Presentación oficial del xarnego valenciano en la Exposición Internacional de la RSCE

Los pasados días 26 y 27 de mayo el Club de Caza Amigos del Xarnego Valenciano fue invitado por la Real Sociedad Canina de España, dentro del marco de Exposición Internacional Canina de Primavera y Exposición Nacional Especial Razas Españolas, para presentar a todos los aficionados a la cinofilia de este país esta raza de podencos autóctona.

El Club de Caza Amigos del Xarnego | 22/06/2012

4001 lecturas

La RSCE, por medio de su Delegación de Razas Españolas y en colaboración con el Club del Xarnego, decidieron encuadrar esta raza dentro del recientemente creado marco de 'Grupo Étnico Canino', cuya finalidad no es otra sino la de garantizar, con la aplicación de esta normativa, un proceso ordenado científicamente que desemboque, en el paso de cuatro generaciones, en que los xarnegos seleccionados y criados con este método sean capaces de transmitir a su descendencia, con plena garantía y seguridad, la totalidad de sus caracteres morfológicos, lo que llevará a este podenco a ser reconocido como raza oficial en el ámbito nacional por la RSCE, y así hacer una futura presentación y reconocimiento mundial por la Federación Canina International (FCI).

De este modo, el Club del Xarnego Valenciano acudió a la cita con una pareja de ejemplares representativa del tronco racial propio de la raza, unos animales que destilaban con su sola presencia la esencia genuina de la ancestral casta de podencos, en concreto con sendos podencos de pelo sedeño (al ser la variedad menos conocida y, para muchos, visualmente la más impactante con el carácter noble, equilibrado, cariñoso y abierto que caracteriza a la raza, como son 'Valiente' y 'Cazalla'.

También acompañó a la pareja 'Xulio', un ejemplar sedeño de color rubio trigueño por si algún percance pudiese hacer peligrar la presencia de alguno de los dos ejemplares antes mencionados, propiedad de José Luis Vicedo, presidente del Club de Caza Amigos del Xarnego Valenciano, quien nos narra así el evento:

"Estábamos, pues, en Madrid, en la sede de la RSCE, en su magna exposición anual. Habíamos llevado al xarnego al lugar en el que siempre soñé colocarlo, junto a todas las razas caninas de este mundo. Tenía su sitio predestinado por derecho propio y, por fin, allí estaba.

Gracias al esfuerzo de muchos amigos, a la voluntad inquebrantable de unos cuantos, al tesón incuestionable de algunos, nuestro xarnego había conseguido uno de sus primordiales objetivos: darse a conocer al mundo entero, darse a conocer… para ser estimado y valorado, para ser apreciado, para que deje de ser, continua y equivocadamente, mestizado.

Su resistencia inquebrantable le había hecho durante decenios incluso capaz de sobreponerse al continuo y absurdo mestizaje con aquellas razas similares que habían ganado protagonismo por haber gozado de un reconocimiento oficial anterior al de nuestro xarnego, habiendo así copado de presencia mediática los medios y habiendo llamando la atención de los cazadores, que no siempre hemos sabido valorar con justicia aquello que hemos recibido como legado incuestionable, funcionalmente el mejor para el terreno en el que ha nacido.

Pero, gracias al esfuerzo de todos, llegamos hasta Madrid. Menos mal que, conociendo desde hace muchos años este tipo de eventos, vislumbré que Enri y yo seríamos muy pocas manos para lo que se avecinaba y nuestro secretario, Javier Puchades, nuestra tesorera, Mª José Díaz, y el pequeño e inquebrantable bastión xarnegero, Javi Puchades Jr., fueron convencidos de que, una vez más, su colaboración era imprescindible.

Dar cifras de la cantidad de gente que visitaron estas exposiciones durante los dos días es un ejercicio de atrevimiento, pero realmente, sin temor a equivocarme, fueron varios miles. La crisis no afectó en nada el movimiento de gentes, el tirón fue enorme y las calles en las que se colocaron los stands aparecían en casi todos los momentos a rebosar de público. Y creo que no me equivoco tampoco y no peco de presuntuoso si digo que nuestro stand, el stand del xarnego valenciano acaparó una cantidad de público tan formidable que nos da a pensar a los miembros del Club que estuvimos allí, que fue, sin duda, el más visitado de los stand de raza. Hay que contar que muchos de estos stand de raza pertenecían a razas consolidadas en el panorama canino mundial: allí estaban el Club de los Spaniels, con todas sus razas, el del dogo alemán, el del basset hound y otros muchos más, y también el de las otras dos razas que forman parte de los 'Grupos Étnicos': los careas castellano-manchego y leonés.

Nuestro stand fue una fiesta continua: cazadores, señoras, jóvenes, niños de todas las edades, criadores de otras razas, podenqueros conocedores, otros que habían oído, algunos que ya habían visto, pero que expresaron su certidumbre, "Estos, sí", ante la presencia de nuestros ejemplares. Afónicos de atender a tanta gente, agotamos las dos ediciones de trípticos editados sobre la información de la raza, nos hicieron cientos de fotos, hicimos otros tantos cientos y, entre tanta intensidad, llegó la hora de la verdad.

