Una buena herramienta de gestión

El éxito en la gestión de un terreno acotado depende de múltiples actuaciones y factores. Haciendo un repaso general a todas las acciones programadas, que llevamos a cabo para mantener la densidad de especies cinegéticas que habitan en nuestro coto, y en especial la perdiz roja, debemos seguir una serie de pautas, que creo es conveniente exponer.

Manuel Romero | 09/03/2011

5615 lecturas

En primer lugar, sería importante que los vecinos, con los que compartimos linderos, sean partícipes y colaboradores de nuestras claras intenciones de mantener y, si cabe, de incrementar el censo poblacional de la perdiz salvaje que habita en aquella zona.

Este aspecto es importante resaltarlo, pues en el caso de que exista un exceso de depredadores en la zona, y existan zonas limítrofes sin control alguno que permitan el refugio y el albergue de muchos de ellos, trasladándose a la zona que mimamos y atendemos diariamente, en la cual encuentran su sustento diario, sería un aspecto negativo que influiría en la buena gestión que pretendemos realizar en nuestro acotado.

El control, con autorización administrativa y utilizando medios legales, que debemos ejercer sobre los depredadores existentes en la zona es de gran importancia. si queremos mantener una población cinegética aceptable.

Además del balance periódico que hacemos sobre la incidencia que produce la factura de la depredación, existen otras actuaciones dignas de mencionar que debemos tener también en cuenta.

La siembra anual de cereales que realizamos en distintos puntos, que han de servir de alimento, es también de gran importancia. De igual manera. la existencia de distintos puntos de agua, repartidos en zonas estratégicas del terreno, para saciar la acuciante sed que irremediablemente se produce en los meses estivales. será otra actuación determinante, que tendrá que ir anotada en nuestra programación anual de gestión.

Es conveniente la renovación del agua, de forma periódica, en aquellos lugares donde el suministro lo hayamos realizado de forma artificial. Debemos evitar, por todos los medios, que la infección del agua sea el vehículo transmisor de enfermedades a la población perdicera.

La presencia de eriales y rastrojeras en el coto permitirán la existencia de alimentos insectívoros, que serán parte del sustento vital en las primeras semanas de vida de los bandos de perdices, que acudirán acompañados de los progenitores para deleitarse con pequeños saltamontes, y demás invertebrados, ricos en proteínas, tan necesarios en su desarrollo corporal.

De igual manera, es importante que existan linderos, zonas de ocultación y arbustivas que sirvan como posibles lugares donde la perdiz pueda ubicar su nido y valga, así mismo, de ocultación refugio a los bandillos recién nacidos, sobre todo ante la depredación que realizan diariamente sus enemigos aéreos y terrestres.

Ciertamente, una buena gestión de un acotado nos reporta la enorme satisfacción de comprobar cómo la población cinegética, no sólo se mantiene, sino aumenta, dentro de unos límites razonables.

Pero existe un hecho significativo sobre la población perdicera de la zona, que suele darse con frecuencia. A pesar de todos nuestros desvelos y atenciones diarias comprobamos, cómo en algunos lugares donde sólo se practica la caza mayor, la densidad de la perdiz va decayendo, de forma alarmante. con el paso de los años.

Se da la circunstancia en algunos terrenos, donde sólo se aprovecha la caza mayor, cómo existe una progresiva reducción en la población de la perdiz. Habría que buscar las causas de esa disminución de la densidad perdicera, empezando por resaltar el envejecimiento de la perdiz que allí habita y, por lo tanto, el escaso éxito reproductivo que tienen debido a la edad.

Efectivamente, una de las causas que llevan al descenso generalizado de perdiz en algunos cotos, es debido a las parejas infértiles que viven en ellos. Es conocido el comportamiento reproductivo de las hembras, con cierta edad, cuyas puestas decaen de forma alarmante. Es frecuente ver, en la época donde suelen verse bandos muy nutridos, a colleras solitarias que vagan por su territorio sin haber obtenido éxito alguno en su fase de reproducción.

