Los conflictos interinsulares en la redacción de la Orden de Caza de Canarias

Me dirijo al colectivo de cazadores en general, y a los canarios en particular, porque quería abrir un debate dentro del seno de este colectivo, creo saludable para la caza, al respecto de cómo se debe enfocar la Orden de Caza para próximas temporadas en las distintas islas del archipiélago canario.

José Agustín López Pérez | 09/09/2011

2273 lecturas

Este año se ha observado con preocupación en todas las islas el disparate de calendario de algunas de ellas, y no precisamente aquellas que ‘dicen’ tenían caza, que también los tienen, pero los que me preocupan es más bien las que ‘dicen no tienen’, también entre comillas, con calendarios diría yo egoístas, me explico, intentando poder cazar en las otras islas del archipiélago canario, aunque los que suelen tener este privilegio suelen ser los cazadores adinerados.

Observamos calendarios de islas como Fuerteventura que, con muchos conejos —y no me digan que no, que he estado recientemente en ella—, con poquísimas jornadas de caza (11) para el conejo, y cazan solo los domingos y algún festivo, y otras como Gran Canaria que, con poca caza y enferma, cazan los jueves, domingos, y festivos durante un periodo muy corto de tiempo pero incomprensiblemente intenso, a pesar de que presumen de tener un muy buen plan insular de caza, que no dudo lo es. Y lo de la Gomera ni les cuento, media jornada, jornada y media, jueves sí, jueves no, etc. etc., no merece comentario alguno al respecto porque sería malsonante.

Mi comentario va en el sentido de que lo de cazar sólo un día a la semana y ser restrictivo con las armas me parece muy acertado en aquellos lugares donde no hay caza. Ejemplo, que no lo es, podría ser Gran Canaria, podrían tener un calendario más largo en el tiempo, saliendo durante más semanas al campo los cazadores acompañando a sus perros o viceversa, que no se sabe bien quien acompaña a quien, sin necesidad de tener más jornadas de caza. En islas como Fuerteventura, con riqueza cinegética, cazar tan pocos días por no tener ningún tipo de control no parece lógico, más con las repoblaciones autorizadas de la saca de conejos. La única lógica comprensible de este hecho es que quieran salir a cazar a Lanzarote los días que no puedan cazar en Fuerteventura. Mucho menos lógico es que, teniendo guardas habilitados por el Cabildo, no admita una sola denuncia de ellos cuando en la mayoría del archipiélago se gestionan —incomprensible al menos para mí, no sé si alguien lo entiende—, allí tienen que ser las denuncias de la fuerza pública. En alguna otra isla muy importante del archipiélago también pasa o pasaba lo mismo, Gran Canaria, y alguna más tiene ese mismo problema, no son los únicos. Así, proliferan las macro cuadrillas, las macro capturas, y a los cazadores les importa un pimiento que autoricen más o menos jornadas de caza porque cazan todo el año, cuando les da la gana, y que les puedan o no restringir el número de capturas lo cumplen solo por voluntad propia. Bueno, cada isla con sus problemas, que todas los tienen y que tienen que intentar lograr una solución local.

Lo que está claro es que la falta de caza, junto con la falta de espacio donde cazar, es uno de nuestros mayores problemas, si no el mayor, y lo es por varios motivos. Algunos no los podemos controlar, o tienen difícil solución, por ejemplo las enfermedades de las especies cinegéticas, pero otros, si somos solidarios y nos olvidamos del egoísmo, SÍ PODEMOS.

Este año el Consejo Regional de Caza fue un cachondeo, mamoneos entre islas, me refiero a las orientales , con las occidentales no hubo problemas aparentes, no cediendo ninguna para ponerse de acuerdo en fechas de comienzo aunque saben es muy importante para ellas. Reconozco que sí hubo un intento de acercamiento por parte de Fuerteventura y Lanzarote, pero posteriormente hubo intentos de cambios de fechas, etc. etc. etc… .o comento más.

Intentemos que se ponga orden y freno a estos desmanes desde la cúspide de la pirámide, que es el gobierno de Canarias y la Federación Regional de Caza, y desde la base, que somos los cazadores, ya que quienes no se ponen de acuerdo y tendrían que ser ellos precisamente, son los Cabildos, exigiéndoles a quienes nos representan en ellos que propongan y aprueben medidas lógicas, solidarias, y que tengan alguna probabilidad de que se cumplan, eficiencia, de nada nos vale que se pasen en las restricciones cuando sólo las cumplirán aquellos que por voluntad propia las quieren cumplir.

Exijamos que se marquen objetivos, objetivos reales, que tengan posibilidad de cumplirse, que se adapten a nuestro campo y a la situación cinegética, pero que sean solidarios con todos los cazadores, que no generen conflictos entre los cazadores de las diferentes islas, ni entre los que practican las distintas modalidades de caza (pelo, pluma o caza mayor).

Bueno, ahí va mi PROPUESTA: Que se fije por parte del Gobierno de Canarias y se lleve a su Consejo Regional de Caza una fecha mínima de comienzo y otra de finalización de la temporada para cada especie cinegética en todo el archipiélago, con un número mínimo de jornadas, que coincidirían con el número de semanas de ese periodo, y que por voluntad propia —repito: por voluntad propia expresada en sus consejos insulares de caza— cada isla pueda adelantar el comienzo de la temporada, y finalizar después de esa fecha obligatoria, pero siempre, vuelvo a repetir, de forma voluntaria, nunca obligatoria.

De esta manera tendrán los Cabildos una referencia de consenso entre las diferentes islas que no se ponen de acuerdo al respecto para las fechas de comienzo y finalización de la temporada, y se les da la oportunidad de que distribuyan un determinado número de jornadas de caza por especie cinegética cada semana durante ese periodo. Vamos, una especie de Laudo de la Administración al respecto para evitar desencuentros interinsulares.

José Agustín López Pérez
Asambleista en la Real Federación Española de Caza y en la Federación Canaria de Caza y miembro (suplente) del Consejo de Caza de Canarias

1 comentarios
10 sep. 2011 16:38
Menluiles  
Podríamos llegar a un concenso de mínimos, el conejo lo cazamos con escopeta y 15 perros por persona desde el 7 de Agosto hasta diciembre y que cada isla lo alargue cuanto quiera y la perdiz empezamos desde el 4 de septiembre y que cada uno la adelante cuanto quiera también... vayase usted al carajo, qué menos ante semejante despropósito.

 

Leer más
Otros artículos de José Agustín López Pérez

El podenco en el monte de laurisilva: introducción y orígenes del fantasma del bosque canario
(15/07/2008)

Artículos relacionados con 'Opinión'

Los invasores
Julen Rekondo

La caza no es un deporte en España
Víctor Mascarell

El deporte de la caza
José Luis Garrido

El lobo necesita soluciones, no persecuciones
Julen Rekondo

Argumentos contra la matanza del arruí español
Raimundo Montero

Más +
Top 5 artículos más leídos

10 calibres para la nueva temporada
R. González Villarroel (197289 lecturas)

Los otros calibres que no son del 12
Pedro A. Suárez (154201 lecturas)

Diez razas de perros para disfrutar de la temporada
E. B. y J. A. C. (149211 lecturas)

Antes de salir de caza: ¿su escopeta le queda bien?
Gonzalo Gómez Escudero (112009 lecturas)

Rifles para caza mayor, pero... ¿Cuánta precisión se necesita?
Pedro A. Suárez (104256 lecturas)