

Braco Húngaro

Su origen es común al de otros perros de muestra centroeuropeos, una evolución del viejo tipo de perro halconero utilizado en la cetrería pero "reformado" por las corrientes intelectuales que recorrieron el corazón de Europa en los primeros años del pasado siglo, cuando se impuso un perro completo y polivalente como reacción a los especialistas británicos. Ello se consiguió especialmente por la aportación de sangre de los bracos germánicos.

Existen dos variedades en la raza, el braco húngaro o vizla de pelo corto, que es el más popular, y el braco húngaro de pelo duro obtenido del cruce entre el vizsla de pelo corto y el drahthaar hacia 1930. Sus admiradores no dudan en decir que posee la distinción del pointer, el original y atractivo manto del weimaraner y la nobleza de estampa del braco alemán, tres razas con las que indudablemente está emparentado. Es un buscador activo, tenaz y apasionado, que bate su terreno de forma metódica. Permanece en constante comunicación con su conductor, a fui de revelarle por sus las impresiones que recoge su nariz.

Grifón Korthals

Este perro de origen francés, buen mostrador y buen cobrador, se ha visto perjudicado por su parecido con el alemán drahthaar, aunque las diferencias profundas entre ambas razas sean más que considerables.

El korthals fue en el pasado el perro de muestra de pelo duro más apreciado en Europa, eran los años en que su centro de cría estaba en Alemania. Tras la Primera Guerra Mundial los criadores belgas y franceses se propusieron aislar al Club Grifon EV, club de la raza en Alemania, lo que finalmente motivó el apoyo de los cazadores germanos al drahthaar, que estaba en pleno periodo de consolidación. Es un perro de galope enérgico, pero no impetuoso, en el que alterna por igual un trote contenido que le permite aguantar a lo largo de una jornada de caza con desplazamientos más veloces, pero que en nada recuerdan a los del pointer. Caza con la cabeza alta gracias a su desarrollado olfato.

Otras razas menos conocidas

De algunas razas de notable interés puede decirse que son desconocidas en nuestros cazaderos, aunque algunos cazadores las empleen y de vez en cuando las revistas les dediquen unas pocas páginas divulgadoras. Es el caso de las italianas el spinone y el braco italiano; entre las alemanas el langhaar y el grosser münsterlünder, que no es otra cosa que un langhaar pigmentado en negro.

El spinone es un perro rústico, de gran antigüedad genética, pues está considerado el grifón de pelo duro más antiguo de Europa, que sirve de maravilla para la caza en zonas donde se necesita este tipo de perros. Caza con soltura en pantanos y ríos y soporta el frío y la humedad sin menoscabo en su rendimiento. No es un perro rápido, pero en la última década el trote tradicional ha sido sustituido por un paso más rápido, acorde con los gustos actuales.

El braco italiano recuerda vagamente a nuestro perdiguero de Burgos. Sus características son las propias de toda la familia de los bracoides, no en vano está considerado como el padre de casi todas las razas de muestra continentales. Trotador por excelencia, es resistente y con buen sentido venatorio. En Italia, al igual que ocurre en España, hay una gran variedad en cuanto a las condiciones climáticas y ambientales entre el norte alpino y el seco sur.

Del langhaar hemos visto ejemplares cazando en España desde hace más de una década y obteniendo buenos resultados en pruebas de caza, no obstante no ha terminado de cuajar. El langhaar es braco alemán de pelo largo, al que hace más de 100 años se le introdujo sangre de setter gordon y sus condiciones venatorias muestran todo lo bueno (y lo malo según gustos) que caracteriza a estos perros germanos.

Otro perro alemán muy interesante, aunque su apariencia nos recuerda a los epagneul, es el kleiner münsterliinder, también denominado heidewachtel, un perro de tamaño no muy grande, con un modo de cazar, comportamiento y cualidades muy similares a las del epagneul bretón, lo que ha influido para que apenas sea conocido fuera de su región de origen, a pesar de sus muchas virtudes. Estas razas, junto al el wacbtelhund (spaniel alemán), un perro que no tiene el carácter suave de los spaniels tradicionales, mostrando al estilo germánico notable agresividad en la caza, atreviéndose a enfrentarse a piezas de caza mayor y siendo bueno en el rastro de sangre, quedan fuera de los primeros puestos de los listados de los perros top de la cinofilia venatoria, pero son merecedores de darse a conocer entre nosotros.

Eduardo de Benito

2 comentarios

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

11 jun. 2013 09:05
+1
Japrés
Japrés  
Sigamos defendiendo lo nuestro, que así nos va en España. El Pachón Navarro o el Perdiguero de Burgos no están a la altura ni de los segundos, aunque es curioso que muchas de esas razas llevan spaniel o epagneul en sus nombres, no sé si querrá decir algo.

Un saludo.
03 sep. 2013 13:21
valdi
valdi
Japrés, has cazadado muy poco con pachones y perdigueros,,,,,

 

Leer más
Artículos relacionados con 'Perros'

Podencos, teckels, fox y jagd terriers tras los conejos
Eduardo de Benito

El perro fino colombiano
Jonathan Álvarez S.

Los perros de muestra de pelo duro
Eduardo de Benito

Registro de Rastreos 2013
AEPES

El Alano Español de montería resiste en Berrocaza
Carlos Contera y Luis Cesteros

Más +
Top 5 artículos más leídos

10 calibres para la nueva temporada
R. González Villarroel (197611 lecturas)

Los otros calibres que no son del 12
Pedro A. Suárez (154772 lecturas)

Diez razas de perros para disfrutar de la temporada
E. B. y J. A. C. (149568 lecturas)

Antes de salir de caza: ¿su escopeta le queda bien?
Gonzalo Gómez Escudero (112261 lecturas)

Rifles para caza mayor, pero... ¿Cuánta precisión se necesita?
Pedro A. Suárez (104317 lecturas)

En el número de noviembre:

  • ¿Qué pasará con la llegada de las aves migratorias?
  • Harris frente a azores para la caza de conejos
  • A los zorzales… sin olvidarnos de las perdices
  • Montear con tanto calor, un peligro para las rehalas