También suelen verse bandillos con muy pocos miembros. que acompañan a sus progenitores. Las causas de estos mermados bandos habría que buscarla en el continuo ataque de los depredadores de la zona, al abandono del primer nido y la realización de una segunda postura con un menor número de huevos, a la climatología adversa que se ceba con los pollitos en los primeros días de su vida…

Pero también los motivos en este descenso generalizado, en el número de ejemplares que forman un bando, habría que buscarlos en el acoso que sufren las parejas más jóvenes por parte de los machos más viejos, autoritarios, y con un mayor poder ofensivo, que no dan reposo a las parejas colindantes de su querencia.

Me refiero a colleras con muchos años, que ni crían… ni dejan criar. Suelen imponer su dominio, no dejando que la mayoría de las nidadas de las perdices más jóvenes obtengan éxito.

En algunos casos provocan el abandono de la puesta, que casi tenían finalizada, parabuscarse un lugar algo más alejado de sus «viejos y camorristas vecinos». En estos casos, una segunda puesta, más reducida en el número de huevos, es la consecuencia directa que trae consigo el abandono forzoso del lugar.

En algunos acotados, conocedores de este hecho. realizan los que se denomina un clareo de machos viejos y de parejas estériles, que sólo acarrean un descenso progresivo de la densidad perdicera de la zona.

En este sistema la modalidad que se practica es la caza con reclamo, pues viene a ser una caza selectiva. Los machos viejos y dominadores de la zona son los primeros en acudir al reclamo, ya que acostumbrados a dominar a los de menor edad creen hacer lo propio con aquellos que, por sus cantos desconocidos, escuchan en su querencia.

En acotados con perdiz vieja, es muy extraña la entrada en plaza de algunos de los pocos pollos existentes en la zona, ya que en muchos casos les impiden hasta enviar respuestas sonoras a nuestro reclamo, dado el acoso al que son sometidos diariamente.

Es curioso comprobar cómo utilizando esta caza selectiva para eliminar algunos de los más viejos del lugar. y con el paso de varias temporadas, se incrementa la presencia de bandos más nutridos que llevan al aumento de la densidad perdicera de la zona.

A partir de este momento es importante llevar a cabo, todos los años, una caza sostenible que permita mantener el estado poblacional con un balance positivo. Para ello dejaremos zonas de reserva, e incluso otras zonas sin cazar sin comprobamos que el número de colleras es el justo para conseguir los objetivos cinegéticos que nos hemos programado.

Manuel Romero Perea
Fotos: Alberto Aníbal-Álvarez y shutterstock

7 comentarios
10 mar. 2011 13:32
egea
egea
Manolo no podia ser mas acertado todo lo que indicas en tu articulo, yo por mi experiencia cazo en un coto que reune todas esas condiciones y gracias a la gestion que se practica no baja la poblacion de perdices, como tu dices cazando el reclamo conseguimos eliminar las hembras y los machos viejos por ser los primeros que acuden a nuestro reclamo y asi dejan paso a los mas jovenes.
Las siembras tambien dan un magnifico resultado y por supuesto el control de alimañas y jabalies, este año tenemos que quitar mas de cuarenta puesto que hemos notado el aumento de la poblacion de los mismos.
Muchas gracias por tu articulos que como siempre nos ilustran y enseñan.
Un saludo
10 mar. 2011 15:45
Rafagua
Rafagua  
Como siempre Manolo, en tu línea.

Nos deleitas con buenos artículos, donde apreciamos tus conocimientos en ésta modalidad.

