Sabots, ¿realmente funcionan?

Según una de las interpretaciones, la palabra sabotaje —originalmente: sabotage—, proviene del francés ‘sabot’, o zueco de madera, y ésta del antiguo ‘savate’ —zapato— o, más bién, del uso que, en la revolución industrial, hicieron de él los airados trabajadores franceses en huelga, lanzándolo a los engranajes de la maquinaria para inutilizarla.

Javier Azañón | 27/06/2011

9779 lecturas

El "die" y el "shelholder" que venden con los sabots.

Bala de .224", preparada para ser engarzada en el sabot

El proyectil, en el momento de ser engarzado

Le voila!

Lo mismo el de aleación

Ambos

Como curiosidad…En 30R Blaser, con cargas normales podría ser realmente rápido…

La vaina debe abocardarse ligeramente, antes de recibir el sabot. Mas tarde se ajusta perfectamente.

Dos .308 Win, uno con bala encamisada y otro con proyectil aleado, ambos con sabot.

Esto es lo mejor que conseguí a 50 mts. Son dos grupos de 3 disparos (los cercanos al negro no son del grupo). Los pequeños redondos son las balas encamisadas del .224", que se liberaron normalmente del sabot. Los grandes rasgados son las de aleación, que no lograron separarse de el e impactaron el papel con él puesto.
El de las balas encamisadas fue un grupo significativamente mas cerrado que el de las de aleación, pero es que estas volaban "saboteadas".

Aquí se aprecia mejor el contorno estrellado que dejó el proyectil de aleación al impactar el blanco con el sabot puesto. De hecho, todos los proyectiles encamisados se liberaron de la envuelta plástica pero parte de los de los de aleación no lo hicieron. Sin duda la distinta geometría de los proyectiles causó que se adhirieran o no a la envuelta

Se intentaron tomar las velocidades (a la derecha de la imagen), pero fueron totalmente irregulares porque el cronógrafo también medía las velocidades de los sabots desprendidos y que pasaban él mucho mas despacio que las balas, dando como resultado unas medias absurdas, con altas de casi 3.200fps y bajas de menos de 600fps

Partiendo de esta base, y como por otra parte se ha ya generalizado en español, creo que podríamos denominar sabot a todos los revestimientos desechables aplicados a los proyectiles subcalibarados, para su uso en un arma de calibre mayor.

La idea desde luego no es nueva, pudiendo señalarse quizás como precursores los calepinos textiles usados en las armas de avancarga y que seguro conocen nuestros lectores, para arropar los proyectiles de avancarga y así lograr que tomen sin mejor las estrías del rayado y, de paso, deshacerse de una buena parte del residuo de la pólvora negra.

Como también saben nuestros lectores, está brillante idea ha tenido numerosas derivaciones, a lo largo del desarrollo de las armas (cuestión demasiado prolija para abordarla desde estas páginas, por lo menos en esta ocasión), habiendo llegado incluso a su uso en la moderna artillería, especialmente en los cañones no estriados de los modernos blindados.

Accelerator

Hace algún tiempo, la casa Remington sacó una línea de munición, que, como recuerdan, denominó accelerator, compuesta por cartuchos del 30-06 Sprl. .308 Win. e incluso 30-30 W.C.F., que montaba proyectiles de 224 milésimas de pulgada, alojados en un sabot de plástico que se desprendía a unos metros de la boca del cañón, por la resistencia al aire que ofrecía, merced a la apertura de unos pétalos precortados en su cuerpo, continuando el proyectil hacia su objetivo… Bueno, más o menos hacía su objetivo, porque no se caracterizó nunca por su precisión.

No estoy seguro de si aun se distribuye esta munición e España (creo que sí, en 30-06), pero lo que si venimos viendo en Internet desde hace tiempo los interesados en el tema, son anuncios de sabots sueltos, para ser montados manualmente en munición del calibre .30 o 7,62 (me imagino que el 7,62x54 también lo aceptaría, lo he probado incluso en el 7,5x55 suizo y queda engarzado sin problema).

Opcionalmente, también se ofrece una pieza roscada de plástico que se ajusta a cualquier tipo de prensa de recarga y que se supone facilita su carga, así como una especie de sujeta-vainas, para recibir la bala y el sabot, antes de que queden engarzados por presión.

Enredando con la idea

Como, en principio la idea podrá ser divertida y para ahorrar de paso tiempo y esfuerzos a nuestros lectores, diseñé y llevé a cabo una prueba de este material, de la siguiente manera.

