Contra la caza de corzas en primavera

Las administraciones regionales de Aragón y Castilla y León han autorizado la caza de hembras de corzo para esta primavera. La medida ha causado rechazo en buena parte del sector cinegético y entre asociaciones conservacionistas.

Felipe Canales Basabe | 04/04/2012

3195 lecturas

La Asociación del Corzo Español (ACE), que reúne cazadores e investigadores especializados en la especie, fue la primera en dar la voz de alarma y pedir una rectificación que, cuando escribo estas líneas, aún no se ha producido.

Los argumentos son contundentes: en primavera, las corzas están a punto de parir, recién paridas o con crías de pocas semanas de vida. El sacrificio de la madre lleva consigo la orfandad e inanición de las crías, generalmente gemelas, que son condenadas a una muerte segura, agónica y cruel. Además, no es posible diferenciar en primavera hembras que tienen crías de las que no. Y esto porque los corcinos permanecen largos periodos de tiempo ocultos entre la vegetación; es su forma de defensa, de evitar a los predadores.

Los cazadores no debemos ser cómplices del maltrato animal porque en la caza no todo vale. Cazaremos corzas cuando se debe y como se debe, es decir, cuando es posible asegurar un disparo selectivo y siempre procurando un mínimo sufrimiento a la pieza. Seguiremos practicando una caza moderna, racional y selectiva, sustentada en principios sólidos de gestión cinegética. Como cazador pido a mis compañeros que no disparen sobre hembras con crías recién nacidas.

PD: Por pura ética, pero también por la buena imagen de la caza y de los que cazamos.

Saludos y buena caza!

Felipe Canales Basabe

20 comentarios
04 abr. 2012 12:52
+4
Santiago Segovia
Santiago Segovia  
Querido Felipe:
Que razón tienes. Lo malo es que en Aragón esta burrada viene siendo norma desde hace varios años, y menos mal que los naturalistas, ecologistas y demás no lo saben, porque de otra manera la opinión que trascendería en la sociedad sobre nuestras acciones estaría más perjudicada de lo que ya lo está, y como no, la de la propia Administración que dicta estas normas.
Que se tomen estas medidas tan sólo porque hay unos supuestos daños es algo que atenta contra el más elemental de los raciocinios.
Las leyes, los reglamentos y los principios que mueven la actividad de la caza se deben basar en una ética cinegética, ya que bien concebida y sabiamente dispuesta, la caza constituye una aportación moral y material importante.
Sin embargo, el facultar que una hembra a punto de parir pueda ser abatida, o bien que esa misma hembra sea abatida una vez haya parido, dejando una indefensa cría abocada a una muerte segura por inanición o en el mejor de los casos predada, me parece una brutalidad que atenta contra el buen hacer, la ética y la más elemental economía natural, sin contar con la imagen que el sector cinegético ofrece con estos hechos. Y en este caso no es de aplicación la mayoría de las veces el precepto que figura en la normativa sobre la prohibición de abatir hembras seguidas de crías, porque los corcinos permanecen ocultos casi todo el tiempo como medio de defensa ante los depredadores, por lo que a la vista del cazador la hembra podría pasar por no estar seguida de la cría.
Creo a su vez que una de las funciones de la normativa legal que las diferentes administraciones proclaman, es su finalidad educativa, y en este caso estimo que el fruto obtenido es bien distinto.
Gracias por el artículo y por difundirlo en esta web, a ver si se remueven las conciencias de algunos.
Santiago Segovia Pérez
05 abr. 2012 10:08
+3
Manuel Lacasa
Totalmente de acuerdo con sus comentarios Sr. Canales.
Todos sabemos que esto es un disparate al que hay que decir NO.
Es un tema, como otros muchos sobre el corzo, que ya ha sido motivo de comentarios negativos a la Administración creo que mucho antes que la ace, que desde luego no ha sido la primera.
Tenga en cuenta que en León y Castilla, hay, desde hace muchos años, y relacionados con las Facultades de Veterinaria y Biológicas, nucha gente trabajando en estos de zoología, ecología y caza, con grupos y gabinetes especializados en corzos y otras especies.

M. Lacasa
05 abr. 2012 10:39
roblessi  
Me consta que nada más salir la Orden de Caza del pasado mes de noviembre, diversas personas,organizaciones y sociedades de cazadores, algunas con más de cien años de existencia, comunicaron a la Junta su discrepancia sobre este tema, considerándolo, por educación y diplomacia, como un error o lapsus a corregir. Como esto no ha sucedido, estamos empezando a considerar que es no es un error.

Me consta, igualmente, que, en el mes de diciembre de 2011, la SECEM le comunicó a la Junta su opinión en el mismo sentido.
05 abr. 2012 23:13
+2
Fragenquer
y me caen unos lagrimones como garbanzos.
Yo me voy a referir a Aragón, y vamos a ver si nos dejamos de hipocresías y sensiblerías.
Para empezar la información que dais sobre la caza de corzas en Aragón es malintencionadamente sesgada ya que pretendéis dar la imagen de que aquí vamos matando corzas a diestro y siniestro, cuando es totalmente falso.
Primero que aquí SOLO autorizan a cazar las corzas ahora en unas concretas zonas, que están recogidas en un Anexo de la orden de vedas y especificados pueblo por pueblo a cual se le permite. Sobra decir que en estas zonas la sobrepoblación de corzos causa unos destrozos inasumibles para los agricultores, por no hablar de los accidentes que provoca esta sobrepoblación, con lo cual creo sobradamente justificada esta medida.
Seria curioso saber a que altura iba a quedar vuestra ética e impoluta conciencia, si esos frutales (que son el pan de esos lugareños) y que en esas zonas los corzos destrozan noche si y noche también fueran vuestro pan.
No creo que a ningún cazador de bien, le de gusto matar una hembra preñada o seguida por la cría, pero si en determinados sitios es necesario hacerlo, pues se hace y punto, sin sensiblerías.