Un saludo.
11 mar. 2011 14:56
tonigeneral
LO SIENTO COMPAÑERO: ES MUY BONITO TU ARTICULO, PERO EN ABSOLUTO VALIDO, Y CON TODODS LOS RESPETOS: " CONFUNDE LAS CHURRAS CON LAS MERINAS".
LOS QUE HEMOS PASADO DE LOS SESENTA Y HEMOS CAZADO TODA LA VIDA EL RECLAMO, HEMOS OBSERVADO PRECISAMENTE LO CONTRARIO: EL GASTO LO HACEN LOS POLLOS NUEVOS, SIENDO DIFICIL EN UN PUESTO, POR BUEN RECLAMO QUE LLEVES MATAR UN "CARLANCO" DE MAS DE TRES AÑOS. pORQUÉ?: MUY SENCILLO: SE LAS SABE TODAS Y CON PLENA SEGURIDAD HA ESCAPADO DE VARIAS SITUACIONES COMPROMETIDAS EN EL PUESTO Y LAS RECUERDA PERFECTAMENTE, Y AUNQUE NO TIENE INTELIGENCIA PARA RELACINAR CAUSA-EFECTO, SU INSTINTO KLA SUPLE PERFECTAMENTE. Desde luego, tampoco impiden los "caucos viejos" aparearse a los jovenes por dos razones: la primera: a las pajaras viejas no las quieren ni viejos ni jovenes, pues no procrearan por viejas, y a las jovenes se las llevan los jovenes, por ser mas fuertes y wapos, y porque ellas los prefieren a los "caucos"- Creedme, en la naturaleza no se respeta la ancianidad, sino todo lo contrario, y por desgracia en los tiempos que corremos en la vida humana tampoco, y si lo dudadis , ybya habeis pasado la cuarentena, intentad ligar alguna "yogurina de menos de treinta años sin el apoyo de una buena situacion economica ( cartera , coche, etc, y vereis.
Bueno, en serio, lo que si era una buena herramienta cinegética en su dia( POR SUPUESTO EN MANOS DE UN GUARDIA EXPERTO, BUEN CONOCEDOR DEL TERRENO Y SUS POBLACIONES DE PERDIZ), era la caza con la hembra en el mes de abril-mayo-junio, segun territorios, pues esa si eliminaba los " caucos" que, al no haberse apareado, no dejaban a las hembras en paz, interrunpiendo su incubación, alimentacion, etc, y obligando a veces al macho, a abndonar la incubacion que realizaba mientras su compañera comia y se expansionaba un rato, para defenderla del "satiro cauco" incordiador.
Las explicaciones que ud da, con todos los respetos, tienen otro origen: DESDE QUE EN 1970 SE AUTORIZO LEGALMENTE CON LA NUEVA LEY DE CAZA LA CAZA CON EL RECLAMO, Y AUNQUE NO NOS GUSTE RECONOCERLO, SE HA PRODUCIDO UNA DEGENERACION DE LA ESPECIE- UNA SELECCION AL REVES- PUES SE HAN MATADO LAS PERDICES MAS VALIENTES, QUEDANDO PARA CRIAR LAS MAS COBARDES, QUE NO DEFIENDEN EL TERRITORIO A NO SER QUEN ESTEN APIÑADAS.
¿Y QUE SOLUCIONES TIENE ESO?. PUES LA RENOVACION DE SANGRE REPOBLANDO CON GRANJAS QUE PUEDAN GARANTIZAR PUREZA GENETICA Y SANIDAD TOTAL.
sI, NO SE ME ESPANTEN LOS PURISTAS: CON TODOS LOS RESPETOS, EL QUE PIENSE TODAVIA EN LA PERDIZ PURA DE CAMPO, O ES UN ALMA CANDIDA, O ES UN CARADURA QUE LO DEFIENDE PARA COBRRA A GUIRIS O NACIONALES POCO AVISADOS DIEZ MIL, O MAS PESETAS POR UNA PERDIZ MUERTA EN OJEO. HAGAN SI NO UNA SENCILLA REFLEXION: ¿SI NO EXISTIESEN LAS GRANJAS, HABRIA PERDIZ EN ESPAÑA? ¿ NO VERDAD?.
UN SALUDO Y PERDON SI HE PISADO ALGUN CALLO
14 mar. 2011 11:29
tibi
tibi   «La mejor de las vistas!!»
y el problema amigo Manolo es el de siempre y que no es otro que llevarla a la práctica. Todos sabemos que para que un Coto prospere se debe usar como mecanismo de gestión la caza selectiva, de hecho en los lugares dónde ésta se realiza, por regla general la abundancia de la especie es una realidad.
Un fuerte abrazo,
David/Jaulero.
22 abr. 2011 21:38
labradorozu
labradorozu
Lo que dice de "clareo" durante los meses de mayo-junio-julio,¿en qué comunidad autónoma está permitido? ...luego esa solución que aporta en su comentario no sirve.
Dice "...con toda seguridad se ha escapado de varias situaciones comprometidas en el puesto...." Si le hubieran oido decir ea expresión mi abuelo y mi padre (ya fallecidos) hubieran puesto el "grito en el cielo", los únicos pájaros que eran indultados, se les "chisteaba" para que se alejaran del tango pues el de la jaula no los recibia como "dios manda" los demás pasaab a "mejor vida" y jamás les ví fallar un pájaro desde la tronera. Luego lo de "situaciones comprometidas..." para un pajaro que entrara a un buen coquillero, sencillamente, para mi, no existe.
Lo de hembras y machos jóvenes y viejos, más valientes y más cobardes me parece una opinión muy, pero que muy subjetiva. Ya daré mi opinión, si surge, en otro momento.
Lo cierto y gracias al reclamo todos los años quito 6/8 machos viejos de mi coto (finca familiar de 900 has. en Toledo, solo la cazamos al salto) y apoyado en una, creo, buena gestión cinegética (siembra, bebederos, depredadores, etc. etc.) puedo presumir de tener una excelente "madre" de perdiz AUTOCTONA o PERDIZ PURA DE CAMPO , como dice Vds. y una de la razones, repito, es el control de machos viejos con el reclamo. Por eso D. Manuel Romero Perea está en lo cierto.

