La pérdida de biodiversidad, la agricultura y la actividad cinegética

La pérdida de biodiversidad es un hecho innegable, como se puso de manifiesto a finales de 2010 en Nagoya (Japón), en dónde expertos de todo el mundo debatieron sobre cómo detener la pérdida de biodiversidad mundial en la 10ª Conferencia de las Partes (COP-10) de la Convención sobre la Diversidad Biológica (CDB).

Jesús Llorente | 01/03/2011

4768 lecturas

En 2001 la Unión Europea se comprometió a detener la pérdida de la biodiversidad en su territorio para el año 2010.

En el año 2002, cientos de países, signatarios de la Convención sobre la Diversidad Biológica (CDB), se comprometieron a reducir significativamente la pérdida de biodiversidad en el mundo también para 2010. Ahora se ha comprobado que dichos objetivos no se han conseguido.

En la 10ª Conferencia de las Partes (COP-10), la Agencia Europea de Medio Ambiente (EEA) ha presentado sus evaluaciones sobre la biodiversidad en Europa, que muestran que:

• La extinción de especies en la UE no se está produciendo tan rápidamente como en otras regiones y continentes, pero el porcentaje de especies amenazadas de extinción sigue siendo alto. Entre otros, el 25% de los mamíferos marinos, el 15% de los mamíferos terrestres, el 22% de los anfibios y 21% de los reptiles están en peligro de extinción.

• La fragmentación, la degradación y destrucción de los hábitats debido al cambio de uso del suelo constituyen las principales presiones y factores que provocan la pérdida de biodiversidad. Las zonas de agricultura extensiva, las praderas y los humedales continúan disminuyendo en toda Europa.

• Europa no puede cumplir con sus demandas de consumo dentro de sus propias fronteras y la brecha entre la demanda y la capacidad de producción ha crecido constantemente desde 1960.

• El impacto del cambio climático está empezando a surgir y las amplias implicaciones en el ecosistema aún no han sido plenamente reconocidas. Sin embargo, muchos ecosistemas se han degradado, lo que reduce su capacidad para responder a futuras crisis, tales como los efectos del cambio climático.

• La creación de la red Natura 2000 ha progresado bien en el medio terrestre, con cerca del 18% de la superficie de la UE designada.

• La legislación de la UE ha ayudado a reducir la presión sobre la biodiversidad. Por ejemplo, la acidificación y la eutrofización, por la acumulación excesiva de nitrógeno. También se han reducido los balances de nitrógeno de las tierras agrícolas.

Ante este escenario, y dada la importancia que el sector agrario tiene en la conservación de la biodiversidad, el reciente inicio de la negociación de la política agrícola Común (PAC) más allá del 2013 plantea importantes oportunidades. Ya se ha planteado incluir los beneficios públicos medioambientales como una de las justificaciones para la percepción de subvenciones. Parece lógico que se prime a aquellos modelos agrarios más sostenibles y que contribuyen a la conservación de la diversidad biológica. Por el bien de las especies silvestres y de las de caza en particular, esperemos que se consiga.

Jesús Llorente
Foto: Alberto Aníbal y Mayte Moreno

 

Leer más
Top 5 artículos más leídos

10 calibres para la nueva temporada
R. González Villarroel (197227 lecturas)

Los otros calibres que no son del 12
Pedro A. Suárez (154089 lecturas)

Diez razas de perros para disfrutar de la temporada
E. B. y J. A. C. (149137 lecturas)

Antes de salir de caza: ¿su escopeta le queda bien?
Gonzalo Gómez Escudero (111970 lecturas)

Rifles para caza mayor, pero... ¿Cuánta precisión se necesita?
Pedro A. Suárez (104249 lecturas)

En el número de noviembre:

  • Adelantar el tiro a jabalíes y venados
  • Un sabuesero norteamericano cazando el jabalí
  • ¿Volveremos a cazar bisontes en España?
  • Armas al detalle: Benelli Argo E Battue
  • Todo sobre los grandes ciervos
  • Lobo: el conflicto se encarniza
  • En busca del Springbok Grand Slam