Hace pocos días leía en un interesante foro de la ACE, a un biólogo experto en caza de corzas, recomendar con total naturalidad (como debe ser) a otro forero que quería bajar su población, que matara primero la madre y después que tirara a la cría. Como entiendo que el fin buscado en ese caso, es eliminar bocas en aras de que el resto y por ende los machos toquen a mas y mejor alimento para desarrollar mejores trofeos, no puedo entender porque cuando se trata de hacer eso mismo pero con un fin mucho mas lógico, justo y ético como es salvaguardar el pan de esa gente, se ponga el grito en el cielo. Ya que antes será el trabajo de esa gente que la diversión de cazar, o el capricho de engordar el ego de fulanito con unos gramos mas de marfil.
También me llamo la atención los meses que allí se barajaban como los mejores para matar corzas, Diciembre, Enero y Febrero porque obviamente también están preñadas en esos meses.
Respecto a nuestra imagen no creo que deba preocuparnos, el ecologista de verdad entiende que la caza, al igual que la naturaleza es cruel y el que no lo entienda es perder el tiempo intentar convencerlo.

Saludos,
Fragenquer.
06 abr. 2012 11:03
+4
Kodiak  
Quiero comentar lo primero, que no conozco en profundidad la legislación que puedan haber establecido en Aragón y Castilla y León en relación a la caza de hembras, por lo que es muy posible que mi opinión no sea acertada, ya que presumo, que no será una autorización generalizada sino puntual para algunos circunstancias.

Estimado Santiago (y pido disculpas al señor Canales, Lacasa y roblesi, pero es con Santiago con el que más confianza tengo y al que tomo como interlocutor en este debate), hace años debatí con Gerardo en los foros de esta misma página, sobre lo desagradable, pero necesarias, que eran determinadas actuaciones, más de gestión que de caza, en el mundo cinegético. Él no era partidario como algunos de los contertulios en esta ocasión, de abatir hembras preñadas o con crías, a lo que yo le contesté, que si algún animal tenía la mala costumbre, por ejemplo, de cruzar u ocupar una parte de una calzada de forma reiterada en alguno de sus tramos, mi ética cinegética quedaría muy de lado y no tendría problema, es más, tendría pienso que obligación, de quitar esa hembra, a su cría, ya la tuviese en la panza o a su lado, o a todo un grupo si fuese necesario, solo, ante la posibilidad de que pudiesen provocar un accidente. Mi ética cinegética queda muy por debajo de mi conciencia, si comparo el sacrificio de unos animales con el de unos padres y sus hijos "espachurrados" contra un árbol, no puedo remediarlo. Como bien se ha comentado aquí, no es nada agradable abatir hembras en estado de gestación, lo sé bien, pues me toca en la parcela de gamas y muflonas y me ha tocado en la de otras especies en repetidas ocasiones, queriendo aprovechar para recordar la cantidad de veces en que se realizan y se están realizando esperas por daños al jabalí, pagando sus hembras los platos rotos en las mismas circunstancias que tratamos aquí y sin decir nadie "esta boca es mía".

Entiendo que lo ideal sería hacer un control de la población en otros momentos, pero también se ha de entender, que eso no es siempre posible. Por otro lado, sabes perfectamente que en determinadas circunstancias una población de mamíferos se puede recuperar con relativa facilidad, mientras que por ejemplo un monte comido por la sequia o una excesiva población, tarda décadas en recuperarse. Ya veremos en estos foros lo que opina la gente sobre las poblaciones en un par de años, con la repercusión de la sequia que ahora mismo tenemos, sin ir más lejos y sin entrar en jugar con el pan de algunas personas, como ya se ha comentado aquí.

Entiendo también, que los responsables de muchos cargos en las administraciones ni saben, ni quieren saber, ni se molestan en buscar consejo. Pero estos señores, a los que no se puede pedir más, ya que sencillamente no suelen dar para más, lo único que hacen es establecer unas herramientas, que luego debemos ser los cazadores los que utilicemos. Recuerdo en este sentido unas jornadas hace años en Córdoba, donde los cazadores andaluces se quejaban de forma unánime al representante de la administración, sobre la fecha de apertura para la caza mayor, que por coincidir con temporada de mucho calor, había provocado la muerte de bastantes perros de las rehalas los días anteriores. El hombre tranquilamente contestó, que el establecer unas fechas de apertura, no obligaba a nadie a cazar en ellas y que la administración no tenía la culpa, si todos los egoísta y ambiciosos organizadores y cazadores se lanzaban el primer día posible al monte, con la única intención de ser los primeros y cobrar el mayor y mejor número de piezas. Allí termino el debate, nadie contestó. Aquí sucede lo mismo, las administraciones ponen a nuestra disposición una herramienta más de gestión, que de caza, en nuestras manos, las de los cazadores y propietarios, está usarla o no, ¿qué problema hay?. Santiago, sabes que durante lustros he mantenido que el problema de la caza en España son los cazadores. Si todos fuesen tan buenos como pretenden en los bares o aquí en Internet, ¿qué importa que las administraciones puedan confundirse, si ellos luego hacen las cosas bien?. Aquí el problema no pienso que sea solo la torpeza de las administraciones, que torpes en ocasiones lo son. Mucha parte del problema es la actitud de los cazadores, por lo que todas estas entidades además de criticar los errores de las administraciones, debería preocuparse en colaborar a educar a un gremio de cazadores, denunciar a algunos de sus miembros que saben actúan mal. Tarea difícil por cierto, ya que yo por lo menos tengo la impresión con muchos de ellos, de que de donde no hay, no se puede sacar y, en otros casos, a estas mismas entidades, sociedades de caza y cotos, tampoco les interesa actuar. Tendríamos que pensar en esos países, teóricamente tercermundistas, cuando hablamos por ejemplo de África, donde ni tienen planes técnicos, ni controles de administraciones, ni temporadas de caza, pero que cada uno en sus propiedades, sabe perfectamente lo que debe y no hacer, poniéndolo en práctica.