Decidí en un principio, hacer una prueba sencilla, utilizando un arma en .308Win, con cañón pesado, que había demostrado ya su precisión, aunque luego me complique la vida un poco mas añadiendo el .30R blaser, con parecidos resulados.

El material empleado se expone en la foto nº1, utilizándose iniciadores y propelentes homologados en España, proyectiles en aleación y encamisados del cal. 224", un cronógrafo y los famosos sabots.

Las cargas, sin ser reducidas propiamente dichas, no eran fuertes.
Por otra parte, se preparó munición con unos proyectiles de tiro de calibre .30, cuyo buen rendimiento conocía de antemano.

Importante: para que la prueba sea completamente ecuánime, el cañón del arma ha de someterse previamente a un descobrizado lo mas perfecto posible, cosa de la que avisa el fabricante.

También importante: es obvio que estos proyectiles subcalibrados no deben usarse nunca en armas provistas de frenos de boca, apagallamas o cualquier otro artefacto adherido al final del cañón.

Otra llamada de atención : aunque el retroceso con esta munición es casi inexistente, el estampido es muy desagradable y su pongo que es debido a su alta velocidad, por lo que no hay que olvidar llevar, como siempre, una adecuada protección de nuestros oídos y la no menos imprescindible, para nuestros ojos. Tampoco está de más comprobar que nuestros vecinos de puesto las llevan.

La prueba

Se realizó en un campo de tiro autorizado, a50mts., en un día luminoso y sin viento, utilizándose blancos normalizados.

En consecuencia con lo mencionado mas arriba sobre la limpieza del cañón, se hicieron primero los disparos con los proyectiles subcalibrados, tanto de aleación como encamisados.

Conclusiones

En mi opinión, no merece la pena mas allá de cómo ejercicio de estilo para un recargador que, si se obstina en experimentar (por ejemplo, con la mayor o menor distancia al comienzo del rayado, o con cargas muy bajas…), quizá pueda obtener una precisión comparable a la del cartucho normal y, de paso evitar el ruido excesivo. Para mi, como no es muy preciso, tampoco es interesante, sobre todo habiendo una variedad tan grande de cartuchos de pequeño calibre que gozan de una precisión excelente y en armas de un peso y tamaño perfectamente transportable.

Tampoco un arma combinada con un cañón, por ejemplo en 7x57R, por ejemplo y otro en 22 Hornet estaría mal…, por supuesto, con un sistema de centrado individualizado… o dos cañones grandes y uno pequeño… Bueno, pues esa puede ser una otra prueba divertida…

Javier Azañón

2 comentarios
30 jun. 2011 00:04
ajnr
las sabots era una de las opciones para poder disparar sobre zorros con un 300wmg pero no encontré nada fiable en cuanto a precision, con lo que aborté la idea.
un buen articulo, muchas gracias.
13 sep. 2012 22:09
Temeron
La funcionalidad que pretende esta opción de disparar un calibre menor en un rifle recamararado para un calibre de caza mayor "convencional", no parece ser muy efectiva.
En la vieja Europa hace un siglo que tenemos la solución para disparar sobre piezas de muy distinto tamaño con la misma arma. Pregúntenle a Austriacos y a los Alemanes.
El último párrafo del articulo la describe: Es el rifle combinado de dos cañones con calibres diferentes llamado BERGSTUTZEN.
Los hay de todas las combinaciones de calibres posibles.
Mi preferencia personal se decanta por el 7x65 mm R con el 5,6x50 mm R.
Mano de santo.
Buena Caza

 

Leer más
Otros artículos de Javier Azañón

Robla Solo Mil
(05/07/2011)

Limpieza de armas… para quienes odiamos hacerlo
(08/06/2011)

Artículos relacionados con 'Armas'

¡500 metros y zas…!
Alberto Aníbal-Álvarez

Browning A-5 Ultimate Partridges
J. P. Bourguignon

Rifle Bergara BX 11
Luis Pérez de León

Cuchillos de remate
Luis Pérez de León

El plomo en la carne de caza
Asociación Armera

Más +
Top 5 artículos más leídos

10 calibres para la nueva temporada
R. González Villarroel (194037 lecturas)

Los otros calibres que no son del 12
Pedro A. Suárez (148491 lecturas)

Diez razas de perros para disfrutar de la temporada
E. B. y J. A. C. (145987 lecturas)

Antes de salir de caza: ¿su escopeta le queda bien?
Gonzalo Gómez Escudero (109486 lecturas)

Rifles para caza mayor, pero... ¿Cuánta precisión se necesita?
Pedro A. Suárez (103451 lecturas)