Saludos.
21 jun. 2011 11:17
wochecito
Leo con atención las opiniones de todos a algo que yo llevo dándole vueltas bastante tiempo: quitar algunos machos viejos de perdiz con reclamo y me asalta la duda...
¿Dónde encontrar a ese cuquillero reponsable que me ayude en la gestión?
25 oct. 2012 10:38
wochecito
Buenos días,


Este año me he decidido a quitar algunos pájaros de perdiz viejos en el reclamo.

Por supuesto, la perdiz es autóctona, porque nunca he querido entrar en las repoblaciones y lleva 6 años en los que apenas se han cazado en el coto. La zona es en Villamanrique, C. Real.

Aún no sé el precio que tendrá, pero será por pieza muerta hasta el número que estime que quiero que se cacen. Eso sí habrá de ser una persona seria y formal.

Si alguien está interesado, que contacte conmigo por mail en jfriassanchez@hotmail.com

Saludos

 

Leer más
Otros artículos de Manuel Romero

La postura de la campera abatida
(22/01/2016)

El puesto de las pedrizas
(03/01/2016)

La imagen del reclamo
(27/11/2014)

La ilusión de una nueva temporada del reclamo
(17/12/2013)

El reclamo y la tradición
(28/02/2013)

Más +
Artículos relacionados con 'Reclamo'

Sonrisas y lágrimas
Francisco Álvaro Ruiz de Guzmán-Moure

La imagen del reclamo
Manuel Romero

La ilusión de una nueva temporada del reclamo
Manuel Romero

El reclamo y la tradición
Manuel Romero

Temporada frustrada
Mª Carmen Pacheco

Más +
Top 5 artículos más leídos

10 calibres para la nueva temporada
R. González Villarroel (194095 lecturas)

Los otros calibres que no son del 12
Pedro A. Suárez (148591 lecturas)

Diez razas de perros para disfrutar de la temporada
E. B. y J. A. C. (146032 lecturas)

Antes de salir de caza: ¿su escopeta le queda bien?
Gonzalo Gómez Escudero (109514 lecturas)

Rifles para caza mayor, pero... ¿Cuánta precisión se necesita?
Pedro A. Suárez (103466 lecturas)

En el número de octubre:

  • Buenas perspectivas para conejos y liebres
  • A codornices, urracas y patos azulones
  • Las perdices han criado muy bien este año
  • Nueva campaña y buenas prácticas monteras