Un saludo.
07 abr. 2012 20:08
pedro-t
Fragenger tu lo as dicho mejor que nadie hay determinados sitios que no hay que mirar el animal si no los daños que hacen,en mi pueblo pasa con el conejo ya que corzo hay pero muy poco que cada año va a a mas.
Kodiak lo de las administraciones es penoso al menos aqui en aragon.
Aqui con el conejo enpieza en algunos sitio como en calatorao ya y veremos como termina,pero en fin a muchos les gustaria que hubiera sobre poblacion para matar muchos animales y facilmente,pero preguntar a los catalanes y aqui en aragon ya pasa en el pirineo con el sarrio,no ya por el riesgo de accidentes si no por las enfermedades que suelen aparecer en las sobrepoblaciones y sus consecuencias.
Se que no gustara a mucha gente el que algunos pensemos de esa forma pero dentro de unos limites siempre es mas bonito el ver animales que el pagar sus daños y mas el verlos sanos que desnutridos y famelicos .
Es mejor pocos y buenos que muchos y malos,ya que siempre sera un lance mas bonito de ver y contar uno peleado que unos facil.
07 abr. 2012 23:10
Fragenquer
Yo también pienso que en muchas ocasiones los cazadores somos mas responsables que las administraciones que nos dirigen y a las que tanto nos gusta echarles la culpa de todo, tú ejem. de Córdoba es muy acertado, aquí también pasa parecido y es que como los cotos de alta montaña generalmente se quedaban sin cazar muchos findes de final de temporada por la nieve, pues consiguieron que desde hace un par de años se abra la veda en septiembre ¿y que ha ocurrido? Pues to dios a cazar en septiembre, desde la montaña hasta el llano, eso si todos renegando, que no se puede abrir tan pronto, que se joden los perros, que mucho calor, que se malmete la carne etc……. y obviamente a nadie obligan a ir, pero to kiski a cazar y eso si luego a rajar.
Pero otras veces es la administración la culpable ya que aunque somos como somos, creo que las poblaciones que debe de haber en cada monte serán las que las gentes del lugar (agricultores, ganaderos, cazadores etc..) quieran que haya. Ya que ellos son en primera persona las que mayormente las sustentan y sufren, aunque ocasionalmente también las disfruten, pero es que aquí se están dejando cotos por no poder asumir los pagos de los daños que ocasionan algunas especies. Acaso no es mejor cazar hasta dejar las poblaciones en un nivel aceptable para la agricultura y los accidentes, que no que te digan por ejem. que como tu coto tiene x ha, pues te tocan x precintos y punto, sin que tengan puta idea de los bichos que hay, dándose el sinsentido de tener montes con precintos sin prácticamente bichos y otros con sobrepoblación y pocos precintos. Y eso que este hecho se vuelve en contra de la administración por que si dejan cazar pocos donde hay muchos, cuando a los cazadores se les hinchan y dejan los cotos se tiene que hacer cargo ella y pagar accidentes y daños, que es lo que esta empezando a ocurrir.

Saludos,
Fragenquer.
08 abr. 2012 09:57
Kodiak  
Me pillas en fuera de juego Fragenquer. Hace años si controlaba como iba el tema de los precintos en varias CC.AA, pero ahora mismo lo desconozco en casi todas. Entonces si había alguna que entregaba un número de precintos determinados y fijos por hectárea, sin saber ni lo que allí había. Pero recuerdo que generalmente existían herramientas para poder modificar esto y hacer una regulación en cada coto, acorde a sus necesidades reales. El problema entonces venía por dos razones, la económica y la egoísta o, según se mire prudente. La económica era que cuantos más precintos, más tenías que pagar, por lo que resultaba más económico multiplicar el uso de los precintos, que multiplicar los ingresos de la administración. En miles de ocasiones se ha comentado la situación de este país, picaresca latina pura y simple, de utilizar un precinto para abatir un montón de animales, lo que llevó a una espiral de precios e ilegalidad en la caza del corzo, ya que los propietarios sabían que los cazadores iban a cobrar más animales de los permitidos (e incluso lo ofrecían) cobrando más por el coto, y los cazadores cazaban más animales, para amortizar ese precio que les habían puesto. Por otro lado estaba la postura de los cazadores, que no piden un mayor número de precintos a la administración, para "no levantar la liebre" de la cantidad de corzos de su coto, evitando así que la gente se enterase de lo que cada uno tenía e incluso de que los propietarios subiesen el precio.
Pero te insisto, esta es la situación que yo conocí en su momento, ahora no sé cómo estará el tema, resultándome extraño eso sí, que las administraciones no te den herramientas para hacer los ajustes oportunos en las poblaciones de tu coto. En las pocas CC.AA que yo conozco y controlo ahora, desde luego esas posibilidades existen. Los cazadores solo vemos en las administraciones o incluso la Guardia Civil pegas, desconociendo en muchos casos las posibilidades que nos ofrecen. Por ejemplo, en España hay muy poca gente que sabe, que con determinados permisos se puede utilizar hasta el famoso chupete o silenciador, de forma legal.

Un saludo.
08 abr. 2012 12:41
roblessi  
Estimados señores, comparto, en general, las muy respetables y mesuradas opiniones de todos vosotros (ustedes) sobre un tema que me es especialmente grato.

En primer lugar, me dirijo a Kodiak, aun sin conocerle, para comentar lo muy fundada que me parece su justificación de la caza de hembras de corzo en primavera, para evitar la trágica muerte de seres humanos en terribles accidentes de tráfico.

Es un argumento de tal peso, solidez y universal aplicación, que nos tenemos que rendir ante él y, desde ahora –desde ya -, pienso que deberíamos dedicar todos nuestros esfuerzos e igualmente los de nuestros ínclitos legisladores, para evitar estos accidentes y, para ello, nada mejor que eliminar estos y todos los demás animales que se crucen, o puedan cruzarse, en una carretera.