Por megafonía se anunció que los 'Grupos Étnicos' harían su presentación en el ring de honor, inmediatamente antes de que se juzgaran las finales de razas españolas, como debía ser, como correspondía. Así es que, en ese momento, sí que me puse como un flan, aunque siempre trato de disimular ante mis compañeros. Era un manojo de nervios, y eso que llevo unas cuantas exposiciones a mis espaldas, pero esta vez no se trataba de mostrar uno de mis ejemplares de cría, sino de mostrar al xarnego a todo el mundo, pero básicamente a la cinofilia oficial de este país, de mostrarles para que conocieran, para que constataran, la palpable, auténtica y viva realidad de una joya canina autóctona que, por fin, llegaba a donde merecía, de que viesen cuánto valor ha tenido, tiene y tendrá esta casta inigualable de podencos, que lleva años reclamando su posición, y que lo hacía por derecho propio, el que le otorgaba el ser una estirpe consolidada durante cientos de años, aunque, desgraciadamente, desatendida, como ha ocurrido con muchas de nuestras castas de perros durante décadas.

El siempre discreto Puchades se quedó atendiendo al stand; Mª José, cámara en mano, se abría paso entre la nube de fotógrafos; y yo, en el pre-ring, intentaba colocar al pequeño Javier y a Enri, ordenar la disposición de los perros, porque al final decidimos que, ya que habíamos llevado tres, tres mostraríamos al mundo.

Primero saldría 'Xulio', al que yo había probado ya antes con la correa de show y se movía con soltura; después, 'Valiente' de la mano de Javier Jr., ya que este joven macho es realmente equilibrado y ya lo demostró en Puerto Lumbreras. Finalmente, cerraría Enri con 'Cazalla', más nerviosa, pero dotada del don perruno de copiar las actitudes de sus congéneres, que seguiría a 'Valiente', sin dudarlo, como así fue. Era la hora de la verdad, adivinaba el mismo nerviosismo en mis compañeros; pero, al mismo tiempo, tenía tanta seguridad en ellos y en nuestros perros… Sabía que habíamos trabajado bien, muy bien, y que no fallaríamos.

Carlos Salas Melero, delegado de razas españolas de la RSCE, por megafonía hacía una descripción histórica, funcional y del proceso de oficialización, mientras se salía al ring de honor entre los aplausos de los asistentes. Primero, las dos razas de careas, como les corresponde por estar encuadradas en el 'Grupo I - Perros de Pastoreo' y, finalmente, en el 'Grupo V - Tipo Spitz y Primitivo, Sección Séptima, Perros de Caza', nuestros estimadísimos xarnegos.

De dónde provenían los aplausos, no lo sé; sólo sé que se multiplicaron por mil. Yo era incapaz de mirar a ningún sitio; si acaso, de reojo, para ver que el pequeño Javier, con la seriedad que le caracteriza, no había perdido comba siguiendo mis instrucciones y que Enri dominaba perfectamente la situación y nos venía a la zaga. No dejaron ni un minuto de oírse los aplausos de la gente, ni un momento de disparar los flashes de las cámaras. Cuando se oyó el primer "bravo" y siguieron muchos más, las piernas me temblaron, me emocioné y sólo pude pensar en toda la gente que había hecho todo lo posible para que los xarnegos valencianos llegasen hasta allí. Entre una ovación atronadora pude distinguir los "bravo" de algunos compañeros que presentaban sus ibicencos y sus andaluces, y eso, si cabe, me enorgulleció aún más, el reconocimiento explícito de quienes entienden de podencos era algo importante.

Y, después, las enhorabuenas de todo el mundillo canino español, las felicitaciones de directivos, criadores, aficionados, podenqueros. Eran momentos que compensaban tantos meses de esfuerzos, de esfuerzos de todo un grupo magnífico de gentes dispuestas a luchar por lo que consideraban justo para nuestros xarnegos.

Sabemos que queda una tarea ardua e importante, pero desde esta crónica quiero lanzar mi homenaje de reconocimiento a todas aquellas personas que han tenido que ver en que este sueño sea una realidad llamada xarnego valenciano. A todos ellos, felicidades y enhorabuena.

Gracias a todos los que pusieron la mejor voluntad en este proyecto: a Erika, mi hija; a Mª José (impagable) y a los Javi, padre e hijo, de Benimamet; a Eva, de la lejana Suecia; a Enri, a Antonio y Amalio; a César, a Salvador Serrano y a Guillermo Cregorí; a Diana y Virginia, de la SCA; a Miguel Gil y su amigo Miguel, de Lliria; a José Mª y Miguel, de Pedralba; a Rafa, el Conde de Aielo; a Eloy y su fantástico 'Pampol', de El Campello; a Carlos y su padre, de Tibi; a mi hermano Ximo, a Juanjo, a todos los miembros de la Sociedad de Cazadores El Águila de Agost; a mis dos maestros en cinofilia, Carlos Contera y Carlos Salas; a Ana Mesto, a Mariano Púa y Manuel Martín, de la RSCE; a todos los socios del Club; a los cazadores que mostraron sus xarnegos en las convocatorias de este Club y a sus amigos y sus familias por su disposición; y a los foreros y simpatizantes que, de una u otra forma, han colaborado para que nuestro xarnego sea hoy una realidad viva".

El Club de Caza Amigos del Xarnego
Fotos realizadas por Mª José Díaz

 

Leer más
Otros artículos de El Club de Caza Amigos del Xarnego

El Club de Caza Amigos del Xarnego en la feria de Valencia
(12/04/2012)

Top 5 artículos más leídos

10 calibres para la nueva temporada
R. González Villarroel (144179 lecturas)

Diez razas de perros para disfrutar de la temporada
E. B. y J. A. C. (105199 lecturas)

Rifles para caza mayor, pero... ¿Cuánta precisión se necesita?
Pedro A. Suárez (86965 lecturas)

Los otros calibres que no son del 12
Pedro A. Suárez (85634 lecturas)

Antes de salir de caza: ¿su escopeta le queda bien?
Gonzalo Gómez Escudero (79614 lecturas)