¿Podemos detectar una enfermedad en nuestros perros?

Siempre insistimos en la prevención y en el diagnóstico precoz ante cualquier enfermedad. Al igual que oímos continuamente respecto a la salud humana, los chequeos o revisiones son imprescindibles, al menos una vez al año, algo que en el caso de nuestros perros suele hacerse por parte de nuestro veterinario, coincidiendo con las vacunaciones. La pregunta es ¿podemos hacer nosotros algo más para detectar algún problema? Por supuesto que sí.

Manuel Lázaro Rubio | 05/09/2012

4706 lecturas

Al finalizar la temporada de caza puede ser un buen momento para detenernos y con calma revisar la salud de nuestro perro. De ello nos ocupamos en este artículo, prestando atención a aspectos tan evidentes como el apetito o la pérdida de peso, a otros menos visibles como cambios en la conducta o pérdida de oído. Estos reconocimientos serán aún más importantes en animales mayores, en los que es más frecuente la presencia de la mayoría de las patologías.

Examen general

Empezaremos por una valoración del perro en general. Su conducta nos indicará si tiene un grado de actividad mayor o menor de lo habitual, lo que puede ser síntoma de hiperactividad, ansiedad o depresión. Estudiaremos si sus movimientos son normales o presenta algún tipo de cojera o dificultad al levantarse que podría estar debida a un traumatismo o a osteoartrosis. ¿Se cansa más de lo normal? Este es un primer síntoma de enfermedad respiratoria o de corazón. Las toses o estornudos frecuentes también pueden indicarnos que quizá algo no va bien del todo. El animal debe respirar sin signos de dificultad; en reposo la frecuencia suele ser de entre 15 y 30 respiraciones por minuto. El aspecto del pelo debe ser acorde con su raza, en general tupido, lustroso, brillante, sin caspa y sin alopecias. Deben revisarse y eliminar los nudos, pues pueden esconder heridas, espigas u otros cuerpos extraños. El aspecto de la piel debe ser de una coloración rosada, sin enrojecimiento. ni heridas. ni rascado exagerado.

La detección de parásitos (pulgas y/o garrapatas) será importante. Esta revisión general también nos permitirá valorar su estado de peso, detectándose los primeros signos de obesidad al recubrirse las costillas y rellenarse la cintura; o bien valorar si la pérdida de peso durante la temporada de caza ha sido excesiva. Si el tamaño de nuestro perro lo permite deberíamos aprovechar para pesarlo.

Revisión al detalle

El aparato digestivo es fuente de muchos síntomas como los vómitos, el estreñimiento o la diarrea, flatulencia, dolor o dificultad al defecar, molestias o lamidos de la región anal que podrán indicarnos la presencia de parásitos o de afecciones de los sacos anales. etc. Las alteraciones en la micción podrán revelar dolor, color anormal de la orina, presencia de sangre, aumento de volumen generalmente acompañado de más sed, algo muy frecuente en muchas enfermedades endocrinas (diabetes, síndrome de Cushing,), enfermedades infecciosas (piómetra) y fallos renal o hepático.

Al examinar los ojos deben presentar un aspecto limpio, sin secreciones, con una córnea invisible, por ser transparente que permita ver las estructuras posteriores que son el iris y la pupila, ésta de color negro. Las molestias o guiños con los ojos, las secreciones y las opacidades son signo de enfermedad. El color blanquecino de "todo el ojo" indicará un problema en la córnea, mientras que el color blanco sólo de la pupila nos indicará la presencia de una catarata u opacidad del cristalino que está situado en el interior del ojo.

Los oídos no deben tener tampoco secreciones ni mal olor, ni estar enrojecidos. Las enfermedades del oído suelen ser muy molestas e incluso muy dolorosas, por lo que si nuestro perro sacude mucho las orejas será imprescindible llevarle al veterinario. La presencia de "cuerpos extraños" en el pelo de las orejas, fundamentalmente espiguillas es frecuente en épocas cálidas, por lo que tendremos que estar atentos y eliminarlas antes de que se introduzcan en el conducto auditivo. La presencia de una pequeña cantidad de cerumen es normal pudiendo eliminarse con un poco de algodón (nunca bastoncillos) o mediante unas toallitas específicas para este fin.