Es muy cierto, que hablando de lobos y otros depredadores, siempre hemos mantenido aquello de que la especie humana ocupa el vértice de la pirámide, y - mediante otro no menos sofismático razonamiento- , usted me dirá que: “también para esto vale”. Hay que rendirse ante la evidencia de que ver infantes “espachurrados” contra un árbol, es duro, muy duro, y que a cualquiera conmueve. De ahí a apelar al “phatos”, a lo emocional, es sencillo, fácil, y elemental, tanto como hacer un sofisma “patético”.

Y es que los corzos, como todas las otras especies cinegéticas, tienen ya sus periodos de caza en los que se puede, y se debe, allí donde sea necesario por alta densidad, abatir las hembras. Las Ordenes de Caza de Castilla y León del 24 de junio y del 24 de noviembre de 2011, han introducido, por primera vez, la frase “para ambos sexos”, donde antes decía “para ejemplares machos”, refiriéndose, al primer periodo hábil de caza del corzo.

En cuanto al segundo periodo de caza del corzo, el de otoño, que no es ninguna prórroga, como dicen, sin fundamento alguno, ciertas revistas, es para nosotros y creo que para cualquiera que conozca los corzos y más si es cazador de zonas montañosas, la época ideal y más apropiada para cazar, tanto machos, que se encuentran en su mejor momento, por mayor peso y mejor colorido de sus cuernas, como hembras. Lo que no entendemos es por qué se ha adelantado el cierre al 15 de octubre cuando siempre se cerraba a finales de mes, este es otro misterio de difícil explicación. En dos o tres meses de caza de corzas, donde la densidad sea alta, parece tiempo suficiente para controlarlas, si es que hay voluntad real de hacerlo.

No dudo, por lo que se dice, que en algunas zonas de Aragón y otras Comunidades haya superpoblación, en estos casos creo, Kodiak y demás amigos, que estamos de acuerdo en que hay que controlar los excesos. Por el contrario, y lamentablemente, en zonas tradicionales corceras como muchas estribaciones de la Cordillera Cantábrica las densidades están bajando, y ya es hora de decirlo. Los lobos están en situación de total descontrol, quizá porque nadie ni nada puede ejercer realmente ese control, y a los lobos se ha unido, en los últimos años, la incidencia de la miasis cavitaria de la C. Stimulator cuyas consecuencias son aún imprevisibles, pero que se está expandiendo hacia el Este de la cordillera a gran velocidad.

Creo que todos estaremos de acuerdo en que no hay que generalizar y que las problemáticas son diferentes en cada zona o comarca y que se requieren respuestas y soluciones locales para problemas locales.

saludos


08 abr. 2012 18:07
Kodiak  
Creo que he dejado claro desde el principio, que entendía la postura de las administraciones como herramientas que los cazadores deberíamos saber aplicar, ciñéndonos a los casos, geográfica o puntualmente, en los que hacerlo. Para nada he generalizado con la necesidad de cazar corzas por ser las causantes de los accidentes, comentando que si por ejemplo se da la circunstancia es bueno tener la herramienta para impedirlo, no buscando ni mucho menos que mi argumento tenga peso ni solidez universal, pero opinando, personalmente, que ni todas las corzas preñadas de España juntas, valen para mí lo que la vida de una sola de esas 10 personas (con 84 heridos graves), sean infantes u de cualquier edad, que según el texto de la portada sobre accidentes por invasión de animales en las carreteras españolas, fallecieron el año pasado. Y le insisto, para mí, personalmente, preferir las corzas o tomarse el tema a broma, si me resultaría "patético".

También creo recordar, que hice referencia en mi primer texto a que si bien lo idea es controlar las poblaciones en determinados momentos, posiblemente más oportunos, no siempre esto es posible, existiendo muchas causas para que puntualmente, se produzca necesidad de utilizar herramientas como esta que ahora nos ofrece la administración. Como hace referencia a los lobos, especie que intuyo conoce, le pregunto, ¿y si esos "descontrolados" lobos tienen la ocurrencia de desplazan una población que pueda generar problemas ya sean de accidentes u otros, tenemos alguna forma de convencerles para que tengan la amabilidad de hacerlo en la época de caza de corzas apropiada?.

Señor Roblesi, los problemas del corzo los conoce mucha gente además de los que más escriben últimamente, los de las administraciones los conocemos todos, incluso los que ni saben escribir, y que generalizar no es bueno, es algo que poco a poco deberíamos aprender todos, pues Castilla y León es grande, muy grande, más si le sumamos Aragón, no teniendo en todos lados problemas los corzos ni con los lobos, ni con la oestrosis, pero si causando muchos daños en algunos lugares las poblaciones, por las densidades que han alcanzado o están alcanzando. Por lo que como ambos estamos de acuerdo en que los corzos no son iguales en todos los sitios, vamos, ni en cuanto salimos de nuestro pueblo, y en que no se debe generalizar, pues dejamos el tema en que en zonas mejor no tocamos las corzas por el daño que ya le hacen los lobos y las enfermedades, que las regulan muy bien, mientras que en otras, usamos esa herramienta cuando su población, no presionada ni por enfermedades ni lobos, lo recomiende. Y entonces yo le pregunto ¿qué problema hay si los cazadores saben usar las herramientas que les dan, en que la administración de permiso para cazar hembras en primavera?, teniendo claro que usted en su zona y yo en la mía, no tendremos necesidad de hacerlo. Sobre el resto de despropósitos de la administración, creo mejor hablar en otro hilo, pues este se ceñía a la caza de corzas en primavera.

Un saludo.
09 abr. 2012 13:05
Santiago Segovia
Santiago Segovia  
Estimados amigos:
Voy a permitirme el contestar por partes, ya que son dos las personas las que aluden a mis comentarios.
En primer lugar me voy a dirigir a Fraguenquer con quien he tenido el gusto de dialogar en esta página en varias ocasiones. El problema de los supuestos daños a la agricultura provocados por los corzos no son tales, o al menos no son tan abundantes y terribles como algunos pretenden. En la mayoría de esos términos municipales incluídos en el famoso anexo, la incidencia de daños en plantaciones hortofrutícolas o viticultoras es nula o tan sólo anecdótica, ya que no existen este tipo de labores en régimen de explotación agropecuaria como actividad económica.
Uno de los motivos para disponer en la actualidad de un período hábil de caza tan prolongado y fuera de lo habitual, tanto en el resto del Estado como en el resto de los países con presencia de esta especie, parece surgir en la incidencia de daños causados por los corzos en la agricultura de cierta comarca. Llama la atención que en el caso del jabalí o del conejo, causantes de daños a la agricultura mucho menos selectivos, con una presencia más difundida y con una tasa de crecimiento poblacional superior, el periodo es muy inferior.
Por la información que brinda el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, a través de los Indicadores de Alerta Temprana en Daños por la Fauna Silvestre de su Entidad Estatal de Seguros Agrarios, el territorio aragonés afectado por daños a la agricultura producidos por la fauna silvestre y aunque supongamos que todos los daños fueran producidos por el corzo, no parece tener mucho sentido el que se aplique una norma de carácter tan insólito, cuando tan sólo se dan estos perjuicios en un porcentaje ínfimo del total.
Por otro lado, de estos daños el mayor porcentaje corresponde a los producidos por el conejo, situando de forma patente al corzo, junto con jabalíes y grullas, en segundo plano, y definiendo el caso del corzo claramente circunscrito a la comarca de la Comunidad de Calatayud y sus nuevas plantaciones de cerezos. Es importante eso de nuevas, porque el corzo hace daños tan sólo en árboles de menos de 3 o 4 cm. de diámetro, no como se pretende en frutales adultos.
Es extraño que no se considere a la especie que nos ocupa como un elemento más del medio natural. De hecho, para llevar a cabo las plantaciones presuntamente dañadas, estamos seguros que se han analizado el resto de condiciones del medio que podrían ser factores limitantes a su desarrollo. Nos referimos claramente a aspectos edafológicos, climáticos, meteorológicos, sanitarios, etc. entre los cuales si tras su análisis alguno de ellos se presentaba negativo a la plantación y con la imposibilidad física de remediarlo, se habrá optado por no dedicar ese terreno al cultivo propuesto. Sin embargo, con el caso del corzo, que también forma parte del medio natural, se obra de otra manera obviando su consideración entre los elementos que conforman el mismo, y se actúa desoyendo una elemental consideración sobre los problemas que puede causar su presencia.
Es larga la experiencia acumulada por los propietarios forestales en este tema, pero en todos los casos siempre han puesto de su parte todos los medios a su alcance para evitar estos daños. En este sentido los pastores eléctricos han demostrado ser una solución eficaz y a un coste realmente bajo.
Sin embargo, en el caso de la mayoría de las explotaciones hortofrutícolas no se advierte una clara voluntad de hacer frente a los daños. Podría llegar a darse el caso del establecimiento de una plantación en una zona totalmente inapropiada para un determinado cultivo, cuyo propietario rehusara ofrecer las mínimas labores agronómicas con el simple propósito de percibir estas indemnizaciones por daños. Sin embargo, el agricultor que pone todos los medios a su alcance para evitar los quebrantos en su producción estaría situado en la misma posición que el anterior, lo cual es un contrasentido desmotivador.
En cualquier caso debería ser preceptivo el haber dispuesto algún tipo de remedio para evitar los daños, para poder ser acreedor de cualquier tipo de indemnización, y por otro lado, el que el titular del coto participe en el acto de peritación de los mismos.
El acompañar esta medida con una línea de ayudas o de colaboración por parte del Gobierno de Aragón, para la disposición e instalación de medios disuasorios o supresores de estos daños, como los mencionados pastores eléctricos, sería la actitud más lógica.
En cuanto a las mejores fechas para abatir hembras, si quiere lo comentamos en otra ocasión, porque esto está siendo demasiado largo ya, y si pueden enfadar conmigo… y con razón.