La boca ni tiene que estar enrojecida ni presentar una excesiva salivación, salvo en ciertas razas (mastines, boxer). Una secreción excesiva de saliva puede estar producida por heridas, quemaduras o infecciones. Es importante revisar los dientes para detectar el acúmulo de sarro, algo que deberíamos combatir en caso contrario. El aspecto de la trufa debe ser húmeda, lisa, brillante, sin secreciones; la aparición de costras o el agrietamiento requieren de una revisión más profunda.

La palpación de todo el cuerpo, empezando por el cuello y continuando por el tronco y extremidades, nos permitirá localizar bultos o heridas, que no sean fácilmente visibles. La exploración de las mamas en las perras es muy importante pues la presencia de tumores mamarios es una patología frecuente en hembras no castradas de cierta edad. Las secreciones peneanas pueden indicarnos la presencia de infecciones. La exploración de cola, ano y región perineal podrán revelar la presencia de heridas o irritaciones, o incluso enfermedades de la vulva en el caso de las hembras. Al revisar las patas deberemos prestar especial atención a los dedos, espacios interdigitales y almohadillas, pues son lugares que con frecuencia se pueden alterar, debido a heridas, cuerpos extraños, dermatitis, no olvidándonos de revisar las uñas que, si bien suelen desgastarse con el ejercicio, en algunos casos precisan ser recortadas.

Un apunte final

Todo este reconocimiento, como hemos explicado, resulta fácil de realizar con la simple observación de nuestro perro durante el paseo, unida a una exploración física durante el baño o cepillado: pero no debe sustituir a la visita regular al veterinario. En cualquier caso, todo aquello que nosotros detectemos entre un chequeo anual y otro, será fundamental para poder diagnosticar precozmente cualquier enfermedad.

Manuel Lázaro Rubio y Clínica Veterinaria Mirasierra

1 comentarios

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

20 sep 2012 23:55
pota
Hola amigos soy un cazador de telde al que desgraciadamente le ha ocurrido lo inexplicable.. como cada jueves y domingos saco a mis perros al campo y hoy dia 20 de Septiembre del 2012 la desgracia que jamas pense que me pasaria a mi me ha pasado me envenenaron una perra y se me a muerto estoy muy sorprendido y no se la manera de prostestar ni de que hacer en un caso como el de hoy , anteriores semanas otros compañero me ha dicho que tambien se le enveneno una perra y murio tambien asi con unos cuantos más que tambien se les han envenenado no se que hacer me gustaria que me ayudaran para crean una protesta juntos y que se tomen medidas porque es muy triste sacar tus perros al campo y que vengas con uno menos perdon por el comentario tan extenso pero no se a quien ocurrir agradeceria y mucho que algun compañero de este club me diera soluciones mi correo electronico es namenaju@hotmail.com , muchas gracias .

 

Leer más
Otros artículos de Manuel Lázaro Rubio

Lesiones en las almohadillas plantares
(02/11/2012)

Un hogar cómodo y seguro para nuestros perros
(26/07/2011)

Perros y ladridos excesivos
(03/10/2007)

Artículos relacionados con 'Perros'

Podencos, teckels, fox y jagd terriers tras los conejos
Eduardo de Benito

El perro fino colombiano
Jonathan Álvarez S.

Los perros de muestra de pelo duro
Eduardo de Benito

Registro de Rastreos 2013
AEPES

El Alano Español de montería resiste en Berrocaza
Carlos Contera y Luis Cesteros

Más +
Top 5 artículos más leídos

10 calibres para la nueva temporada
R. González Villarroel (155230 lecturas)

Diez razas de perros para disfrutar de la temporada
E. B. y J. A. C. (115187 lecturas)

Los otros calibres que no son del 12
Pedro A. Suárez (98506 lecturas)

Rifles para caza mayor, pero... ¿Cuánta precisión se necesita?
Pedro A. Suárez (91396 lecturas)

Antes de salir de caza: ¿su escopeta le queda bien?
Gonzalo Gómez Escudero (86480 lecturas)

En el número de octubre:

  • Buenas perspectivas… pero con muchas incógnitas
  • Cómo tirar bien a principio de temporada cinegética
  • El perro, un cazador inteligente e instintivo
  • Un año venatorio más… y con muchos problemas
  • Protestas en Madrid y Sevilla en defensa de la caza