Y sigo con mi querido amigo Kodiak.
El problema que comentas sobre los accidentes de tráfico es real y dramático. Pero la solución no es liarse a tirascazo limpio con todo lo que se mueve. Eso es en lenguaje coloquial «pan para hoy y hambre para mañana». La solución viene por hacer las carreteras pensando en lo que son y en las implicaciones que tienen. El hacer una infraestructura que parte la continuidad del medio tiene estos riesgos y estas servidumbres, por lo que lo ideal sería diseñarlas pensando en evitar estos problemas.
En los accidentes provocados por fauna silvestre, el jabalí (50%), el corzo (34%) y el ciervo y zorro (7%) fueron los que estuvieron más presentes, pero no se ven exigencias de medidas parecidas con las otras especies implicadas, más que con el corzo.
Los meses en los que ocurren los accidentes varía en función del tipo de animal. Para el corzo va de abril a agosto, pero sobre todo el abril, ¿y sabes por que? Porque es la época en la que los padres echan de sus territorios a los jóvenes, que deambulan sin rumbo hasta que encuentran sitio donde establecerse. Por ello se recomienda abatir los jóvenes –que todo cupo de capturas de cada coto tiene, aunque se piensa que el cupo es para machos trofeo- en ese tiempo para evitar los accidentes, pero ¿quien lo hace? ¿Quién dedica un precinto a un juvenil?
Muchas gracias a todos por aguantar este extenso escrito, pero a veces es mejor no dejarse nada en el tintero.
Santiago Segovia Pérez
09 abr. 2012 21:55
pedro-t
Estimado señor Santiago,solo decirle que si un agricultor tiene que hacer todo eso que me dice por un animal es mejor estarse en casa largo y esperar que te socorran.
Si yo tengo un terreno que ya hay alrededor cerezos u otro tipo de arbol y solamente por que el corzo me va a impedir el ponerlo de cerezos u otro arbol no lo pongo entonces digame usted de que lo pongo.
Y eso de que hay sin trabajar no se lo niego que los hay pero sera por otras razones no por que no quiera trabajarlo(que alguno habra)y luego como usted bien dice el que pone todos los medios para impedirlo no es que este en la misma situacion es que esta por debajo del otro entonces.
Pero vamos que da lo mismo que sea corzo,que ciervo,que cabra montes,que jabali,es el mismo problema siempre y si por eso fuera no se pondria nunca nada ni cereal,el que siembra o pone un arbol no es con la idea de no recoger nada es con la idea de sacar un provecho.
Lo ideal seria que se conviviera sin dar nunca una reclamacion por nada,osea que con la poblacion asumible entre todos.
09 abr. 2012 23:15
+1
Fragenquer
es incontestable que en las zonas en las que se ha permitido cazar las hembras los daños son cuantiosos, y esas frases que dice de “supuestos daños” “presuntamente dañadas” habría que ver si se atrevería a decírselas a la cara a los labradores que los sufren. Por supuesto que los daños mas graves solo se producen en determinadas zonas (obviamente en montaña no hacen mal) por eso quise destacar en mi primer post la excepcionalidad de la medida y su puntual aplicación, para contraponerlas a la vulgar generalidad que quiso hacer ver usted y la persona que colgó el articulo.
Otra cosa; que los beneficios económicos de esas plantaciones en donde sufren los daños no sean la primera fuente de ingreso de esas familias por no tratarse de explotaciones intensivas, no significa ni muchísimo menos que se les pueda despreciar anteponiendo los animales (en este caso el corzo) a las personas que allí habitan.
Esta muy bien lo de las medidas que comenta para minimizar los daños pero no se puede pretender que sean costeadas ni siquiera minimamente por las maltrechas rentas de esos pequeños agricultores y como sabe, las administraciones no tienen un puto euro así que………no hay otra. Es como lo que dice respecto de los accidentes y las carreteras mal hechas, pues están como están y gracias, ya que a ninguno nos gusta ir despacio con curvas y baches.
Según me han contado a causa del incendio de Castanesa de hace un mes (en Alta Montaña) van a autorizarles también a cazar hembras de corzo para bajar la población ya que ha quedado un bosque continuo sin quemar quedando la carretera por medio y ya habido varios accidentes con los corzos ¿Tampoco lo ven justificado en este caso?

Del jabalí ya que lo ha nombrado, debo decirle que esta muy equivocado, aquí en Aragón la presión que soporta es infinitamente mayor que la soportada por el corzo, ya que además de cazarlos de Septiembre a Febrero todos los días, sin cupos, ni limitaciones de ningún tipo, a primeros de Julio ya se autorizan batidas con perros a todo el que lo pida por daños y entre medio también se le hacen esperas. Yo aquí desde luego preferiría ser corzo que jabalí.
Quizás algún día nos toque defenderlos, pero a día de hoy pienso que no lo necesita ni el uno ni el otro.

Saludos,
Fragenquer.
10 abr. 2012 00:14
+3
Kodiak  
Estimado Santiago, como sabes yo me muevo en el mundo de los números, los cálculos y los datos, siempre datos. Por eso, por estar tan acostumbrado a ellos, sé perfectamente que algunos datos, al igual que sucede con las estadísticas, tienen cierta similitud con los bikinis, dejan ver casi todo, pero esconden lo importante.

Esa sensación he tenido al leer tu interesante aportación, un poco falacia al dejar fuera de la explicación algunos matices que considero importantes. ¿Que los daños provocados por los corzos no son tales?, ¿me hablas de indicadores de alerta o de peritajes de seguros?. Sabes perfectamente que cada especie tiene sus particularidades a la hora de alimentarse, e igual que me ha resultado absurdo ver como en alguna ocasión se intentaba valorar daños de jabalíes en base a un estudio sobre el posible consumo que podría tener determinada población valorado en unidades forrajeras, como si un jabalí solo destrozase lo que se come, me resulta poco afortunado no valorar en esta ocasión, que la exquisitez culinaria que busca el corzo le hace provocar daño con cada pequeño bocado que da. Sabes bien Santiago, que en esos árboles pequeños, los corzos no es que causen daño, es sencillamente que los matan. Por otro lado, la situación no es que no se considere a la especie como un elemento del medio, de forma que se pueda tener en cuenta como se tienen esos aspectos edafológicos, climáticos o sanitarios que comentas, el tema que se trata de solucionar aquí, es que los corzos por su expansión, se convierten de repente en uno de esos aspectos, sin haberlo sido antes. Y no des ideas a las administraciones hombre, que lo único que nos falta ya, es que todos los problemas que aparezcan en el país se solucionen con "nuevas líneas de ayuda". Mejor guardarlas para temas con soluciones más complejas.

Que me digas que la solución que parece que yo he planteado para los accidentes de tráfico sea liarse a tirascazo limpio con todo, me parece un poco demagogo por tu parte. Y que plantees que la solución correcta es montar unas carreteras diseñadas para evitar estos problemas, ... ni siquiera utopía, es sencillamente un sueño. Eso es inviable Santiago, estando el problema no en el porcentaje de accidentes que ahora plantea el corzo (ya que comentas que otras especies también los provocan y no se toman las mismas medidas, que se hace), sino en el aumento desproporcionado que esta especie en concreto está teniendo los últimos años, ganando puntos cada año y desplazando al resto, que se mantienen dentro de una línea en el reparto de esos porcentajes. Igualmente culpas a los corzos jóvenes de esos accidentes, al ser expulsados por sus padres, pero omites que las hembras, tienen similar comportamiento y lo que es más importante, que la colonización de los nuevos territorios, las suelen realizar las hembras, que por tanto digo yo, se moverán ¿no?.

Tan largo como interesante puede ser el tema, sobre todo si queremos no dejar nada en el tintero. De todas formas, yo continuo manteniendo mi postura, ¿qué problema hay en que las administraciones permitan algo, si los cazadores decidimos hacer caso omiso de esa posibilidad?. El problema está, en que no van a ser las administraciones las que siembre de corcinos huérfanos los montes, van a ser los cazadores.

Un abrazo y gracias como siempre por tu dedicación, paciencia y comentarios.
10 abr. 2012 12:04
Santiago Segovia
Santiago Segovia  
Estimados amigos:
Me permito continuar con los comentarios, a riesgo de que alguien, con mucha razón, me tilde de pesadito.



Estimado Pedro-T:
Si usted no puede poner cerezos porque existe algún elemento natural que lo impide, lo lógico es que no lo haga y efectúe una plantación de otra especie. Eso es así en todos lados o ¿ha visto usted plantar arroz en un secano castellano u olivares en praderas alpinas? De la misma manera que pueden existir estos elementos naturales que lo desaconsejen, el corzo es otro elemento natural más. De la misma manera que el agricultor actúa con una enmienda caliza si el suelo es ácido. ¿Por qué en unos casos si debe actuar para paliar o evitar las malas condiciones del medio, y en otros no?


Estimado Fraguenquer:
Cuando quiera le muestro incontables casos en los que los agricultores y silvicultores protegen sus cultivos y plantaciones contra corzos y demás animales dañinos, pero no se preocupe que no va a ser en Marte, sino en España. No entiendo el motivo por el cual unos sí pueden y otros no. Si quiere y para no dar muchas vueltas le llevo a uno de mis cotos, el que tengo en Segovia, y le muestro que es lo que hacen los agricultores para proteger sus plantones de fresas, fresones, frambuesas, maíz, espárragos, alfalfa, etc. Igual que las miles de hectáreas que existen en este país repobladas de especies forestales y por las que los corzos sienten especial predilección dañina.
En cuanto a los pueblos contenidos en el famoso anexo, le puedo decir que aproximadamente una tercera parte de ellos no tienen ni un sólo árbol frutal ni viña. Mi coto zaragozano es uno de ellos y le invito a que encuentre algo de esto. Luego en la medida hay algo más que está oculto.
Pero hablando de que pongo en duda la real existencia de esas cuantías de daños en Aragón, tan sólo le pongo unos datos extraídos de los Indicadores de Alerta Temprana en Daños por la Fauna Silvestre, de la Entidad Estatal de Seguros Agrarios, del Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino con fecha de 14 de noviembre de 2011, en donde se recogen todos los daños sufridos en Aragón durante todo el año pasado hasta esa fecha:

Número de siniestros: 340
Superficie siniestrada: 5.863,8 ha.
Total superficie Aragón: 4.766.900 ha.
% superficie afectada: 0,12 %
Superficie Agrícola Util Aragón: 2.398.273 ha.
% superficie afectada sobre SAU: 0,12 %

Si tenemos en cuenta que en estas cifras se engloban todos los daños producidos por todas las especies animales, y que el corzo es uno de los que menos hace, si lo comparamos con conejos y jabalíes, no parece muy preocupante el tema en cuanto a esta especie.
Pero si vemos los datos de la Comarca de Calatayud, que según se dice es la más perjudicada en los frutales por los corzos, tenemos la misma impresión:

Número de siniestros: 27
Superficie siniestrada: 60,83 ha.
Total superficie Comarca Calatayud: 251.800 ha.

En fin, ¿tanto ruido para esto? ¿De verdad hay que aplicar estas medidas tan deplorables, éticamente hablando, en base a estos hechos?


Querido Kodiak:
Agradezco tus últimas palabras, que conozco sinceras y sentidas por la amistad que me tienes. Pero no por ello vamos a dejar de discrepar en algunos asuntos.
En cuanto a los daños en la agricultura, creo que en lo explicado a nuestro contertulio Fraguenquer, hay parte de la contestación, pero existe algún matiz que tu incluyes; la novedad de esta especie en algunos lugares. Con respecto a este punto simplemente señalar que esa novedad es bajo nuestro punto de vista en relación a lo que hemos vivido, pero eso no implica que hace unas decenas de años los corzos no fueran tan comunes por esos pagos como lo son ahora. Y aunque fueran algo nuevo, ¿en que cambia esto las cosas? También el traído y llevado cambio climático es nuevo o algunas plagas nuevas, y sin embargo nos tratamos de adaptar al entorno cambiante, que por otro lado, es como siempre ha sido; cambiante.
En cuanto a las carreteras, ahí también disiento. Si lo que se hace no se puede hacer bien, es mejor no hacerlo a medias. Una carretera no se hace sin pintar, sin quitamiedos o sin señalización. Si no hay dinero para algo de esto no se hace. Luego ¿por qué se hace sin pasos de fauna? Bien es cierto que muchas carreteras están hechas desde tiempo inmemorial, pero al igual que se arreglan y se cambian trazados para mejorarlas, ¿por qué no se mejoran también para hacer que no constituyan una barrera infranqueable en el medio natural? Y no digamos nada de las de nueva construcción. ¿Por qué no se hacen bien desde el principio? Conozco carreteras nuevas que se han hecho pensando en no cerrar el paso a la fauna, y alguna la conoces tu muy bien, pero claro en ese caso estamos hablando de que crucen los lobos, emblema del ecologismo, y no de que pasen jabalíes, corzos y ciervos. Si alguien se mata contra ellos, que más da, pero que no muera un solo lobo atropellado. ¿Ves que fácil? Ahí está la diferencia.
A los bichos estos de caza, leña al mono a tirascazo limpio, pero a los lobos ni tocarlos.
Querido Kodiak, por más que mates corzos, ciervos y jabalíes nunca vas a evitar el problema. Lo vas a seguir teniendo ahí año a año de por vida, y esa no es la solución, por más que te empeñes.

Saludos,
Santiago Segovia Pérez
10 abr. 2012 13:59
pedro-t
Señor santiago ya e dicho "cerezo u otro arbol"pero aqui el problema es que yo en mis tierras si no puedo poner lo que yo quiera sea o no sea rentable,el que pongo,si aun a sabiendas yo pongo un arbol que no es rentable o productivo,pero el animal de turno no deja que crezca sigue haciendo el mal que hace,y no digo que haya que eliminar todos los animales si no una poblacion acorde con todos.
En lo de las enmiendas si usted me dice alguien que las haya echo a bajo coste y para siempre me lo dice,pero las enmiendas no son para siempre y hay que repetirlas cada poco tiempo,en cuanto a lo que usted dice de los vallados o pastores si es para poca superficie si que son algo asumibles,pero en cuanto se quiere hacer mas grande el costo ya es mucho mayor,(yo por ejemp para 1H el costo ya se pone en cerca de los 1000 o mas euros con el consiguiente mantenimiento)si fuera asi esto es un suma y sigue en la agricultura que no todo el mundo se lo puede permitir.

10 abr. 2012 14:11
Kodiak  
Curvas L-M e I-S (que no de carreteras), elasticidades y al final, un problema resumido en la oferta y demanda. Santiago, los aspectos que planteas como soluciones no son viables, quizá serían los ideales, pero no son viables en la actualidad. Tanto al hablar de las carreteras, con el problema de atropellos, como de las medidas planteadas para evitar los daños en cultivos, los costes que tendría poner en marcha esas soluciones las hacen imposibles en la mayoría de los casos. Se le quiere dar un valor a el corzo que no tiene, de cara a equilibrar esa oferta-demanda que obligaría a invertir en ese tipo de mejoras que planteas. Pero en la actualidad, la demanda de carreteras no permite desviar fondos para tus planteamientos, ni los ingresos que muchas personas tienen de los campos les permiten tampoco invertir en la lucha contra los corzos, más del valor de un cartucho, en uno u otro caso.

A lo mejor el esfuerzo de todos debería ir en el sentido, de convencer para no invertir en más cartuchos que los necesearios.

Tus botellas de vino no sobrevivieron a la feria, donde no pasaste a buscarlas. Pero con tu empeño por hacer las cosas bien en la caza, enseñar y animarnos a todos, creo que te has ganado otras. Y conociendo las aficiones de Fagenquer, seguro que no le importa poner también alguna, visitando como protegen los agricultores en Segovia su plantones.

Un abrazo.
10 abr. 2012 23:32
Fragenquer
es el post mas conciso, sensato y acertado que he leído en mucho tiempo, creo que poco mas se puede aportar, si acaso releerlo despacito que tiene miga.

Agradezco la invitación Santiago, pero me cae a desmano, me gustaría, aunque seria simplemente por curiosidad por aprender, ya que realmente el corzo me la trae floja. Mire si me importan poco que nunca he cazado ninguno, ni tengo interés en hacerlo, aunque para no mentir si que lo tengo, pero es para ver si viene el kodiak esta primavera a cazarlo, aunque a él no le saldrá gratis, tendrá que subir una gamita para zamparnosla. Quizás si usted vuelve aquí a cazar el jabalí en el coto que estuvo invitado, podamos coincidir ya que voy ocasionalmente a él y departiríamos mas tranquilos, aunque le adelanto que soy Aragonés.

Por mi parte, para acabar con este tema, solo decir que aún se quedan en el tintero otros factores problemáticos (por si fueran poco el de los daños y accidentes) de tipo mercantil, de preferencias, costumbres e intereses enfrentados que aun lo hacen más complejo, pero esto se haría eterno.

Saludos,
Fragenquer.
12 abr. 2012 11:26
ALGA
ALGA  
Enhorabuena a todos por el fantástico y respetuoso debate.
Así da gusto.
No merece la pena que me pronuncie para rebundar en lo que ya habeis anotado, conociendo de sobra mi alergia hacia la caza de esta especie, que no a sus caprichos culinarios.
Solo una cosa, no menosprecie Sr. Segovia los daños de los cultivos sean de lo que sea aunque por ello no sean acividad principal, de los mismos. Como pequeño productor de aceite de oliva, le puedo decir que me cuesta mucho tiempo y dinero la cosecha de cada año y le adelanto que me saldría más a cuenta comprarlo en la tienda, pero no por ello voy a dejar de cultivar lo que me cedieron los antepasados de mis antepasados y tampoco permitiré que sea lo que sea de al traste con el trabajo y al fin y al cabo dinero mientras tenga herramientas legales para hacerlo, y aun en el caso de no tenerlas supongo que habría que sopesar muchas cosas.

Un saludo a todos desde el desierto del Gobi,

ALGA,
12 abr. 2012 15:16
Santiago Segovia
Santiago Segovia  
Estimado Alga:
Usted tiene mérito de verdad. Conservar a cualquier precio aquello que le han legado sus antepasados, no es corriente hoy día y entiendo que para usted no merezca miramiento alguno su protección, llevándola a cabo al coste que sea. Le felicito.

Para los demás contertulios, simplemente decir que a pesar de todo al final hacemos amigos en estos sanos debates, y por lo que a mí respecta ya tengo promesa de un par de botellas de un gran vino y también de una buena charla al amor de la lumbre, con un mantel de por medio después de un día de caza. ¿Se puede pedir más?
Muchas gracias.
Santiago Segovia Pérez

 

Leer más
Otros artículos de Felipe Canales Basabe

No hay más artículos de este autor

Top 5 artículos más leídos

10 calibres para la nueva temporada
R. González Villarroel (194041 lecturas)

Los otros calibres que no son del 12
Pedro A. Suárez (148503 lecturas)

Diez razas de perros para disfrutar de la temporada
E. B. y J. A. C. (145992 lecturas)

Antes de salir de caza: ¿su escopeta le queda bien?
Gonzalo Gómez Escudero (109488 lecturas)

Rifles para caza mayor, pero... ¿Cuánta precisión se necesita?
Pedro A. Suárez (103452 lecturas)